epespad

Entrevista a César "Picante" Pereyra

Les dejo una nota que le hicimos al Picante Pereyra, para un trabajo práctico de la facultad.

Entrevista a César "Picante" Pereyra

"El ascenso para nosotros fue como un título"

reportaje


Cerca del mediodía tocamos el timbre de su departamento. “Ya bajo” sonó la voz del goleador y emblema de Belgrano: César Emanuel Pereyra, más conocido como “el picante”. Menos de un minuto después nos recibe en el hall del edificio. Lo primero que le preguntamos fue si venía de entrenar: respondió que el entrenamiento era a la tarde. Él junto con sus demás compañeros de equipo se estaban preparando de cara al cuarto encuentro que Belgrano iba a disputar en Primera División, en el estadio Mario Alberto Kempes y frente a Newell’s de Rosario.

-¿Te gusta Córdoba para vivir?
-Córdoba es muy lindo, acá me siento bien. Es una ciudad tranquila aunque muy diferente a Santa Fe, que es muy chiquita. Ésta es una ciudad grande. Me gusta mucho recorrer la ciudad, no solo el centro, sino todo Córdoba. Hoy estoy cómodo acá, el día de mañana se verá.
-¿Cómo empezaste en el mundo del futbol?
-Desde chico. Empecé a caminar y ya pateaba la pelota. Mi familia no es muy amante del futbol, pero siempre trató de acompañarme. Jugué en mi pueblo en un equipo de la liga, mas tarde jugué en el Argentino B, y después conseguí una prueba para ir a Unión de Santa Fe y ahí quedé.
-¿Cómo vivís el presente de Belgrano después del ascenso?
-Es algo muy grande en todo sentido. Más allá del apoyo de la gente de Belgrano, el seguidor del fútbol lo siente de otra manera. Ahora tenemos la posibilidad de que nos saluden hinchas de otros equipos que no tienen nada que ver con Belgrano, cosa que antes no pasaba, por todo lo que significó el ascenso y más por el rival que tuvimos en frente.
-Ese rival fue River, ¿Cómo influyeron esos partidos de promoción en tu carrera?
-Fue un evento de magnitud mundial. El hecho que River estuviera en esa posición hizo que al partido lo vieran todos y que te reconozcan más fácil en la calle. Yo hace bastante que juego pero el cambio después de la promoción se nota y mucho, no solo para mí sino para el resto de mis compañeros también.
-¿Qué relación tenés con Zielinsky y con el resto del plantel? ¿Tenés amigos dentro del equipo?
-El trato con el técnico es normal. Es una relación que mantenemos todos los días de trabajo y eso va más allá de la persona. Y dentro del plantel todos tiran para el mismo lado. Puede ser que con Gastón Turus, que vive en mi mismo edificio, tenga una relación de amistad. Compartimos muchas cosas juntos: nuestras familias son amigas, nos juntamos seguido a comer. Fue con el que primero concentré cuando llegué a Belgrano y a partir de allí arrancó esa amistad.
-¿Cuáles son las diferencias más marcadas que encontrás de jugar en la B Nacional y en Primera División?
-Todavía es difícil hacer un balance por los rivales que nos han tocado en estas primeras fechas porque son casi similares a los que enfrentábamos la temporada pasada. Pero cuando nos toque jugar con San Lorenzo, con Boca, con equipos denominados “grandes”, es donde se va a notar un poco la diferencia. Hay jugadores de jerarquía, hay otro ritmo de juego, quizás no se marque tanto como en el Nacional B en donde a veces se hace difícil jugar. En Primera habrá más espacios para el juego pero, en definitiva, el fútbol es igual en todos lados.
-¿Cuál es tu sueño máximo como futbolista?
-Tengo muchos sueños. Creo que lo máximo sería jugar en la Selección. Pero siempre se intenta salir campeón con el equipo en el que está jugando. El ascenso para nosotros fue como un título, pero obviamente sería lindo ser campeón con Belgrano, campeón de Primera División o ganar alguna copa.

Quizás por la gran popularidad de este goleador, alcanzada tras los partidos contra River en la Promoción y el ascenso contra Belgrano, el “Picante” se acostumbró a tratar con los medios en las múltiples entrevistas y notas que ya realizó. De todas formas quisimos ir más allá e indagar, no tanto sobre su desarrollo futbolístico, sino más bien sobre su aspecto humano.

-¿Te gusta el reconocimiento público?
-Si, obviamente. He tenido la posibilidad de recibir siempre el apoyo y el cariño de la gente. Siempre me han tratado bien y eso lo valoro mucho. Por eso siempre trato de devolverlo adentro de la cancha. Me gusta el reconocimiento de la gente, el ir caminando por la calle y que la gente te salude, con alguna que otra “puteadita”, pero eso es parte del mundo del fútbol y con los años ya aprendés a manejarlo bien.
-Y de ese reconocimiento, ¿cuál es la parte más difícil?
-Es difícil el hecho de no poder llevar una vida normal, ya se sabe que con este deporte estás atado a ciertas cosas que una persona normal puede hacer y yo no, como por ejemplo salir, divertirte con amigos, ir a cualquier lado. Lamentablemente por jugar al fútbol no lo puedo hacer. Pero sé que es así, me privo de muchas cosas.
-¿Cómo surge el apodo “Picante”?
-El apodo “Picante” arrancó cuando estaba jugando en Unión. Un periodista de TyC Sports que estaba en el campo de juego relató el resumen del primer tiempo como siempre hacen. Estaba contando una jugada mía en la tiré al arco, después otra jugada parecida, y entonces el periodista dijo “está picante Pereyra hoy”. Al partido siguiente siguió diciéndome “Picante” y así quedó, a tal punto que hoy casi nadie se acuerda mi nombre, soy el “Picante” (risas).
-¿Y el festejo del “cangurito”?
-En realidad es una ranita. Fue un regalo que me hizo mi novia, un peluche que era una ranita. Hablando más tarde ese día me pidió que cuando haga un gol, festeje como una ranita. Y en un partido con All Boys en el Nacional B hice un gol y me acordé. Ahora lo sigo haciendo y parece que da resultado (risas). Es como si ya hubiera quedado registrado. Mientras siga haciendo goles, lo voy a seguir haciendo.
-¿Qué pasa por la cabeza del “Picante” en un mano a mano con un aquero?

