epelpad

"Los Simpson" es mejor que "Dragon Ball Super"





me gusta

link: https://www.youtube.com/watch?v=Dri7rM-BXxk

link: https://www.youtube.com/watch?v=sChyqGVygE8



Su humor ácido –apto para niños– pero orientado a un público adulto causó sensación desde sus primeras emisiones.

El universo de los Simpsons es amplio. Está formado por cientos de personajes, cada uno con un perfil muy definido. Su objetivo: parodiar a la sociedad por entero. Y podemos encontrar para casi cualquier situación un personaje que le da vida dentro de la serie.

El tono de la serie ha sufrido transformaciones, siendo añorado por muchos el tono más ácido de las primeras temporadas, así como sus historias más basadas en las características propias de los personajes principales.

El cambio puede notarse incluso en el dibujo. Las primeras emisiones sorprendieron por sus trazos duros, casi infantiles, que contrastaban con la agudeza de la propuesta. No necesitaban un envase más sofisticado. Ahora, por el contrario, podemos ver cómo la película se basó en las mejores técnicas de animación en 3D.

Sus escritores se definen en su mayor parte de izquierdas –o, como dicen en EEUU, ‘liberales’– y eso se refleja en el tipo de humor, que sin llegar a ser radical pone siempre de manifiesto los despropósitos del sistema.

La serie siempre intentó conectar con la realidad. Contiene numerosos guiños, aunque mejor entendidos por los televidentes locales. Por ejemplo en 1992 Bush padre durante su campaña dijo: “Fortaleceremos los valores familiares, queremos que las familias americanas sean más como los Waltons (una serie ambientada en los años de la Gran Depresión) y mucho menos como los Simpsons”. A los tres días aparecieron los Simpsons escuchando el discurso de Bush y Bart responde: “Ey, ¡si somos como los Waltons! ¡Nosotros también rezamos para que termine esta Depresión!”.
El nombre de la ciudad, Springfield, no es casual. Hay al menos cinco Springfield en los EEUU. La ubicación en el mapa nunca se devela en la serie. La intención es representar cualquier familia y cualquier ciudad.

La sátira ayuda a mostrar por el absurdo (¡y no tanto!) la locura de este mundo. Un personaje más es la televisión: es un miembro más de la familia, querido y respetado por todos. Bart, un niño problemático cuyo comportamiento también es un producto del entorno alienante. Homer es el típico americano promedio, cuanto más bruto mejor, con un gran corazón y un gran estómago del que es esclavo. Marge asume los valores familiares tradicionales, aún a costa de su anulación personal.
Si salimos a la calle, nos encontramos con una policía corrupta, además de incompetente. El político local, robando con su mejor sonrisa. La educación escolar es incapaz de conectar con sus alumnos: un director ingenuo y una plantilla docente totalmente apática. En el lugar de trabajo aparece el Sr. Burns, arquetipo perfecto del capitalista. En la televisión, Krusty, un payaso que en vez de hacer sonreír y emocionar a los niños, dirige –entre trago y trago de whisky– una industria millonaria de entretenimiento, merchandising y hamburguesas.

Los niños se salvan, pero solo en parte. Cada uno muestra de qué manera le afecta la sociedad: las hermanas gemelas reproduciendo el status quo; Milhouse aceptando el fracaso antes de que suceda; Nelson intentando devolver la cachetada. Bart blande siempre su rebeldía (diría que es de los más sanos del show) y Lisa… bueno, ella es la excepción pensante. La mayoría de las veces es la que defiende algún principio contra todo Springfield. Pero hasta ella cae en los tópicos americanos. En la primera temporada un estudiante de intercambio le dice: “¿Cómo puedes defender un país donde el 5% de la gente controla el 95% de la riqueza?”. Lisa responde: “Defiendo un país donde cada uno puede pensar y obrar como quiera”. Homer, en uno de sus inexplicables momentos de lucidez, los reconcilia sin inmutarse: “Quizás Lisa tiene razón en que ésta es la tierra de las oportunidades, y quizás Adil acierta en que la maquinaria del capitalismo está engrasada con la sangre de los trabajadores”.

Los Simpsons serán sólo un dibujo animado, pero con sus simples trazos logran quitar algunas capas de hipocresía de esta sociedad. Desde el humor gritan: “¡El rey está desnudo!”




POR FAVOR REGALAME UN LIKE EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/PeliculasYSeriesVistas/?ref=hl

Y recibiras todas las mejores noticias de Cine en tu Muro de Face

Es bueno

6 comentarios - "Los Simpson" es mejor que "Dragon Ball Super"

agu_ok +4
no me gusta
DemianNicolasSte
justamente me estoy fumando alto hash
BombZ
yo empese a ver como muchos emocionado dragon ball super pero resisti unos cuantos caps y me dio asco ni la basura mas infame de la tele puede ser peor
TomsFlores +3
los simpson son lo mas, pero la esfera del dragon es la esfera del dragon "Los Simpson" es mejor que "Dragon Ball Super"