epelpad

Y al final, ¿Dios existe?

A lo largo de toda la historia esta pregunta cautivó a millones de personas, sacando conclusiones apresuradas y sin fundamentos.

"Dios existe porque creo en él"

"Dios no existe porque creo eso"


Muchas personas evitaron sacar conclusiones sin fundamento, y se decidieron a estudiar un poco y analizar ciertos aspectos: ellos, filósofos, trataron de ver el punto de vista antropológico y metafísico.

El post estará dividido en dos partes: aquellos filósofos que argumentaban la existencia de Dios, y aquellos que argumentaban la no-existencia de Dios.


San Anselmo


Y al final, ¿Dios existe?


San Anselmo fue el padre de la Escolástica (si bien, con Santo Tomás de Aquino se perfecciona).
La escolástica se basó en la coordinación de la razón y de la fe, para así llegar a la verdadera realidad.
Sin embargo, centrémonos en su célebre escrito: "El argumento ontológico".
El argumento ontológico para la existencia de Dios es un razonamiento apriorístico (a priori, es decir, "previo a") que pretende probar la existencia de Dios empleando únicamente la razón; esto es, que se basa únicamente en premisas analíticas, a priori y necesarias para concluir que Dios existe.

Él se muestra muy preocupado por la naturaleza del ser, distinguiendo entre seres necesarios (aquellos que no pueden no existir) y contingentes (aquellos que pueden existir, pero no necesariamente).

Presenta su argumento con una definición de Dios:

Pues creemos que [El Señor] es algo tan grande que nada mayor puede ser concebido.


Luego, lo que hace es preguntarse si Dios existe.
Para contestar a esto, trata primero de mostrar que Dios existe en el entendimiento.

Mas, indudablemente, este mismo insensato, cuando escucha esto mismo que estoy diciendo —que hay algo tal que nada más grande puede ser imaginado—, comprende lo que escucha, y lo que comprende está en su entendimiento, incluso aunque no comprenda que lo sea; pues una cosa es que algo esté en el entendimiento, y otra es comprender que una cosa es.


Por todo ellos, y luego de varios razonamientos, llega a la premisa del argumento ontológico:

Y, ciertamente, algo tan grande que nada mayor pueda ser pensado no puede estar únicamente en el entendimiento, ya que si sólo estuviera en el entendimiento, también podría pensársele como parte de la realidad, y en ese caso sería aún mayor. Esto es, que si algo tal que nada mayor pueda ser pensado estuviera únicamente en el entendimiento, entonces esa misma cosa tal que nada mayor pueda ser pensado sería algo tal que algo mayor sí pudiera pensarse, algo que no puede ser.


Es decir, San Anselmo creía que Dios existía por el solo hecho de tener la idea de Dios, ya que, "si yo soy un ente imperfecto, no puedo pensar en un ente perfecto, por mi propia imperfección. Por ende, un ente perfecto debió poner esa idea en mí. A saber, Dios".


Santo Tomás de Aquino


anselmo


Santo Tomás tuvo una idea similar a San Anselmo.
Temporalmente, es posterior a San Anselmo.
Al igual que San Anselmo, tuvo una gran cantidad de trabajos, pero centrémonos, nuevamente, en la parte de la existencia de Dios.

Santo Tomás fue un poco más ordenado que San Anselmo: escribió "Las Cinco Vías".
Las cinco vías serían algo así como cinco demostraciones sobre la existencia de Dios.
Todas ellas tienen una misma estructura:

1) Un punto de partida en el mundo sensible (el mundo que captamos a través de los sentidos), un hecho de experiencia.
2) Ese punto de partida se lo considera como un efecto, que en cuanto tal debe tener una causa.
3) Pero a su vez esa causa supone una causa primera.
4) Ahora bien, esa causa primera es Dios, como causa del mundo sensible, y en general de todo lo creado.


Pero mejor veamos cada una de las 5 vías:

Primera vía: El punto de partida es aquí el movimiento: Un “primer motor que no sea movido por nada”, es “lo que todos entienden por Dios” –puesto que, siendo todo en acto y nada en potencia-, es un ente perfecto. Por tanto, Dios existe.

Segunda vía: Su punto de partida es la causa eficiente: Existe una serie de efectos convenientemente subordinados a sus causas. Todo efecto depende de la causa eficiente que lo produce. Esa causa eficiente primera es “lo que todos llaman Dios”. Por tanto, Dios existe.

Tercera vía: Es la prueba por la contingencia, o por lo posible y necesario. Se llama “contingente” todo ente que es, pero “podría” no ser; en otros términos, lo que tiene potencia de ser y de no ser. Tal ente necesario, que existe por virtud de su propia naturaleza, es aquello “a lo cual todos llaman Dios”.

