epespad

La meta fue Moscú (1ra parte)

La situación política europea había dado un giro de ciento ochenta grados en el momento en que Lord Halifax, el pariente por alianza de los Rothschild de Londres, utilizando como palanca al insignificante Tilea, había dado a los chauvinistas de Varsovia una garantía unilateral, poniendo en el disparadero de la guerra a todo el imperio británico, según los imprevisibles movimientos de humor de Beck (Ministro de Asuntos Exteriores polaco), Moscicki (Presidente polaco) y compañía.
Moscicki

Alemania sigue las directrices trazadas por Hitler en su Mein Kampf, orienta su política hacia el Este, una vez solventadas sus diferencias con Occidente: la Drang Nach Osten. Esta política, como toda auténtica política, no busca la guerra, sin excluirla por otra parte. La guerra, ha dicho Clausewitz, es la continuación de la política con otros medios. La política de Hitler, cree firmemente en que el aislamiento político-económico de la URSS, ciudadela del Comunismo, provocará su hundimiento, sin necesidad de una guerra generalizada. A lo sumo, el colapso bolchevique propiciará alzamientos en las nacionalidades oprimidas de la URSS, sobre todo en Ucrania, cuya carta juega a fondo, desde un principio, el Führer. En Berlín no se ignora algo funddamental, que la propaganda a escala mundial ha logrado soslayar ante las masas ignorantes de Occidente, es decir, que desde el Pacto de Rapallo (1922, cooperación y amistad, firmado entre la URSS y la República de Weimar), auspiciado por Rathenau, hasta la Ley de Préstamos y Arriendos, arrancada por Roosevelt al senado norteamericano, pasando por los pactos Rockefeller-Stalin y Harriman-Stalin, sin la masiva ayuda del Capitalismo Occidental el bolchevismo implantado en la URSS se hubiera venido abajo.

De ahí la estrategia que monta Hitler desde 1933 hasta julio de 1939: una Alemania fuerte, que se ha librado de las peores ataduras impuestas por el Tratado de Versalles, irige una coalición de estados a los que ha atraído hacia su órbita económica en virtud de su ventajosa político del Patrón Trabajo, liberada del Patrón-Oro. Junto a Alemania está la antigua Checoeslovaquia, repartida entre Hungría, Polonia, la propia Alemania y el estado independiente de Eslovaquia, unido política y económicamente a Alemania; más la Rutenia Transcarpática, autónoma y ligada a Alemania, representando un centro de atracción para los demás ucranianos. También están Hungría, Bulgaria, Dinamarca, Finlandia, los tres estados bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), más Yugoslavia y, naturalmente, Italia con su flamante protectorado de Albania. Rumania, pese al Rey Carol, se halla a punto de incorporarse a ese complejo político-económico, del que, con ciertas reticencias -debido a la influencia inglesa- inferiores en todo caso al peso de la geopolítica, forma igualmente parte de Turquía. Hasta Marzo de 1939 se contaba con integrar en ese bloque a Polonia, pero el plan se va al demonio con el "cheque en blanco" (Inglaterra le ofrece dinero a Polonia, SIN INTERESES, sáquenle foto, porque no es cosa de todos los días). Pero Polonia es necesario, si no como aliada -su peso específico desde el punto de vista militar tampoco es decisivo- sí al menos como colaboradora, como "base de tránsito", y para eliminar una posible escapatoria a la presión que sobre la URSS se está empezando a ejercer, desde el Cabo Norte hasta el Mar Negro. Polonia no solo escinde la línea de bloqueo sobre la URSS, sino que además concita sobre sí la animadversión de los lituanos, y sobre todo, de los ucranianos que son desde siempre, la carta maestra del plan hitleriano. Sin el "cheque en blanco" dado a los gobernantes de Varsovia, esta se hubiera incorporado -estaba prácticamente hecho- al plan y sus diferencias con lituanos y ucranianos se hubieran podido solventar, compensando a Polonia las autonomías de Galitzia y Wilna con territorios en Bielorrusia.


