epespad

Cuentos infantiles. Versión de Charles Perrault.

Cuentos infantiles. Versión de Charles Perrault.


Los cuentos que nos contaban desde niños tienen temas como violaciones, malos tratos y abandono de niños, por ejemplo, si analizamos la versión original de “La Bella durmiente” no tiene un final feliz. Una vez la princesa es despertada con un beso, comienzan los verdaderos problemas para la joven. Violada, abandonada y sus hijos ilegítimos se ven amenazados por el canibalismo.
En este post hablaremos de Charles Perrault, al principio, y finalmente de Lewis Carroll
Charles Perrault es uno de los autores que más ha contribuido a inmortalizar nuestros cuentos de hadas predilectos. Sin embargo, Perrault no dio origen a todos ellos, muchos de sus cuentos ya existían en la tradición oral, y algunos se habían recogido por escrito.
Charles Perrault y los hermanos Grimm escribieron lo que se conoce como cuentos de hadas “clásicos”. En cambio, Hans Christian Andersen, en el siglo XIX, narró lo que los folkloristas denominan cuentos “artísticos”. Éstos fueron cultivados en el período del romanticismo alemán y, aunque enraizados en la leyenda popular.

Charles Perrault nació en París en 1628. Quinto y último hijo de un autor distinguido y miembro del Parlamento, su madre le enseñó a leer a muy temprana edad. Por la noche, después de cenar, había de repetir ante su padre, y en latín, todas las lecciones aprendidas durante el día. En su adolescencia, Perrault se rebeló contra esta rigidez pedagógica, abandonó el aprendizaje sistemático y siguió estudios de diversas materias, de acuerdo con su talante y sus inclinaciones. Con ello adquirió conocimientos de numerosos temas, en ninguno de los cuales llegó a profundizar verdaderamente. En 1651, para obtener un título que le permitiera practicar el Derecho, sobornó a sus examinadores y adquirió las credenciales académicas. La abogacía no tardó en aburrir a Perrault. Se casó y tuvo cuatro hijos y el mismo número de cargos en la administración gubernamental. Descontento también con su trabajo como funcionario público, se dedicó finalmente a escribir los cuentos de hadas que narraba a sus hijos. Charles Perrault había encontrado por fin su vocación.

En 1697, se publicó en París su memorable libro “Cuentos de otros tiempos”. Contenía ocho narraciones que consiguieron un renombre mundial que todavía conservan. Sus títulos eran los siguientes: “La bella durmiente del bosque”, “Caperucita roja”, “Barba azul”, “El gato con botas”, “Diamantes y sapos”, “La Cenicienta o la zapatilla de cristal” y “Pulgarcito”. El octavo cuento, acaso no tan famoso, “Riquet el del copete”, era la historia del idilio de un príncipe deforme con una princesa hermosa pero boba. En este libro se recogen las versiones que conocemos hoy en en día de los cuento infantiles, ya que anteriormente estos se habian distorsionado


LA BELLA DURMIENTE (1636, Italia)

Lewis Carroll


“La bella durmiente del bosque” era el primer cuento del libro que Charles Perrault publicó en 1697. Se trata de la versión que todavía contamos hoy, pero no reproduce en su totalidad la historia original, ya que Perrault omitió muchas de las tremendas peripecias de la hermosa princesa. La primera versión del cuento fue publicada en Italia, en 1636, por Giambattista Basile en su colección titulada “Pentamerone”.

