epelpad

Altaïr Orígenes. Mi propia novela!

Hola gente cómo están? Espero que muy bien. Bueh, ésta vez les traigo una novela que se me fue ocurriendo. Trata sobre los orígenes de Altaïr, el asesino mejor conocido por el juego Assassin's Creed.

La cosa es que ésta novela no tiene nada que ver con la historia de Altaïr pero como no me gustó la historia decidí crear la mía propia Así que me gustaría que omitan los comentarios diciendo "AY PERO ÉSTO NO TIENE NADA QUE VER CON ALTAÏR. ASÍ NO PASÓ EN REALIDAD!!"

Bueno. Sin nada más que decir. Acá va la primera parte que escribí hace poco. Son recién el prólogo y 2 capítulos pero mientras la vaya escribiendo iré editando la página y agregaré más capítulos.


Altaïr Orígenes. Mi propia novela!


Prólogo

Llovía. Dos jóvenes muchachos de unos 17 años de edad cada uno corrían desesperados ante una tempestad que cada vez los asotaba con más firmeza. Sin soltar la mano de una mujer en pleno llanto, Umar Ibn La'Ahad: Un hombre perseguido en toda la ciudad de Masyaf, acusado del homicidio de una persona cuyos ideales superaban los límites del pueblo, buscaba un refugio en donde dejar a su único hijo, Altaïr. El niño de apenas unos días no tenía idea de las aventuras que iba a tener a partir de ése momento. A lo lejos se escuchó un grito de guerra muy conocido por la gente de la ciudad, ambos se detuvieron, sin ninguna palabra Umar entregó al niño a los brazos de la mujer cuya identidad era desconocida y le hizo un gesto para alejarse del lugar. La mujer preocupada, dio media vuelta y se marchó sin siquiera despedirse, puesto que llevaba prisa por el niño. No se supo más de Umar, pero el gesto que dirigió hacia ella hizo creer que todo estaría bien, o al menos éso es lo que ella pensaba.

La mujer siguió corriendo bajo la lluvia que se abalanzaba sobre ella, ni un alma en la ciudad. Excepto la de un hombre, un anciano más específicamente. Un viejo que con un movimiento brusco saltó en frente de ella y con una mirada amenazante dijo: "Hijo de Umar Ibn La'Ahad, su legado se producirá en tu memoria, aquí y ahora." La mujer no tenía ni idea de lo que él estaba hablando así que gritó e intentó seguir corriendo pero fue inútil ya que fue alcanzada por una hoja que el anciano ocultaba debajo de la manga. La mujer cayó al suelo junto con el bebé, quien lloraba desconsoladamente por el fallecimiento de su madre. El anciano recogió al niño del suelo, y levantándolo en el cielo dijo: "Altaïr Ibn La'Ahad, yo, Al Mualim, te entrenaré en el arte de el asesinato, en el momento en que estés listo." Bajó al niño y murmuró en silencio: "Que la paz... sea contigo, Umar." Al decir éstas palabras se esfumó en el aire cual humo de chimenea, y bajo la lluvia, bajo el cadaver de la esposa de Umar, quedaba el recuerdo, el recuerdo de un inocente niño sobre su origen.


Capítulo 1 - Recuerdos

Una de las partes del entrenamiento que Al Mualim, mentor del Credo de los Asesinos, le proveía a los iniciados en éste arte era que, según sus palabras, antes de pensar en cuidar a alguien más debían saber cuidarse a sí mismos. Los jóvenes asesinos, osea, los principiantes comenzaban su vida siendo huérfanos, sin ninguna figura alterna que pudiera interferir en su evolución natural. Al Mualim controlaba varias ciudades de Siria, entre ellas Jerusalén, Acre y Damasco pero su base central estaba en la ciudad de Masyaf.

Altaïr estaba en Damasco, ciudad donde se crió desde su primer encuentro con Al Mualim, cuando empezó a desarrollar ciertas habilidades que ningún otro novicio en el arte del asesinato había hecho. Altaïr siempre fue algo indiferente con la gente, nunca mostró mucha compasión y pensaba en sí mismo. No creía en ninguna religión ni tampoco en sus dioses, el sólo sabía que debía cumplir el legado de su padre por alguna razón.

"Hacía mucho calor ése día, más de lo que estabamos acostumbrados. Las cargas nos pesaban, las cosechas no germinaban y los niños reían y jugaban, excepto aquel de la capucha blanca, ése tenía una mirada fría y sólo pensaba en caminar y seguir sobreviviendo a costa de los demás. Lo ví varias veces robando la comida de los almacenes. Interceptaba cargas de los muelles para tener comida para él. Nunca se detenía. No tenía refugio, casa, amigos, familia, nada. Sólo se lo veía deambulando como un fantasma."
Año 1177 - Diario de un campesino de Damasco.