La Drang nach Osten es, pues, una orientación de la política alemana hacia el Este, tras solventar las diferencias pendiente con el Oeste (el Sarre, Renania). No es un plan de conquista mlitar; es un plan político que, como tal, puede tener, en su punto de máxima tensión, implicaciones militares. Se trata, básicamente, de eliminar el bolchevismo, haciendo desaparecer la espada de Damócles que pende sobre los pueblos de Europa. Hitler ha comprendido que reducida a sus propias fronteras y sin posibilidad de penetración ideológica entre sus vecinos, la URSS se momificará, al menos en el plano político. Cercada, también, económicamente (ni Alemania ni el Japón, con sus respectivos satélites políticos comercian, tampoco con la URSS) no le quedará al régimen instaurado en Moscú por el Gran Capitalismo otra fuente de subsistencia que la financiación directa, el súbdito permanente de los plutócratas de Washington. Evidentemente, esta no puede ser la solución a largo plazo. Roosevelt y su "brain trust" no pueden ser eternos y en Norteamérica hay una creciente oposición a su política prosoviética. El Marxismo práctico se ha revelado como un "fiasco" sin precedentes en la historia. Es posible que, antes de hundirse, el bolchevismo instaurado en Rusia recurra a la guerra, la última ratio regis en política.
Minas de Sarre

En Georgia, en Armenia, en las "repúblicas" soviéticas del Asia Central, en Carelia, en Carelia Oriental, en Crimea, y sin dudas, en Ucrania, se producirán alzamientos cuyo carácter será, a la vez, antisoviético y antirruso. Dichos alzamientos serán más o menos discretamente apoyados por Alemania (la política pro-ucraniana del Reich no es un secreto para nadie), y se producirá el hundimiento del bolchevismo. Rusia volverá al seno de las naciones civilizadas y el precio que pagará serán los territorios que desde Lenin se ha anexionado en Europa y en Asia y, por supuesto, Ucrania que, ya bajo forma de protectorado, ya de territorio o provincia autónoma, o simplemente de estado asociado, pasará a la órbita alemana. Es incluso posible -las circunstancias lo irán determinando- que Ucrania se convierta en un estado plenamente independiente y Alemania se cobre su participación en el territorio de Petersburgo y los aledaños del Lago Ladoga, donde existe, desde tiempos lejanos, una minoría racialmente germánica. Ello presupondría la reactualización del Tratado de Riga, firmado en 1919, por el que, Letonia y Estonia se integraban en el Reich como provincias autónomas. Finlandia recuperaría Carelia Oriental; Rumania, la Transnistría y, junto a Ucrania, Crimea, Armenia y Georgia alargarían el espacio vital de Europa, prácticamente, hasta el Ural. Y resucitaría la vieja Rusia, en sus límites naturales, anteriores a la expansión paneslavista de Pedro el Grande, pero liberada del yugo bolchevique. Esta es la idea de Hitler. Naturalmente, como hemos dicho y repetido, la defección de Polonia, con la que se contaba como aliada natural, deja un vacío tremendo en el centro del dispositivo. Y no sólo esto: al negarse a negociar sobre Dantzig (llamado por los polacos Gdänsk) u oponerse a la construcción de la autorruta y el ferrocarril extraterritorial. Polonia perpetúa la división de Alemania, con lo cual la presión que esta pueda ejercer, a través de los tres pequeños estados bálticos, sobre la URSS, pierde gran parte de fuerza.
Satélites de la URSS