En esta “Bella durmiente” napolitana, unos sabios advierten a un gran rey que su hija recién nacida, Talía, corre el peligro de pincharse con una astilla envenenada oculta entre lino. Aunque el rey prohíbe que entre una sola fibra de lino al palacio, Talía, siendo ya una adolescente, encuentra una rueca para hilar lino, inmediatamente se pincha con una astilla debajo de una uña, y cae muerta.Agobiado por la pena, el rey deposita el cadáver de su hija sobre un paño de terciopelo, cierra las verjas de palacio y abandona para siempre su bosque. En este punto, nuestra versión moderna y la original divergen. Un noble que caza en el bosque descubre el palacio abandonado y el cuerpo inerte de la princesa. En vez de limitarse a darle un beso, la viola y se marcha. Nueve meses más tarde, la durmiente Talía da a luz a dos gemelos, un niño y una niña llamados Sol y Luna. Los pequeños son cuidados por las hadas. Un día, el niño chupa el dedo de su madre y extrae la astilla envenenada, con lo que Talía recupera el conocimiento. Pasan los meses y el noble, recordando su agradable encuentro con la rubia y bella durmiente, visita de nuevo el palacio y la encuentra despierta. Le confiesa que él es el padre de los dos pequeños, y el noble y Talía viven un idilio de una semana antes de que él la abandone de nuevo... para volver junto a su esposa, de la que nunca hace mención. A partir de aquí, la historia original adquiere un carácter cada vez más rebuscado y gratuito. La esposa del noble se entera de la existencia de los hijos bastardos de su marido, los hace prender y los entrega a su cocinero, con la orden de que degüelle a los dos pequeños y con sus carnes prepare un sabroso guisado. Y cuando su esposo casi ha terminado lo que hay en su plato, ella le anuncia malignamente: “¡Te estás comiendo lo que es tuyo!”. Durante algún tiempo, el noble cree haberse comido a sus hijos pero resulta que el cocinero, hombre de buen corazón, puso a salvo a los pequeños gemelos y los sustituyó por carne de cabra. La enfurecida esposa ordena que Talía, también capturada, sea quemada viva en una hoguera, pero la Bella Durmiente es salvada en el último instante por el padre de sus hijos.

basile


CAPERUCITA ROJA (1697, Francia)


blancanieves


Este cuento es uno de los más breves y también de los más famosos de Perrault. Los historiadores no han encontrado de él una versión anterior. Tanto la abuela como Caperucita son devoradas. El lobo, tras haberse comido a la abuela, inicia con Caperucita.
Charles Dickens confesaba que Caperucita fue su primer amor, y que cuando era niño anhelaba casarse con ella. Más tarde escribió que deploraba amargamente “la crueldad y el talante traicionero de aquel lobo hipócrita que devoró a la abuela de la niña sin que ello mitigara en absoluto su apetito, y después se comió a Caperucita tras haberle gastado una broma feroz respecto a sus dientes”.

De hecho, varios escritores objetaron contra el terrible final del cuento de Perrault y aportaron el suyo propio. En una popular versión británica de 1840, Caperucita, a punto de verse atacada por el lobo, empieza a gritar, y “su padre y otros leñadores acudieron corriendo; al ver al lobo, lo mataron en el acto”. Durante el mismo período, los niños franceses escuchaban un final distinto. El lobo se dispone a abalanzarse sobre Caperucita, cuando entra por la ventana una avispa y le pica en el hocico. Los alaridos de dolor del lobo alertan a un cazador que pasaba por allí, el cual dispara una flecha “que atravesó la oreja del lobo y lo mató en el acto”. Tal vez la más siniestra de todas las versiones surgió en Inglaterra a fines del siglo XIX. Este cuento popular termina con el lobo reuniendo la sangre de la abuela en botellas, con las que después invita a beber a la confiada Caperucita. Es interesante señalar que, si bien todas las revisiones se esfuerzan en salvar a Caperucita, ninguna respeta la vida de la abuela.
Cien años después de Perrault, los hermanos Grimm aportaron otra versión, la única en la que la abuela se salva. El lobo atiborrado después de haber dado cuenta de la abuela y de Caperucita, se queda dormido. Sus sonoros ronquidos llaman la atención del cazador, que entra en la casa, intuye lo que ha ocurrido y abre el vientre del lobo con unas tijeras. Aparece en seguida Caperucita, que exclama: “¡Qué oscura estaba la barriga del lobo!”. Después hace su aparición una abuela exhausta, despeinada y silenciosa, y finalmente el lobo es expulsado de la casa.
Creen los folkloristas que antes de que Perrault inmortalizara la “Caperucita roja” escribiendo el cuento con su ágil estilo, la historia existía ya en la tradición oral, y tal vez datara de la Edad Media.

