epespad

5 casas para vivir en otros mundos

Los recursos naturales de la Tierra se están agotando. Según las Naciones Unidas, si seguimos con el ritmo actual, la demanda de agua será un 40% superior a la oferta en 2030. Ante este panorama, científicos e ingenieros proponen vivir en otros mundos como la Luna, Marte o incluso Venus. Te presentamos cinco tipos de viviendas que podrían convertirse en realidad.

Protegidas por el regolito lunar

Por su cercanía –a unos 380.000 kilómetros de la Tierra–, la Luna es de las preferidas para albergar una colonia humana. El problema es que no tiene atmósfera, por lo que sus habitantes se verían sorprendidos por lluvias de meteoritos y una temperatura media de -23 ºC. Viviendas cubiertas con el regolito, la capa de materiales del suelo, tratarán de paliar este problema. Es la idea propuesta por Foster+Partners para la colonia lunar que la Agencia Espacial Europea quiere establecer en nuestro satélite.

5 casas para vivir en otros mundos

Un módulo tubular a bordo de un cohete desplegaría una cúpula inflable, que serviría como estructura para una vivienda de cuatro personas. Este proyecto propone aprovechar las capacidades de las impresoras 3D —que pueden trabajar con el material propio del terreno— para que recojan el regolito y lo impriman sobre la cúpula de la vivienda, creando una cubierta protectora. La casa tendría dos plantas y contaría con un compartimento estanco en la entrada y un módulo de apoyo técnico. Tres orificios dejarían entrar la luz solar y todo el recinto estaría presurizado. El lugar elegido es el polo sur, con luz solar casi constante.

Una base subterránea

Inspirándose en la espiral de la concha del nautilus este proyecto persigue diseñar en Marte casas subterráneas con pisos comunicados por escaleras de caracol. “Marte tiene un campo magnético extremadamente débil que, a diferencia de la Tierra, no protege a la superficie del planeta de la radiación del Sol”, explica a OpenMind Keegan Kirkpatrick, líder del proyecto y presidente de RedWorks.

ciencia

La casa bajo el suelo de Marte tiene una estructura vertical que sigue las cavidades del terreno. Crédito: RedWorks – Lancaster, CA.
Su objetivo es aprovechar los tubos de lava, pozos y cráteres ubicados bajo el suelo marciano para construir las viviendas, que utilizarían el regolito y la impresión 3D para cubrir la escasa superficie de las casas. Divididas en cuatro niveles, los dos primeros se dedicarían al mantenimiento de la vivienda y a los dormitorios, cocina y área de descanso. Los dos últimos estarían destinados a los laboratorios, residuos y a los sistemas de soporte vital.

Casas de hielo

El proyecto Mars Ice House, habitáculos construidos con hielo extraído de Marte, ganó el concurso 3D Printed Habitat Challenge convocado por la NASA. Su estructura se basa en un tubo interno inflable recubierto de una corteza de hielo de cinco centímetros de espesor. Esta capa serviría como elemento de protección frente a los rayos cósmicos galácticos. La principal ventaja de su diseño es que en Marte, cerca de la superficie, existe abundante hielo.

fin del mundo

En la noche marciana, los materiales translúcidos de la vivienda dejan ver el interior. Crédito: Clouds AO / SEArch+
Para que las casas sean lo más luminosas posibles, todos los materiales serían translúcidos. Dentro de los habitáculos no harían falta trajes espaciales e incluso se prevén jardines verticales. Para modular la temperatura, una capa de dióxido de carbono aislaría el recinto interior de la casa de la corteza helada. El emplazamiento previsto es la zona de Alba Mons, con exposición solar y hielo solo treinta centímetros por debajo del regolito marciano.

Bajo cúpulas de cristal

El multimillonario Elon Musk calcula que el ser humano podría pisar suelo marciano hacia el 2022. Hoy sus diseños se centran en el transporte que nos llevará allí, una gran nave con capacidad para trasladar a entre cien y doscientas personas. De la comunidad en la que viviremos tan solo ha dado unas cuantas pinceladas, recalcando que tiene que ser autosostenible y que tendrá capacidad para albergar a un millón de personas. Su idea es que la colonia se establezca tanto en la superficie como bajo tierra.

luna

Ilustración de la nave espacial interplanetaria ideada por Elon Musk llegando a Marte. Crédito: SpaceX.
En el suelo marciano se instalarían las viviendas, formadas por paneles de vidrio con marcos de fibra de carbono para construir cúpulas geodésicas en la superficie. Bajo tierra, un equipo de droides construiría túneles presurizados en los que se llevarían a cabo los experimentos y actividades industriales del planeta.

Entre las nubes de Venus

Cualquier idea de construir una colonia humana en Venus es un suicidio. Por dar un solo dato, su temperatura media es de 464 ºC en su superficie. Sin embargo, varios científicos han propuesto vivir entre sus nubes, en globos aerostáticos. El proyecto HAVOC de la NASA contempla ubicar una comunidad de estos evocadores vehículos a cincuenta kilómetros de la superficie del planeta, donde las condiciones son más amigables, con temperaturas de 75 ºC.

vida en otros planetas

Recreación de los zepelines suspendidos entre las nubes de Venus. Crédito: HAVOC-NASA.
El proyecto contempla varias fases y una de ellas es con humanos. El zepelín tendría 1.044 metros cuadrados de paneles solares y una capacidad de almacenamiento de energía de hasta 66 horas de duración, para trabajar mientras no haya luz solar. Bajo el globo iría ubicado el hábitat atmosférico en el que se encontraría la tripulación.

2 comentarios - 5 casas para vivir en otros mundos

miguelsw2
tanta boludez en un solo post