Una cosa es una Alemania prácticamente vecina de la URSS, cuya provincia limítrofe comunica con el resto de la metrópoli, y una cosa muy diferente una Alemania cuya aludida provincia (Prusia Oriental) se halle incomunicada por tierra con el resto del país. No nos olvidemos de que estamos hablando de 1939 y de Alemania, una potencia naval de segundo orden, y que en tal momento y circunstancia es impensable el transporte de un gran ejército de invasión contra Rusia, por barco, desde Stettin hasta Koenigsberg. Y una cosa será la actitud rusa ante una Alemania cuyas fuerzas se encuentran acantonadas en Koenigsberg junto a las -políticamente hablando- vasallas Lituania, Letonia y Estonia, y otra la actitud ante una Alemania cuyas fuerzas se hallan ochocientos kilómetros más al Oeste. O tal vez más lejos aún pues la nueva actitud de Polonia hace, prácticamente, bascular los tres estados bálticos en la zona de influencia soviética. En política, ha dicho Yockey, en su libro Imperium, las virtualidades logísticas y estratégicas inciden decisivamente en la táctica y, en definitiva, en las decisiones a tomar por los estadistas. La presencia de un cuerpo de ejército en Koenigsberg, disponiendo de una carretera, un ferrocarril y un puerto a sus espaldas, es una cosa; el mismo cuerpo de ejército privado de comunicaciones regulares es otra; entonces la amenaza real hay que localizarla en Stettin, y todo el planeamiento cambia, máxime si los tres estados bálticos quedan, en la práctica, incorporados al glacis de protección de la URSS.

Hemos utilizado, adrede, la palabra amenaza. La mera posibilidad de que un cuerpo de ejército se instale junto a un país determinado es una amenaza política; siempre ha sido así y siempre lo será en este planeta (recordar Inglaterra apuntando desde las Malvinas hacia Argentina). Los hechos son tozudos. Todos los países tienen plazas fuertes en sus zonas fronterizas o en territorios que la geopolítica determina fatalmente como puntos débiles. Pero la actualización de tal posibilidad no implica necesariamente una amenaza directa de guerra, tal como hoy día dirían los tristes escritorzuelos de los grandes rotativos internacionales o los pobres individuos que, manejados por los poderes fácticos, aparecen en las candilejas de la escena política internacional. Una amenaza virutal no es una amenaza formulada. Poniendo un símil sencillo, diriamos que, en el caso que nos ocupa, un cuerpo de ejército, sea en Koenigsberg o en Stettin, significan la misma diferencia que, en un tablero de ajedrez, disponer o no disponer de la dama, aún cuando esta permanezca inactiva durante toda la partida. Su simple existencia es la amenaza virtual y decisiva. En política, lo que cuentan son los hechos. Es una prueba flagrante de la irrealidad y la memez de ciertos historiadores y críticos actuales el haber acuñado una frase tan estúpida como "la fuerza política de Francia"... o de Inglaterra, o de Suiza". La política es como la esgrima: naturalmente requiere habilidad pero, por encima de todo, requiere un sable. Por tal motivo, presuponer que la Drang nach Osten significaba la guerra necesariamente, es tan irreal y tan estúpido como afirmar que aseguraba la paz perpetua. Este plan era una política, lo que esencialmente es un riesgo de guerra, por us mera esencia íntima. Toda política implica, un riesgo de guerra, incluendo la llamada (mal llamada) política pacifista, siendo el pacifismo, como dice Yockey, "el belicismo de los débiles" o -pudiera haber dicho- "de los hipócritas". Y para todo estado, la política es como la respiración para un ser vivo. El estado que deja de hacer política, desaparece, aún cuando conserve sus líneas fronterizas, sus aduaneros y sus líderes políticos nominales: no importa, la política la harán otros por él y sus súbditos pasarán, nominalmente o no, pero en todo caso, realmente, bajo soberanía táctica.

