epelpad

La industrialización en Argentina

Hasta el año 1930, la actividad económica principal de Argentina fue la agroexportadora destacándose en el mundo por sus productos primarios debido a las cualidades de su suelo únicas en el mundo. Argentina fue llamada “el granero del mundo” por las cantidades extraordinarias que se exportaban a los países centrales y que superaban ampliamente a Estados Unidos de América y demás potencias del sector, dichas exportaciones permitieron que el PBI del país fuese una de las más altas del mundo transformándose en una de las economías más prometedoras de américa latina y del mundo.


La industrialización en Argentina
peron

Sin embargo debido a la escasa intervención del Estado Argentino en la economía cualquier variación negativa económica en los países centrales, podría perjudicar de manera directa a nuestro país. Sin duda es lo que pasó en los años de la caída de la bolsa en Wall Street en 1929. En esos años el país no podía importar bienes manufacturados de los países industriales ya que éstos cerraban sus economías y/o solo comerciaban con sus colonias, por lo que se originó el proceso de sustitución de importaciones.

desarrollismo



El estado tuvo que intervenir en la economía creando las juntas reguladoras para proteger al sector agrario y facilitando créditos a las industrias para que desarrollen sus actividades. Se abandona la política liberal para pasar al proteccionismo, estimulando la industria local poniendo énfasis en el consumo del mercado interno. Se creó el Banco Central con el objetivo de regular todo los asuntos en materia monetaria y cambiaria.

frondizi

Se desarrollaron mayormente las industrias livianas, las textiles y de alimentos aumentando considerablemente su producción, también se desarrollaron obras públicas de construcción para reactivar la economía.

industrializacion

El plan de Reactivación Económica elaborado por el ministro de hacienda Federico Pinedo en 1940 se orientaba al impulso del sector industrial para sustituir importaciones y generar empleo, por medio de créditos a la industria en lo que respecta a insumos promoviendo las exportaciones a países limítrofes y reducir el déficit en la balanza comercial, aumentar los aranceles a las importaciones e incentivar la industria de la construcción. Sin embargo dicho plan fue desestimado por la cámara de diputados ocasionando la renuncia del ministro.

sustitucion de importaciones

Recién en 1943 se tiene en cuenta la necesidad de desarrollar la industria de extracción de minerales y de esa forma conseguir la autonomía económica bajo la presidencia de Castillo, quien afirmaba que los países agroexportadores estaban condenados a la servidumbre, sin embargo su mandato fue interrumpido por el golpe militar en 1943.

La industrialización en Argentinaperon


Durante el Gobierno de Juan Domingo Perón, en 1945, la siderurgia requería de la consolidación de un complejo industrial poderoso y la industria de maquinaria debería reducir los costos para poder ser competitiva frente a productos extranjeros.
Entre las medidas que implemento el Estado para incentivar a la industria, fue el otorgamiento de préstamos a baja tasa de interés a las empresas industriales, la estatización de los depósitos bancarios del Banco Central de la República Argentina para establecer una política fiscal y monetaria expansiva con el objetivo de aumentar el consumo interno y el aumento de la producción de bienes manufacturados.


desarrollismo


frondizi



La Dirección General de Fabricaciones Militares (creada en 1941, incentivada por el Coronel Manuel Savio) desarrolló mediante sociedades mixtas la producción de insumos industriales, se constituyó SOMISA con el objetivo de desarrollar la industria laminadora sin embargo el proyecto se demoró debido al poco énfasis que el gobierno puso sobre el desarrollo de la industria pesada afirmando que los insumos que se iban a obtener de haber invertido por medio de créditos del Banco Central iba a costar más caro que si se las importara de Europa, de Estados Unidos o Japón.

