epelpad

El origen del turbo

El origen del turbo


link: https://www.youtube.com/watch?v=0qYjKAGwcJQ&t=

El Turbo-Compresor


registro



Desde su concepción a comienzos del siglo XX, el turbocompresor ha ido logrado un espacio cada vez más importante en el automóvil, pasando de ser un dispositivo para aumentar el rendimiento y la potencia de los motores a convertirse en un elemento clave en la disminución de las emisiones.

manejo


La aparición del turbocompresor es apenas posterior a la de los motores de combustión interna desarrollados por Gottlieb Daimler entre los años 1880 y 1890. Ya por entonces, los ingenieros de la industria del automóvil investigaban el modo de incrementar la potencia de los propulsores y reducir el consumo de combustible mediante la pre-compresión del aire de combustión.

mecanica


Pero el gran avance lo daría el suizo Alfred J. Büchi a principios del siglo pasado, al ser el primero en tener la idea de aprovechar la energía de los gases de escape del motor para mover un compresor. Este pensamiento llevó al ingeniero helvético a patentar el primer compresor el 16 de noviembre de 1905.
El invento de Büchi aumentaba el ingreso de aire en los cilindros del motor y mejoraba su llenado, lo que, asociado a una mayor alimentación de combustible, producía un aumento notable de la potencia.
Entre 1911 y 1914, el técnico suizo comenzó su trabajo con el compresor aplicado al diésel, y en 1915 registra una patente que describe los principios de funcionamiento del turbocompresor y que son similares a los que conocemos en la actualidad.
Las mejoras que ofrecía la apuesta del ingeniero suizo despertaron también el interés de los profesionales de otros ámbitos industriales, como la aeronáutica, el sector naval o el ferrocarril, que comienzan a emplearlo en sus respectivos aviones, barcos y trenes.

No obstante, pese a que Büchi es el incuestionable inventor de la sobrealimentación, no debemos olvidar que tanto el propio Daimler como Louise Renault ya habían patentado con anterioridad sistemas de compresión del aire de admisión pero por medios mecánicos del propio motor, y no aprovechando los gases de escape.
Otro aspecto importante, ha sido que con la misma cilindrada un motor podía incrementar su potencia mediante el uso del turbo, lo que favorecía el entonces denominado costo del impuesto por potencia fiscal.

licencia


La competición impulsa el turbo
En el mundo de la competición, el afán por lograr aumentar la potencia sin modificar la cilindrada mueve a los fabricantes de motores a redoblar sus esfuerzos en la experimentación de esta nueva tecnología, al tiempo que investigaban la manera de que los sistemas de alimentación de combustible fueran más eficientes. Este objetivo se tradujo en el reemplazo del antiguo carburador por los nuevos sistemas de inyección de combustible.
La elevada temperatura de los gases de escape que movían el turbo trajo aparejada la aparición de un intercambiador de calor aire-aire o intercooler que mejoraba aún más el rendimiento del turbo
Tampoco hay que olvidar el papel decisivo de la electrónica en la evolución de este dispositivo. Los chips que permiten controlar la presión máxima de soplado o incluso la velocidad de rotación de las turbinas con la variación de sus álabes tienen un papel crucial a la hora de convertir al turbocompresor en un aliado para reducir el consumo de combustible y las emisiones a la vez que hacen posible elevar sustancialmente la potencia de los motores.
Pero quizás uno de los logros más importantes de esta tecnología, surge a partir de su rol en la reducción de las emisiones contaminantes. La sensibilidad por la acción que la actividad humana tiene sobre el cambio climático ha conllevado la adopción de normativas muy exigentes sobre las emisiones contaminantes que en el caso de los motores diésel suponen, sí o sí, la adopción del turbocompresor, mientras que en el de los motores de ciclo Otto también llamados nafteros o a gasolina pasan por drásticas reducciones de cilindrada que la sobrealimentación se encarga de compensar. Frente a los años 80, en los que el turbocompresor era sinónimo de potencia y prestaciones, en la actualidad se ha convertido en un componente más del motor, pero de vital importancia.

¿Sabía usted aproximadamente a que velocidad gira un turbo? (+ de 100.000 rpm)



SUSCRIBITE! A nuestro canal en Youtube:
https://www.youtube.com/channel/UCkeR5tZkRFUZ2BLT_jtvuwg

Y Dale Me Gusta a nuestro Facebook:
https://www.facebook.com/pages/El-Conductor-Inteligente/1430403963866131

1 comentario - El origen del turbo