epelpad

¿Que carajos es la literatura y que ganas leyéndola?

Muchos han dicho mucho sobre la literatura, desde estudiosos sinceros hasta lectores despreocupados o de closet; poetas frustrados o críticos apasionados. No hay persona que no haya tenido al menos una vez un libro en la mano. Al hablar del legado de tinta y papel que los hombres más ilustres de otras épocas se puede decir mucho. La llamada crítica literaria, tras años y años de labor, ha llegado a la sabia y prudente conclusión que tanto la riqueza de la literatura como la de todas las artes, radica en la multiplicidad de interpretaciones que ésta puede llegar a tener. “No hay dos personas que lean el mismo libro”, dijo Edmund Wilson.

Sobre los libros se puede opinar casi en cualquier tema; conociendo el carácter ficcional de la literatura, Juan Rulfo dice “La literatura es una mentira que dice la verdad”. Sobre su utilidad Lupercio Leonardo de Argensola cree que “los libros han ganado más batallas que las armas”, y el consagradísimo Cervantes bien apunta “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. De este modo, después de siglos de cultura occidental, poblados de grandes y elocuentes autores, ¿qué más falta por decir? ¿se puede decir algo nuevo? La respuesta es tan ambigua como su pregunta: mucho y poco.



El libro es un buen amigo que nos salva de la soledad y hasta de nosotros mismos. Entre sus páginas el lector apasionado puede perderse o encontrarse, asombrarse del absurdo de la existencia humana o conmoverse de las bondades inherentes al hombre. Así, a quien la fortuna le ha dado la espalda siempre puede encontrar sosiego dentro de las hojas.

Por otro lado, la literatura despierta la imaginación, agudiza el ingenio y forma y madura el espíritu crítico. Nos hace soñar sin dormir, viajar sin salir de casa, vivir mil vidas sin morir. Con un libro asistimos al espectáculo del mundo; y si algunos han querido ver en los libros la fuente de la erudición, su ambición de conocimiento no les ha permitido recordar que en la literatura se halla también la fuente de la dicha. Sin embargo, no todo lo que se escribe o se lee es color de rosa, también existen las obras que perturban los sentidos y enflaquecen el ánimo; claro ejemplo de ello es el Libro del desasosiego de un tal Bernardo Soares —uno de los muchos heterónimos de Pessoa— que abunda en frases e ideas melancólicas que desalientan a quien abre el libro. Luiz Vaz de Camoes nos hace reflexionar ante el desconcierto de un mundo injusto, y un gran y querido autor fallecido nos ha recordado que la estirpe de los pueblos latinoamericanos está, tristemente, condenada a cien años de soledad.

Así, en la literatura habita esta dicotomía muy propia también de la vida: alegría y tristeza; ilusión y desencanto; realidad y ficción. Platicando en cierta ocasión con un amigo, éste me preguntó si existe algún libro que me gustaría haber escrito; respondí que, a pesar de haber leído muchos y muy buenos, que ninguno de ellos, pues para mí un libro era el resultado de lo que su autor vive y lee.



La literatura es resultado también de un proceso creativo que involucra a un autor o, ser de carne y hueso que no sólo ha recorrido diferentes libros con la luz de su intelecto, sino que también ha conocido los premios y sinsabores de la vida. Ha logrado transportar estos dos planos, el de lo leído y lo vivido, a una obra textual que le hablará al lector al que esté destinada.

Lo cierto es que tal vez nosotros mismos somos, en cierto modo, literatura, pues “somos cuentos contando cuentos”, como diría Pessoa en un poema.

Ya no me caben las páginas para ahondar en el valor del carácter didáctico, simbólico, alegórico y enajenatorio de la literatura, tan importante para el estudio de la misma. No es que le reste significación a estos aspectos, pero si bien pude haber pasado la vida entera sin conocer términos como catarsis y estructuralismo, su omisión en estos párrafos no le caerá mal a nadie




En lo personal, no concibo una vida (mi vida) sin la gama de emociones que da la lectura. Si no fuera por ella, lo más probable es que terminaría perdido en una selva salvaje y áspera.

Aunque los estudiosos o intrépidos se atrevan a aventurar más sobre este bello arte, lo único cierto es que la literatura es, ha sido y será siempre inagotable, pues como bien dice Bécquer: “Podrá no haber poetas / pero siempre habrá poesía”.

Comentarios Destacados

Mikkell3404 +8
amigo tu critica es buena, solo cambia el color de la letre pues es ilegible y nada como para la vista

7 comentarios - ¿Que carajos es la literatura y que ganas leyéndola?

Isaac1160 +1
Leer es una de las facultades mentales más elevadas que pueden hacen los humanos.
medea9999 +5
Ya a casi nadie le gusta leer, es mas comodo ver peliculas o escuchar el audiolibro, pero nada se compara con tener un libro en tus manos
donsoprano +1
@medea9999 El olor de un libro viejo papu.
diamanteazul1 +1
Me gusto mucho tu post, aunque ya no leo en libro pero sigo leyendo en la computadora, hice unos temas en la pag. pero creo que ya muy pocos leen
medea9999 -1
Que bueno que te gusto. Y lo importante es leer gracias
diamanteazul1
@medea9999 se puso negativo, es que estoy desde el celular y cuesta trabajo
GeneralTufo
@-GINGERLYM-

porque no mejor evitas subir fotos eróticas a taringa y las subes a una pagina pornografica??

se congruente
medea9999
Perdón??
kenwordluisiano +1
Admito que no es mi actividad favorita leer, pero aun asi se respeta a quienes le gusta, sin lugar a dudas es una manera perfecta para obtener más vocabulario.
P.D: Cambia el color por que lastima (no se si lo cambiara despues pero el color del post cuando escribí esto era amarillo xd)
medea9999
Ya le cambie la letra a negro, gracias por susu comentarios. Saludos!!!
fitito34
peor que cualquier droga, es un camino de ida jajaja