"Altaïr!!" - Se escuchó un grito a lo lejos. Él reconoció la voz y fue corriendo por las calles de Damasco llamando la atención de la gente. Llegó y vio un hombre encapuchado al que solo se le veía la barba.
- "Quién eres y cómo sabes mi nombre?" Preguntó el niño de apenas 12 años.
- "He venido a buscarte. La primera parte de tu entrenamiento ha finalizado pero aún te falta mucho por aprender." Dijo el anciano con una voz suave y tranquila mientras le apoyaba la mano al hombro.
- "Contesta! Cómo sábes de mí!" Respondió Altaïr agresivo sacando la mano del anciano de su hombro.
El anciano se sacó la capucha y miles de recuerdos se le vinieron a la cabeza, dejando a Altaïr en un estado de coma. El viejo se volvió a poner la capucha y se alejó con el muchacho.
Cuando llegaron a la fortaleza que Al Mualim tenía en Masyaf, él dejó al niño en una alfombra mientras miraba la ventana a la espera de que el niño despierte. Después de unos minutos logró recobrar la consciencia.
- "Anciano, dónde estamos?" Dijo Altaïr algo desorientado.
- "Primer punto. Respeto" Dijo algo autoritario. "Soy tu maestro y debes tratarme como tal. Mi nombre es Al Mualim, y soy el mentor del credo de los asesinos. Tú eres Altaïr Ibn La'Ahad, hijo de Umar Ibn La'Ahad, el gran asesino hoy fallecido. Y como tal, debés asumir el legado de tu padre y convertirte en un asesino."
- "Qué?! Un asesino dijo?! O sea, tengo que matar?!" Dijo Altaïr desesperado.
- "Sólo a aquel que debas. Recuerda, novicio, que nuestra orden se rige por 3 simples leyes que debes respetar por toda tu vida. La primera: Aparta tu hoja de la carne del inocente. Sólo debes asesinar al que se te ordene. La segunda: Discreción, una parte muy importante a la hora de asesinar es no llamar la atención y ser uno más del montón. Y la última: Nunca comprometer al credo. No debes hacerlo directa ni indirectamente. Comprendido?" Cuestionó Al Mualim.
- "Creo que sí anci... Maestro". Dijo Altaïr confundido.
- "No quiero dudas. Entendido?"
- "Sí Maestro." Dijo Altaïr.
- "Bien. Abbas!" Llamó Al Mualim a otro niño que se encontraba ahí.
- "Hola Altaïr. Me llamo Abbas Sofian" Dijo él hacia Altaïr.
- "Abbas será tu compañero en el arte del asesinato. Recuerda siempre trabajar en equipo con él." Dijo Al Mualim. "Abbas tiene algo más de experiencia que tú en combate por eso te pido que escuches y atiendas sus consejos y órdenes. Entendido?"
- "Un compañero? No sería un estorbo?" Dijo Altaïr inconforme con la idea.
- "No, nunca lo es. Nunca está de más un amigo que te ayude con ésta pesada tarea así que espero que ambos se lleven bien. Vayan con Labib, él les enseñerá a luchar." Luego de éstas palabras, Al Mualim volteó y se puso a leer un libro de la gigantesca librería que había detrás de él. Abbas fue a donde se encontraba Labib. Altaïr lo siguió, seguía confundido.


