epelpad

Los casos más aterradores de la ouija

Los casos más aterradores de la ouija

El Origen
El origen de la ouija que es el nombre más conocido a este tablero dotado de alfabeto y números que sirven para comunicarse con espíritus y su origen son muy imprecisos pero un si se habla de que se había originado a fines del siglo XIX y que su primer uso se registró en el día 28 de mayo de 1890 declarando al estadounidense Elijah Jefferson Bond como su inventor, y a William H. A. Maupin y Charles W. Kennard como titulares. No está claro si Bond o los titulares inventaron realmente algo o simplemente patentaron una de las muchas planchettes tablas parlantes

Los Casos Más Aterradores
ouija
Los casos que se han presentado a lo largo de la historia nos on escasos por personas que han decidido jugar con la ouija no es de extrañarse estos hechos an causado historias sumamente trágicos a continuación veremos los casos más aterradores de la ouija

La historia de Jennifer Lynn Sprigman
los casos mas aterradores de la

Este caso es de Jennifer Lynn Sprigman, una chica de 14 años que vivía en linois pero en el mes de diciembre del año 1972 se le ocurrió jugar a la ouija con su mejor amiga para ellas era algo nuevo y emocionante. Reunidas una noche la amiga de Jennifer decidió hacer una pregunta muy fuerte: ¿a qué edad se va a morir Jennifer?, el tablero respondiendo que en 1976 que moriría a la edad de 18 años y que sería asesinada de manera horrible pero solo lo interpretaron como una anécdota. Y Según el testimonio de la amiga aseguro que Jennifer empezó a temblar mucho durante el juego debido a esto debieron terminar la sesión. Años después, cuando Jennifer y su amiga habían olvidado el accidente, Jennifer estaba realizando los preparativos para su próxima fiesta de cumpleaños. Era octubre de 1976 y cumpliría 18 años. Su madre cuenta que ella sí recordaba lo sucedido a su hija con la ouija, y recordaba lo que le contó acerca de su muerte. “Estaba algo inquieta, pero me decía que era una tontería, que no podría ser cierto”. Una tarde, Jennifer salió de casa para reunirse con otros amigos en una cafetería, pero no volvió. Tampoco había llegado a la reunión con sus amigos. En efecto la respuesta de la ouija se había cumplido el 3 de octubre de 1976, Jennifer Lynn Springman, murió estrangulada siendo abandonada a la orilla de la carretera el delincuente aun es un misterio y la amiga de Jennifer consultó con la ouija, pero ésta no volvió a citar su nombre, ni dio el de su asesino.
historias sobre la ouija



La sesión de valencia
casos sobre la ouija

El segundo peor caso de la tabla ouija conocido en España. Los nombres de los protagonistas de este caso no son conocidos, pero la historia fue publicada en una importante página web española. El 25 de noviembre de 2007 cinco adolescente se reunieron para jugar fueron a una vieja casa abandonada para que nadie los molestara. El líder el que tenía más experiencia les indico que no podían hacer que fue lo siguiente en no levantar las manos del tablero si algún espíritu no estaba de acuerdo, no cruzar las piernas y no tener ningún elemento religioso cerca. Los chicos comenzaron la sesión preguntando al espíritu con el que se comunicaban si le molestaba la presencia de alguno de ellos, y éste, supuestamente, les contestó que sí, que tres de ellos tenían que marcharse. Mientras los jóvenes se alejaban de la casa abandonada en la que se habían quedado los otros dos, escucharon un fuerte ruido que les hizo darse la vuelta y encontrar la casa totalmente derrumbada. Los dos amigos que se encontraban en su interior perdieron la vida.
Los casos más aterradores de la ouija



El caso de Estefanía Gutiérrez Lázaro
ouija

Anteriormente habíamos visto el segundo peor caso de la ouija en España pues bien este es el peor caso de la historia de España en la capital Madrid relacionado con una tabla ouija corresponde al de Estefanía Gutiérrez Lázaro. En 1990 con 18 años llevaba una vida normal como el de cualquier adolescente común, pero su vida se vio interrumpida ya que su novio se murió en un accidente de motocicleta. Por lo que decidió contactar con el muchacho a través de la ouija. Pidió la ayuda de unas amigas dentro de la escuela, donde una maestra las descubrió e inmediatamente obstruyó la sesión sin que terminara adecuadamente. Estefanía inició con problemas de salud, insomnio y convulsiones, viendo sombras extrañas en su cuarto sin poder dormir bien, lo que causó que su salud se degenerara. En 1991 Estefanía colapsó y murió sin que se determinara la causa de su muerte. Días después sus hermanos reportaron haber visto sombras que se miraban con las luces encendidas, hasta que una mañana una de las fotos de Estefanía, encendió sin razón alguna. La familia se mudó de la casa
los casos mas aterradores de la
Esta es la foto real