industrializacion

En 1948 el Gobierno Peronista intentó otorgar mayor participación al capital privado para financiar la iniciativa de la siderurgia pero la propuesta no pudo ser aprobada por el Congreso.
Con la política de incentivar la industria liviana debido a un alto incremento de la demanda agregada por la redistribución del ingreso impulsada por el gobierno (que a su vez consumía en su totalidad los excedentes exportables agrícolas) la balanza comercial durante el primer gobierno de Perón siempre arrojaba superávit comercial, sin embargo por el aumento del precio y el volumen de insumos industriales importados ( alentadas por el crecimiento de la actividad económica y la inversión) produjo que los saldos comerciales positivos fueran decreciendo paulatinamente.
La baja en la reservas de oro y divisas del Banco Central se vio acentuada por la política de nacionalizaciones y la repatriación de la deuda externa, además de que las exportaciones de bienes manufacturados no eran lo suficientemente significativos para compensar la salida de divisas como consecuencia de las compras de insumos al exterior.

sustitucion de importaciones

La industrialización en Argentina

En el mismo año la Argentina fue excluida por Estados Unidos del Plan Marshall que tenía como objetivo la reconstrucción de los países de Europa devastados por la Segunda Guerra Mundial finalizada en 1945, dicho plan se basaba en otorgar créditos y abastecer de materias primas y alimentos. Argentina quedó así al igual que otros países latinoamericanos restringido de poder exportar sus productos primarios, acentuando aún más el déficit en la balanza comercial. De esta manera se inician las crisis cíclicas en nuestro país el cual consiste en el aumento de la industria liviana en la fase de crecimiento económico, llevando a cabo un aumento de importaciones de insumos que requieren divisas superiores a las que puede proveer las exportaciones disminuidas por el mayor consumo interno y sujetas por las variaciones de la demanda y precios internacionales, provocando de esta manera saldos desfavorables y pérdida de reservas, desencadenando en un ajuste recesivo a través de la devaluación de la moneda nacional beneficiando a los productores primarios y logrando tener mayor entrada de divisas, y desalentar el consumo interno mediante la baja del salario real. Con estas medidas se propiciaba aumentar los saldos exportables, aumentar las exportaciones y disminuir las importaciones (dado que los insumos industriales resultaban más caros por la devaluación de la moneda) generando de esa manera un saldo positivo en la balanza comercial y recreando las condiciones para una nueva fase expansiva.


El gobierno tuvo que tomar la decisión de devaluar la moneda dada las condiciones desfavorables que se presentaron, realizando bajas graduales en el salario real y en la inversión industrial y favorecer al sector agrario mediante el IAPI (Instituto Argentino de Promoción del intercambio, creado en 1946) comprando a precios pactados para favorecer su producción. También se incentivaron inversiones extranjeras en la rama industrial especialmente de Estados Unidos para finalmente obtener un saldo comercial positivo en 1949. Luego el año siguiente las cuentas externas mostraron resultados negativos ya que la reactivación económica provocó incremento de importaciones y por el aumento de los precios de los insumos fue superior al de los productos de exportación primario por la situación bélica internacional en Asia. Obligando a recurrir a mercados europeos para la compra de insumos, Argentina pasó de ser un país acreedor en 1949 a ser deudor en 1950 y 1951, entre los mayores proveedores se ubicaron Francia Italia, Alemania y Estados Unidos.


En 1952 se produce una sequía que generó una fuerte caída en las exportaciones, las reservas cayeron hasta niveles insignificantes y generando nuevamente la deuda externa. Se produjo un aumento significativo de la inflación que se dio en primer lugar por una política monetaria expansiva dado que los créditos otorgados eran mayores que los depósitos recibidos por el Banco Central, en segundo lugar la mayoría de las empresas industriales eran extranjeras y retiraban utilidades a sus respectivas casas matrices, en tercer lugar el aumento de precio de los insumos industriales que fueron reflejados en los precios de los productos elaborados ( el gobierno peronista sostenía que la inflación era inevitables para lograr el aumento de la actividad económica hasta que se produjera la maduración de la política industrial implementada).
Como respuesta se impulsó el aumento de la producción agrícola, austeridad en el consumo interno y fomento del ahorro. De esta manera se puedo reducir de manera drástica la inflación que antes superaba el 35%.


