epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Informe sobre un eventual Swap entre Argentina y Brasil‏

Escrito por Lic Ramón D. Peralta

Informe sobre un eventual Swap entre Argentina y Brasil‏


Intentaré informar de la manera mas sencilla posible los alcances y tecnicismo de un eventual "Swap de Monedas con Brasil". Tarea que requiere mas que de conocimiento, de imaginación, audacia e intuición. También pretendo establecer las diferencias con el SML – Sistema de Pagos en Moneda Local entre Brasil y Argentina, creado por la Decisión CMC N° 25/07, la que permite el pago de importaciones brasileras en AR$ al igual que Brasil pagar nuestras exportaciones en reales. Es decir, que este sistema en apariencia simil swap ya está acordado, existe y con un alcance mas amplio y general. ¿Qué pasó entonces?...

Ya hace seis años que el gobierno Argentino y el de Brasil crearon un sistema de pagos en moneda local para facilitar las transacciones entre ambos estados (operaciones de importación y exportación en uno y otro sentido). Así se estableció el SML (Sistema de Pago en Moneda Local), cuya utilización es voluntaria por parte de las entidades financieras, hecho por el cual no interfiere con las normas y prácticas de pago existentes.

A principios de octubre de 2008, los gobiernos de la Argentina y Brasil habían anunciado, con bombos y platillos, el lanzamiento del Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML), un mecanismo que permite a exportadores e importadores de los dos países realizar sus operaciones en pesos o reales, sin utilizar la divisa estadounidense.

Con su puesta en marcha, la información que comenzó a difundirse como reguero de pólvora, parecía no dejar lugar a dudas: títulos del estilo "El comercio bilateral se despide el dólar" inundaron en aquel entonces las páginas de los medios. El demorado proyecto fue interpretado como la panacea para las empresas, dada la reducción de costos financieros y administrativos.

De hecho, el día en que se oficializó, la presidenta Cristina Kirchner había calificado la nueva modalidad como un "hecho histórico". A su turno, el presidente del BCRA, Martín Redrado, y su par de Brasil, Henrique de Campos Meirelles, destacaron que iba a ayudar "a la integración regional" y a "reducir la vulnerabilidad de ambos países ante la crisis financiera internacional".

Redrado hizo hincapié además en que la aplicación del sistema "es una estrategia de desdolarización de nuestras economías, que toma mayor trascendencia ante este momento de crisis financiera internacionales".

Sin embargo, a casi 7 años de haberse lanzado, la realidad muestra que el sistema hasta ahora no levantó vuelo, sino que "carretea" por una pista plagada de escollos, tales como la incertidumbre económica general, la contracción del comercio exterior en ambos países, la volatilidad del tipo de cambio, la recesión de Argentina y ahora de Brasil, los problemas de competitividad de los costos relativos de Argentina, las devaluaciones no preanunciadas de Brasil, las trabas aduaneras de facto de Argentina, la falta de cumplimiento de cada acuerdo comercial hecho por ambas partes en especial de Argentina, la desconfianza en el AR$, las enormes asimetrías inflacionarias y una peor credibilidad y confianza a la institucionalidad argentina .

Este cóctel generó que la adopción del SML por parte de las empresas esté plagado de escepticismo y efímero uso.

En este sistema tanto el importador como el exportador están pagando o cobrando en sus respectivas monedas (tratase de pesos argentinos o reales), además no hay modificación respecto a la documentación de comercio exterior, excepto que el Permiso de Embarque y su factura comercial E debe ser hecho en moneda local. Así también los pagos de las importaciones argentinas en reales pueden realizarse a través de cuentas en reales radicadas en Brasil.

En Argentina distintas comunicaciones del BCRA reglamentan el presente instrumento, tales como la Com. "A" 4847, 4848, 9352; mientras que en Brasil la Res. 12/07 de la CAMEX posibilitó el registro de operaciones en reales a todo destino.