La posesión de Jorge

historias sobre la ouija
Esta historia tiene a varias personas como protagonistas. Primero hay que hablar de Carlos y una amiga suya con la que compartía una gran afición por el juego de la ouija. Ambos le dedicaban de cinco a ocho horas diarias al tablero, lo que les hizo tener contacto con un gran número de fenómenos paranormales. Un día la pareja de amigos invitó a otro chico, Jorge, a una de sus sesiones espiritistas y éste aceptó ser poseído. Al instante de que el espíritu tomara el cuerpo del chico, los amigos salieron corriendo del lugar y minutos más tarde se encontraron en la calle con Jorge, que decía no recordar nada de lo sucedido. Sin embargo, este chico acabó perdiendo la razón y deambulando por las calles, mientras que Carlos falleció un mes después de haber jugado a la ouija por un supuesto incendio en su casa.



La historia de Julio César Miranda
casos sobre la ouija

Julio César Miranda era un adolescente como otro cualquiera al que le gustaba jugar al fútbol y resolver problemas de matemáticas cuya vida cambió el día que decidió jugar a la ouija con una compañera del colegio, lo que provocó en ellos una posesión demoníaca. La madre del chico, que es la que narra la historia, Relató que comenzó a llamar a Belcebú (Satán), de quien decía era su padre y a él le debía obediencia, desde entonces el chico empezó a hacer cosas extrañas como salir a la calle desnuda o hacer sus necesidades en público y un día le dijo a su madre que el demonio le había dicho que la matara a ella y a su hermana. Julio realizó movimientos y giros bruscos y terminó cogiendo un cuchillo e hiriéndose en el estómago, lo que le provocó la muerte. Por su parte. Cuenta su madre que lo llevó a una clínica herido, pero en la misma le dieron de alta, pues él aseguraba que no tenía nada. Pero al llegar a su casa murió. De la compañera del macabro juego se conoció que recibe asesoría psicológica, pues el impacto de la muerte de su amigo fue muy fuerte. Las autoridades iniciaron las investigaciones para precisar las reales causas de este suicidio, mientras que la Iglesia no se ha pronunciado
Los casos más aterradores de la ouija
Julio Cesar Miranda, de 17 años, se suicidó por culpa de la tabla Ouija, según manifestó su madre, Meri Campaz. Vivía en el barrio Puerta del Cielo, de Buenaventura.Henry Ramírez


El caso de Andrea en Venezuela
ouija

Uno de los casos más recientes y de gran impacto popular fue el vivido por una joven llamada Andrea, en Venezuela, que había perdido a su madre a los 15 años y que tres años después de la desgracia participó en el juego de la ouija junto a otras amigas suyas adolescentes. La primera pregunta que formularon fue si con la 'persona' que hablaban se trataba de un espíritu bueno o malo, pero lejos de responder a sus cuestiones, el 'espíritu' respondía solamente con el nombre de Andrea y fechas que eran significativas para la chica. Sus amigas dicen que notaron una especie de posesión demoníaca en Andrea y ésta, varios días después, dijo creer que se trataba del espíritu de su madre, una mujer posesiva a la que no le gustaba que su hija de juntar con ese tipo de chicas.
los casos mas aterradores de la



Caso en McAllen, Texas
Un joven de 15 años enfrenta cargos de intento de asesinato, después que la tabla, conocida como "Ouija", le ordenó que acuchille en su abdomen a su amigo de 14 años. La navaja del agresor le causó heridas en los intestinos a la víctima. El insólito hecho ocurrió en Weslaco, en Texas, Estados Unidos.
La agresión ocurrió luego de que tres estudiantes del colegio Weslaco East se escaparon de clase el 29 de febrero y se fueron a un bosque, al norte de la escuela donde usualmente se juntaban a fumar marihuana. Uno de los voceros de la policía señaló: "Era como cualquier otro día, excepto que uno de ellos ya había tomado la decisión de dañar a su amigo basado en lo que le dijo la tabla Ouija".
La navaja del acusado perforó el abdomen del joven de 14 años y le causó heridas en sus intestinos. El agresor le dijo a la víctima que lo ayudaría si le mentía a la policía, diciendo que se cayó sobre la navaja.
Una vez que la víctima estuvo de acuerdo, los tres adolescentes caminaron a un negocio, donde un hombre llamó a primeros auxilios. Luego, se trasladó al joven al Centro Médico de McAllen, donde lo operaron. "La víctima hizo lo que le dijo su amigo y nos mintió", agregó el vocero de la policía J. P. Rodríguez.
Los investigadores interrogaron al tercer adolescente, de quien la policía cree que no le fue pedido que guardara el secreto de las intenciones del agresor. El estudiante les dijo a los oficiales lo que ocurrió, y los investigadores encontraron la navaja en una zona cercana, según informó el 18 de marzo
La policía arrestó al joven de 15 años y un juez lo acusó de intento de asesinato. Los oficiales lo trasladaron al Centro de Detención Juvenil del Municipio de Hidalgo. Las autoridades no dieron a conocer más información debido a la edad de los jóvenes. A víctima estuvo hospitalizada en cuidados intensivos durante tres días, por una laceración severa de intestinos. El agresor, cuyo nombre no fue hecho público, no tenía historial de problemas mentales o comportamiento criminal.

