epelpad

Murió Whitfield pero ¿qué es el Linfoma no Hodgkins?

Los linfomas son un conjunto de enfermedades neoplásicas que se desarrollan en el sistema linfático, que también forman parte del sistema inmunitario del cuerpo humano. A los linfomas también se les llama los tumores sólidos hematológicos para diferenciarlos de las leucemias.

La principal clasificación de los linfomas se divide en dos tipos según su origen celular, evolución, tratamiento y pronóstico que son:

> Linfoma de Hodgkin: Debe este nombre al médico que la descubrió Thomas Hodgkin en 1832. A partir de la década de 1990 la incidencia de la Enfermedad de Hodgkin va descendiendo.

> Linfomas no-Hodgkins: Son un conjunto de linfomas diferentes al linfoma de Hodgkin del que existen múltiples clasificaciones. El linfoma no Hodgkin lo forman más de 30 linfomas diferentes. Al contrario que la enfermedad de Hodgkin la incidencia va en aumento a partir de 1990.

El actor

Andy Whitfield (nació en Amlwch, Gales, Reino Unido, el 17/07/1972 y murió en Sídney, Australia el 11/09/2011) fue un actor que realizó sus primeros trabajos en la TV australiana y logró fama mundial al protagonizar la 1ra. temporada de Spartacus: Blood and Sand en el rol de Espartaco.

Antes de actor, Andy fue ingeniero. Pero, ya instalado en Australia, desde 1999, le atrajo la actuación y apareció en varias series de televisión tales como Opening Up, All Saints, The Strip, Packed to the Rafters y Las hermanas McLeod.

Obtuvo su primer papel protagonista en la película de ciencia ficción Gabriel.

También apareció en el thriller australiano The Clinic.

En 2010, protagonizó la serie de televisión Spartacus: Blood and Sand, filmada en Nueva Zelanda, en el papel de Espartaco, un soldado condenado a luchar como gladiador y que lidera una rebelión contra los romanos.

Pero no pudo seguir con las temporadas siguientes: en marzo de 2010, le diagnosticaron un linfoma no-Hodgkin, comenzando su tratamiento de inmediato en Nueva Zelanda.

Tan grave situación demoró la producción de la 2da. temporada de la serie. Finalmente, los productores decidieron realizar una precuela (denominada Spartacus: Gods of the Arena) a la espera de que el actor pudiese volver al rol de Espartaco.

En junio de 2010 se anunció que Whitfield había finalizado completamente su tratamiento y, gozando de buena salud, se esperaba que regresase en octubre al set de filmación de la 2da. temporada Spartacus: Blood and Sand.

Pero en septiembre de 2010, sin embargo, se informó que, por complicaciones con su cáncer, no volvería a encarnar a Espartaco ya que se ha visto obligado a abandonar la serie para dedicarse por completo a su recuperación, al iniciar por 2da. vez un tratamiento agresivo.

El papel del protagonista en la 3ra. temporada titulada Spartacus: Vengeance, fue asignado a Liam McIntyre.

El mal

El linfoma no-Hodgkin (LNH) es un tipo de cáncer que surge en los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco de la sangre. Se denomina de ese modo para distinguirlo de la enfermedad de Hodgkin, un subtipo particular de linfoma. De hecho, es un término que incluye muchas formas diferentes de linfoma, cada uno con sus características individuales.

Los linfomas constituyen nódulos que se pueden desarrollar en cualquier órgano. La mayoría de los casos empiezan con una infiltración en un ganglio linfático (nodal), pero subtipos específicos pueden estar restringidos a la piel, cerebro, bazo, corazón, riñón u otros órganos (extranodal).

Existen muchos tipos diferentes de linfomas no Hodgkin y se clasifican de acuerdo con la rapidez con que se propaga el cáncer.

El cáncer puede ser de grado bajo (crecimiento lento), grado intermedio o grado alto (crecimiento rápido). El tumor de Burkitt es un ejemplo de linfoma de grado alto. El linfoma folicular es un linfoma de grado bajo.

El cáncer se subclasifica además por la forma como lucen las células bajo el microscopio; por ejemplo, si hay ciertas proteínas o marcadores genéticos presentes.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Oncología (American Cancer Society), una persona tiene una probabilidad de 1 en 50 de desarrollar el linfoma no Hodgkin. La mayoría de las veces, este cáncer afecta a los adultos; sin embargo, los niños pueden padecer algunas formas de linfoma. Los grupos de alto riesgo abarcan aquellos que han recibido trasplante de órganos o que tienen un sistema inmunitario debilitado.

Este tipo de cáncer es ligeramente más común en hombres que en mujeres.

El diagnóstico del linfoma requiere una biopsia del tejido afectado. El tratamiento del linfoma de bajo grado puede ser defensivo, pero el linfoma no-Hodgkin de alto grado se trata normalmente con quimioterapia y a menudo con radioterapia.


Los síntomas pueden abarcar:

Sudores fríos (empapar los tendidos de cama y el pijama aunque la temperatura ambiente no esté demasiado alta).
Fiebre y escalofríos intermitentes.
Picazón.
Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas
Pérdida de peso.
Se puede presentar tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual puede ejercer presión sobre la tráquea u otras vías respiratorias.

Algunos pacientes pueden presentar hinchazón o dolor abdominal, lo que puede llevar a inapetencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.

Si el cáncer afecta las células en el cerebro, la persona puede presentar dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o crisis epilépticas.

La quimioterapia es el principal tipo de tratamiento. Casi siempre, se utilizan múltiples fármacos diferentes y combinados.

A menudo, se utiliza otro fármaco llamado rituximab (Rituxan) para tratar el linfoma no Hodgkin de células B.

En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radiactiva a un anticuerpo que esté dirigido a las células cancerosas, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo.

Las personas con linfoma que reaparece después del tratamiento o que no responde a éste pueden recibir quimioterapia en dosis altas seguida de un autotrasplante de médula ósea (usando células madre de uno mismo).

Los tratamientos adicionales dependen de otros síntomas y pueden incluir:

Transfusión de hemoderivados, como plaquetas o glóbulos rojos.
Antibióticos para combatir la infección, sobre todo si se presenta fiebre.

El linfoma no Hodgkin de bajo grado generalmente no se puede curar con quimioterapia sola. Sin embargo, la forma de bajo grado de este cáncer progresa lentamente y pueden pasar muchos años antes de que la enfermedad empeore o incluso requiera cualquier tratamiento.

La quimioterapia puede, a menudo, curar muchos tipos de linfoma de alto grado. Sin embargo, si el cáncer no responde a los fármacos quimioterapéuticos, la enfermedad puede causar la muerte rápidamente.

0 comentarios - Murió Whitfield pero ¿qué es el Linfoma no Hodgkins?