epelpad

Me debes un chicle, una cuestión universal.

A RAÍZ DEL LIBRO ME DEBES UN CHICLE, UNA CUESTIÓN UNIVERSAL ÉSTE POST FUE HECHO.



Los gatos también lo utilizan.


MÁSTERS



Alguna vez te has preguntado qué hay detrás del me debes un chicle, frase atribuida cada vez que dos personas pronuncian al mismo tiempo una palabra, siendo empleada por una de estas dos, que, por lo general, es más rápido en reaccionar luego de esto y termina siendo el acreedor del chicle, y su contraparte el endeudado con el chicle.

Éste post ha sido incluído en la serie másters, pues, como sabrán, englobo la mayoría de mis posts en series -arquitectos del terror, universos paralelos, etcétera-.

El me debes un chicle forma parte de la sociedad actual, ya que cotidianamente la podemos escuchar directa ó indirectamente respecto a nosotros -esto es, si nos han hecho un me debes un chicle u lo hemos visto hacérselo a un tercero-. Cabe mencionar que el me debes un chicle no es ajeno a nosotros, pues ya lo tenemos incorporado -como el habla oral- y puede así decirse que es inhato en cada uno de nosotros -aunque algunos discrepan sobre esto-.


ME DEBES UN CHICLE ¿SE APLICA REALMENTE O NÓ?



Todos nosotros alguna vez hemos logrado hacerle a alguien el célebre me debes un chicle, pero, ¿ésto se cumple ó es mera frase circunstancial?.

Verdaderamente alguna vez dí un chicle por un me debes un chicle que me hicieron, pero este no es el punto; el punto es que debe respetarse el me debes un chicle tanto como otros elementos que forman parte de nuestra cultura.

Según los especialistas -inserte fuente aquí-, el me debes un chicle debe darse como un contrato social más, y ser debidamente dado el chicle, siendo recomendado los Belden y Bubalús para esto.


¿CÓMO SE DEBE HACER EL ME DEBES UN CHICLE?


PRIMERO PASO: en un diálogo entre dos personas, ambas deben decir al mismo tiempo una palabra (por ejemplo: Mujicas).

SEGUNDO PASO: en pocos segundos, uno de las dos personas prosigue a extender su brazo y acercárlo al brazo de su homólogo, procure no ser torpe y golpear a éste en el movimiento rápido.

TERCERO PASO : pellisque la piel de quien en ese instante se convertirá en el debedor del chicle.

CUARTO PASO: puede jactarse de su hazaña, que puede ser resumina en los siguientes principios omaiguianos (véase omg) que se observan en el siguiente .gif:


La calidad del .gif es comparable con la del post.


CONCLUSIÓN DEL ME DEBES UN CHICLE.


Como han visto, el me debes un chicle es universal, lo que permite que todos puédamos usar, sean mongoles, negros o los participantes de Top Shot.

Tal es así, que el me debes un chicle ya superó límites establecidos por los científicos, lo que ha llevado a que algunas ciencias sociales estudien esto como un fenómeno social. Por ejemplo, la sintaxis estudió el me debes un chicle, estableciendo el Circunstancial del chicle (C.d.C).


CURIOSIDADES



Me debes un chicle ha sido nombrado 15 veces en éste post.

● El me debes un chicle -ya van 16- ha logrado que aumentara la demanda de chicle.

● Masticar chicle produce grastritis y disloca la mandíbula.

● Ahora con decir me debes un chicle son 17 veces que se ha mencionado.

● Antes de la invención del chicle, se decía me debes tabaco -como en esa película del soldado que masticaba y escupía garzos de tabaco-.



1 comentario - Me debes un chicle, una cuestión universal.

berik
Aquí en México se aplica la de: me debes un chocolate. Después de que las dos personas dicen al mismo tiempo algo, el primero en tocar algo de madera, es el acreedor del chocolate.