epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El increíble Chaparral 2J

El increíble Chaparral 2J


Jim Hall, fundador de la histórica marca de competición automovilística Chaparral y pensador de algunos de los grandes avances aerodinámicos aplicados a los coches de carreras creó un automóvil que llevaba al extremo absoluto el descubrimiento del efecto suelo, el Chaparral 2J.

Tal era así que al coche se le conoció popularmente como “Sucker car”, el coche aspiradora, en clara mención al sistema de ventiladores que equipaba y cuya misión era la de evacuar el aire de debajo del coche pegándolo así al asfalto.

aspiradora


El Chaparral 2J era un coche inusual en todos los aspectos de su composición. Solamente el aspecto mecánico se correspondía con algo habitual, pues equipaba un motor de origen Chevrolet “Big Block” V8 llevado hasta más allá de los 7'6 litros de cubicaje y construido enteramente en aluminio que desarrollaba nada menos que 700 Cv de potencia, lo que le proporcionaba unas prestaciones de infarto. Al propulsor, que estaba colocado en posición central longitudinal, se acoplaba una transmisión semi-automática de tres velocidades.

Sus extrañas formas, angulares, cuadradas, construidas en fibra de vidrio y salidas del privilegiado talento de Hall llevaban al extremo el concepto del ala invertida en la parte que da al suelo, un modo fácil de ganar en apoyo aerodinámico sin ver penalizada la velocidad punta por el roce con los alerones que, de todos modos, anteriormente le habían prohibido utilizar desde su Chaparral 2F.

1970


En el 2J, Jim Hall recurrió al aluminio para construir su chasis monocasco debido a que proporcionaba mayor rigidez que la fibra de vidrio, que había utilizado en coches anteriores. Hall estaba convencido de que el mayor peso que comportaba el metal se compensaría con creces en los momentos de las curvas, en que el chasis estaría sometido a gran esfuerzo y el aluminio aguantaría mejor la torsión. Hall hizo el 2J mucho más ancho que sus predecesores para eliminar la posibilidad de que se pusiera a dos ruedas en curva, defecto que mostró el Chaparral 2H, su predecesor, y le montó suspensiones de doble brazo superpuesto delante y un eje DeDion en la parte trasera y discos ventilados Girling en las 4 ruedas.

historia


La particularidad del Chaparral 2J residía en los comentados ventiladores de 17” que montaba en la parte posterior y que eran movidos por un pequeño motor Rockwell de moto-nieve de 2 cilindros y 2 tiempos que daba 45 Cv de potencia y se situaba sobre la caja de cambios. La inclusión de este motor fue posible gracias a que el reglamento de las Can Am series no tenían limitación de cubicaje para el motor, por lo que se sumaban las cilindradas de ambos motores y aún así era perfectamente legal, al menos a priori.

auto


Como se ha comentado la misión de estos mal llamados ventiladores, pues son en realidad extractores, era la de succionar el aire que circulara por debajo del fondo del coche, utilizando el principio de los “hovercraft” pero trabajando al revés, aspirando el aire hacia arriba en lugar de empujarlo hacia abajo. Estos se complementaban con las laminillas laterales de lexan que se conectaban a la suspensión con tal de mantenerlas siempre lo más cerca posible del suelo y que cerraban la salida del aire lateral impidiendo su fuga y siendo así conducido hacia las hélices de extracción. Se creaba entonces una depresión que literalmente pegaba el coche al asfalto dotándolo de una estabilidad a toda prueba gracias a su elevada capacidad de agarre y por ende una asombrosa maniobrabilidad a cualquier velocidad a la que circulara gracias a que la succión inferior creada por los extractores era siempre la misma, algo que con alerones y difusores solo puede conseguirse en alta velocidad, cuando el aire circula suficientemente rápido como para ejercer presión, de modo que su funcionalidad disminuye de forma proporcional a la pérdida de velocidad. Además el sistema del Chaparral 2J suprimía un defecto endémico de los alerones provocado por el cabeceo del coche por efecto de la suspensión en las aceleraciones y deceleraciones, la pérdida de efectividad por las variaciones en la inclinación con los mismos.