Es, pues, tremendamente ingenuo -o tremendamente malvado- afirmar que la Drang nach Osten era una política agresiva. Ello implica, por encima de todo, desconocer totalmente el significa de la política que es "actividad con relación al poder". Toda política es agresiva, lo cual no implica que busque la guerra por principio. Hablar de política agresiva, o de "Power Politics", como dicen los anglosajones de su actual período de decadencia, es como hablar de "estética de la belleza", "moralidad de la ética", "economía del provecho" o "consanguinidad de los hermanos"; es una redundancia. Y si no, es una tontería. En el período que nos ocupa -mediados de 1939- cada potencia seguía una determinada política: Inglaterra, la de mantener su imperio colonial e imponer en Europa su vieja y clásica "two power standard". Francia, anquilosada desde Sedán, mantener su imperio y procurar limitar el aumento de poderío de la vecina Italia. Japón, extendiéndose por el continente chino y apuntando al petróleo de Siberia. Los EEUU, vieja colonia, incrementando su imperio colonial y soñando con arrebatarle el suyo a Inglaterra (discrepo con el autor. Para mí son dos caras de la misma moneda). Stalin, reactualizando la política de Pedro y Catalina, pero en beneficio del bolchevismo, y no necesariamente de Rusia, tomándola en un concepto puramente geográfico. El Sionismo, por su parte, seguía su política secular. Alemania, finalmente, ponía en práctica la Drang nach Osten, anunciada, en sus grandes rasgos, en el Mein Kampf. Esos ocho poderes fácticos practicaban, conscientemente o no, ocho políticas adecuadas a su propia estructura interna, a sus intereses vitales permanentes y a sus respectivas posibilidades y virtualidades.

Dos de ellos eran, políticamente, sanos, es decir, independientes: Alemania y el Japón. Un tercero, Italia, lo era casi también, aún cuando los hechos probarían posteriormente, infiltraciones del Sionismo, directa o indirectamente, a través de ciertos organismos rectores y concretamente de su casa real. Pero los demás: Inglaterra, Francia, URSS y USA, padecían (y padecen) lo que Yockey denomina un caso de patología cultural, a cargo de un cuerpo extraño, el Sionismo, que los manipulaba en su propio beneficio. Eso era particularmente exacto en el caso de USA y la URSS, mientras en Inglaterra los infeudados al Sionismo, manejando al clan belicista, inflexionaban en el sentido por ellos patrocinado la política del país, apartándola de los verdaderos intereses vitales de Inglaterra; Francia, por otra parte, seguía a remolque de Inglaterra, de la que no era más que un brillante satélite desde Waterloo.

Llega entonces la garantía inglesa a Polonia, que, apoyada por la tradicional miopía política de los gobernantes polacos, hace cambiar de bando a Polonia, erigiéndola en barrera entre el Reich y la URSS. Pero hay más: ese espectacular cambio de bando no sólo disloca el dispositivo político-estratégico de la Drang nach Osten, sino que además:

a)Deja en manos de unos gobernantes ineptos y enloquecidos por la soberbia 5.300.000 rehenes alemanes, tal como hemos descrito antes (ver 4,5 millones de rehenes: http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/18751281/Cuatro-millones-y-medio-de-rehenes-1939.html). 4.5 Millones en territorio polaco, y el resto los cada vez más cercados dantziqueses, y que llevan varios meses sufriendo un trato incomparablemente peor que el de los judíos en Alemania a los cuales, en todo caso, les está permitido, e incluso aconsejado, emigrar, mientras a los esquilmados alemanes de Polonia que intentan huir a Alemania se les ametralla o se les instala en el campo de concentración de Bereza-Kartusca.
Stalin
b) Pone sobre el tapete la reivindicación polaca sobre Prusia Oriental, reivindicación infundada, pero lógica desde un punto de vista geopolítico si se admite como definitivo el "Corredor" con el consiguiente aislamiento de Dantzig. A consecuencia de ello, otros cuatro millones de alemanes quedan -si no como rehenes- sí al menos en situación precaria.


c) Reconstruye, de golpe, inopinadamente, la situación de cerco de Alemania, que desde Richelieu hasta Barthou han puesto en práctica los políticos franceses, desde principios de siglo, empujados por los ingleses. Y como la URSS tiene pactos con Polonia y con Francia, el Reich se encuentra, una vez más, en la posición de 1914: Inglaterra y Francia, con sus colonias y los satélites que puedan ir arrastrando, por un lado; la URSS y Polonia, por otro. Alemania no cuenta, como en 1914, con un frente sur -el de Italia-, ahora aliada; pero en cambio, y al revés que en 1914, los EEUU ahora ya primerísima potencia, se ponen, sin rebozo alguno, al lado de los enemigos de Alemania.

d) En última instancia, Polonia, que en la gigantesca partida de ajedrez político que se está jugando, representa un insignificante peón -pero un peón situación en el centro del tablero, es decir, importante por su ubicación- ha cambiado de banco, y ese ya aludido cambio de bando debe ser, en rigor lógico, multiplicado por dos, pues de "peón" aliado se ha convertido en "peón adverso".

