epelpad

Así habló Zaratustra

Así habló Zaratustra


Así habló Zaratustra. Un libro para todos y para nadie (Título original en alemán: Also sprach Zarathustra. Ein Buch für Alle und Keinen) es una obra escrita entre 1883 y 1885 por el filósofo alemán Friedrich Nietzsche.

La obra contiene las principales ideas de Nietzsche, expresadas de forma poética: está compuesta por una serie de relatos y discursos que ponen en el centro de atención algunos hechos y reflexiones de Zaratustra, personaje inspirado en el fundador del Zoroastrismo. Compuesta principalmente por episodios más o menos independientes, sus historias pueden leerse en cualquier orden.

En la obra aparece completamente definida por primera vez en la obra nietzscheana la idea del eterno retorno de lo mismo.

Estructura de la obra

La idea inicial de Nietzsche era estructurar el libro en tres partes, que vieron la luz a lo largo de 1883 y principios de 1884: el primer volumen fue escrito entre el 1 y el 10 de febrero, el segundo del 26 de junio al 6 de julio y el tercero entre el 8 y el 20 de enero. Tiempo después, en 1885, Nietzsche decidió editar una cuarta parte de Así habló Zaratustra, originalmente destinada a ser la primera parte de una nueva obra, Mediodía y eternidad, compuesta a su vez por tres volúmenes, que nunca llegó a completarse. Esta cuarta parte permaneció circunscrita al círculo de amistades del autor -que realizó una edición privada de 40 ejemplares- hasta su publicación en 1890. La obra completa en un volumen único, tal cual la conocemos en la actualidad, no fue publicada hasta 1892. La primera parte de la crónica es una exposición de las opiniones fundamentales que se personifican en la vivencia literaria del profeta. Así hace su primera presentación del Übermensch (superhombre o suprahombre) y del anatema a las corrientes morales, (en las que se incluyen las religiosas) de su época. En el desarrollo de la obra la segunda y tercera parte, se centran tanto las conductas del personaje como el matiz histriónico de la doctrina, por lo que se condensan las nociones de el último hombre en los buenos. A este mismo ritmo Zaratustra se hace mas un profeta de tablas nuevas que solo un eremita que da regalos a los hombres.

Temática


Nietzsche se sirve de la figura de Zaratustra para desarrollar y enlazar los cuatro elementos principales sobre los que se asienta toda su obra y que son exhaustivamente tratados a lo largo de este libro: la muerte de Dios, el Übermensch, la voluntad de poder y (aunque no lo desarrolla explícitamente) el eterno retorno de lo idéntico.

Zaratustra es un ermitaño que vive recluido en la montaña, donde a lo largo de su retiro reflexiona sobre la vida y la naturaleza del hombre. Una vez siente que es el momento adecuado, decide regresar al mundo para comunicarle el fruto de su conocimiento. Esto queda patente al principio del prólogo con la frase:
Estoy hastiado de mi sabiduría como la abeja que ha recogido demasiada miel, tengo necesidad de manos que se extiendan.

En cierto modo, y como recursiva referencia a la Biblia y la tradición cristiana, presente a lo largo de toda la obra, Zaratustra es un mesías que lleva al hombre la noticia de su salvación; y al igual que Juan el Bautista anunció la llegada de Jesús, Zaratustra proclama el advenimiento del Übermensch.

Es evidente desde el principio el parangón que Nietzsche hace de sí mismo proyectándose sobre la figura del profeta Zaratustra. Siente la necesidad de transmitir su conocimiento al mundo, para lo cual escribe un libro. Equivalentemente, en su afán comunicador, Zaratustra desciende de la montaña y se mezcla con el pueblo.

La muerte de Dios

Aunque el argumento principal es el del Übermensch, Nietzsche considera la muerte de Dios un requisito previo a su concepción. En el capítulo De la virtud que hace regalos escribe:

"Muertos están todos los dioses, ahora queremos que viva el superhombre"


La noticia de la muerte de Dios es la primera enseñanza de Zaratustra, metafóricamente el pilar sobre el que se sustenta la construcción del Übermensch. En el primer encuentro que Zaratustra mantiene apenas ha abandonado su retiro en la montaña, con el que resulta ser un religioso, se sorprende:

"¡Será posible! ¡Este viejo santo en su bosque no ha oído todavía nada de que Dios ha muerto!"