hermanos grimm


LA CENICIENTA (siglo IX, China)


la bella durmiente


La historia de la Cenicienta se considera el cuento de hadas más popular del mundo. Es posible que tuviera mil años de antigüedad como mínimo, en diversas formas escritas y orales, cuando Perrault lo transcribió. En muchas de esas versiones se describía la brutal mutilación de los pies a que se sometía a las mujeres, en el vano intento de que pudieran calzarse la misteriosa zapatilla.

El cuento, tal como se les narra hoy a los niños, que la pobre niña logra asistir a un baile suntuoso gracias a la benevolencia de una hada madrina, se debe enteramente a Charles Perrault. Según este cuento, las tres feísimas hermanastras de la muchacha obligan a ésta a vestir harapos. En vez de una hada madrina que satisfaga sus deseos, Rashin Coatie tiene un carnero mágico, al que su maligna madrastra mata y asa vengativamente. Transida por el dolor, Rashin Coatie, que anhela asistir a un baile, formula el deseo de un vestido nuevo ante los huesos del carnero. Ataviada con “«el más lujoso” de los vestidos, cautiva a un príncipe y, al volver apresuradamente a casa, pierde una preciosa zapatilla. Puesto que el príncipe quiere casarse con la muchacha que demuestre ser la propietaria de la zapatilla, la madrastra corta los dedos de los pies de su hija mayor, y como el pie todavía es demasiado grande, le rebana el talón. El príncipe acepta a la hija fea y secretamente mutilada, pero más tarde un pájaro le revela que el pie que oculta el zapato no está entero... y que Rashin Coatie es la bella muchacha a la que él anda buscando. El príncipe se casa con ella y “siempre más vivieron felices”. En numerosas versiones europeas antiguas del cuento, el pie de la hija más fea es mutilado para que pueda introducirse en una zapatilla de raso, cuero o piel, y algún tipo de pájaro advierte del engaño al príncipe. En el cuento francés, que Perrault oyó contar en su infancia, este calzado parece ser de una piel jaspeada. Pero Perrault percibió los méritos de una zapatilla de cristal cuyas dimensiones no pudieran alterarse y que fuera transparente. Su captación de lo llamativo que resultaba el cristal resalta en su elección del título: “La Cenicienta o la zapatilla de cristal”.
La más antigua versión fechada de este cuento aparece en un libro chino escrito entre los años 850 y 860 d.C. En ella, Yeh-hsien es maltratada por una madrastra de mal genio, que la viste con harapos y la obliga a sacar agua de pozos de peligrosa profundidad.


Barba Azul


EL GATO CON BOTAS (1553, Italia)


Charles Perrault


Tal como lo narró Charles Perrault en 1697, Le Chat Botté es el cuento más famoso en todo el folklore de animales que auxilian al hombre. Pero este gato, en versiones anteriores y posteriores del cuento, es un modelo del artista del delito. A fin de adquirir bienes para su amo empobrecido, el astuto gato, provisto de un soberbio par de botas, miente, estafa, amenaza y roba. Al terminar el cuento, todas sus estratagemas han dado brillantes resultados y el lector se despide de un Gato con Botas, soberbiamente ataviado, que alterna en los más altos círculos de la corte. El cuento sugiere que el delito paga dividendos.