Para el importador en argentina, los pasos para el pago son los siguientes:

- El importador argentino recibe la factura del Exportador de Brasil emitida en REALES, razón por la cual documentará el despacho de importación en reales y canalizará el pago a través de una entidad financiera que esté operando con el sistema.

- La entidad financiera participante deberá hacer el registro en reales ante el BCRA.

- El Exportador brasileño deberá brindar los siguientes datos al importador argentino:

i. ISPB identificador de la entidad financiera
ii. Agencia
iii. Cuenta Corriente
iv. CNPJ (Cadastro Nacional de Pessoa Jurídica) / CPF (Cadastro de Pessoa Física)

- El pago se efectuará en pesos en las entidades financieras con base en la tasa acordada con cada entidad o Tasa SML divulgada por el BCRA en el día de la operación.

Es decir que el importador argentino para el pago de los bienes (plazos máximos de 360 días), el día 1 deberá completar la carta de instrucciones para dicho pago de bienes por el SML en su banco, adjuntando la documentación correspondiente. El día 2, antes de las 12.00 hs., se debitará de su cuenta los PESOS correspondientes al tipo de cambio concertado e informado por el BCRA el día 1.

Con respecto al tema de origen y procedencia de la mercadería (pagos mediante SML), oportunamente ante una consulta al BCRA respecto si podía un importador argentino pagar mercadería exportada por Brasil, que se encontraba ingresada en ese país a una Zona Franca pero originaria de USA, especificándole si debía ser procedente y originaria de Brasil o si sólo podía proceder de Brasil, respondió: "(…) El SML es un sistema de pagos. En la medida en que el envío se realice desde Brasil y la documentación esté en moneda del exportador, reales en este caso, no debería tener ningún inconveniente…" (Gerencia Principal de Acuerdo Internacionales – BCRA).

Cabe aclarar que el SML no alcanza al pago de servicios, hasta ahora se aplica solo a bienes.

DIFERENCIAS CON EL SAWP DE MONEDAS


En primer lugar aparece como diferencia sobresaliente el tipo de contrato vinculante, pues el Swap de monedas es un contrato OTC (over the counter - al igual que el PPA) que se realiza entre Estados mediante sus respectivos Bancos Centrales. El SML es un acuerdo bilateral de pago, en donde las operaciones de comercio internacional se pactan libremente entre las empresas privadas de ambos países, siendo el SML optativo o de elección voluntaria.

Un swap de divisas es un contrato de acuerdo para el intercambio de divisas extranjeras entre dos países (en éste caso), quienes pactan canjear "elementos" (capital, los pagos de interés y otros eventuales derivados financieros) de un empréstito en moneda local por elementos equivalentes de un empréstito igual en "valor actual neto" en otra divisa. Osea, es un tipo de derivado en divisa extranjera. Los swaps de divisas normalmente se utilizan para aprovechar las ventajas comparativas, para reforzar y aumentar el intercambio comercial entre países, para prescindir del dolar estadounidense de manera directa, aunque todo swap tenga implícito al dolar yankee como efecto de una triangulación de tipo inmanente, intrínseca, holística y contingente. Contablemente el BCRA lo considerará un préstamo por fuera de las reservas internacionales (PN), pero que si figurará en sus activos.

Un swap de divisas es un derivado financiero fácil de entender pero complejo en su funcionamiento (cuanto menos para los stándares tradicionales vernáculos). Está íntimamente relacionado con los "interest rate swaps" (tasa de interés de intercambio). No obstante, a diferencia de los interest rate swaps, los swaps de divisas pueden incluir el intercambio general de todo el empréstito

Existen cuatro diferentes vías a través de las cuales los swaps de divisas pueden intercambiar empréstitos:

A) La estructura más sencilla de un swap de divisas supone intercambiar solo el capital nominal del empréstito con la contraparte, determinando un punto final o un plazo de vigencia del contrato de futuro específicado a la tasa acordada al momento de firmar el contrato. Un acuerdo de este tipo se desarrolla de modo similar a un "contrato forward swap", aunque el mas extendido es el Forward spot (de liquidación y compensación horaria)

