epespad

¿Qué pierde el venezolano común fuera del Mercosur?

¿Qué pierde el venezolano común fuera del Mercosur?

En las últimas horas ha subido el tono de la confrontación entre Venezuela y sus socios en Mercosur (el Mercado Común del Sur), esa imperfecta alianza comercial y aduanera que acaba de cumplir 25 años y de la que nuestro país es socio pleno desde hace cuatro años.

La confrontación en torno a asuntos políticos y de derechos humanos se ha impuesto por encima de temas económicos, comerciales, profesionales y de libre movilidad de personas, bienes y servicios dentro del bloque fundado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Muchas personas comunes desconocen los derechos que le confiere esta membresía y que ahora están en riesgo.

La primera cosa importante es que Mercosur garantiza a los trabajadores y sus familias “los mismos derechos y libertades civiles, sociales, culturales y económicas” de los ciudadanos de cada país.


Claro, no es que usted puede coger un avión o un autobús y volar hasta Uruguay o llegarse hasta Boa Vista y listo, aquí estoy. Ciertas condiciones aplican. Por ejemplo,debe tener una oferta de trabajo sólida, o si es para estudiar, un cupo en una universidad, y debe iniciar los trámites respectivos ante las autoridades migratorias.

Si ya está instalado en situación irregular, puede iniciar los trámites ante su empleador, pues hay mecanismos para regularizarse, señalan los documentos de Mercosur que usted puede consultar y navegar en www.mercosur.int.

“Los certificados, títulos y estudios de nivel primario y medio no técnico emitidos por instituciones educativas de cualquier Estado Parte del Mercosur son reconocidos por los demás miembros en las mismas condiciones del país de origen”.

Es decir, un bachiller puede ser aceptado en cualquier universidad de los estados miembros. También se pueden continuar estudios de postgrado, pues oportunamente se acordó “reconocer los títulos universitarios de grado otorgados por las universidades reconocidas de cada país”.

Negocios


Las relaciones del gobierno venezolano en el seno del grupo, especialmente las de Maduro con sus socios del Mercosur han caído este miércoles 14 de septiembre a su peor nivel, pues Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay acordaron ejercer en conjunto la presidencia del bloque este semestre y es previsible la suspensión de Venezuela el próximo diciembre, en medio de una agria confrontación política con el gobierno de Michel Temer.

– Principios –

“Desde sus inicios el Mercosur ha promovido como pilares fundamentales de la integración los principios de Democracia y de Desarrollo Económico, impulsando una integración con rostro humano. En línea con estos principios, se han sumado diferentes acuerdos en materia migratoria, laboral, cultural, social, que resultan de suma importancia para sus habitantes”, dice la literatura oficial del bloque.

Eso es lo que está en riesgo para los venezolanos.

economia

Mercosur nació hace 25 años como un tratado de integración regional bajo el modelo de la mucho más exitosa (a pesar de la salida de Reino Unido) Unión Europea.

Es una unión aduanera imperfecta, porque a lo largo de los años no ha podido avanzar por completo en temas claves, por ejemplo de reducción total de aranceles, pues mantiene “salvaguardas” para algunos productos de exportación entre los socios. Sin embargo, las empresas pueden exportar con bajos o cero aranceles de aduana en muchos productos, lo que abre mercados para el sector público y el privado en condiciones ventajosas.

Para Venezuela, es una lástima que sólo pueda ofrecerles petróleo a sus socios, a cambio de quesos uruguayos, carnes y maquinarias brasileñas y granos argentinos.

La gente común, que no tiene nada que exportar, puede aprovechar por ejemplo viajar entre los países con cédula en vez de pasaporte, poder estudiar como locales y trabajar en cada país.

Venezuela ingresó al bloque en 2012 por la ventana, gracias a la suspensión de Paraguay (por un golpe legislativo) que se oponía por razones políticas. Las decisiones del grupo deben ser unánimes y si por ejemplo algún socio cree que en determinado país no hay una plena democracia o libertad económica puede vetarse el ingreso o permanencia.

