epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Del Potro vale una Copa Davis

Bestial la remontada de Juan Martín Del Potro para superar dos sets a cero en contra ante Marin Cilic y mandar la final al quinto y último punto.



Cualquier adjetivo se queda corto ante la brutal remontada que el tandilense Juan Martín Del Potro le ha colocado al croata Marin Cilic en el cuarto punto de la eliminatoria por el título de la Copa Davis 2016. El argentino ha superado a Cilic por 6-7(4), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3 en 4 horas y 53 minutos. Un imponente Cilic había dominado durante gran parte del duelo, maniatando al tandilense. La fe de Delpo y insistencia hicieron posible el milagro, pudiendo remontar la desventaja para llevarse el cuarto punto e igualar una serie que se va al quinto y definitivo.

Con una férrea determinación hacia la victoria salía a la pista Marin Cilic, sabedor de que una victoria suya daba la segunda Copa Davis de su historia al combinado ajedrezado. Sólido, agresivo, bien plantado en la pista del Zagreb Arena, Cilic maniataba a Juan Martín Del Potro. El tandilense se veía acorralado por los golpes planos del croata, rara vez podía llevar la iniciativa. Con este panorama, Cilic rápidamente cogía ventaja para el 3-0. Del Potro despertó paulatinamente. Conforme avanzaba el set sus piernas y su golpe de derecha cogían calor y nervio. El bajón del croata también llegaría y el argentino pudo reengancharse al set, recuperando la desventaja tras haber estado cerca en el saque anterior. Se ponía con 4-3 y servicio. Ambos pactaron una pequeña tregua, durante la cual ganaron su servicio con bastante contundencia. El desempate haría las veces de juez en la primera manga. Y ahí, Cilic se mostró intratable. Sin concesiones, volviendo a desplegar el tenis del arranque. Firmando un passing shot tremendo, al más puro estilo de Andy Murray, se acercaba y mucho al triunfo, cortando la remontada de Del Potro, que del 5-0 abajo se ponía 6-4. El croata no perdonaba y sellaba un larguísimo e intenso primer set, con idas y venidas de los dos. Pero quedaba mucha tela por cortar.

Ganar el primer set desató completamente a Cilic para el segundo parcial. Del Potro estuvo agobiado durante toda la manga, desde el primer juego. Tuvo que salvar opción de ruptura para seguir sin breaks. No aguantaría mucho más. Cilic era dueño y señor del partido, hacía lo que quería con el servicio, con el revés e incluso en la red. Del Potro corría de lado a lado, en una situación que desde luego no le favorecía. Tras la primera ruptura con una doble falta, llegaría el ciclón Cilic. Inexpugnable con el saque pero también al resto, poniendo las bolas casi en la línea de fondo, no dejando jugar al tandilense que veía como el croata lo anulaba. A pesar de una pequeña reacción de Delpo, Marin Cilic confirmaba su espectacular despliegue que recordaba a aquel Cilic del US Open de 2014, y colocaba un doloroso 6-2 en el marcador. Aunque mucho más doloroso era el hecho de que Croacia estaba a tan solo un set de volver a quitarle el sueño a Argentina de ganar la Copa Davis.

Copa

El argentino estaba contra las cuerdas. Y Cilic no daba respiro. Quería ganar por la vía rápida. Del Potro tenía que recurrir a golpes de genio, como un globo entre las piernas antológico que levantaba al sector albiceleste de la grada. Delpo se sostenía en un alambre. El croata a lo suyo, sacando a las mil maravillas y cosiendo a saques directos al argentino. Del Potro gozaba de un 15-40, espoleado por aquel gran punto, pero Cilic apagó el incendio con saques directos. La manga proseguía con ambos imponiéndose con firmeza al servicio, un set bastante más parecido al primero que al segundo. La tensión de estar cerca de ganar la Copa Davis agarraba al croata, tan suelto durante el resto del choque. Con 5-4 abajo, un 15-30 amenazaba su suerte, pero el saque de nuevo le sacó del atolladero. No así con 6-5 abajo. Del Potro se colocaba con 0-40 gracias a los errores del local, muy atenazado. La primera se marchó con una derecha errada por el tandilense, la segunda también con un nuevo ace, pero en cambio la tercera se convirtió con una emocionante jugada resuelta en la red por Delpo. Había partido. El argentino elevaba el 7-5 al marcador.

En el cuarto set el desgasta era ya muy acusado. Especialmente en la raqueta argentina. Cilic lo sabía y endurecía desde el principio la manga. Pero era Del Potro el que tenía opciones quebrar al croata. Ambos iban salvando las situaciones basándose en el saque. Cilic estaba mejor en el apartado físico, se movía con más frescura. La inteligencia y la pegada de Delpo contrarrestaban eso. En un momento muy caliente del set, al argentino se le pitó un warning por exceder el tiempo. Hubo discusiones con los capitanes y el juez de silla que enfriaron a un Cilic envalentonado tras remontar un 40-0. El argentino salió de la situación y metería posteriormente el zarpazo para imponerse por 6-4. Su derecha y su cabeza hacían milagros. Argentina igualaba el choque a 2 sets tras más de cuatro horas.

davis

La batalla definitiva se planteaba apasionante. Cilic golpeaba primero, quebrando al tandilense. Pero Delpo respondía ipso facto. La tensión iba en aumento si es que eso era posible. La caldera de Zagreb estaba viviendo un espectáculo apasionante. Los saques se iban a imponer posteriormente. El croata pasando de la treintena de saques directos, el argentino la mitad. Quien mejor controlará los nervios se llevaría el cuatro punto de la serie por el título. Y ese no podía ser otro que Juan Martín del Potro. El tandilense se iba a por Cilic y quebraba al croata para 5-3 y saque. Delpo ya no fallaba, se movía como si fuera el primer punto del choque. La fe y el anhelo por la Davis mueven montañas y Del Potro lo demostró. Cerraba en blanco para sellar el 6-4 y remontar dos sets a cero abajo en 4 horas y 53 minutos. Argentina puede seguir soñando con la primera ensaladera.

1 comentario - Del Potro vale una Copa Davis