epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La disputa política por un clásico

La disputa política por un clásico

La trama secreta de cómo se decidió que CN23 transmitiera el partido entre Chacarita y Atlanta que se jugará este domingo a las 17.

La disputa política por un clásico

La pelea del Gobierno con Clarín se metió de lleno en uno de los clásicos más viejos del fútbol argentino: Chacarita vs. Atlanta. La decisión de Fútbol para Todos de no televisar el encuentro, que se disputará este domingo, desató una guerra de intereses, luchas internas y cartas abiertas. La novela tuvo un final feliz porque el encuentro, al que no podrá concurrir el público visitante, será finalmente transmitido por CN23 porque los funcionarios del gobierno se negaron a darle el partido a TyC que aún mantiene algunos derechos de televisación.

Todo comenzó el lunes pasado cuando desde la AFA se dio a conocer qué partidos se transmitirían este fin de semana. Como es habitual se emiten 10 partidos de primera división y cinco del Nacional B. Cuando se dio a conocer la grilla los dos equipos mencionados, que luchan palmo a palmo por no descender de categoría, quedaron afuera de la programación lo que desató una activa campaña de la dirigencia de Atlanta para evitar que sus hinchas se quedaran sin ver el partido.

Los llamados telefónicos y los twitter se multiplicaron y los receptores fueron Pablo Paladino (Presidente de Fútbol para Todos), Raúl Ganneri (Director de FPT), Raúl Steimberg (AFA), Mariano Antico (Torneos y Competencias) y el mismo Julio Grondona que recibió una carta abierta del presidente de Atlanta, Alejandro Korz, pidiéndole que interceda para que el partido sea televisado.

En su carta Korz decìa: …”durante los primeros seis meses de torneo se permitió que algunos partidos se jueguen sin público visitante y con una cláusula de reciprocidad en la Segunda Rueda cuando se invertirían los roles. Ahora bien la reciprocidad no es tan recíproca cuando el partido de la Primera Rueda se televisa y el de la Segunda Rueda no”. La carta le llegó a Grondona el jueves por la mañana y por la noche en la reunión del Comité Ejecutivo se llegó a un acuerdo. La respuesta de Grondona fue: “hagan lo posible para que este partido se televise”.

Sin embargo existía una imposibilidad. No había pantalla disponible porque los dos partidos de primera (Banfield-Tigre y Godoy Cruz-Arsenal) se jugaban en el mismo horario que Atlanta-Chacarita: domingo a las 17. Ante la negativa de cederle el encuentro a TyC Sports por la pelea que el Gobierno mantiene con el Grupo Clarín (la señal le pertenece), se comenzaron a realizar gestiones con Crónica TV, emisora que no demostró interés alguno en pasar el encuentro. Finalmente el clásico de barrio será transmitido en la señal CN23, de Sergio Spolsky, empresario allegado al gobierno nacional.

Aunque, claro, los hinchas de Atlanta que estén abonados a Cablevisión no podrán sintonizar el partido porque la empresa que pertenece al Grupo Clarín no tiene en su grilla a CN23

0 comentarios - La disputa política por un clásico