epespad

Los sueños siempre se alcanzan (Cuento propio)

Para quien quiere ser escritor, a veces el dificil transcribir nuestras ideas al texto, siempre nacen espontáneamente, como si uno fuera un portal, que siemplemente traslada esas dimensiones a esta, otras veces, o tenemos la cabeza en blanco. Yo por ejemplo me deprimo mucho, y quedo estancado en la vida sin hacer nada, esto me enferma, y creanme lucho con ello día a día, por otra parte, encuentro reposo o inspiración a leer.
Les recomiendo la lectura.

Los sueños siempre se alcanzan

Matías J. López

– Vamos mi amor, creo que ya estoy listo – dijo el hombre aún inseguro –, espera, antes quiero agradecerte, quien iba a pensar que tú me ayudarías a lograr esto, sé que es infantil, pero sabes lo importante que es para mí.
Dulce, lo miró con ternura, le sonrió de la manera en la que sonríen los ángeles, y le extendió su suave mano para acariciarle la mejilla derecha. – Siempre te apoyaré.
El hombre recibió aquellos cariños como los mayores motivadores en alcanzar sus metas, la bicicleta que montaba era nueva, con tubos gruesos, con el manubrio y los pedales cromados, se había comprado un equipo de seguridad, así que llevaba el casco, y las rodilleras puestas, quedándose sólo empacadas las coderas, había aprendido a andar en bicicleta cuando era un niño, recordaba que simplemente se había montado, y al pedalear sintió la magia de la física, en sus recorridos de niño, siempre le llamó la atención ver a algunos ciclistas andar sin las manos en el manubrio, no parecía muy difícil, y sí muy divertido, pero al memento de haberlo intentado, incluso se había roto uno de sus brazos, después de ese intento fallido ya no lo hizo más.
Con el tiempo, se había propuesto muchas otras cosas, por ejemplo, deseaba ser ambidiestro, pues eso representaba muchas ventajas en la vida de alguien, por algunas lecturas en la web y consejos de un amigo, decidió utilizar más su mano izquierda, hacer la mayoría de las cosas con ella, incluso escribir, aunque la letra saliera chueca, al final se terminó aburriendo, y dejó de hacerlo, había nacido diestro, y diestro se quedaría.
Lo que sí logró fue conseguir un buen trabajo como electricista, entró en la empresa estatal de electricidad, se casó con una de las chicas más lindas de su colonia, y se consideraba un hombre feliz, además, Dulce y él decidieron que estaban en el mejor momento de sus vidas para tener un hijo.
Sin embargo, el hombre siempre está desprotegido ante el futuro, y los planes sólo quedan como hermosos recuerdos bien construidos.
Dulce antes de impulsarlo, le acomodó un mechón de pelo que le salía del casco y nuevamente lo miró lleno de amor.
– Estás listo.
El hombre suspiró, sonrió y miró al frente plenamente decidido. Ahora aprendería a andar en bicicleta sin las manos en el volante. Así con ayuda de su esposa, se impulsó, en un Principio ella le sostenía la bicicleta, pero con la práctica y la voluntad le iba dejando sólo.
Dulce le vio lograrlo, mientras en su corazón agradecía el hecho de que su esposo se recuperara de aquel fatal accidente en su trabajo, en donde había perdido los brazos.

Los sueños siempre se alcanzan (Cuento propio)

8 comentarios - Los sueños siempre se alcanzan (Cuento propio)

santo64 -1
BUEN CUENTO.... boigrafia naostalgia ... añoranza ??? votaria por ti en el concurso...pero no me dejan asi que te dejo +5 aqui ...no puedo votar ni concursar !!!

si quieres subelo a MESIF pones mesif en google y voala !!!
roy_vader
Me reporto yo tambien mi estimado.

"los brazos" he ahí el detalle.
luthienyberen
Claro que se alcanzan!!!!...excelente mi MAT...saludos desde MET....

Te dejo mis 5 del día....
CHIPILOMIX
+10 de concurso literario felicidades
Richter10 -1
Muy buena reflexion amigo....
Felicidades... Te dejo mis 10....
HAGALA!!!