En una palabra, la situación ha cambiado radicalmente. No se trata ya sólo de que la Drang nach Osten ha sufrido un frenazo en su marcha; sencillamente, ha debido detenerse, pues en las coordenadas políticas del momento, Alemania no puede volver a entrar en una guerra de dos frentes, algo contra lo que ya se avisa perentoriamente en el Mein Kampf. Diríase que la política de Stalin -desviar hacia occidente el rayo de la guerra alemán- la hacen los políticos anglo-franco-norteamericanos que empujan a sus países hacia una situación de irreversible hostilidad contra Alemania. En efecto, el propio Stalin, sin rebozo, ante el XX Congreso del Partido Comunista de la URSS, que "no entra en nuestros cálculos sacarles las castañas del fuego a los capitalistas occidentales"... para añadir, muy significativamente, "... pero estaríamos dispuestos a acudir en ayuda de las masas trabajadoras de Occidente, en caso de un ataque imperialista fascista, bajo ciertas condiciones". ¿Franqueza? ¿Cinismo? En todo caso, ideas muy claras, algo imprescindible en política.
El 22 de Mayo de 1939, ante el comité ejecutivo de la Internacional Socialista (Komintern), Stalin declara:
"La puesta en marcha de una acción internacional de envergadura sólo será posible si conseguimos explotar los antagonismos entre los estados capitalistas para precipitarles en una lucha armada.
... La principal tarea de todos los partidos comunistas del mundo debe consistir en facilitar el conflicto".


Khaganovich, cuñado de Stalin y tal vez el hombre de mayor influencia en el Politburó, le sucede en el uso de la palabra: "Estoy en condición de poder asegurales que poderosas fuerzas internacionales colaborarán con nosotros en la tarea de enfrentar en una guerra a democracias y fascismos". La confesión es de talla. Khaganovich, el hombre que no se separará de Stalin hasta su muerte y continuará siendo miembro prominente del Presidium con Malenkov y Khruschev; el hombre que ya fuera Ministro con Lenín, y siéndolo, era íntimo de los multimillonarios Rathenau y Krueger, correligionarios suyos; el mejor enlace entre los hombres de Roosevelt y el omnipotente Politburó, manifiesta que "poderosas fuerzas internacionales"... "colaborarán con nosotros (los comunistas)" en provocar la guerra entre "las democracias" (Inglaterra, Francia, y eventualmente, en su momento, los EEUU) y los "fascismos" (Alemania e Italia).

FUENTES:
1) LOS CRÍMENES DE LOS BUENOS de Joaquín Bochaca

2) LOS RESPONSABLES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL de Paul Rassinier

3) IMPERIUM de Francis Parker Yockey

4) LA DECADENCIA DE OCCIDENTE de Oswald Spengler

5) EL SUICIDIO DE EUROPA de Michel Sturdza


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

SI TE GUSTÓ, RECOMENDALO


LOS INVITO A PASAR POR MIS POSTS ANTERIORES, GRACIAS A TODOS POR PASAR POR ESTE!

http://www.taringa.net/alientina/posts


Segunda Guerra Mundial

Comentarios Destacados

JU_JU_JUAN +17
buenisimo para leer durante el partido!
andrewandretti15 +3
@alientina igual no tomo en serio lo de history, decían que lenin derrocó al zar, cosa que es mentira, lenin derrocó al gobierno democrático transcicional
bayern_munich
@andrewandretti15