Cuarta vía: Por los grados de perfección: Si algo es bello, pero no es lo bello en sí, quiere decir que esa belleza la tiene “de prestado”. Sólo lo supremamente perfecto puede otorgar la perfección mayor o menor que algo posea: este algo “participará” de ella. Por tanto, “hay algo que es para todas las cosas la causa de su ser, y de su bondad, y de cualquier otra perfección. Pero justamente, “a esto lo llamamos Dios”. Luego, Dios existe.

Quinta vía: Por el orden o gobierno del mundo. Observamos en la naturaleza orden y finalidad. Vemos que algunas cosas que carecen de conciencia o conocimiento obran por causa de un fin.
Por tanto, “hay algo inteligente que ordena las cosas naturales hacia su fin”; hay, pues, una Inteligencia suprema. “Y a esto llamamos Dios”. Por tanto, Dios existe.

Por lo que podemos ver, Santo Tomás logró una mayor profundización a la hora de dar argumentos de la existencia de Dios, tomando los hechos de la realidad, y buscando una causa, esa causa primera que hace que todo sea lo que es.


René Descartes


existe


René Descartes fue un filósofo, matemático y físico francés.
Fue el que desarrolló la duda metódica (la cuál estipulaba que para llegar al verdadero conocimiento hay que dudar de todo aquello que tenga un grado, por más que sea mínimo, de duda).
Nuevamente, centrémonos en sus argumentos de la existencia de Dios.

Vamos a referirnos sólo a dos de las tres pruebas mediante las cuales Descartes pretende demostrar la existencia de Dios. Ambas pruebas tienen el mismo punto de partida: la idea de Dios, es decir, la idea de un ente perfecto.

La primera prueba es que esa idea de Dios que yo tengo ha de haber sido producida por algo o alguien, necesita una causa, porque de la nada, nada sale. Esa causa, además, no puedo serla yo, porque yo soy imperfecto, y lo imperfecto no puede ser causa de lo perfecto, ya que en tal caso habría falta de proporción entre la causa y el efecto, y el efecto no puede ser nunca mayor que la causa. Es preciso entonces que esa idea me la haya puesto alguien más perfecto que yo, a saber. Dios. Por tanto, Dios existe.

La segunda es la prueba a la que Kant dio el nombre de argumento mitológico. Tengo la idea de un ente perfecto. Ahora bien, siendo este ente perfecto, no le puede faltar nada, porque si le faltase algo no sería perfecto; por tanto, tiene que existir, porque si no existiese le faltaría la existencia, sería "inexistente", y es evidente que esto sería una imperfección. En la esencia o concepto de Dios se encuentra, como una nota suya que no le puede faltar, la de existir.


Cabe destacar que hubo filósofos con posturas "intermedias" (tales como David Hume, o Kant) que no aseguran la existencia de Dios, pero tampoco la niegan.

Nietzsche


kant



Friedrich Nietzsche


descartes


Quizás una de las posturas más fuertes a la hora de hablar de la no-existencia de Dios.
Friedrich Nietzsche fue un filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores modernos más influyentes del siglo XIX.

Para Nietzsche, la sociedad se encuentra sumida en un profundo nihilismo que ha de superar si no quiere ver su fin.


A Nietzsche se le atribuyé una frase célebre:

"Dios ha muerto"


Sin embargo, cabe destacar que no se refería a la "real" muerte de Dios (ya que si creyese eso, estaría diciendo que Dios en algún momento existió), sino más como un símbolo,

"Dios ha muerto" es una frase dolorosa, que sirve como expresión de una de las figuras del Espíritu, denominada "Conciencia desventurada":

"Es el destino trágico que reúne todos aquellos dioses individuales y todos aquellos atributos de la substancia en un panteón, en el espíritu autoconsciente como espíritu".


Es una figura o momento espiritual, incomprensible al margen de su contrario dialéctico, la "conciencia cósmica", que simboliza la liberación del espíritu de las formas anquilosadas en las que estaba preso por los diversos órdenes mitológicos y teocráticos, que aglutinó el Imperio romano:

"La ausencia total de terror, la ausencia de esencia de cuanto es extraño, y un bienestar y un sentirse bien de la conciencia, tales como no se encontrarán nunca ya fuera de esta comedia".


Como dije antes "Dios ha muerto" no quiere decir literalmente que "Dios está efectivamente muerto"; es la manera de Nietzsche de decir que la idea de Dios no es capaz de actuar como fuente del código moral.

Nietzsche reconoce la crisis que la muerte de Dios representa para las consideraciones morales existentes, porque "cuando uno desecha la fe cristiana, se olvida de la moralidad cristiana. Esta moralidad de ninguna manera es evidente en sí misma. Rompiendo un concepto principal del cristianismo, la fe en Dios, uno rompe el esquema: nada necesario se mantiene en las manos de uno".

