epelpad

Vacaciones en pareja

Los largos períodos de ocio compartido pueden representar tanto una “oportunidad de oro”, para redescubrir y revitalizar la relación, como “una prueba fuego” de la que muchos no consiguen salir airosos, ya que acaba desencadenando una ruptura. Claves para que el consenso se imponga al conflicto.

Vacaciones en pareja

¿Sabías que en muchos países occidentales, una elevada proporción de parejas decide romper su relación después de pasar juntos las largas vacaciones de verano? Para esas personas, el descanso temporal de su actividad habitual, principalmente del trabajo, no es el paraíso que esperaban disfrutar durante todo el año, sino que puede convertirse en un auténtico infierno.
Quieres mantenerte a salvo del “virus de las vacaciones” y no pasar a formar parte de esa decepcionante estadística que refleja el reguero anual de sueños rotos y corazones heridos?
Para reducir al mínimo el riesgo de ruptura, la tarea básica y principal consiste en subsanar la falta de comunicación o resolver conflictos de fondo que están poniendo a la pareja en riesgo.
Se trata de abordar el nudo de la cuestión, porque las vacaciones sólo pueden convertirse en el detonante de la disolución de un vínculo, si están precedidas por una situación explosiva...
No obstante, mientras se resuelve el tema principal, hay algunas sugerencias, que pueden hacer más llevaderas e incluso estimulantes, las anheladas vacaciones estivales:


DISFRUTAR DEL PRESENTE:

Ante todo hay que ajustar las expectativas que tienen los miembros de la pareja a la realidad, sin idealizar el lapso vacacional y considerarlo “el remedio para todos los males” o un futuro derroche de felicidad compartida, ya que como en todas las etapas de la vida, de cierta duración, hay altibajos, y se atraviesan situaciones de distinto signo. Es preferible vivir el día a día, descubriendo lo que regala a la vida el “aquí y ahora”.

ruptura

BUSCAR UN DESTINO CONSENSUADO:

Para evitar futuros roces y reproches, hay que elegir de mutuo acuerdo la mejor opción para compartir las vacaciones, de modo que sea estimulante para ambos. En realidad no se trata más que de aplicar uno de principios básicos de toda relación sana: el consenso.

sentimientos

ELEGIR UN AMBIENTE ROMÁNTICO:

Conviene optar por un lugar de destino del que ambos tengan buenos recuerdos o en el que no hayan estado nunca y que suponga un descubrimiento: la novedad y la sorpresa, son uno de los ingredientes básicos de la vida amorosa. Nada une tanto a dos personas como compartir aventuras y momentos especiales y reír juntos, como cuando eran novios, y todo estaba por descubrir. Eso sí: queda totalmente prohibido visitar los sitios vacacionales que se han frecuentado con la anterior pareja.

pareja

OPORTUNIDAD EN VES DE CALAMIDAD:

Plantead y planead el viaje como una “luna de miel”, intentando recuperar el entusiasmo, la ilusión y el romanticismo del comienzo de la relación. Piensa que el fuego del amor sigue allí, en su interior: sólo hace falta que el “viento de la novedad” para reavivarlo. Hagan cosas nuevas, actividades compartidas que se convertirán en recuerdos memorables, que los harán sentir que “ha valido la pena”.

vaciones

EN FAMILIA Y LEJOS DE CASA:

Si las vacaciones se realizan con los hijos, hay que reflexionar cuidadosamente cuáles son las necesidades de cada uno y de qué modo se van a satisfacer durante las largas vacaciones y una convivencia cotidiana, en la que se permanece más tiempo en familia que de costumbre

Vacaciones en pareja

PARA TODOS LOS GUSTOS:

Organicen actividades en las que puedan participar todos los integrantes de la familia, otras para pequeños grupos y algunas para desarrollar solos en pareja o con amigos.

ruptura

http://www.terra.com/mujer/articulo/html/hof94921,2.htm

5 comentarios - Vacaciones en pareja

jbcba +1
que buenos consejos... ahora me falta la pareja y listo, a disfrutar...
alebcm
jbcba dijo:que buenos consejos... ahora me falta la pareja y listo, a disfrutar...


IDEM
MejorTurro
jbcba dijo:que buenos consejos... ahora me falta la pareja y listo, a disfrutar...


Me anoto!