caso en San Petersburgo, Rusia
Ocurrido en el 22 de Enero de 1885. Un joven jugaba con la tabla ouija que acababan de regalarle. Obtuvo a través de ella un nombre: Andrei, que era el de su difunto padre. Cuando volvieron a jugar su madre y ella, el día 22, para ver si les ofrecía algo menos aburrido, sucedió algo asombroso. Apareció el nombre de Alejandra, seguido de 5 palabras: “Tienes que salvar a Nicolás”, que fueron seguidas por un curioso mensaje. Era la historia de un joven revolucionario llamado Mijaíl, que había sido sorprendido en una reunión clandestina y condenada a cinco años de destierro en Siberia. El mensaje había sido emitido después de morir Mijaíl, cuando intentó huir de la prisión. Esta historia, que sería investigada por el Dr. Alexander Aksakov, gran aficionado a los fenómenos psíquicos, no pudo ser aclarada.


El caso de Myles W
historias sobre la ouija

A diferencia de los otros casos este no tuvo demasiados hechos paranormales que lo hace uno de los más inofensivos en cierta parte ya veremos porque denominado suerte y tragedia Un hombre que se identificó como Myles W. relató que él y sus amigos jugaron ouija cuando tenían 19 años. Para hacerlo “más divertido” ellos crearon su propia tabla con una hoja de papel y, al poco tiempo, lograron contactar a un espíritu al que no pudieron identificar nunca. Preguntaron, en tono de broma al tablero, cuál sería el próximo número ganador de la lotería. El juego les indicó inmediatamente, pero les advirtió que la suerte tenía dos caras. Horas más tarde, cuando se habían repuesto de la impresión, fueron a comprar un boleto con los dígitos dados por la ouija. El boleto que habían comprado resultó ser el ganador. La vida de Myles y de sus amigos transcurrió con normalidad durante un par de años, hasta que de un día para otro todo cambió repentinamente. Uno de ellos sufrió un terrible accidente, los negocios de otro quebraron y él se convirtió en alcohólico y vagabundo. Tiempo después otro de sus amigos fue ingresado a un centro de desintoxicación y Myles sufrió un percance automovilístico que casi le cuesta la vida. Un hecho que no los mato o no hizo aparición de espíritus o espectros pero sí que por un poco de suerte se salvaron de acabar muertos


