epelpad

Selección Argentina de fútbol para ciegos - Los Murciélag

LOS MURCIÉLAGOS - FÚTBOL PARA CIEGOS



La historia comenzó en 1987, cuando Enrique "Quique" Nardone comenzó a trabajar en el Instituto Román Rosell. Allí conoció el fútbol que practicaban ciegos y disminuidos visuales, todos mezclados, con una pelota que tenía un ojal y chapitas de gaseosa para generar sonido. El ruido les facilitaba el juego, pero a muchos jugadores esas chapitas les dejaron marcas en la cara. En aquellos picados ya se prendía Silvio Velo, luego reconocido como el mejor del mundo.

Las primeras políticas de desarrollo del fútbol sala para ciegos empezaron en 1989, con la creación del Comité Técnico de FADEC. En 1991, el CENARD fue sede de los Primeros Panamericanos y Juegos Deportivos para disminuidos visuales y la Selección de fútbol, bajo la dirección técnica de Nardone y con Velo en cancha, tuvo un debut desastroso: perdió todos los partidos que jugó. La novedad en ese torneo fue que los brasileños trajeron pelotas con sonido interno.

Nardone viajó en 1994 a Brasil para asistir a un curso de capacitación. Ahí fue que junto con el español Carlos Campos y el brasileño Ramón Souza crearon el Comité Técnico de Fútbol para Ciegos.

Al año siguiente, elaboraron el reglamento y puede decirse que nació oficialmente el fútbol sala para ciegos. Nardone aportó las gafas y parches oculares (antes había tanta trampa que competían ciegos que no lo eran tanto); el brasileño la pelota con sonido interno y el español el vallado lateral. El envión definitivo llegó en 1996, cuando la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y la Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA) aprobaron oficialmente el reglamento.

El fútbol sala para ciegos se juega en una superficie de 20 por 40 metros, dado que en grandes superficies se diluía el juego y el partido perdía ritmo. La cancha además cuenta con un vallado lateral, que no sólo favorece la fluidez del juego, sino que también les brinda a los futbolistas mayor orientación y seguridad.

La pelota es Nº 4 y con ruido interno, generado por cuatro cápsulas sonoras entre el cuero y la cámara, fundamental para que los jugadores puedan ubicarse. El arquero es el único con visión normal, tiene una limitada maniobrabilidad en su zona de arquero dentro del área penal y cumple la importante misión de orientar a su defensa. Mientras que un guía detrás del arco contrario es el encargado de dirigir a los atacantes.

Parece una contradicción, pero Enrique Nardone fue un verdadero visionario. El tiene mucho que contar en esta historia, como miembro fundador del llamado fútbol sala para ciegos.

"Recuerdo cuando comenzamos a entrenarnos en el CENARD para participar del primer Mundial, en 1998. Llegamos en un colectivo escolar que se caía a pedazos. En el portón de la entrada había un micro de dos pisos a todo lujo, en el que habían llegado los integrantes de la selección de voleibol, todos uniformados, una pinturita. Y nosotros éramos unos crotos sin uniformes, todos vestidos de cualquier manera. Cuando nos vieron los chicos del voleibol, sus miradas de sorpresa lo decían todo: "¿Y estos quienes son?". Entonces le di la mano a su entrenador, Daniel Castellani, y le dije: "Aunque no lo parezca, ésta también es una selección. Y te cuento que dentro de muy poco tiempo también seremos tan prestigiosos como ustedes". No me equivoqué y pudimos demostrar que el deporte contagia y la discapacidad no.

Estamos muy agradecidos a la Secretaría de Deporte porque desde la primera vez que llegamos al CENARD nos permitió realizar un trabajo profesional. Siempre hay un funcionario que escucha nuestras necesidades y eso es invalorable, porque permite cumplirles el sueño de ser deportistas de alto rendimiento. Los Murciélagos, gracias a sus logros, crearon una bisagra entre el deporte convencional y el de los discapacitados. Nuestro trabajo permitió que otras selecciones nos imitaran, ya que demostramos que con esfuerzo se puede".

TÍTULOS:

Sub Campeón Mundial, Brasil 1998

Campeón América, Argentina 1999

Sub Campeón Mundial, España 2000

Campeón Mundial, Brasil 2002

Medalla de Plata Para- Olímpicos, Atenas 2004

Campeón América, Brasil 2005

Campeón Mundial, Argentina 2006

Campeón Copa IBSA 2008

Medalla de Plata Para-Olímpicos, Beijing 2008



" Hagan la prueba. Véndense los ojos. Entren a una cancha. Intenten que la memoria se disfrace de GPS y los ubique. Busquen la forma de correr despegándose del miedo a chocar con los rivales, a tropezar con las vallas que surcan los laterales. Pidan por el paradero de ella, la pelota. Les dirán que para encontrarla deberán seguir las instrucciones que dicta un rejunte de cascabeles. Si aquella música sigue sin llevarlos a destino préstenle atención a la voz del arquero y a ese guía, que tiene su bunker detrás de uno de los arcos. Ellos, los ayudarán a descubrir el gol y a evitar que les conviertan. Que sus pies descarguen fantasías, que para rústica ya está la vida. Tiren tacos, caños, griten un gol. Imagínenlo, imaginémoslo.
Es la medida que tenemos para entender como esos diez gladiadores a los que llaman "Murciélagos" pueden jugar un juego que tal vez nunca vieron. Es la manera de comprender como un tipo, Silvio Velo, al que señalan como el Maradona de la disciplina tira un caño, o desorienta dos brasileños con un quiebre de cintura, cuando la única referencia que tiene de eso gestos técnicos, se la contaron. ¿Cómo hacen para encontrar y abrazarse al héroe de la victoria cuando su festejo es una dedicatoria al cielo? ¿Las rodillas de Velo tienen cascabeles también? Qué va, hay que tener papel protagónico en esta historia para poder contestar, ¿no, Oscar? "Al fútbol hay que sentirlo, no hace falta verlo", asegura Oscar Moreno, el "Muro" de la Selección Argentina de Fútbol 5 para Ciegos que el jueves, en el Cenard, se consagró bicampeón mundial. "


Jugabilidad:

- Se juega en una cancha de 40x20, 4 jugadores (ciegos) y el arquero (convencional, es decir, sin ninguna discapacidad).

- El arquero posee un área de 2 metros para adelante y 1 metro de lado a partir de cada palo del arco.

- La pelota posee sonido interno con cápsulas sonoras.

- A lo largo de la cancha hay un vallado de cada lado, lo cual brinda seguridad a los jugadores, hace más fludio el juego y más dinámico. Si hay corners.

- Detrás de cada arco se encuentra un guía que orienta a sus atacantes hacia el arco.

Muchas gracias por llegar hasta aca, eso quiere decir que leyeron todo. Lo cual me pone muy contento, me llamo Nicolás Italo Giusiano, tengo 17 años y actualmente tengo la suerte de entrenar en el CeNARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) con ellos, Los Murciélagos, también tengo la suerte de estár últimamente convocado como arquero en la Selección Sub 21 de Los Murciélagos.

2 comentarios - Selección Argentina de fútbol para ciegos - Los Murciélag

Enrocknroll
CAPO la verdad que leí todo porque era lo que estaba buscando
sos un genio seguí así y dale para adelante
salute
metal_chaos
Pensar que estos tipos son ciegos y juegan mejor que mucha gente con vista(como yo) para destacar totalmente....te felicito