En su momento, cuando en 2006 Venezuela comenzó a avanzar en los trámites de ingreso, muchos expertos advirtieron que el chavismo marcaría la politización definitiva del bloque por encima de los intereses económicos y comerciales. Algo de eso se está viendo. El gobierno de Maduro es criticado por socios que le reprochan supuestas violaciones a los derechos humanos, acciones anti democráticas y falta de condiciones políticas y económicas para ser socio pleno.

En todo caso, en estas peleas siempre pierde el más débil, la gente común.

– Tarjeta de membresía –

Para favorecer la integración regional, señalan los documentos, desde 2009 se facilita la libre circulación de personas entre los socios, gracias al “Acuerdo sobre Residencia para los Nacionales de los Estados Partes del Mercosur”.

De esta forma, usted tiene el derecho a obtener la residencia legal en el territorio de otro Estado Parte con más facilidad jurídica que en otros destinos de la diáspora venezolana:

Los nacionales de los países socios que quieran establecerse en el territorio de otro país socio y presenten la solicitud de ingreso con los documentos consulares requeridos autenticados puede hacerlo.

Los servicios consulares podrán otorgar la Residencia Temporaria por un plazo de 2 años, y la Residencia Permanente “si dentro de los 90 días previos a su vencimiento se tramita ante la autoridad migratoria del país de recepción” con los respectivos documentos.

Esta residencia da “Igualdad de derechos civiles y libertades sociales, culturales y económicas de los nacionales del país de recepción, derecho a trabajar, derecho de petición ante las autoridades; derecho de entrada y salida del territorio de las Partes y libertad de culto”.

“A los miembros de la familia que no sean de la nacionalidad de alguno de los países parte del Acuerdo, se les otorga una residencia con la misma vigencia de aquella que posea la persona de la cual dependan”.

“En materia laboral, los inmigrantes gozan de un trato no menos favorable al que reciben los nacionales del país de recepción, especialmente en materia de sueldo, condiciones de trabajo y seguros sociales”.

– Derecho a transferir remesas –

“Los hijos de los inmigrantes que nazcan en el territorio del país parte del Acuerdo donde residen sus padres, tienen derecho a un nombre, al registro de su nacimiento y a tener una nacionalidad. Tienen también el derecho fundamental de acceso a la educación en condiciones de igualdad con los nacionales del país de recepción”.

“Los nacionales del Mercosur que obtienen la residencia en otro Estado Parte están habilitados a trabajar en igualdad de condiciones que los nacionales del país donde haya obtenido la residencia, debiendo cumplir con las reglamentaciones específicas que la legislación laboral establece”.

Los Acuerdos hasta permiten unificar los aportes y cotizaciones a los seguros sociales de los trabajadores migrantes.

“Todos los trabajadores y trabajadoras del MERCOSUR puedan acceder a un trabajo formal sin discriminación y con igualdad de oportunidades”.

En términos económicos, los socios de Mercosur serían la quinta economía del mundo por el Producto Interno Bruto (PIB), es decir, la cantidad de riqueza que generan sumados cada año. Su territorio conjunto es de 14,8 millones de kilómetros cuadrados (serían sólo superados por Rusia en extensión), con 295 millones de habitantes.

Los países también poseen enormes riquezas en recursos naturales, desde petróleo y gas natural, hasta tierras fértiles, agua dulce, minerales estratégicos, bosques maderables, una de las mayores tasas de biodiversidad del mundo, y una unidad histórica, cultural y religiosa que facilita la integración.

Claro, también tienen políticos desacertados y extraños intereses económicos que se han conjugado para entorpecer el proceso, que sigue siendo imperfecto y lleno de trabas para alcanzar estados superiores de la integración, como la lograda por Europa con su moneda única, arancel externo común y conexiones de infraestructura y servicios que benefician al pueblo llano, no solo a empresas y funcionarios de gobiernos.

0 comentarios - ¿Qué pierde el venezolano común fuera del Mercosur?