epespad

Quiere jugar hasta los 50 años, Kazuyoshi Miura.

El futbol, como la mayoría de los deportes, es para los jóvenes. Hablamos de jugadores como Zlatan Ibrahimovic o su compañero Michael Carrick, ambos con 35 años encima, como si fueran ancianos: ¡Miura seguirá jugando a los 50!


Quiere jugar hasta los 50 años, Kazuyoshi Miura.

Después de firmar su contrato, Miura dijo a la prensa, "Espero seguir jugando con todo mi ser al lado de las personas involucradas con el club, compañeros y seguidores que siempre me han apoyado".

El apoyo de la gente ha impulsado la carrera de Miura a lo largo de 32 años, ganando un número de campeonatos y premios individuales. A principio de los 90 jugando para el Tokyo Verdy de Japón, Miura ganó la liga, la copa de liga (dos veces), y la copa de campeones. Después, sumó un campeonato croata con el Dinamo Zagreb. En 1992 ganó su primero de dos premios consecutivos como jugador japonés del año y guió a su selección para ganar su primera Copa Asia. En el 2000 completó su partido 88 a nivel selección. El año pasado, volvió a imponer una marca como el anotador con más edad de Japón. Podría romper su propio récord de nuevo después de cumplir 50 años el 26 de febrero.

Sin embargo, Miura no es el futbolista con más edad sobre una cancha de futbol. El delantero mexicano Salvador Reyes ostenta esa marca. En 2008, Reyes participó en un partido con las Chivas de Guadalajara. "Chava" Reyes tenía 71 años.


COSAS QUE NO EXISTÍAN CUANDO DEBUTÓ


Esta es una lista de cosas que no existían cuando Kazuyoshi Miura debutó con el equipo brasileño Santos a los 19 años: la Unión Europea, el Eurotúnel, el Mundial de Rugby, The Legend of Zelda (versión occidental), Final Fantasy, entre otras cosas. Era 1986. El miércoles, Miura (49 años) firmó una renovación de contrato de un año con el club japonés de segunda división Yokohama FC, convirtiéndolo, seguramente, en el segundo futbolista activo más viejo del futbol profesional.


SIMILITUDES CON OLIVER ATTOM.

supercampeones

ORIGEN SIMILAR.

Al igual que Oliver Atton, Kazu nació en la ciudad de Shizuoka (1967) y se hizo famoso desde muy niño al ganar con el colegio Janouchi cuatro campeonatos estatales consecutivos. Oliver, según la serie, estudió en el Niupi y ayudó al tricampeonato de su cuadro con 89 goles (dos más que Steve Hiuga, del Franco-Canadiense) y un recordado tanto de arco a arco, proeza con la que sacó chapa de niño genio.


ROCE BRASILEÑO


A los 17, Kazu se marchó a Brasil para aprender nuevas técnicas, un proceso por el que también pasó Oliver, quien dejó a su familia y a su amiga Patty para llegar a Sao Paulo. Eso sí, mientras Miura ingresó a la academia Juventus y posteriormente fichó por el Santos FC (1989), Atton se enrola al Brancos (¿Santos?) recomendado por Roberto Sedinho, su mentor brasileño, un ex futbolista de “look” parecido a Sócrates y antecedentes que bien podrían corresponderle a Zico, gran amigo de Miura en la vida real.


DESTINO EUROPEO


Ya convertido en profesional, en el 94, Kazu prueba suerte en Europa y aterriza en Génova, donde en su primer partido oficial sufre una fractura de tabique nasal y es acusado de “samurái cobarde” (dixit prensa italiana) por no reponerse a esa lesión. Oliver no viaja a Italia, pero sí al equipo de Cataluña (¿Barcelona?) donde es golpeado en su primer partido por Rivah (¿Rivaldo?), pero fiel a su condición de superhéroe se recupera plenamente y termina siendo la estrella del conjunto.


CLAVE EN JAPÓN


Kazu fue la estrella de la selección nipona entre 1988 y 1998, una década de oro en la que fue campeón asiático una vez y contribuyó a que su país lograse un boleto al Mundial de Francia 98. Oliver, que es mediocampista ofensivo, participó en un torneo Sub 21 en Francia (¿Torneo Esperanzas de Toulon?) y luego llevó a Japón a la antesala del Mundial 2002 junto a Tom y Benji, dos de sus mejores amigos en la historia.


TIENE SUCESOR


Kazu pierde protagonismo en la selección en 1998 cuando vuelve de su paso europeo y el técnico francés Philippe Troussier lo saca de su trono para sentar al promisorio Hidetoshi Nakata. Dicen que fue una guerra interna entre el grupo de los jóvenes y el veterano Kazu. Lo tildaron de “individualista”. Nakata ganó la pulseada y Kazu quedó fuera de aquel Mundial. De hecho, su CV no registra ninguna Copa del Mundo jugada. Algo parecido (nunca igual) ocurre con Oliver, quien en la siguiente versión de Takahashi compartirá el estrellato en la serie con Aoi Shingo, un delantero proveniente del Inter de Milán, quien es admirador ferviente de Atton (incluso lleva con él las monedas que este le regaló alguna vez).


“El Capitán Tsubasa” es un intento japonés por ubicar —aunque sea imaginariamente— a su país en la primera órbita del fútbol internacional. Selección de clase B, generalmente goleada y al margen de los mundiales, se toma una fantasiosa revancha en estos 210 capítulos en los que ni Brasil ni Argentina logran vencerla. Porque, claro, lo que no pudo Kazu en la vida real lo puede Oliver en la ficción.


¿QUIÉN ES QUIÉN?



Lugar y fecha de nac.: Shizuoka, 26 de febrero de 1967. Talla: 1,75 m. Peso: 63 kg Equipos: Santos (Brasil), Verdi (Japón), Génova (Italia), Zagreb (Croacia) Kioto, Visse, Yokohama (Japón). En Japón fue el principal anotador de la temporada 1996.


Oliver Atton

Lugar y fecha de nac.: Shizuoka, 28 de agosto de 1979. Talla: 1,75 m. Peso: 63 kg. Equipos: Niupi (Japón), Brancos (Brasil) y Cataluña (España). En Japón se le considera el mejor futbolista de la nueva generación.

6 comentarios - Quiere jugar hasta los 50 años, Kazuyoshi Miura.

-inxo- +1
Seria interesante verlo si llega a esa edad