Pero creo q tambien intento derrocar al zar Nicolas en 1905
andrewandretti15 +1
@bayern_munich sí, pero la revolución del 17 fue un golpe de Estado artero contra el gobierno provisional, tomaron el gobierno y se tomaron atribuciones extraordinarias y mandaron a matar a los opositores y a la familia real.
GuillermoL33 +5
"Alemania en 1939 era una potencia naval de segundo orden" era la flota más importante del Baltico, Suficiente para mantener el suministro de hierro sueco y niquel (y creo también cromo) finlandés. Y Para bloquear a las débiles flotas de la URSS y Polonia. +10 Espero la 2ª parte.
alientina +1
Tenés razón en lo que decís, pero no te olvides que estaban Inglaterra y Francia, cuyas flotas eran las más importantes en esa época.
GuillermoL33 +4
@alientina Si pero tenian obligaciones en todo el mundo, la Kriegsmarine se concentraba en el Baltico y tenia superioridad local, no te olvides de los acorazados clase R que Churchill quiso modificar para meterlos a travez del estrecho de Dinamarca, más protejidos contra torpedos y ataques aereos, señal que la Royal Navy no podia operar impunemente en ese mar, como si fuera la época de Trafalgar.
GuillermoL33 +4
@alientina "Estrecho de Dinamarca" error mio, quise decir Kattegat el estrecho entre Jutlandia y Suecia

27 comentarios - La meta fue Moscú (1ra parte)

Vapse2 +2
Muy mal estratega igual que los japoneses recurrieron a golpes simbólicos y desmoralizan-tes en vez de ir a por lo que importaba, sabotear al enemigo... Si en vez de atacar Leningrado para obtener una victoria moral las tropas se hubieran desplazado a tomar los balcanes y sus recursos petroleros otra hubiera sido la historia... Igualmente Japón tendria que haber avanzado más en China y en Rusia y obligar a USA a meterse con Japón....
JASON_007 +1
Epico loco! Mas 10, lo termino de leer manana!
FoxBats +4
jajaj me encantan las frases de Stalin sacadas de contexto... prácticamente los nazis eran los buenos y los rusos malvados esperaron hasta que las tropas alemanas estuvieran a unos pocos kilómetros de Moscú para ejecutar su plan maléfico. Es llamativo como de vez en cuando aparecen escritos de historiografía fascista por estos lados, seria bueno quien postea estas cosas estar atento, del verdadero carácter del corporativismo y sus implicancias sociales, propias de cierto idealismo alemán. totalmente nefastas para cualquier proyecto social. seria bueno que revisaras lo reaccionario de los autores que ocupas.
FoxBats +2
@alientina por lo mismo no te juzgo, solo te digo algunas apreciaciones con respecto a los contenidos de estos escritos.
Metal-Argento +1
@alientina

Verdaderamente una mierda el siglo 20 , puras guerras mundiales. Hambrunas , muertes en masa , desastres nucleares , crisis economícas y pestes incurables.

