epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Oliveira: "No se me ha olvidado jugar".

Oliveira: "No se me ha olvidado jugar".

Resulta un tanto extraño oírle decir a un jugador de 30 años que ha llegado la hora de recomenzar su carrera, máxime cuando se trata de alguien que en el fútbol de clubes ya ha ganado la Liga de Campeones de la UEFA, la Copa de la UEFA, la Liga y la Copa españolas, y que con la selección ha conquistado la Copa FIFA Confederaciones y la Copa América. Pues bien, ésas son las palabras que Ricardo Oliveira ha elegido para definir este inicio de su segundo paso por el São Paulo.

"Creo que es como partir de cero. Todo comienza de nuevo. He estado mucho tiempo fuera del país. Principalmente en estos últimos años salí del escenario, y mucha gente ya no sabía qué era de mí", reveló el delantero saopaulista en entrevista en exclusiva para FIFA.com. "Acaso pueda estar exagerando un poco al decir eso. Pero es una manera de reafirmar que aún estoy en condiciones de llegar a la selección brasileña. No se me ha olvidado cómo jugar al fútbol", señala el delantero centro cedido en préstamo por el Al Jazira (Emiratos Árabes Unidos).

Si Ricardo Oliveira siente la necesidad de demostrar que es el mismo artillero talentoso de sus gloriosos tiempos en el Betis y el AC Milan, nada mejor que lucirse en el que va a ser el partido del año para el São Paulo: el equipo intentará este jueves remontar la ventaja del Internacional en las semifinales de la Copa Libertadores de América. Después de perder por 1-0 en el estadio Beira-Rio, el Tricolor Paulista precisa ganar por dos goles para meterse en la final contra el Chivas mexicano y, lo que es aún mejor, asegurar una plaza en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2010.

Saldando viejas cuentas
Además de presentar sus credenciales en el campo, el atacante tiene la oportunidad a las primeras de cambio de terminar un trabajo que considera quedó incompleto en su primera estancia. En 2006 apenas estuvo cuatro meses, al cabo de los cuales se metió con su equipo en la final de la Libertadores. Pero obligado por los plazos de su contrato, acabó excluído del último partido del torneo, justamente contra el mismo Internacional de Porto Alegre. Tuvo que ver desde el sofá la fiesta de los Colorados, que le amargaron su segunda final del campeonato.

"En aquella ocasión sentí la impotencia de no poder ayudar hasta el final a llegar a lo más alto. Me quedé viéndolo en casa. Sufrí mucho. Lloré cuando tuve que despedirme del personal aquí en el Centro de Entrenamiento", recuerda el jugador, que en 2003 perdió la final del mismo torneo ante el Boca Juniors como compañero de vanguardia de Robinho y Diego en el Santos.

Debido al frustrante desenlace, el atacante hizo votos de que, cuando llegase el momento de regresar a Brasil, su prioridad sería el São Paulo. En este caso, la vuelta se ha visto facilitada por la confianza que el club de Emiratos Árabes Unidos ha depositado en la capacidad del Tricolor do Morumbi para rehabilitar al jugador, que fue sometido a una operación de rodilla izquierda en marzo. "El Al Jazira dejó una cosa bien clara: la operación tenía que ser realizada por una persona vinculada al São Paulo y la rehabilitación también tenía que ser aquí", nos cuenta Oliveira. "Al final de la recuperación, cuando ya estaba haciendo trabajo de campo, el negocio se arregló y acabó saliendo bien".

Hora de reaccionar
Ricardo Oliveira no es el único que se afana por revigorizarse en el terreno de juego. El São Paulo está sumido en una crisis de desconfianza tras registrar cinco partidos sin ganar en julio, entre ellos el marcador adverso en Porto Alegre. El equipo consiguió acabar con esa mala racha el pasado sábado, con una victoria por 2-1 contra el Ceará. El desafío ahora consiste en sacar las conclusiones positivas de ese triunfo y aplicarlas a la confrontación decisiva en Morumbi.

En tales circunstancias, el São Paulo necesita toda la ayuda posible, incluída la de su nuevo refuerzo. Oliveira jugó cerca de 20 minutos en el encuentro de ida de la semifinal y 70 minutos contra el Ceará, marcando un gol, actuando con desenvoltura, y sorprendiendo incluso a la comisión técnica. "Esos dos partidos me dieron ánimos, porque me sentí bien, sin dolor y sin necesidad de hacer un sacrificio exagerado", dice. "Para el grupo también fue muy importante. En la ida nos dejamos achuchar por el Internacional y recibimos muchas críticas. Pero creo que las expectativas de todo el mundo ahora son altas. Tenemos mucha fe, estamos confiados, y con la fuerza de nuestra hinchada vamos a salir a por todas".

Ricardo Oliveira avisa que los hinchas pueden contar con su rendimiento máximo. Llegó la hora. El escenario está listo. "Estaba necesitando sentirme importante de nuevo, disputar una competición de este calado con un club grande", confiesa. Si pretende prolongar ese tiempo de exposición y retribuir el apoyo saopaulista, sólo un resultado interesa contra el Internacional. "Ése es mi mayor deseo hoy: ganar el partido de este jueves".

FUENTE



Internacional
Siganme y van a tener toda la info del futbol y sus traspasos


UNANSE A MIS COMUS:

COMUNIDAD OFICIAL KUN AGÜERO :P
AVIACION COMERCIAL
EXCLUSIVE GAME FOR PC
COMUNIDAD OFICIAL AGE OF EMPIRES

2 comentarios - Oliveira: "No se me ha olvidado jugar".