Capítulo 2 - El Entrenamiento

Los vi llegar a donde me encontraba, ambos tenían la misma edad, el mismo tamaño, la misma complexión física. Pero sin duda no tenían las misma ideologías.
- "Señor. Al Mualim nos ha dicho que usted nos enseñaría el arte de la lucha" Dijo Abbas con una sonrisa. Altaïr era indiferente a la situación.
- "Eh, Abbas, cómo te encuentras hoy? Y quién es el que te acompaña?" Dijo Labib, un hombre adulto y joven experto en las armas, vestido con una armadura ligera típica de los sirios, siempre hablaba con un tono de tutor amable.
- "Él es Altaïr, es mi compañero. Al Mualim lo trajo hoy."
Altaïr dijo algo tímido: "Hola."
- "Hola Altaïr, soy Labib, tu nuevo tutor. Bueno, vamos ahora a la sala de entrenamiento." Y con ésas palabras Altaïr, Abbas y Labbib atravesaron una gran puerta de hierro esculpida con variadas formas de serpientes y el inconfundible logo del credo. Entraron en una habitación en donde se encontraba una armería con espadas y escudos y muchos guardias luchando, otros hablando pero ningún niño. Abbas y Altaïr miraron a su alrededor buscando a alguien de su edad pero no encontraron a nadie.
Altaïr se armó de valor y pronunció algunas palabras: - "Señor Labib, no entrenaremos con ésos guardias? O sí?"
- "Sí, por supuesto que sí. Yo los he visto desenvolverse en el terreno urbano así que éstos guardias no son competencia para ustedes." Dijo Labib confiado. Abbas y Altaïr se miraron confundidos y asustados pero como pudieron entraron a escena. Los tres dieron unos pasos y Labib gritó: "Escuchadme compañeros!" Todos voltearon para escuchar las palabras de Labib. - "Hoy se unirán dos pequeños asesinos. Abbas Sofian y Altaïr Ibn La'Ahad!" Cuando escucharon ése apellido todos se sorprendieron y murmuraban entre ellos. Labib continuó: "Quién quiere ser el primer voluntario en ayudarme a enseñarle los fundamentos de la lucha a éstos novicios?" Preguntó Labib a la multitud de guerrerros que aún seguían en estado de shock. En el aire se escuchó un grito: "Yo!" Todos voltearon dejando paso a un muchacho de la misma edad de Altaïr pero que se veía algo mayor en comparación y tenía la misma vestimenta que ellos pero con algunos detalles extras como la capucha de otro color y unas hombreras. Malik, el muchacho, se acercó a Labib y le dijo: "Con su permiso yo entrenaré junto con éstos novicios." Dijo con una voz algo arrogante. Labib respondió: "Bien, Malik, ellos son Abbas y Altaïr. Vayan a buscar las armas a ése estante de allá. Cojan sólo una espada corta." Mientras ellos iban Labib volteó y había un guardia detrás. Éste le dijo:
- "Ése... ése niño... dijiste que su apellido... era Ibn La'Ahad?" Dijo algo asustado.
- "Sí, éso fue lo que dije. Por qué?" Cuestionó Labib confundido.
- "O sea que... es hijo de..." No terminó la oración.
- "Sí, hijo de Umar. El maestro asesino."
- "Pero... Umar nunca tuvo hijos. O sí? Quién era la madre? El niño sabe ésto?" Interrogaba el guardia.
- "Ya basta de preguntas y continúa entrenando." Terminó la conversación Labib y se retiró junto con los niños que estaban hablando sobre las armas.

- "Bien, estais listos?" Dijo Labib en un tono amable.
- "Sí, por supuesto." Respondió Malik.
- "Bueno, vamos al círculo de batalla." Dijo Labib y se dirigieron a un círculo cerrado por unas vallas de acero. Los tres entraron y Labib gritó: "Comiencen!"
Malik y Abbas se pusieron en guardia pero Altaïr no tenían idea de como hacerlo así que Malik se acercó y comenzó a aconsejarle sobre la pose.
- "A ver, tienes que abrir un poco más las piernas y flexionarlas para mejorar el movimiento en combate. Levanta los brazos para no dejar ningún punto débil que no puedas bloquear con la espada. Recuerda que ésta es un arma rápida de movimientos bruscos y ágiles. Debes aprender a usarla para ser un gran asesino." Decía Malik en tono de Tutor. Altaïr solo asentaba con la cabeza e intentaba imitar a Malik. Luego de varios intentos enseñárle, Malik dijo: "Bien ya estás listo. Ahora atacame." Altaïr ni siquiera asentó con la cabeza, gritó y lanzó un feroz ataque a Malik en el estómago con su espada, Malik pudo esquivar el ataque porque fue tan rápido que no fue capaz de bloquearlo. "Espera! Estamos entrenando, no deberías golpear de ésa forma." Dijo Malik algo preocupado. Altaïr se disculpó y continuaron.

Así fue pasando el día, un largo día en la sala de entrenamiento. De lejos se comenzaba a ver el sol ocultarse detrás de una montaña y los tres niños salían de la sala. Malik y Abbas hablaban sobre que harían mañana y Altaïr seguía indiferente, nunca había tenido amigos y ni siquiera hablaba con nadie cuando estaba solo. Abbas y Altaïr se despidieron de Malik y fueron a una habitación que su tutor, Labib, les había preparado. Sin decir una palabras se acostaron sobre unas almohadas y durmieron hasta el amanecer. Los despertó una campana que sonaba solamente cuando había problemas graves en la ciudad. Abbas conocía la rutina que debía hacer si ésto ocurría, se vistió y salió por la puerta apurado. Altaïr seguía durmiendo.