Lo unico que percato es su musica , la de hoy parecen salidas del savoy. Una más marica que la otra
alientina +2
@Metal-Argento Aguante Almafuerte!
bigkaos -3
Que? Ahora los nazis son los buenos, acado hoy es el dia del revisionismo nazi? Hoy vi varios post como estos.estaria bueno que los que alaban esto lo lean de vuelta pensano que quiere decir el autor. Cuidado linces las aguilas quieren nuestra virgocueva.
VonKasper
Me explicarías por favor que consideras vos como buenos y malos en la historia y en que te basas para eso. Gracias!
bigkaos -1
@VonKasper te respondo, los nazis no son buenos porque sus creencias son antisociales, los aliados no son buenos porque sus intereses iban mas allá de eliminar el fascismo, malos en la historia no existen a menos que compartas el mismo proceso histórico, ejemplo de esto seria el del imperio español y la guerra en flandes, podes mirar ese periodo y entender el contexto, las consecuencia etc. porque no vivimos ese proceso historico en el siglo XVII , si no me equivoco.
bigkaos -1
@VonKasper en cambio si vivimos la historia del siglo XX ya que formamos parte del mismo proceso historico. y podemos elegir que es bueno y malo. de nada!
TheCyanFish +1
La meta siempre fue una , el lugar mas inhóspito de la tierra : el norte de cierto rió siberiano . Desde 1560 que lo es , hasta el día de hoy .Tantas cosas cambiarían si alguna vez llegan ahí .
TheCyanFish +2
@alientina me falto aclararte algo por si las dudas : lo que te mencione ( antropogenesis ) es el tomo 3 de la doctrina secreta , que son 6 tomos . Honestamente , esta diseñado para que no lo leas , para que sea difícil de digerir . Pero si te interesa ver un poco mas ampliamente el mundo , valen la pena !
alientina
@TheCyanFish Tengo varios libros para leer actualmente, pero estará en la lista.
TheCyanFish +1
@alientina cuando termines los 6 tomos , te recomiendo otro libro muy importante ! Vas a tener para rato igual jaja . Saludos
vampire237
inglaterra y francia cagones le declaraon la guerra solo a alemania cuando rusia tambien invadido polonia tenian miedo del nmeroso ejercito siovietico
alientina +3
Porque lo hicieron con la complicidad de los dos países que vos nombras.
Metal_Payne +2
Lo que pasa es que el golpe demografico dado en la primera guerra mundial a Francia principalmente no habia sanado, ademas, antes de la guerra los anglo-franceses habian intentado formar una alianza con la URSS para contra el Nacionalsocialismo
fakeuser__ +3
¡Genio, que pinturita te mandaste!

