epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Bale se impacienta!

La dureza de Daniel Levy saca de quicio al Madrid como al jugador
El Tottenham ya está invirtiendo el hipotético dinero de su traspaso


El culebrón Gareth Bale continúa sin nuevos acontecimientos. Los días pasan y la situación es exactamente la misma que a primeros de agosto: el Tottenham sabe que el jugador se quiere ir al Madrid, tiene un ofertón histórico encima de la mesa... pero sigue bloqueando el traspaso.

La dureza de Daniel Levy en la operación está sacando de quicio tanto al Real Madrid como al jugador, que no entienden la postura dictatorial del presidente del Tottenham en este caso. "Ya no sabemos qué hacer", revelan a MARCA fuentes de la negociación cercanas al futbolista.

La realidad es que ni el Real Madrid ni el futbolista galés pueden hacer más de lo que han hecho para desbloquear la situación. El jugador ha tensado la cuerda al máximo negándose a jugar y el Madrid ha puesto 98 millones de euros encima de la mesa, pero ni por éstas acepta Levy, que insiste en convertirse en el protagonista del traspaso, por encima del propio Bale.

Desde Italia se aseguraba en el día de ayer que el acuerdo entre las dos partes era inminente y que Fabio Coentrao entraría a formar parte de la operación, pero la realidad es que Levy sigue sin contestar al presidente del Real Madrid por su última oferta. ¿Cuándo lo hará? Sólo el presidente del equipo londinense lo sabe. "El fichaje se hará el día que el señor Levy quiera", comentaban este martes a MARCA desde el entorno del futbolista.

Así las cosas, los días van pasando y Bale empieza a ponerse nervioso ante la escasa voluntad del Tottenham de agilizar el traspaso.

Sin embargo, los movimientos en el mercado del Tottenham hacen pensar que ya tienen en mente la salida del futbolista. No en vano, han fichado a William, del Anzhi, por 35 millones y tienen a Erik Lamela en el punto de mira.

Además, el jugador sigue trabajando al margen del equipo y su situación en el club es insostenible. El galés acude cada día a la Ciudad Deportiva del Tottenham, pero se entrena en solitario y ya ni se habla con Villas-Boas, que tampoco ha hecho nada para facilitar su salida al Real Madrid, pese a que el luso sabe que Bale tenía la promesa de Levy de dejarle marchar si recibía una oferta blanca.

27 de agosto, fecha tope de Bale
Bale, por ahora, se mantiene en silencio a la espera de que el fichaje se pueda resolver la próxima semana. El 27 de agosto es la fecha tope que se ha puesto Bale para llegar al Madrid, si no, medita salir ante los medios de comunicación a denunciar la promesa incumplida por Levy.

Bale está muy molesto con el presidente del Tottenham por no haber querido reunirse con él para desbloquear la situación. Las dos partes habían fijado una reunión para el pasado jueves que Levy canceló tras decidir prorrogar su estancia en Estados Unidos, un gesto que el jugador se ha tomado como una nueva falta de respeto. "Está a punto de estallar", dicen sus allegados.

Bale se impacienta!

1 comentario - Bale se impacienta!