epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Uso de reservas: Alternativas al Fondo del Bicentenario

Uso de reservas: Alternativas al Fondo del Bicentenario
Tras la resolución del juez Griesa de quitar el embargo sobre las reservas del BCRA, se estudian diferentes opciones para pagar los compromisos de deuda sin generar nuevas trabas.

Son varias las alternativas que se barajaron en los últimos días para poder afrontar la deuda con los bonistas y con las entidades financieras internacionales: abeceb.com recogió las principales propuestas que circularon por los medios. La utilización de las utilidades del BCRA y la creación de un Fondo de Garantía son algunas de las ideas que se están analizando.

La postura oficial: tras varios reveses y la disputa política en la que se vio inmerso el Gobierno, desde la Casa de Rosada buscan recurrir a las fuentes y agarrarse de las mismas decisiones que adoptó el Congreso en el 2005, cuando Néstor Kirchner determinó pagar deuda con el FMI con reservas de “libre disponibilidad”. En el Gobierno no descartarían la posibilidad de dejar de lado el tan polémico Fondo del Bicentenario. “Existen miles de maneras de conseguir las reservas, no es un tema que nos preocupe en lo más mínimo”, manifestó el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Desde el entorno de la Presidenta además sostienen que “para cumplir con estos vencimientos ya podemos utilizar reservas, porque así lo aprobó el Congreso en 2005 para cancelar la deuda con el FMI”, cuando se creó la denominación de “reservas excedentes”.

Posibles atajos: especialistas afirman que el pago de deuda con reservas del Banco Central ocurre en todos los países del mundo, aunque deberían “respetarse las normas y procedimientos vigentes”. El analista Ricardo Delgado propone dos alternativas para saldar la deuda: una de ellas sería apelar a las utilidades del Central en 2009, una opción que el Gobierno ve con buenos ojos. De esa forma las utilidades junto a los adelantos transitorios del Banco Central servirían para comprar las reservas y así cumplir con el pago de la deuda sin poner en cuestión la autonomía del organismo. El segundo camino posible sería la “opción de mercado”. “Que el Tesoro emita deuda doméstica, al tiempo que el Central comience con el rescate del stock de Lebac. Esta operación no tendría efecto monetario, y dejaría al Central con menos pasivos (Lebac) y menos reservas (compradas por el Tesoro)”, explica Delgado.

La visión de Cavallo: el ex ministro de Economía Domingo Cavallo también propuso que el Gobierno resuelva la situación pidiéndole prestado a los bancos. La operación se concretaría cambiando las letras del Banco Central (Lebac), en poder de los bancos, por letras del Tesoro (letes) a medida que las primeras vayan venciendo. “El Gobierno debe pedirle prestado a los bancos los mismos montos que los bancos le prestaron al Banco Central para que éste compre reservas”, dijo el ex funcionario. “Los bancos podrán satisfacer esta demanda en la medida que el Banco Central les devuelva el dinero que ellos le prestaron a través de las Lebacs. La forma práctica de llevar a cabo esta operación, sin ningún sobresalto monetario inicial, es ofreciendo a los bancos tenedores de Letras del Banco Central (Lebac), un canje de esos títulos por Letras del Tesoro”, concluyó Cavallo.

La medida para la creación de un Fondo de Garantía constituido con reservas aparece como otra opción posible. En ese caso las reservas pasarían a ser una garantía colateral (en el pasado se han utilizado con este fin créditos de organismos internacionales) de deuda nueva que el Estado emite para cubrir los vencimientos de capital. Sin embargo el Fondo de Garantía no sería la prioridad del Gobierno.

FUENTE: abeceb.com

3 comentarios - Uso de reservas: Alternativas al Fondo del Bicentenario

Lelale
La solución de Caballo funcionaría si las tasas de intereses fueran más bajas. Es por eso que se hace el fondo bicentenario, para que bajen las tasas de interés de un 14% a un 3%, así en el futuro se podría tomar deuda, ya sea pública o privada, con poco interés, por que el riesgo especulativo sería menor, por que gracias al fondo el acreedor sabe que tiene una garantía de cobro.
Sinseramente creo que a Caballo deberían callarle la boca, creo que ya ha perdido todo derecho de ser un referente en lo económico ya que él es uno de los mayores responsables de la crisis del 2001 (Mientras todos nos cagabamos de hambre él salía en la tele diciendo que no podía vivir con menos de 10000 pesos-dolares por mes).
Creo que el fondo bicentenario es una medida que para entenderla bien hay que informarse como corresponde y no tomar como verdad absoluta a los medios. Un consejo lee un blog que se llama argentinapesada donde explica bien como son las cosas y como desinforman a la gente los medios.
herlafon
Lelale dijo:La solución de Caballo funcionaría si las tasas de intereses fueran más bajas. Es por eso que se hace el fondo bicentenario, para que bajen las tasas de interés de un 14% a un 3%, así en el futuro se podría tomar deuda, ya sea pública o privada, con poco interés, por que el riesgo especulativo sería menor, por que gracias al fondo el acreedor sabe que tiene una garantía de cobro.
Sinseramente creo que a Caballo deberían callarle la boca, creo que ya ha perdido todo derecho de ser un referente en lo económico ya que él es uno de los mayores responsables de la crisis del 2001 (Mientras todos nos cagabamos de hambre él salía en la tele diciendo que no podía vivir con menos de 10000 pesos-dolares por mes).
Creo que el fondo bicentenario es una medida que para entenderla bien hay que informarse como corresponde y no tomar como verdad absoluta a los medios. Un consejo lee un blog que se llama argentinapesada donde explica bien como son las cosas y como desinforman a la gente los medios.


Tal cual... como puede seguir teniendo micrófono ese calvo vendepatria? Con todo ese quilombo esta quedando en claro quienes queremos un pais sin deuda y quienes prefieren seguir endeudados.
Babyshamble
El problema no es si hay que tomar prestado o no, sino más bien cuanto tomar prestado y a que precio. Cómo bien indicó Lelale hay que buscar endeudamiento cuando las tasas de interés están bajas, y maś en el momento dónde el superávit comercial deja resto para (en este nuevo mecanismo de uso de reservas y el Fondo del Bicentenario) intervenir en el mercado cambiario para hacerse de los dólares para pagar la deuda (lo cual reduciría la cantidad de dólares a pedir prestado)

Ahora bien, cómo la discusión habla sobre Domingo Cavallo, hablemos de él. Personalmente creo que luego de estar cómo presidente del BCRA y luego dos veces cómo ministro tendría que hacer un poco más de autocrítica sobre su postura de endeudamiento, ya que la situación actual depende en parte de la nacionalización de la deuda privada durante la transición a la democracia en los '80, dónde los andamiajes del antiguo BCRA permitieron un exponencial de la deuda, impagable para Alfonsín y Menem.

Si queremos seguir hablando de Cavallo también habría que analizar en que estaba pensando cuando fijó una paridad cambiaria tan adversa a la actividad real y a la competitividad externa. Claro que iba a necesitar dinero de afuera si la economía real no podía generar recaudación genuina ni excedentes comerciales (ni hablar cuando privatizó el sistema de jubilaciones).

Por último, y basta de agitar las aguas, falta aclarar que el equipo económico de 2001 fomentó el incremento del stock de deuda POR SEMANA en una cifra aprox. de más de US$ 1.000 Millones de la manito de los siempre bien ponderados bancos de inversión extranjeros. Si quieren leer un poquito más sobre esto les recomiendo el siguiente libroGolden Boys de Hernán Illia