Caso Cañitas
casos sobre la ouija

Todo empezó aquella noche de mayo de 1982, cuando el padre Tomás situado en una parroquia en el corazón de México D.F recibió una angustiosa llamada…Era un joven que le suplicaba, que por favor, se desplazara hasta un caserón situado en la calle de Cañitas 51 , en el barrio de Popotla , allí según Carlos Trejo joven que hizo la llamada, algo maligno había tomado el lugar .Según le confesó al párroco todo había empezado con el simple juego de la Ouija, y a partir de ahí un sinfín de apariciones, de angustia, de locura, de posesiones.
El párroco Tomás dio un consejo, poner una Biblia abierta en la entrada de la casa. Al día siguiente esa Biblia, según los habitantes de Cañitas, comenzó a llorar sangre, justo en el mismo momento en el que el padre Tomás, lejos de allí en la sacristía, caía tropezaba y se desnucaba. Así comenzaba la negra lista del caso cañita .Era la primera víctima.
Han transcurrido ya 25 años desde esa noche fatídica noche, Carlos Trejo nos cuenta su historia, es uno de los pocos supervivientes de esa Ouija. Aquella Ouija desató una serie de acontecimientos digna de una película de terror, pero por desgracia eran absolutamente reales.
Norma, la hermana de Carlos Trejo, quería contactar con un ex-novio que había muerto en un brutal accidente, que más tarde se descubre que no estaba muerto. Lo que en un principio era una broma entre estudiantes, desembocó en una serie de acontecimientos inexplicables que parecían estar ligados a la propia casa. La tabla parecía adquirir vida propia, las palabras se unían para formar insultos y maldiciones terribles como: “No soy tu novio furcia”.
La última frase dictada por el tablero fue: “Siempre estoy contigo, y ahora me encuentro dentro de Manuel”. Manuel actual novio de Norma, empezó a contorsionarse, flexionando el cuerpo con posturas imposibles, nadie podía reducirlo. De pronto, una frase que no era de ninguno de los presentes que decía: “Nunca podrán parar lo que ustedes desataron”.
Desde ese instante, las apariciones de algo desconocido, oscuro y extraño, se empezaron a repetir en diferentes puntos de la casa de la calle Cañitas para aquellos asustados muchachos, se trataba de un espíritu, algo que se apoderaba de Manuel llevándolo casi a la locura. Los aterrados amigos vivieron movimientos de objetos, bajadas de temperatura, posesiones de gente que conocían y les hablaban con otra voz que no era la suya, camas que saltaban solas, e infinidad de fenómenos extraños.
Como último clavo al que se, decidieron hacer un exorcismo en la casa, el remedio resulto traumático, los cristales de las ventanas estallaban y la Biblia empezaba a llorar sangre mientras el sacerdote la leía recorriendo la casa.
Pasaban los días y la angustia se hacía incontrolable. Una noche, mientras todos dormían, Norma la hermana de Carlos Trejo se levantó para ir al baño y despertó a todos con un grito aterrador. Cerca de la puerta, había una sombra encapuchada, tenía las uñas afiladas e intentó alcanzar a Norma, pero cuando llegó hasta un crucifijo colgado de la pared, se esfumó rápidamente dejando una niebla en la habitación. No fue la única vez que este ser visitó Cañitas, podía verse en los pasillos y entre las camas en donde dormían los hermanos pequeños de Carlos Trejo, Jorge y Luis de 12 y 14 años.
Las apariciones se repitieron y quedaron reflejadas en los cuerpos en los que allí vivían, dejando en más de una ocasión la marca de sus garras, como si hubiera rasgado las espaldas de los allí presentes.

Aterrados por lo que estaban viviendo, Carlos Trejo y su familia pidieron planos del lugar y comprobaron que en la historia más remota del edificio, éste tenía bajo sus cimientos el antiguo cementerio de los monjes de Takuma , pertenecientes a la época de la Santa Inquisición, lugar donde muchas personas fueron torturadas y asesinadas, por ello dedujeron que las apariciones del encapuchado eran las de un monje de aquella época ya que cuando se muere en situaciones dramáticas y son sepultados en esa zona, desatan maldad y agresividad.
14 muertos se cobró el juego de la ouija en la calle Cañitas. Una bruja anciana les avisó de los peligros de realizar aquella ouija y les vaticinó que la terrible aparición volvería diez años después, para terminar lo que había comenzado. Según su terrible profecía el monje tenía la intención de acabar con todos aquellos que estuvieron implicados en aquella fatídica noche.
Lo asombroso de esta historia y lo que consta en los archivos policiales, es que hasta el momento son 14 las personas fallecidas en extrañas circunstancias, todas ellas tuvieron que ver con aquella sesión de espiritismo de mayo de 1982 dentro de la casa de Cañitas.
El padre Tomás abre la lista negra y continua con Emmanuel que fallece con 28 años junto a toda su familia en un accidente de coche, Fernando de 26 en una disputa en un bar recibe un disparo en la cabeza, Sofía la mujer de Carlos Trejo muere con 28 años de un tumor cerebral, Jorge en un accidente de coche se perforó la garganta con el limpia parabrisas y así uno tras otro.
Al morir la mujer de Carlos Trejo, éste abandona la casa y los sucesos dejan de producirse durante un corto período de tiempo. Intenta vender la casa y el comprador con el que había quedado para vendérsela, muere mientras se dirige hacia allí en coche. Decidido a saber qué es lo que se llevó a sus seres queridos, decide volver a instalarse otra vez y los fenómenos vuelven de nuevo.
Carlos Trejo escribió un libro contando su historia y la de sus amigos que más tarde llegaría a la gran pantalla. Según alguna toda su historia fue una invención para rentabilizar tiempo después el libro y la película, para otros es uno de los casos más importantes de la historia.
La película según la crítica fue un fiasco ya que estaba rodada mediocremente y no estaba a la altura del libro de Trejo.
Carlos vive junto a estos fenómenos plantándoles cara día a día, pues según él ya es una cuestión personal entre ese ser y él, desde entonces se dedica a investigar todos aquellos fenómenos extraños que se producen en México D.F.
Los casos más aterradores de la ouija