Recuerden que ésta novela aún está en progreso y si lo desean, en los comentarios pueden darme algunas ideas o modificar algo de la historia y yo con gusto la leeré y agregaré al texto.

Editado: 24/07/13 06:45 a.m.

Si quieren saber cuando subo el siguiente capítulo, acá al final del post tenés el botón SEGUIR que te va a avisar en las notificaciones cuando edito el post.

Gracias por leer la novela y si quieren que la siga dejen sus comentarios!!

- Diego Santos

12 comentarios - Altaïr Orígenes. Mi propia novela!

gh0nzha
La voy a leer ahora. Pero un consejo, cambia la Comic Sans o como sea de los capitulos
Diegosantost +1
Ok ahora lo hago
gh0nzha +1
@Diegosantost Mañana van +10 haceme acordar.
Diegosantost
@gh0nzha Ehjejem (?
huexo +1
si veo una novela llamada juanito y los clonosaurios sabre que ud. robo mi idea.
buen post! +10
Diegosantost
Jaja gracias y no, nunca se me dió por hacer una así xD
GhosRecx -5
Enserio queres que leamos toda esta mierda? hdp
Diegosantost +3
Jaja es dependiendo. Hay gente que le gusta leer pero si leíste en el título "Mi propia novela" sabías que tendrías que leer
tumber87 +1
@Diegosantost no le des bola al virgo ese si nadie lo quiere, muy buena novela
DeGreo +1
Excelente. Estaría bueno que desarrolles las posibles explicaciones que Altair le da a la muerte,el hecho de ser él el que trae la muerte hacia los demás,estaría bueno mostrar un momento de debilidad en el que no se sienta fuerte para afrontar el hecho de ser un asesino.
Mis felicidades!
Diegosantost
Creed

xD Es la primera vez que hago una novela y voy a ver si le agrego lo que me dijiste, que sinceramente no entendí mucho xD Gracias igual master!
sergi_1980
Y Trata de hacer mas decriptivas las conversaciones y lugares y estaria bueno un buen tema filosofico escondido en la novela como la muerte o alg asi
Diegosantost
@sergi_1980 Ahhh, éso lo entendí xD Ok. Mañana lo edito bien, bien
nanopinus
porq tiene 2 puntos la i?
Diegosantost
Es un nombre sirio. En realidad no se escribe Altair, se escribe Altaïr con Diéresis [¨]. Pero se pronuncia igual
sergi_1980 +1
como por ejemplo describi mas damasco y trata sacar esa omnipresencia medio que si llama altair que esa altair en primera persona
Diegosantost
Osea, vos decís como que Altaïr vaya narrando la historia?
sergi_1980
@Diegosantost Si asi queda algo mas sensitivo que el juego ya que sino seria como en el juego no se si me entendes igual podes mezclar entre la historia contada como altair y otra forma de contar la historia.
La gracia seria sentir al lector como si fuera altair o que sienta lo que el sentia algo diferente al juego
DeGreo
Altair en su códice dice lo siguiente,quizá te pueda dar pie para crear algo: "Con el tiempo, una frase que se pronuncia muchas veces y en voz alta se convierte en verdad establecida. Siempre, claro está, que acalles toda oposición. Pero si tienes éxito y acabas con tus adversarios, entonces lo que queda es, por defecto, la verdad".
Eso es filosofía pura,se trata de eso la saga.
Diegosantost
Filosofía, éso era lo que me faltaba Gracias!
Diegosantost
Estuve releyendo éste capítulo y el capítulo que estuve haciendo ahora (el 2) y me di cuenta de que más que una novela algo filosófica ésta novela es mas un "cuento" por llamarlo de ésa manera y habla sobre los lazos que tuvo en su nacimiento y sobre su familia más allá de lo que hace después como el Códice o convertirse en un Maestro Asesino y todo éso. Es una novela para entretenerse e imaginarse estilo "Qué pasaría si..."
Pabli_09
Para crear una historia totalmente nueva era más fácil crear otro nombre y tener un libro 100% de tu propiedad. Igual, buena historia, seguí así.
Diegosantost
Jaj es que por éso. La historia ya estaba, el juego el personaje, todo. Pero no me gustó (en mi opinión) así que decidí crear ésta historia. Quizás si me da el tiempo y sigo inspirado (? podría darle un nuevo toque al credo y crear u otro asesino u otra historia xD Gracias
GunShoot

Diegosantost
Hermosas palabras. Pero sinceramente prefiero a Altaïr xD
OMEGA492 +1
al
Diegosantost
Jajaja qué carajo? xD Jajaa

propia