Este cuento apareció en el “Pentamerote” de Basile. Un mendigo napolitano fallece y lega a su hijo un gato. El hijo se queja amargamente de esta parca herencia, hasta que el gato le promete: “Yo puedo enriquecerte, si me da la gana”. Al igual que en el cuento de Perrault, el gato italiano, miente y planea su camino hasta la riqueza. Incluso engaña al rey para que ofrezca a la princesa en matrimonio a su dueño, y sigue intrigando hasta que el monarca aporta una dote lo bastante generosa para que el amo del gato pueda adquirir propiedades. El amo había jurado al gato que, como recompensa, al morir, sus restos serían depositados en un magnífico sarcófago de oro. A título de prueba el gato se finge muerto y pasa entonces por la humillación de oír a su amo bromear acerca del lujoso atuendo del felino y de su conducta inmoral, y se entera de que su dueño se propone arrojar por la ventana su cadáver. Indignado,el gato se incorpora de un salto y abandona precipitadamente la casa, para no volver más a ella. En las últimas líneas de Perrault corre mejor suerte: “El gato se convirtió en un gran señor, y nunca más volvió a perseguir a los ratones, como no fuera para divertirse”. La semejanza entre el cuento italiano y el de Perrault es notable en muchos aspectos, con la excepción de que el gato carecía de botas y de que la hacienda de su amo fue adquirida con dinero de la dote matrimonial. No obstante, los folkloristas aseguran que Perrault no conocía el libro de Basile. Hubo sin embargo una versión italiana del cuento, todavía más antigua, que acaso pudo influir tanto a Perrault como a Basile.

HANSEL Y GRETEL (1812, Alemania)


charles perrault cuentos


Este cuento, en el que dos chiquillos burlan a una bruja que se dispone a acabar con ellos, lo debemos a los hermanos Jacob y Wilheim Grimm, que hacia 1807 empezaron a redactar los cuentos que les narraban aldeanos y campesinos cerca de la ciudad de Kassel, en Alemania.
En total, los dos hermanos recopilaron 156 cuentos, varios de ellos similares a los transmitidos por Charles Perrault, por ejemplo “La Cenicienta” y “El Gato con botas”. “Hansel y Gretel” les fue contado a los dos hermanos por una joven llamada Doretchen Wiid, que años más tarde se convertiría en la esposa de Wilheim Grimm.

“Hansel y Gretel” no sólo era conocido a través de la tradición oral alemana. Una versión que circulaba en Francia ya en el siglo XVII presentaba una casa, pero no de mazapán sino de oro y piedras preciosas, en la que una niña, prisionera de un gigante, acaba haciéndole caer en su propio horno. Pero fueron los hermanos Grimm quienes inmortalizaron el cuento para deleite de las futuras generaciones.En Alemania, el cuento perdió popularidad después de las atrocidades de Hitler. Poco después de la guerra se celebró en Munich una importante exposición de libros infantiles, y muchas personas protestaron contra la incineración de un adversario en un horno, tal como narra el cuento.

BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS (1812, Alemania)


logica simpolica


Los hermanos Grimm fueron los primeros en combinar astutamente, en un inmortal cuento de hadas, elementos como la juventud radiante, la belleza que se marchita y la rivalidad femenina. Sin embargo, la suya no fue la primera versión del relato. El “Pentamerote” contiene un cuento en el que una hermosa niña de siete años, llamada Lisa, cae sin sentido al clavarse un peine entre sus cabellos. Depositada en un sarcófago de cristal (como Blancanieves), Lisa sigue creciendo (como Blancanieves, que también cuenta siete años al ser abandonada) y se hace cada día más hermosa. Una pariente, envidiosa de la belleza de Lisa, jura acabar con ella (tal como la reina celosa decide matar a Blancanieves), y con este propósito abre el sarcófago. Pero al arrastrar a Lisa por los cabellos, se desprende la peineta y la bella muchacha vuelve a la vida.

El cuento de Basile parece ser el primero basado en la historia de Blancanieves. No se puede afirmar que los Grimm, al escribir su versión de “Blancanieves” (nombre que ellos dieron a la niña) doscientos años más tarde, conocieran a fondo la leyenda italiana. Walt Disney llevó a la pantalla en 1938 la versión de los Grimm, en el primer filme de dibujos animados de largo metraje.

BARBA AZUL (1697, Francia)

Cuentos infantiles. Versión de Charles Perrault.

