epespad

¿que pasa en Boca?

Hola gente! Estaba leyendo un informe y me pareció interesante compartirlo, trata sobre la realidad de nuestro querido boca, no sé si es cierto pero...

LO EXPLICAMOS OTRA VEZ

Buenos Aires, 26 de septiembre de 2009.- (INFORME XENEIZE.COM.AR).-

¿Lo contamos de nuevo? ¿Lo hacemos más simple?
Bueno, acá va.
Ameal lo busca a Bianchi para ser DT, porque necesita una persona fuerte en su gestión como presidente. ¿Por qué? Por varios motivos:
1- Ameal no tiene agrupación.
2- No tiene dirigentes “amealistas” en la CD.
3- En mayor o menor medida, estuvo en contra de Macri y necesitaba la fuerza de Bianchi para hacer cambios.

¿que pasa en Boca?

Bianchi le dice que él no va a suceder a Ischia, entonces Ameal idea la figura de manager pensando, tal vez, que ante la primera de cambio, que Bianchi agarraba el equipo.
Como era de suponer, Bianchi se cotizó; pero como lo necesitaban, no dudaron en firmar contrato.
¿Qué se lograba con Bianchi?, desplazar a Juan Carlos Crespi y a José Beraldi de puestos claves como el fútbol y así, de alguna manera hacer un gobierno unipersonal. Recordemos, el oficialismo fue una alianza de ideas políticas que muchas de ellas, muy distantes.
¿Qué pasó luego? Algunos dirigentes se molestaron por una simple razón: perdieron protagonismo. Otros creen que perdieron algo más, pero eso a nosotros no nos consta.
Como es difícil atacar al presidente directamente, lo hacen sobre su mano derecha, el Virrey.

macri
A Ischia no lo echaron cuando debían hacerlo, porque pensaban que si le respetaban el contrato, entonces Bianchi si iba a agarrar, cosa que no pasó.
En el medio, la presión política y que señalaba que era Bianchi o Basile.
Bianchi, a todo esto, tuvo que actuar de político y convocar al Coco en lugar de Cúper, su verdadero candidato.

¿Nos siguen hasta ahí?

Bueno, como Ameal cortó algunas cosas que se daban en el club, comenzaron a criticarlo y a señalarlo. La prensa, una parte mínima pero influyente, que gozaba de ciertos beneficios con la gestión anterior, perdió esos privilegios (suponemos) y se sabe que en el periodismo eso significa una sentencia a muerte. Es por eso que sólo dos, pero muy influyentes periodistas, masacran a más no poder a Bianchi, a Ameal y a Boca en general. Cierto es que algunos creen que esto tampoco lo hacen gratis.
En la actualidad, el presidente había dado la orden a fútbol de complacer en todo lo posible los pedidos de Basile. Así se hizo, pero surgió un imponderable: los resultados.
Basile renunció el domingo por la noche y Bianchi se reunió para ver qué podía hacer.

Desde el entorno de Bianchi se decía que “ahora no le va a quedar otra que agarrar”.
Por más que nos digan que no (perdón a aquellos a los cuales no les hacemos caso) Riquelme anduvo “cerca” de esa reunión y hasta aceptó de buena gana la presencia de Bermúdez en el futuro cuerpo técnico que todos decían que encabezaría Bianchi.
Asimismo, Bianchi se encuentra en una trampa… en una emboscada. Cuando llega al hotel, toda la prensa sabe que Basile renunciaba porque una persona del cuerpo técnico se lo dijo a algunos periodistas en la misma Bombonera. Y es real que mientras transcurría la reunión, no sabían lo que estaba pasando afuera.
Nadie habló, hasta que Bianchi (¿se lo pidió Ameal?), brindó una conferencia de prensa en la cual tuvo que mentir. Sí, y lo hizo para proteger al entrenador. Lamentablemente, se comió todos los cachetazos.


