epelpad

Goles para la triple corona

Los xeneizes mantienen las aspiraciones en los tres torneos (Clausura, Libertadores y Copa Argentina) por el rendimiento de sus delanteros; apostó por Silva (tres goles), sostuvo a Cvitanich (4), disfruta de Mouche (9) y Blandi (4), y ahora volvió Lucas Viatri, que ya marcó uno


Goles para la triple corona


Boca se reinventa. Va mutando y en esa búsqueda se adapta. No fue sencillo, pero logró lo que pretendía: poder de gol. Tiene un fuego interno que alimenta la ilusión y sus hombres están en línea. Se le caen soldados y encuentra reemplazos. Tiene a sus delanteros encendidos, con hambre. Cuenta con nueve artilleros y siete de ellos ya pagaron con goles. Ninguno baja los brazos y en cada ocasión en la que pisan el campo piden a gritos un lugar. Ayer reapareció Lucas Viatri y dejó su marca, pero desde que comenzó el semestre Pablo Mouche, Nicolás Blandi, Santiago Silva, Darío Cvitanich, incluso Sergio Araujo, han aportado su voracidad ofensiva para sostener a Boca en la cima del Clausura y en los cuartos de final de la Copa Libertadores y la Copa Argentina.

Es curioso lo que sucedió con el conjunto de la Ribera, porque arrancó el año peleando con todos por contratar a Santiago Silva, en una evidente señal de que necesitaba comprar goles. Al uruguayo le costó la adaptación, marcó tres tantos desde su desembarco (2 por el torneo y uno por la Libertadores) y, lejos de secarse la producción de goles del equipo xeneize, florecieron los delanteros nacidos en el club.

El caso emblemático es el de Mouche, que en el Clausura 2011, en el que Boca fue campeón, apenas había marcado un tanto, y ahora, entre las tres competencias en disputa en 2012, acumula nueve festejos en 25 partidos (5 en el torneo local, 3 en la Libertadores y uno en la Copa Argentina). "Mis compañeros me ayudan para que las cosas me salgan bien. No me tengo que relajar porque todavía falta mucho", comentó el atacante, que desde su debut, en 2006, hasta 2011 había marcado 13 goles.

Las lesiones lo han complicado y el desgaste por tanta exigencia también, pero siempre contó con un delantero para asumir cada compromiso. Darío Cvitanich resultó una solución, porque así como fue el goleador de Boca en el Apertura 2011 con 5 conquistas, en este nuevo desafío de la triple corona ya suma 4 goles (3 en el torneo y 1 en la Copa).

El hombre que le ha dado réditos en cada ocasión que tuvo chances de participar fue Nicolás Blandi. Fue importante cuando se lesionó Lucas Viatri y aportó 4 goles en 2011 (dos le marcó a Colón y otros dos a Atlético Rafaela). En este torneo se esperaba mayor participación, pero quedó relegado por Silva, Cvitanich y Mouche. Sin embargo, Blandi sostiene su furia y ya suma cuatro festejos oficiales en 15 partidos en 2012 (en esa nómina goleadora hay que sumarle los dos goles que le marcó a River en el amistoso de verano en Chaco). "Mis compañeros confían en mí y hacen todo para que yo pueda hacer mi trabajo, y eso no es fácil de conseguir. Acá el que tiene que jugar juega, el que tiene que marcar marca y yo tengo que hacer goles, es lo que me toca", comentó Blandi.

En medio de tanta energía, irrumpió Lucas Viatri, que tras siete meses fuera del campo por la rotura de ligamentos de la rodilla derecha demostró que está intacto con un exquisito gol ante Racing. "Demostramos que somos 30 y podemos jugar todos. Me enseñaron de chico que juega el que está mejor y ojalá pase así. Los delanteros que están en el plantel están bien y es un lindo problema del técnico", dijo ayer el delantero.

"Viatri hizo un gol increíble, no cualquiera puede hacer lo que hizo ayer. Se tiene que convencer de lo importante que es para el equipo. Ya no es el pibe de la reserva", fueron las palabras en Fox Radio Del Plata de Juan Román Riquelme, que aportó a la causa con 5 goles (tres en la Libertadores y uno en el Clausura).

Todos están prendidos. Se multiplican las opciones, como Sergio Araujo, que jugó 13 partidos y marcó un gol en la Copa Argentina ante Central Córdoba, casualmente el único juego en el que fue titular y participó de los 90 minutos.

Boca siente que disfruta de sus hombres de ataque pero tiene poder de fuego en todos sus futbolistas, porque por ejemplo Pablo Ledesma, que está lesionado, ha marcado cuatro goles (dos en la Copa y dos en el Clausura), y defensores como Juan Insaurralde y Juan Sánchez Miño aportaron tres tantos cada uno.

Boca cuenta con un abanico de opciones para semejante empresa: conseguir la triple corona.

Falcioni: "Le devolvieron la mística"
El entrenador de Boca, Julio Falcioni, disfruta del momento de sus futbolistas y mantiene la ilusión de conseguir la triple corona: "Estos jugadores le devolvieron la mística al club, al pelear tres torneos al mismo tiempo después de haber sido campeones invictos. Redoblaron el esfuerzo, mantuvieron el rendimiento y las ganas y hoy pelean tres campeonatos. Todos saben que pueden ser titulares en cualquier momento", dijo el DT del conjunto xeneize.

CAMINO A RÍO

Sin Somoza para la revancha con Fluminense
La lista de concentrados para viajar a Río de Janeiro para la revancha con Fluminense por los cuartos de final de la Copa Libertadores despertó algo de sorpresa cuando no apareció el nombre de Leandro Somoza, ya que se esperaba por el volante central para este encuentro. Sin embargo, el cuerpo técnico eligió no apurarlo al jugador, ya que no está al ciento por ciento y lleva un mes sin actividad de alta competencia. Por lo tanto, continuará Cristian Erbes como titular, que viajará hoy, a las 9.30, con el plantel en un vuelo chárter de Fly América..

3 comentarios - Goles para la triple corona

nic0lass +1
vamos a ganar los 3!