B) Otra estructura para un swap de divisas puede combinar el intercambio del capital del empréstito, como se explica más arriba, mas un interest rate swap (es decir, otra permuta futura del tipo de interés). En este tipo de swap, los cash flows del interés no se "netean" antes de ser pagados a la contraparte (como se haría en un "vanilla interest rate swap&quot porque están denominados en diferentes divisas. Como cada parte efectivamente toma prestado el interés de la otra, este tipo de swap se conoce también, en inglés, como un empréstito back-to-back.

C) Por último, pero no de menor importancia, se puede permutar solo el pago de los cash flows de interés en empréstitos del mismo tamaño y término. De nuevo, siendo esto un swap de divisas, los cash flows intercambiados están denominados en diferentes divisas por lo que no se netean. Un ejemplo de este tipo de swap es el intercambio de pagos de interés en dólares a tipo fijo contra pagos de interés en euro a tipo variable. Este tipo de swap se conoce también "comocross-currency interest rate swap", o "cross currency swap".

D) Mediante una combinación sincrética de elementos de las tres opciones anterios (A - B y C). Recuerda que son solo herramientas, so la correcta utilización se soportará en una inteligente y creativa ingeniería financiera (cosa en la que no nos destacamos por cierto).


CONCLUSIONES


En mi opinión, será difícil convencer a los brasileros para que acepten un swap por sumas significativas y largo plazo, aunque la coyuntura política y económica es tan especial para ambas naciones, que quizás Dilma y Cristina terminen "abrazados como hermanas en desgracia". La enorme inflación argentina, los problemas de políticas monetarias de ambos países, las necesidades de cambios profundos ergo ajustes macroeconómicos de ambos, el escaso poder político también de ambos, el default argentino mas el malestar social brasilero, no conforman el mejor escenario para la implementación de éste tipo de derivados financieros. ¿Cristina respetará lo que acuerde esta vez?, pues su CV no la ayuda en nada. A favor obra el temor de los empresarios brasileros respecto de la desigual competencia china, quien además de buenos precios ya tienen su propio swap (aunque sea en la teoría o a modo latente).

Cuando hablé con la gerencia del BNDES, me dijeron que para ellos "Argentina es un buen pagador", no obstante para prestarnos insisten en exigirnos las Garantías de Crédito Recíproco (CCR - Aladi). No obstante, éste tipo de swap solo se erige en un paliativo que puede o no servir dependiendo del grado de permeabilidad que demuestren nuestras importaciones a los productos de origen brasilero. El problema de fondo sigue siendo la sangría de dolares en las reservas internacionales de nuestro BCRA, quien ya pide a gritos de cirugía mayor (las aspirinas ya no alcanzan). En otras palabras, su utilidad queda entre signos de interrogación. A modo de perogrullada me pregunto ¿Qué jurisdicción arbitral elegirán para subordinarse las partes en caso de acordar éste tipo de swap?,....pues el mercado de cambio por antonomasia es el de Londres. Quizás Kicillof, después de tanto experimentar con el vetusto sistema de "prueba y error" termine aprendiendo algo de las nuevas finanzas del capitalismo ergo el maravilloso mundo del dinero nocional y los derivados financieros. "El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad" (Albert Einstein dixit). Si esto se torna realidad o no, es otra cosa; por las dudas mejor estar preparados. Pido disculpa por el reduccionismo.

1 comentario - Informe sobre un eventual Swap entre Argentina y Brasil‏

elmayhot +2
no se que es Swap asiq te dejo un punto.
Santi1667 +1
bien ahi, voy a hacer lo mismo, porque en este momento no me da el bocho para leer sobre temas que no entiendo
d_peralta2008 +1
Amarrete, me hubieses dejado 10 puntos ....