epelpad

La locura por los reyes.

La locura por los reyes.






“En las afueras de San Francisco hay un hombre con demencia encerrado en un instituto, repite a cada rato, sobre todo cuando escucha música, que el una vez descubrió una maquina del tiempo. Cada vez que le preguntan a donde viajaría, no quiere saber cuales iban a ser los números de la quiniela, ni cualquier otra forma de hacerse rico, no pretende volver para ver a su familia, lo único que dice querer como buen loco, es ver otra vez a aquel negro prender fuego su guitarra”


La tarde en que Nora fue de visita a ver a su familia, el pequeño niño se encontraba improvisando movimientos con un desgastado y sucio ukelele, esos pequeños momentos por lo cuales muchos en otro tiempo pagarían por ver, allí solo era un simple detalle. Una Supro Ozark estaba postrada sobre una vieja tienda, sin poder venderse y ante ciertas adversidades el hombre la llevo a casa nuevamente sin saber lo que devenía…
Durante los años del movimiento de “contracultura”, el festival desbordaba de gente, el muchacho sube al escenario, las personas titubean, el hombre desliza sus manos, rompe el silencio, transpira, cohesiona con la realidad del momento cambiándola por completo, sus movimientos son especiales, sus canciones tienen una esencia que deviene de un barrio bajo, de un infancia pobre. El libertinaje se hace presente, este ya no es un hombre y una guittara, ahora es un astro que esta en perfecta frecuencia con el universo, ahora la gente abre su boca en señal de sorpresa, ahora unos cerillos y el moreno de rodillas, pero esta vez sin ser esclavo, esta vez siendo rey, prende fuego su guitarra, una Fender stratocaster, el publico tiembla, siente… vive.
Y como en un letargo la igualación de un ciclo se hace presente: años atrás apenas hubiese podido comprar la guitarra, apenas hubiese podio tocarla, ahora es un símbolo y atraviesa al publico desvirtuando por completo lo hasta el momento visto, ahora provoca a futuras reuniones, a editores, a charlas, ahora trasciende los primeros puestos.
Hoy mientras camino veo la cara del artista en una remera, y vuelvo a abrir la puerta del ciclo que tiene una ida y una vuelta, y el artista que algunas vez quizás haya en mi, sale a flote y prende fuego las palabras en un texto que no dice nada, pero que recuerda que el día que Nora Rose Moore fue de visita a casa de su familia, el pequeño James, quien luego sería el gran Jimi rasgaba un ukelele desgastado que se volvía nuevo y cálido en las manos de un maestro!






(texto propio)










musica









link: http://www.youtube.com/watch?v=6KHvGOVyihQ













Mi blog: http://vozdipanfilo.blogspot.com.ar/

2 comentarios - La locura por los reyes.

aZazz
Buena redacción por ser propia +5
GeorgeTresPelos
Estas de suerte tenia 7 pts disponibles xD
Haber si después lo leo con mas calma, espero y sigas escribiendo!
Excelente post!