En “La Barbe Bleue” de Charles Perrault, el protagonista principal es un rico señor que prohíbe a su nueva esposa abrir una puerta en su inmenso castillo. Desobedece, y descubre los cadáveres de las anteriores esposas. Sólo en el último instante logra ella escapar de la muerte.
Historias similares acerca de una habitación prohibida, la curiosidad de una esposa y el rescate de ésta en el último momento, existen en el folklore de Europa, África y Oriente, pero la versión de Perrault, de 1697, se juzga basada parcialmente en un caso verídico: los odiosos crímenes de Gilíes de Rais, mariscal de Francia en el siglo XV, a quien se condena por haber torturado y dado muerte a ciento cuarenta chiquillos, tras haber abusado sexualmente de ellos. El célebre proceso de Gilíes de Rais, acusado de satanismo, secuestro y asesinato de menores, dejó estupefacta a la Europa de aquella época, y el caso seguía siendo objeto de discusión en los tiempos de Perrault, a quien fascinaba el personaje.

Alicia en el país de las maravillas


Lewis Carroll


Esta obra no fue versionada por Charles Perrault pero he querido incluirla en este post.

Es una obra no originalmente destinada para chicos respecto a su vocabulario e intenciones de descubrir la propia identidad personal, lleva a que sea considerado uno de los grandes Clásicos que perdurará por siempre gracias a su íntimos secreto que pocos se atreven a revelar, pero ha dado tanta referencia al mundo infantil, a aquel que es capaz de crear su propio mundo cobrando vida a aquellos objetos inmóviles que tanto anhelamos, esta obra son realmente visiones del propio Charles Lutwidge Dodgson, o bien conocido por su Pseudónimo "Lewis Carroll".
Los personajes estaban inspirados en la realidad que rodeaba al autor, como por ejemplo: El conejo blanco, perseguido por el reloj, atormentado por el tiempo, simboliza burlonamente al hombre que vive obsesionado por los minutos. El gusano de seda fuma y razona (mayor alejamiento de la realidad). Un Sombrerero loco, totalmente desequilibrado. La Reina de Corazones, que representa al absolutismo monárquico, el uso indiscriminado del poder, una crueldad desmedida en sus actitudes. "Que le corten la cabeza" ordena constantemente.

basile

Esta ultima imagen pertenece a Alicia através del espejo y lo que econtro allí, la segunda parte de alicia en el pais de las maravillas.
Esta es una novela infantil escrita por Lewis Carroll en 1871. Es la continuación de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (aunque no hace referencias a lo que ocurre en ese libro). Muchas cosas de las que acontecen en el libro parecen, metafóricamente, reflejadas en un espejo. y es que mientras Alicia está meditando sobre cómo debe de ser el mundo al otro lado del espejo de su casa, se sorprende al comprobar que puede pasar a través de él y descubrir de primera mano lo que ahí ocurre. Así lo hace, y llega a una sala en la que las piezas de ajedrez parecen cobrar vida.
Mientras que el primer libro juega con cartas vivientes, en esta ocasión Alicia se ve envuelta en una loca partida de ajedrez. Carroll nos proporciona una lista de los movimientos que en ella se producen, aunque algunos de ellos van en contra de las reglas del juego, como si fuera un niño pequeño el que estuviera jugando. No aparecen personajes exactos de Alicia en el país de las maravillas, sólo se toma la imagen del Sombrerero como Hatta y la Liebre de Marzo como Haiga que aparece en el capítulo séptimo, un personaje diferente en este segundo libro.

blancanieves

4 comentarios - Cuentos infantiles. Versión de Charles Perrault.

sabrinah1234 +1
Buen post!! la verdad el origen de los cuentos de hadas son mu interesantes y de hecho yo me sabia algunas versiones crueles o incluso muy inquietantes por ej el de caperucita roja ho en dia la version original seria mu hot porque resulta que el lobo caperucita tienen relaciones de hecho ella se quitaba una prend y el lobo le decia , tirala al fuego ya no la necesitaras mas, de hecho el lobo representaba a un hombre mas que a un lobo literalmente, y estos cuentos eran crueles porque tenian una enseñanza ej caperucita roja era para advertir a las chicas de los peligros de hablar con extraños
ToyoroChun
Gracias