epespad

Tienda de Campaña (Reedición de minicuento)

Coger la tienda de campaña y salir de viaje. Me parece muy divertido. Se siente como si uno se fuera a convertir en caracol. Llueve. Esto también me gusta. El ruido de las gotas de lluvia golpeteando sobre la tienda de campaña.

E ir con una chica. No me parece mala idea. Aunque ella sea virgen y en su bolso de mano esconda unas filosas tijeras, está bien. El sexo, en realidad es algo trivial. Por lo menos es lo que pienso cuando estoy dentro de la tienda de campaña.

Fuera, los bichos cantan y en la radio una absurda transmisión de un DJ local. Frente de la tienda de campaña un riachuelo, y dentro un paquete de cervezas enfriandose. La tierra gira y gira sin descansar. Siento como si todo esto fuera una gran proeza.

Entonces, alguien llama desde fuera de la tienda de campaña.
Salgo a ver. Bajo la cremallera de la entrada de la tienda de campaña, saco la cabeza y miro hacia arriba. Es un joven, viste una camiseta con el dibujo de una sandía y unos pantalones cortos. Me pareció un joven muy escurridizo, algo así como el hada de los huevos duros... imaginé.

-Disculpe que lo moleste en su descanso- dijo él.
-Lo siento, pero no hay sobras de comida enlatada- Le contesto, puesto que no consumo comida enlatada.
-No, no vengo por sobras.
-Si lo que quieres es una cerveza puedes cogerla.
-Tampoco es por la cerveza.
-Mmm- Me quedé pensativo.
-Es por una encuesta.
-¿Eh?
-Una encuesta sobre tiendas de campaña. Me han enviado de la Comisión de Tiendas de Campaña.

Entonces él me muestra su identificación de tal y yo la reviso con cuidado.
Efectivamente. Es un miembro de la Comisión Nacional de Tiendas de Campaña.

-¿Y bien?- Pregunto yo.
-¿Respondería a unas cuantas preguntas?
-Está bien.

El chico parece alegrarse.

-Bien, comencemos. Número uno: ¿Es usted feliz dentro de su tienda de campaña? Por favor conteste "Yes" o "No".
-"Yes".

El chico anota con un lápiz algo en lo que parece ser la hoja de encuesta. Entonces comienza a sonreir absurdamente.

-Número dos: ¿Es su novia virgen?.
-"Yes".
Se escucha el lápiz sobre el papel.

-Número tres: ¿Respeta usted la virginidad de su novia?
-Si ella así lo desea.
-Conteste "Yes" o "No" por favor.
-"Yes".
El chico anota.

-Y finalmente, pregunta número cuatro: ¿Cree usted que la tierra está girando?
-"Yes".
El lápiz se desliza sobre la hoja de encuestas.
-Muchas gracias por su colaboración.
-Por nada.

El chico se levanta y hace ademán de irse pero se detiene un momento como si dudara de algo.

-¿En verdad puedo hacerme con una cerveza?
-Claro, ¿Por qué no?

Me introduzco de nuevo en mi tienda y cierro la cremallera. Dentro es cálido y húmedo por la respiración de mi novia que está profundamente dormida.

0 comentarios - Tienda de Campaña (Reedición de minicuento)