La muerte de Dios supone el momento en que el hombre ha alcanzado la madurez necesaria para prescindir de un dios que establezca las pautas y los límites a la naturaleza humana, o sea, la moral. La moral va inextricablemente ligada a lo irracional, a las creencias infundadas (o más bien inferidas), es decir, a Dios en el sentido de que la moral emana de la religiosidad, de la fe axiomática, de la pérdida colectiva de juicio crítico en pos del interés de los poderosos y el fanatismo de la plebe. Valga decir que en la filosofía nihilista y en muchos autores que reciben esta catalogación, les sea digna o no, se dan esta clase de modelos conceptuales en los que se reducen o explican valores y nociones tradicionales bajo otros valores de categoría moral inversa como la razón, explicada por el instinto, la potestad de Dios encausada en la servidumbre del hombre, etc. Para Nietzsche la moral ha de ser sustituida por la verdad, es decir, el hombre al servicio de sí mismo, su naturaleza: entregado a la consumación de su propia existencia.

Escribe Nietzsche en Ecce Homo, acerca de este tema,
La autosuperación de moral por veracidad, la autosuperación del moralista en su antítesis, es lo que significa en mi boca el nombre Zaratustra.
( Refiriéndose a "Así habló Zaratustra" ) [...] nacido de la riqueza más íntima de la verdad, un pozo inagotable al que ningún cubo desciende sin subir lleno de oro y de bondad.

Nietzsche


Así habló Zarathustra, Op. 30 (titulada originalmente Also Sprach Zarathustra en alemán) es un poema sinfónico compuesto por el alemán Richard Strauss en el año 1896. El autor se inspiró en la obra homónima del filósofo Friedrich Nietzsche. La obra se estrenó en Frankfurt. El poema sinfónico dura aproximadamente 40 minutos.

27 comentarios - Así habló Zaratustra

rubia_sex
Un clásico de la filosofía también
Dl0S +2
Yo no estoy muerto
_Hitsugaya +1
Friedrich Nietzsche un groso reco :buen post:
staygreat666
Dl0S dijo:Yo no estoy muerto

FALTAN 4 DIAS PARA EL FIN DEL MUNDO
Spiderboy777 +2
staygreat666 dijo:
staygreat666 dijo:
Dl0S dijo:Yo no estoy muerto

FALTAN 4 DIAS PARA EL FIN DEL MUNDO

staygreat666 dijo:
Dl0S dijo:Yo no estoy muerto

FALTAN 4 DIAS PARA EL FIN DEL MUNDO

perdon 7

uh que se supone que pasará el 11? jaja no pueden ser tan credulos.
Reg23 +1
Buen laburo le dejo unos 10
ojitos_verdes_05 +2
Spiderboy777 dijo:
staygreat666 dijo:
staygreat666 dijo:
Dl0S dijo:Yo no estoy muerto

FALTAN 4 DIAS PARA EL FIN DEL MUNDO

staygreat666 dijo:
Dl0S dijo:Yo no estoy muerto

FALTAN 4 DIAS PARA EL FIN DEL MUNDO

perdon 7

uh que se supone que pasará el 11? jaja no pueden ser tan credulos.


El 11 es otro de los fines del mundo que suceden unas 2 o 3 veces al año es como en los simpson:
"la alarma del fin del mundo, hace 3 meses que no la escucho" XD

Aunque no entiendo su forma de pensar de esas personas, tenes que ser muy idiota para pensar que existe el destino o algo que nos controla y pueda aver un "futuro si o si".
Curquix +2

link: http://youtu.be/CzRf92vPsAk

Zaratustra
etternauta +1
con esa foto no te puedo no seguir
JonnaLB +1
Que grande Dolina, y gran libro.. lo tengo que leer. Bajado al I-book. Reco
JonnaLB +1
JonnaLB dijo:Que grande Dolina, y gran libro.. lo tengo que leer. Bajado al I-book. Reco



Y más cinco a ver si te pones más contento.

Inteligencia colectiva