El caso de la universidad benedictino
ouija


El primer caso es el de la Universidad Benedictine en Chicago. En el campus hay muchas historias sobre eventos derivados del juego de la ouija, como el de unos estudiantes que jugó encima de las lápidas del cementerio del campus, posteriormente un estudiante empezó a convulsionar y mostrar comportamiento agresivo contra sus amigos. Los guardias lograron calmar y sedar al estudiante, pero al otro día no hablaba y mientras se llevaba a cabo un tribunal para definir la situación del alumno, lo encontraron en su habitación viendo por la ventana, mientras un enjambre de moscas luchaba por ingresar a la habitación hay muchas autoridades de la universidad como testigos.


Otra muerte anunciada
los casos mas aterradores de la
Durante el año 2000, siete estudiantes universitarios se reunieron en un local para jugar por primera vez a la ouija. En esta historia la pregunta tan mencionada de a qué edad va a morir uno mismo fue pronunciada por una chica, a la que el tablero contestó con el número 31 y la palabra "anorexia". La joven rompió a llorar por la impresión de la respuesta y confesó a sus compañeros que llevaba varios años sufriendo bulimia y anorexia. Pasados varios años, los que habían sido amigos de la chica se enteraron de que ésta había muerto a los 31 años a causa de un ataque cardiorrespiratorio provocado, cómo no, por los vómitos, anemia aguda y falta de potasio derivados de su anorexia

Conclusión

Como hemos podido saber han ocurrido muchos casos relacionados con la ouija es, mejor Cuidarse de que la ouija no entre en su hogar. No se deje influenciar por los que dicen que es sólo un juego inofensivo ya que como pudimos leer cada uno de los casos nos demuestra que no es un juego inofensivo y que al no jugarse de la manera correcta nos puede traer consecuencias muy graves además de desconocer la identidad del espíritu que se ha invocado pero si deciden jugar les advierto están por su cuenta.
Si le gusto el post háganme lo saber y dejen en los comentarios si quieren que publique un tema que le interese y les avisare

Comentarios Destacados

dinopablo1 +8
Julio César Miranda era un adolescente como otro cualquiera al que le gustaba jugar al fútbol y resolver problemas de matemáticas......

12 comentarios - Los casos más aterradores de la ouija

sore79 +3
Puro humo
sore79 -1
Pero si me dio miedo
fhyj
@sore79 Sea real o no depende de cada interpretación de nosotros pero si hay casos de la ouija que no tienen explicacion
PicardaPetrolera
Quieren escuchar más historias??:


link: https://www.youtube.com/watch?v=u25MQFQpNmE
PicardaPetrolera +4
"Julio César Miranda era un adolescente como otro cualquiera al que le gustaba jugar al fútbol y resolver problemas de matemáticas"...

...problemas de matemáticas
...problemas de matemáticas
...problemas de matemáticas
...problemas de matemáticas

Es triste, pero dudo mucho que a un adolescente cualquiere le guste resolver problemas de matemáticas
fhyj +2
si verdad muy curioso y extraño pero así era como se le describía a ese muchacho
MisTutoriales -1
Aca donde vivo por el año 80 unas chicas jugaron al juego de la copa y cuando una le pregunto cuando se iba a morir y la copa le dijo que a los 19 y murio asi en un accidente, llegando al acceso del pueblo choco el auto que manejaba contra un poste de luz y murio aplastada.. Yo jugue a la copa una vez y la cague a puteadas y la copa se queria tirar de la mesa pero todavia no me paso nada
gil42 +2
la biblia dice claramente que no consulten a los muertos, cuando inician un ritual de esos no va a llegar ningún espíritu bueno, y entonces el enemigo del hombre aprovechara para destruir al que encuentre en ese maldito juego diabolico, nunca lo usen. si tienen algún problema con un espiritu malo llamen siempre al salvador. SR JESUS DE NAZARET.
b2kxi +1
CHARLY CHARLY........................BLAHHHH
spawn1986
waaaaaaaaaa buen post, no se como calificar asi que solo dire que te mereces un +10
denno2007
muy buen post, me encantó
LordBaal19
El caso de mi poronga en tu ojete.
Borrame el comentario otra vez.