Se otorgaron créditos al sector agropecuario para aumentar la productividad de sus campos por medio de incorporación de nuevas tecnologías. En 1953 el Gobierno por fin impulsó el desarrollo de las industrias de base y pesadas para solucionar los problemas del sector externo, para lograr esto se necesitó de implantar medidas que estimulen el ahorro interno como la Caja Nacional de Ahorro Postal y el Mercado de Valores, no se volvió a acudir a medidas de política fiscal y monetaria expansiva. Se necesitaba de inversión de capital privado local y extranjero por la falta de divisas que sufría el país logrando fuertes inversiones de Merck y Monsanto en la rama química, Bayer, Siemens, mercedes Benz y Kaiser. Se contemplaba también el autoabastecimiento de petróleo mediante inversiones extranjeras de empresas petroleras, pero no pudo prosperar ya que el proyecto de ley no fue aprobada por el congreso fundamentando que se atentaba con las soberanía nacional y el precio del acuerdo que se iba a celebrar con la Standard Oil de Estados Unidos (entre los que rechazaron la iniciativa se encontraban Frondizi y diputados Peronistas).

De esta manera se evidenció la fuerte oposición que tenía el gobierno por parte del Congreso lo que propició su derrocamiento en 1955 por el Golpe militar del mismo año.



Políticas Económicas Desarrollistas bajo el Gobierno de Frondizi

Durante la presidencia de Frondizi, quien asumió el mandato en 1958, se aplicaron políticas económicas orientadas al Desarrollismo, cuyo objetivo se centraba en desarrollar una industria integral aprovechando los recursos minerales y energéticos del país. De esta manera no serían tan necesarias las importaciones de insumos industriales que generó en el último período de la presidencia de perón una escasez de divisas para poder seguir sosteniendo su modelo económico.


peron


Frondizi abrió la economía a la inversión extranjera principalmente proveniente de Estados Unidos para fomentar el desarrollo de la industria automotriz, petrolera (cambiando su postura al haber votado en contra de la iniciativa presentada por Perón en el Congreso), petroquímica, química y metalúrgica.
En materia de combustible se pudo lograr el autoabastecimiento de petróleo lo que generó también que se exportara, reduciendo considerablemente la inflación, sin embargo a pesar del logro del autoabastecimiento de combustible se produjeron huelgas de trabajadores petroleros como consecuencia de la firma de contratos con el capital extranjero para la extracción de crudo. Frente a esto Frondizi se justificó alegando que las reservas disponibles en el Banco Central no eran suficientes para poder albergar una inversión tan significativa y que el Estado debía cumplir con compromisos de la deuda externa que ascendían a 645 millones de dólares, y que era inevitable recurrir al capital extranjero a pesar de que éstos se llevaran parte de las ganancias para poder cumplir con el objetivo de autoabastecimiento que finalmente le ahorró al Estado una cantidad muy significativa en materia de importación de combustible.
Hubo importantes inversiones en la industria siderúrgica y petroquímica que aumentaron la productividad del sector agrícola. En 1960 se inauguró en San Nicolás de los arroyos una planta de producción de acero (que había sido empezada durante el gobierno de Perón pero no fue finalizada por el golpe de estado sufrido en 1955) aumentando de esta manera los puestos de trabajo, la industria siderúrgica tomó mayor impulso al poder aumentar su producción de 248.500 toneladas de acero en 1958 a 643.400 toneladas en 1962.
Dada estas políticas se redujo la tasa de pobreza, lo que propició para invertir en materia educativa orientada a la ideología desarrollista mediante la ampliación de Escuelas técnicas y la creación de la Universidad Tecnológica Nacional para poder abastecer la demanda creciente de ingenieros industriales.