alientina
Soy Valentina jaja. Gracias por pasar y compartir!
lshunchi +2
Buen trabajo.
alientina +2
Gracias querida, beso!
vampire237 +1
la guerra fue para liberar a polonia pero no se le dijo nada a los sovieticos por invadir polonia siempre inglaterra y francia tenian miedo de la gigantesca rusia y querian aliarse con ellos para acabar con alemania
alientina
Para liberar a un país que no existía desde 1795, que había sido reflotado por el tratado de Versalles y que se resucitó dividiendo a Alemania a dos partes, dejando dentro de Polonia a 4,5 millones de alemanes. Te recomiendo pasar por mi post anterior
Metal_Payne +1
La gigantesa Rusia que era considerada antes de la guerra una potencia militar de 3ra, claro
Elmo_chito +1
Tus post son muy interasantes. A veces no comparto los puntos de vista pero debo admitir que me interesa siempre leerlos
alientina +2
Es más valorable que lo hagas, aún con las diferencias que podamos tener. Creo que no hay cosa mejor, que leer diferentes autores sobre un mismo tema y que cada uno saque sus conclusiones.
Elmo_chito +1
@alientina De una. Aparte tampoco estoy cien por cien seguro de los que sé como para bajar la persiana y dejar de informarme.
Mark-FCBM +1
Muy interesante tu aporte... +10
Me gustaría poder leer la bibliográfica que empleaste para sacar mis propias conclusiones...
alientina +1
Hay mucha bibliografía para leer. El problema es que el 95% de la gente no lee, y repite lo que dicen por los medios de comunicación.
Mark-FCBM +2
@alientina Es verdad lo que dices, desgraciadamente la cultura, así como el sistema educativo no hace mas que fomentar el alejamiento de las producciones escritas y privar a la sociedad de un gran volumen de información
Metal_Payne +1
A fav para leerlo otro dia, es bueno ver que existe gente que no se queda nada mas que se queda con el relato de los "buenos" y miran bien ambas caras antes de sacar conclusiones, es increible descubrir la cantidad de cosas que nos ocultaron los ganadores de todo lo que tiene que ver con la segunda guerra mundial principalmente, cada vez que leo mas y mas me inclino mas a favor todavia del Nacionalsocialismo
tertreter +1
Nuevamente mi enhorabuena por el nivel y la informacion. Fueron a la guerra para "defender a Polonia de la ocupacion"..... y se la regalaron a la URSS como media europa. 10 pts
alientina
¿Querés que te agregue a mi lista y te aviso cuando publique los siguientes posts?
tertreter +1
@alientina por supuesto, un gusto
alientina
@tertreter Igualmente
tertreter +1
me quedan solo 5.....ahi van!
alientina
Bueno, muchas gracias y me alegro que te haya gustado
vampire237 +1
ser numeroso en las guerras siempre a sido una amenaza por eso despues que cayo el regimen zarista no hubo un intento serio de una potencia occidental por invadir rusia el un documental lo dijeron inglaterra entro en la primera guerra mundial para quedar bien con rusia o si no esta puede perjudicar a india que era su colonia y en otro documental dicen que francia e inglaterra no querian probocar al ejercito sovietico e inglaterra llego a bombarear finladia un pais democratico para apoya a los rusos sus aliados
K_Braun
Hitler fue puesto en el poder por los sionistas para servir a sus propósitos, pero hasta cierto punto lo que en un principio parecía otra genial idea de estos sinvergüenzas resulto hasta cierto punto contraproducente. Alemania perdió la guerra, pero en el camino quedaron expuestos.a los ojos de todo el mundo esta especie de titiriteros y sus mañas y lo mejor de todo es que Hitler nos mostró como derrotarlos. La clave esta en el Nacional socialismo, el real no el que nos a mostrado Hollywood e History Channel
Bastiat +1
Excelente post. +10RF
Ahí en la foto aparece la otra 'provocación', la opupacoón de la ciudad alemana de Memel, por parte de Lituania.
Fhercho06 +1
Excelente info amiga.!
Un abrazo.! Saludos.
VonKasper +3
Si uno se pone a leer, y si tiene suerte de encontrar los audios escucharlos, los discursos de Winston Churchill, Lloyd George, Stanley Baldwin, Ramsay MacDonald y Neville Chamberlain, siendo todos Primeros Ministros británicos, excepto Churchill en calidad de Lord del Almirantazgo, van a notar que el verdadero enemigo al que todos pauntaban los cañones para una futura "Segunda Gran Guerra", era la Unión Soviética bolchevique, ya que por parte británica era a viva voz su apoyo a los Mecheviques o "blancos", quienes fueron derrotados por los bolcheviques tras 5 años de guerra civil, y a los polacos en su "cruzada" contra los soviéticos luego de su independencia. Al asumir Hitler en 1933 y promover las leyes de Nürember en 1934/35 acusando a los judíos, en especial a los banqueros judíos, como culpables de la derrota en la Gran Guerra de Alemania en forma traicionera y por la espalda, los banqueros británicos, franceses y estadounidenses, todos judíos, modificaron los planes para que en vez de ser la Unión Soviética el objetivo primario con una Alemania fuerte como tapón, y ser ésta el nuevo objetivo, con provocaciones sociocomerciales y cívico-militares y, obviamente, culpándola de todo. Es decir, lo que se conocería luego como Guerra Fría con su comienzo real en 1946/47, en realidad comenzó en los planes de los banqueros británicos unos 25 años antes, y estuvo en pausa por la existencia de la Alemania nazi de Hitler, aunque negociaban con ambos bandos.
chorch_x +1
Excelente post, ya estoy esperando la 2º parte. +10.
alientina +1
Mañana la termino, saludos y gracias!
melist +1
Excelente che.
alientina
Gracias, son obras recomendables.
alexklaus +1
grande alientina, gran post y el libro "los crímenes de los buenos" es imperdible. Un detalle no menor: en la foto de Stalin con sus colaboradores omiten (quizá adrede) nombrar al último, es nada menos que Sergei Kirov quien gozaba de gran popularidad en la urss además de su carisma. Y claro, hasta que un día tío José dijo "que parezca un accidente" y mandó a un tal Nikolaiev a que hiciera el trabajo. Esto lo explica muy bien la hija de Stalin, Svetlana, cuando se exilia a eeuu y escribe una bio de su padre. Kirov seguro hubiera cambiado la historia.
alientina
Desconocía el tema que nombraste. Siempre se aprende algo nuevo. Gracias por pasar!