Tiempo después, Bianchi cayó en razón, se dio cuenta de lo que había hecho y se arrepintió. Está claro que el Virrey tiene todo de técnico y nada de político. Y si bien algunos se enojaron con él, otros directivos, en cambio, vieron como el Coco se borró y como Bianchi tuvo que apagar un incendio que él no había iniciado.
Hoy, la relación Bianchi-Basile está rota. Los famosos códigos del Coco, estuvieron ausentes porque, al fin y al cabo, él quiso renunciar, él tendría que aclarar.
Y mucho más se rompió esta relación cuando Basile pidió por Crespi para que esté en el departamento de fútbol al lado de Bianchi, desplazando a London. ¿Le hará caso Ameal? Si así lo hace, creemos que Bianchi renuncia, porque el Virrey sabe muchas cosas y conoce algunas travesuras… nada ilegal, pero travesuras al fin.
Uno de los argumentos que dicen que Basile no quiere a London, es porque el dirigente se metió en el vestuario y le dijo al entrenador que tal y cual jugador no debían ser titulares. Y créanos, conociéndolo a London, dirigente a nuestro criterio de confiar, es incapaz de hacer algo semejante.
AQUELLOS QUE NO ENTENDÍAN LA REALIDAD DE BOCA, MÁS O MENOS, ¿AHORA LA ENTIENDEN?

Pero hay varias cosas más. A Bianchi se le cayó con todo, porque subestimó a los periodistas (eso es lo que creen algunos, otros opinan que estuvo bien). Lo raro, es que cuando Crespi dijo el mismo domingo en la puerta de la concentración que Basile estaba bien y que iba a ir el lunes a entrenar, negando cualquier renuncia, nadie dijo nada. Es más, Crespi justificó la presencia del representante de Basile, con esta frase: “Capaz que quiere un aumento de sueldo”. Ahí tampoco nadie lo criticó por negar algo que era real, y por tirar “fruta” ante las preguntas de los periodistas.

Riquelme

Acá ya tenemos dos formas de actuar ante circunstancias similares, ¿por qué será?
También nos queda una duda: ¿Es cierto que Palermo lo llamó a Crespi para preguntarle por qué Román estaba en la reunión? ¿Habrá sido verdad lo que nos contaron?
Algo de lógica tiene si tenemos en cuenta que hay un gran distanciamiento entre Riquelme y Palermo. Y mucho más ahora que Basile en esa reunión blanqueó que a los únicos que banca son a Román y a Ibarra, jugadores de la “misma escudería”.
¿Habrá sido cierto que el lunes se estaba armando un “golpe” de estado contra Ameal, debido a que muchos estaban disconformes con la presencia de Crespi en el hotel? Lo preguntamos porque el chimento nos llegó; pero como nadie dijo nada… De todas formas, nuestras fuentes son muy pero muy confiables, créanlo.
Entonces, después de todo esto, llegamos a la conclusión de que en Boca, más allá de que alguno pueda pensar que se pelean por la plata (no sabemos cual, porque los dirigentes trabajan gratis y eso es algo que nosotros consideramos que está mal; que los directivos en escala, deberían cobrar un buen sueldo) existe un problema de egocentrismos, de aparecer, de chapear, de celos. Hay una mezcla de pequeñas miserias humanas, que todos tenemos, pero que en este caso parece potenciarse.
Insistimos en algo: unidad para salir.

Todos conocen nuestro pensamiento opositor a Macri, no decimos nada nuevo; pero queremos que todos, ellos también, obvio, se sumen para unir a la familia boquense, una frase típica de Crespi.
Por eso, más allá de las diferencias, hoy el club está en riesgo. Y también abogamos por decisiones drásticas y valientes.
IX reconoce en Macri cosas, como por ejemplo, la decisión que tomó en su momento de pasar la escoba sin importarle quién era arrastrado. Eso habilitó al ex presidente a tomar otras determinaciones muy fuertes, pero no tanta como la primera, por lo tanto, todo parecía más digerible.
Quizás, estos dirigentes de ahora, que no tuvieron participación activa en procesos anteriores, estén haciendo los primeros metros de un camino que desconocían. No es lo mismo estar al lado del presidente que serlo…
Por eso, cuando se rumorea golpe de estado; cuando se insulta a los directivos y a los jugadores, nosotros decimos que tenemos que tener cuidado, mucho cuidado. Que la calentura no nos tape el bosque.


Fuente: http://www.informexeneize.com.ar/nota_11.htm

2 comentarios - ¿que pasa en Boca?