desarrollismo

frondizi

A pesar de los grandes avances en materia industrial pesada y el aumento de exportaciones alentada por la inversión tecnológica y petroquímica en el sector agropecuario, el gobierno de Frondizi fue derrocado por el ejército debido al acercamiento que tuvo con el gobierno de Cuba y la entrevista secreta que tuvo con el “Che” Guevara.
Se podría decir que durante la presidencia de Frondizi se perdió una gran oportunidad de transformar al país de agroexportador a un país industrializado. Posteriormente se sucederían gobiernos que poco pudieron lograr estabilizar al país en materia económica en parte por los conflictos sociales que afectaban al país y los intereses económicos de la oligarquía agroexportadora. Provocando una involución en las políticas iniciadas primero por Perón y Frondizi, perjudicando cada vez más a la clase media y baja, destruyendo el sistema educativo y las empresas en poder del Estado reduciendo el gasto público y la calidad de vida de los habitantes desembocando en la peor crisis del país en 2001.
Luego de la crisis del 2001 generada por políticas neoliberales y la destrucción de la industria nacional que comenzó en el año 1976, Argentina logró revertir esta dramática situación durante la presidencia de Néstor Kirchner. Se impulsaron medidas como la devaluación de la moneda nacional para proteger la industria local y reducir las importaciones de productos manufacturados, se canceló la deuda con el Fondo Monetario Internacional (principal responsable de la crisis de nuestro país) reduciendo significativamente la tasa de pobreza fomentando la redistribución de ingresos y la creación de puestos de trabajo. Todo esto beneficiado por un auge en las exportaciones de materias primas impulsados por el alza de los precios internacionales logrando un crecimiento del PBI del 9% anual hasta 2008.


Conclusión
En la actualidad se incrementó la producción de la industria automotriz, la industria farmacéutica, la industria textil, de alimentos y de la construcción. A pesar de ello existen gran cantidad de empresas multinacionales y transnacionales que lideran los mercados industriales provocando de esta manera la baja del Producto Bruto Nacional y además se propicia el aumento de las importaciones de sus respectivas casas matrices, agregando también que se forman oligopolios y monopsonios conduciendo a un aumento desmedido de los precios, no hay una industria de base desarrollada a pesar de haber tenido un gran crecimiento del PBI durante 7 años consecutivos del 9 % anual obligando al país a seguir importando insumos industriales y aumentando la salida de divisas.

Cito palabras Marcelo Rougier (historiador económico):

Hay una estructura industrial que aún no está del todo integrada. Prueba de ello es
la dependencia de los insumos y maquinarias del exterior. El sector de la industria sigue siendo deficitario a nivel comercial: se importan más bienes industriales de los que se exportan. Otro carencia es la poca presencia de empresas nacionales, en comparación con las extranjeras, entre las grandes firmas industriales


No se aprovecharon la extraordinarias ganancias por exportaciones que tuvo el país con la alta cotización de la soja para invertir primero en la base de la industria, y no llegar como le sucedió a Perón en 1948 a un déficit comercial y una inflación significativa perjudicando a los más pobres. Se reactivó de la industria liviana generando empleo, sin embargo este crecimiento no duraría mucho y más con la crisis financiera mundial que se inició en 2008.
Como se observa se vuelve a una fase recesiva de la economía para luego empezar una fase expansiva, creo que es fundamental poner énfasis en la industria de base para cortar con estos ciclos o por lo menos extender por mucho más tiempo la fase expansiva y aumentar la calidad de vida de los habitantes del país.



¡GRACIAS POR PASAR!

industrializacion

3 comentarios - La industrialización en Argentina

virgo_historico
una quimera que todos los demagogos (sacando a frondizi) quieren invocar... gobiernos veletas y ladrones peronistas sumado a algunos radicales faltos de convicción van en contra de cualquier estabilidad o política estatal.. empresarios y oligarcas que se niegan a jugársela por el futuro del país y se dedican a cuidar su quinta con propiedades e inversiones rápidas a corto plazo.. raquitica inversión en energía, tecnología, proteccionismo improvisado.. en fin..
Radical_Notion +1
es inexistente.

Nunca tuvimos industria competitiva. Fue un verso que nos vendieron. Se cerraba el comercio, aparecian rentistas industriales, se perpetuaban los intereses especiales y nos chuparon renta toda la vida.
Se les retiro la protección y desaparecieron todos, lo que quedó fue Techint y arcor.
Todo el resto era mentira.. una ficción que le salió muy cara a la argentina.
paulo_porth +1
Luego llego Carlos Saul e hizo MIERDA TODO, TO-DO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!