Aquí hubo una pausa. Se lo vio pensativo. Quizás llegan a su cabeza miles de momentos en las canchas: los goles que metió en el ascenso con Unión, en la B Nacional con Belgrano, en la Promoción frente a River, los que erró teniendo al arquero sólo, las veces que se equivocó. Pensó. Y respondió.

-Muchas cosas. Son milésimas de segundo en donde uno tiene que tomar una decisión. A veces se piensa que se está haciendo lo mejor y otras veces se equivoca. A veces le pegás mal y entra igual. Me pasó en el partido de River que le pegué mal en un mano a mano y se me fue la pelota muy arriba, y ahí recibí miles de críticas como “¿por qué no gambeteaste?” o “¿por qué no le pegaste así”. Son momentos en los que uno tiene que decidir. En ese momento pensé que era lo mejor, y me fue mal. Pero son cosas que pasan, a lo mejor gambeteaba al arquero y perdía la pelota. La clave es estar en el momento justo, tratar de decidir rápido. Pero es suerte: a veces entra y a veces no.

Accedió a unas fotos luego de la entrevista, donde lució un conjunto en escala de gris. Lo saludamos agradeciéndole el momento, y deseándole suerte para lo que se venía: su camino por Primera División, un trayecto que ya conoce pero que con Belgrano valora más que nunca.

Una ranita picante

Es dueño de una derecha fulminante, certera y potente que hace temer a cualquier rival que se ponga en su camino. Cuando comienza a correr, no hay quien lo detenga. Nació en Villa Ocampo en la provincia de Santa Fe un 23 de noviembre de 1981, en donde ya de chico comenzó a patear una pelota, la cual es su mejor amiga: con ella jugó en Unión de Santa Fe, Independiente de Avellaneda, Atlas en México y Belgrano de Córdoba.
Mide 1,68, y aunque no sea demasiado alto es un gigante del área: hace goles de todos colores. Cuando convierte se transforma en una rana, y deja en ridículo a todo oponente que quiera detenerlo. Los relatores queman sus gargantas gritando sus conquistas, los entrenadores rivales planean tácticas para que no construya su juego y sensaciones de todo tipo en los hinchas en las tribunas.
Cuando está fuera de las canchas, toca la guitarra. Su ídolo es Guillermo Barros Schelotto y, aunque no tenga bien definido un club, reconoce que su familia entera es fanática de Boca.
Debutó en el año 2002 y lleva convertidos 76 goles sumando todas las camisetas que vistió, sin importar país o división.
Es un goleador nato, posee movimientos veloces y reflejos avispados. Cuando juega hace honor a su apodo: es el “picante” del equipo. Su nombre es César Emanuel Pereyra.

belgrano

Acá una foto que nos sacamos con mis amigos de la facultad después de la nota.

Pereyra

¡Gracias por pasar!

Comentarios Destacados

FranzWho +5
Anda a hacer la canguro a la concha de tu madre! Cordobés y la re puta que te parió!

22 comentarios - Entrevista a César "Picante" Pereyra

wakeupdead_fer
que groso el chavon este, gracias a el ahora puedo decir, riBer esta en la B!
RATM_TESTIFY +3
con la guita que se maneja ahora en la b...me parece que vas a cambiar de opinión...
gfasdj -2
picante!! ajajjajajajajajaja que sobre nombre mas garcha! igual gracias por hacer a riber equipo chico
CelticsCabj -1
Y por eso es que son un equipo chico
LaaurooH +2
El partido que hizo historia:

http://www.youtube.com/v/_bPxVba8XTM
link: http://www.youtube.com/watch?v=_bPxVba8XTM
guille082 -1
FranzWho dijo:Anda a hacer la canguro a la concha de tu madre! Cordobés y la re puta que te parió!

fail... es de santa fe
Tomasdrk +1
q egroso el picante xd
pirata_cba92 +1
tejo 10 por haberle hecho la entrevista
muy bueno
MagoCloud -1
en independiente no hacias nada...
0Facundo0 +1
El domingo la rompió... que groso, lástima que no festejó como debía por su pasado en el rojo...
Fede_millonario
"El ascenso para nosotros fue como un título", y mas que eso no pueden festejar
FranzWho +1
guille082 dijo:
FranzWho dijo:Anda a hacer la canguro a la concha de tu madre! Cordobés y la re puta que te parió!

fail... es de santa fe

Fail del tano pasman en todo caso...