epespad

Te cuento una historia, si te gusta +10

En esta oportunidad traemos un famoso cuento donde se relata que un zar tenía de todo menos salud.

Por lo general los que nos dedicamos al mundo de las inversiones, estamos todo el tiempo corriendo en busca de la rentabilidad, descuidando muchas veces el activo más preciado: la salud.

En unas lejanas tierras del norte, vivía un zar que enfermó gravemente y no encontraba cura a su enfermedad. Tan desesperado estaba el zar que prometió la mitad de lo que poseía a quien fuera capaz de curarle.

Un buen día, un trovador dijo que conocía la solución a sus males: el zar debía vestir la camisa de un hombre feliz. Los emisarios del zar partieron hacía todos los confines de la Tierra para encontrar a un hombre feliz y llevar su camisa al zar.

Una tarde, al pasar junto a una pequeña choza, los emisarios vieron a un hombre que descansaba sentado junto a la lumbre de la chimenea, y le escucharon exclamar lo siguiente: -¡Qué bella es la vida! Con el trabajo realizado, una salud de hierro y afectuosos amigos y familiares, ¿qué más podía pedir?-.

Al oír estas palabras, los emisarios supieron que se hallaban, por fin, ante un hombre feliz.

La noticia se extendió pronto por todo el reino, y los súbditos esperaban con alegría la vuelta de los emisarios que debían traer la camisa del hombre feliz.



Sin embargo, cuando por fin llegaron, traían las manos vacías. -¿Dónde está la camisa del hombre feliz? -preguntó el hijo del zar. -Señor -contestaron apenados los mensajeros-, el hombre feliz es tan pobre que ni camisa tiene.

Para reflexionar...

Es un cuento que da lugar a un sin número de reflexiones, pero en lo personal me quedo con la siguiente: ¿El dinero importa?... Si claro, pero no lo es todo.

Te dejo un link con muchas historias del dinero imperdibles...

http://www.enqueinvertir.com/cuentos-del-dinero.php

4 comentarios - Te cuento una historia, si te gusta +10

General_Kroll +7
Me ha robado 30 segundos de mi vida y quiero que me los devuelva
historia
atejero1 +1
jajaja
bataan
no hay reflexion ese zar era pura codicia ,.queria todo! dinero, felicidad ,vida eterna ,no tener dolor ,no sufrir , poder ,queres que le tenga lastima porque murio rico, que onda ! y el dinero es todo, sin dinero hubiera sufrido igual pero con frio y hambre