La muerte de Dios es la forma de decir que los humanos ya no son capaces de creer en cualquier orden cósmico desde que ellos mismos no lo reconocen. La muerte de Dios conducirá no sólo al rechazo de la creencia en un orden cósmico o físico, sino también al rechazo de los valores absolutos — al rechazo de la creencia en una objetividad y una ley moral universal, que se ejerce sobre todos los individuos.

De esta manera, la pérdida de una base absoluta de moralidad conduce al antinihilismo (cabe destacar que nihilismo supone la negación de los supuestos sentidos de la vida). Este antinihilismo es el que trabajó Nietzsche para encontrar una solución a la reevaluación de los fundamentos de los valores humanos. Esto significa, para Nietzsche, la búsqueda de los fundamentos más profundos que los valores cristianos, más allá de los cuales él sentía que la mayoría de los cristianos rechazaba mirar.


Viendo todo esto, en definitiva, ¿Dios existe?



Datos recolectados de Principios de la Filosofía - Carpio

Comentarios Destacados

benjamin_rayado +25
Spiderman existe!! lo dice en los comics ...que?no es lo mismo?

24 comentarios - Y al final, ¿Dios existe?

Molesto +1
Ni al principio ni al final.
Tatsu91 -2
pues si yo hubiese vivido en ese tiempo sin tv internet compu y videojuegos tambien pensaria boludeces como esos pelotudos
luminaresdeloeste -6
Dios existe porque su hijo estuvo entre nosotros y ascendió al cielo al tercer día de haber resucitado entre los muertos, es su palabra contra la de aquellos que dicen que Dios no existe.
VERDAERO -1
Buen intento... ésa es la verdad. Simplemente cierto. "He aquí vengo pronto..." es su promesa "Y todo ojo le verá...". Claro que entonces será tarde para los que endurecieron su corazón. Saludos.
GeroXnoxville
jajajajaja bueno....la verdad estos creacionistas son como niños...les falta madurar y aprontar la verdad,no importa lo que les digas...para ellos papa noel siempre existira
Diego_2110
Genial, otro post de este tipo ...
MrK66 +2
mejor hago un post de un video del fin del mundo...
reinaldo71 +1
@MrK66 Aunque le cerraste el orto al pibe en este tipo de post solo vas a tener forobardo y troles jodiendo
Neisertar +2
Friedrich Nietzsche, rules...
federan +8
Al fin un post de Dios que no es de ciencia, sino de filosfia. Pocas personas comprenden ese gran error. Muy bueno lo lei todo, y me parece muy bien que muestres ambas posturas de manera imparcial y objetiva.
Es bueno ver posts asi!
MethosRex
Te dejo algo porque el post tiene intención seria, y con esos personajes que mencionas no se bardea, se respetan. Sin embargo, es bastante difícil concluir algo, está medio confusa la conexión entre las ideas.
Por cierto, en parte gracias a esos señores filósofos, me quité de encima el lastre del catolicismo en particular y de cualquier religón en general. Sin ofender, pero sólo me acuerdo de dios cuando escribo omg.

Y al final, ¿Dios existe?
MrK66 +3
la idea era esa, que cada uno saque sus conclusiones de pensamientos filosóficos, ya sea a favor o en contra... pero hay algunos que prefieren boludear antes de siquiera leer y tratar de entender
VERDAERO
En realidad "sigue tu corazón" es un mal consejo... la Biblia dice "... el corazón es engañoso y perverso...". Por éso es que hay sectas, sin fin de cultos, creencias ateas y ramas afines... Hay que estudiar la palabra de Dios con el corazón limpio.
Manoplaszt +2
segun los textos sumerios existe un dios universal y cosmico le llaman creador de todo o padre de todo
NN76 +7
anselmo
VERDAERO +1
En realidad hay una afirmación al inicio que dice "En el principio creó Dios el cielo y la tierra" y una advertencia al final de la Biblia que dice "he aquí (ciertamente) vengo pronto..."
ModekaGador -3
Dios existe y te castigará por este post. Pero el diablo lo detendrá
VERDAERO -2
"Dios existe". Es la respuesta simple, sencilla, verdadera. Pero no me lleva a ninguna parte.
"Dios existe y me ama". Es la respuesta que muchos optan y se conforman con ella. Pero tampoco ayuda mucho.
"Dios existe, me ama y quiero conocerlo". Es la respuesta que Dios espera de ti y que abre el camino a la salvación.
NoobStar +1
Los mitos no existen existe
NaiRamone +2
Hoy religión, mañana mito. El camino al que inevitablemente se dirigen este tipo de fábulas.
gabrifer +2
SEGURO EN TARINGA LO VAN A DESCRUBIR...