Jim Hall


El sistema era tan efectivo que casi todas las curvas se podían tomar sin soltar el acelerador, y es que este no afecta a la velocidad final del coche por más alta que sea la succión realizada, pues la superficie frontal del coche seguirá siendo la misma circule a la velocidad que circule, de modo que la resistencia al paso del aire será la misma prácticamente. Por lo tanto este sistema no aporta nada significativo realmente en recta comparado con cualquier otro coche de competición de la época, sin embargo, al llegar a un tramo virado es cuando se aprecian unas diferencias abismales, y ahí reside la ganancia de tiempo.

chaparral


La SCCA aprobó el Chaparral 2J para su participación en las Can Am series de cara a 1970, y desde un primer momento se mostró por lo menos un par de segundos más rápido que el coche más rápido de los restantes. El debut del Chaparral 2J fue precipitado, pues el coche no estaba listo para la primera carrera, pero Hall forzó la máquina para que los demás equipos no le robaran la idea. Para ponerse a sus mandos contrató al piloto de Formula 1 Jackie Stewart, que en seguida se puso por delante de los demás pilotos marcando la vuelta más rápida. Aún así el 2J no representó realmente un éxito, pues infinidad de problemas mecánicos minaron una victoria casi asegurada desde el primer día. En esta primera aparición fue el líquido de frenos el que dio al traste con las posibilidades del coche, pues llegó a su punto de ebullición con la falta de frenada que ello comporta y tuvo que retirarse. Pero el talón de Aquiles del 2J fue, precisamente, el motor que movía los extractores. Para intentar solucionar sobre todo este problema el Chaparral desapareció durante tres carreras, regresando con Vic Elford a su volante para situar al 2J en la pole a más de 1 segundo del McLaren de Denny Hulme. El motor Rockwell volvió a fallar durante la carrera, perdiendo efectividad el sistema de aspiración y poniendo al coche de Elford en sexta posición.

efecto suelo


El Chaparral 2J no había conseguido ganar ninguna carrera por la falta de fiabilidad, pero los demás equipos sabían que en cuanto consiguiese subsanar ese inconveniente se volvería simplemente imbatible. La reacción fue la opuesta a la lógica, pues en lugar de adoptar el mismo sistema para la creación de efecto suelo, los equipos rivales empezaron a quejarse esgrimiendo que los ventiladores eran realmente dispositivos aerodinámicos móviles, anteriormente prohibidos. Aún así el Chaparral 2J tuvo tiempo de marcar una vuelta rápida en el circuito de Watkins Glen.

Can am


Al finalizar la temporada de 1970, la misma SCCA que lo había aprobado antes de empezar la temporada lo invalidó debido a la presión de los equipos rivales, sobre todo de McLaren, que argumentó que la FIA no autorizaba al uso de dispositivos de apoyo aerodinámico de ese tipo. McLaren llegó a decir que si la SCCA permitía correr al 2J estaría matando la categoría Can Am debido a su superioridad aplastante en pista. También recibió quejas de otros pilotos que decían que cuando circulaban detrás de ese coche los extractores les mandaban piedras que al salir a alta velocidad se convertían en verdaderos proyectiles, y así cortó las alas a este monstruo de los circuitos, tal como hiciera con el Chaparral 2E. A pesar de que Hall intentó convencer a la FIA de que su sistema era perfectamente legal el coche fue prohibido antes de disputar la última carrera, aunque finalmente se permitió a Elford participar en la misma. El Chaparral se colocó en la pole con 2'2 segundos de ventaja sobre su inmediato seguidor. Parecía que esta iba a ser su carrera, pero mientras tomaba una curva de alta velocidad el motor Rockwell se paró, y el coche, sin succión, perdió todo agarre poniendo en apuros a un Vic Elford que afortunadamente salvó la situación pero que se vio obligado a abandonar.

jackie stewart


Jim Hall estaba ya cansado de luchar con las autoridades y de que todos sus rivales le pusieran trabas a sus inventos, y a pesar de que había proyectado un nuevo coche que trabajaba provocando la succión por efecto venturi y sin extractores, por lo tanto legal, decidió abandonar la competición, dejando en el aire una revolución aerodinámica que más tarde se podría ver en la Formula 1, concretamente en un Lotus proyectado por Colin Chapman, el otro gran genio de la aerodinámica aplicada al automovilismo. Jim Hall regresaría a la Indy con el Chaparral 2K para adjudicarse las 500 millas de Indianapolis en 1980 con el 2K.

El 2J, un coche único que aún hoy se conserva, sentó un precedente con su sistema de succión recogido 8 años después en Formula 1 por Brabham, que presentó su BT46B en el GP de Suecia de 1978 dotado igualmente de un ventilador extractor. Tras terminar ese GP fue rápidamente expulsado de la competición, igual que le paso al Chaparral 2J.



link: http://www.youtube.com/watch?v=rWzUsW18k3c

El increíble Chaparral 2J

3 comentarios - El increíble Chaparral 2J

Ivan2341
Este auto lo usaba en el Gran Turismo 4, de la play 2, era una masa jajaja
ParisiGonzalo
detesto como me gana en la carreras de GT5, chaparraleame la chota (?)