epelpad

Síntomas de que el cambio automático necesita mantenimiento

El síntoma más claro y evidente de que algo le ocurre a nuestro cambio debería de ser fácilmente perceptible por el conductor. Previo a una avería en plena carretera, el conductor atento debería notar que el cambio “no funciona como antes”. Es decir: cambia demasiado pronto o demasiado tarde, el motor parece tener menos potencia de lo normal, hay que acelerar mucho para iniciar la marcha, cambio brusco, etc.

Lo primero a revisar ante cualquier síntoma es el nivel. Un nivel bajo degradará las prestaciones del cambio, y llevado hasta el extremo, provocará la inmovilización del vehículo; por mucho que aceleremos con la marcha metida, el coche no se moverá.

Lo segundo es seguir los períodos de cambio de fluido. Aunque el fabricante asegure que el aceite de la caja está preparado para funcionar “de por vida”, nosotros no somos partidario de seguirlo. He oído a más de un propietario de coches con muchos Km. quejarse de que el cambio no funciona bien (sobre todo en los casos de brusquedad en el salto de marchas). Tras revisar el nivel se ha decidido renovar el aceite y filtro… una inversión que merece la pena. La mejora en el tacto y suavidad es evidente, amén de que posiblemente prevendrás averías y alargarás la vida útil del mismo.



EL ÚNICO MÉTODO EFICIENTE PARA CAMBIAR EL ATF DE LA CAJAS DE CAMBIOS AUTOMÁTICA.

Pero CUIDADO con cómo se realiza la tarea de sustituir el aceite (ATF) del cambio automático. Aquí debemos prestar mucha atención e importancia en saber que métodos utiliza el Taller para sustituirnos el fluido de nuestro cambio. La mayoría de cambios de fluido (ATF) (por no decir todos) se realizan por vaciado a través del tornillo ubicado en el cárter de la transmisión automática. Esta práctica tan extendida NO es una BUENA opción, puesto que solamente se consigue extraer una parte del contenido (según el modelo de caja de cambios), siendo del todo imposible vaciar el convertidor de par. Desde nuestra experiencia desaconsejamos esta acción, pues en aquellos casos en donde el fluido que contiene nuestra caja de cambios automática está viciado, por viejo ó por muchos Km, puede ser contraproducente la mezcla del ATF nuevo con el resto del fluido que siempre queda en el interior de la caja de cambios. La explicación relativa a cuáles son los efectos negativos de dicha mezcla son tan extensos que nos daría para otro artículo técnico.

No menos importante, es utilizar siempre ATFs homologados. Esto no quiere decir que los ATFs más empleados y conocidos no sean apropiados (en ese criterio no vamos a entrar, pues no solamente es técnico) sino que con ello evitamos muchos problemas a nuestro taller ante posibles reclamaciones. Pues no solamente hay que dar un servicio de calidad, sino que se han de respetar las recomendaciones oficiales del fabricante si no quieres dejar de tener la razón.

Mediante el método TTA-TE el fluido (ATF) de la transmisión automática se consigue sustituir en un 97% (demostrado – demostrable), además de ser posible cambiar el ATF a todos aquellos cambios automáticos sin varilla y aquellos a los que no se puede cambiar el filtro (por no tener acceso). De este modo, potenciamos los efectos positivos del cambio de fluido mediante una limpieza interior arrastrando todos los depósitos acumulados.

www.ttasl.com

0 comentarios - Síntomas de que el cambio automático necesita mantenimiento