epespad

Usos de la aspirina en el jardín

Todo el mundo conoce la aspirina como medicamento centenario que es. Usada para multitud de dolencias a lo largo de su historia se han ido descubriendo nuevas aplicaciones. Pero tal vez lo que no todos sepáis es que podemos usar aspirinas también para cuidar nuestras plantas. Vamos a ver algunos usos de la aspirina en el jardín.

Usos de la aspirina en el jardín

En la Universidad de Rhode Island se hizo un experimento preparando una solución de aspirinas en agua con la que se pulverizaron algunas plantas. La solución estaba compuesta por cuatro tabletas de aspirina disueltas en 4 litros de agua. Con este preparado se pulverizó un grupo de plantas cada tres semanas durante toda la temporada de crecimiento. Al mismo tiempo se cultivo un grupo de plantas iguales a las que no se les aplicó el tratamiento. Al acabar la temporada se constató que el grupo tratado se había desarrollado mejor y había tenido mayor producción que el grupo de control. Se llegó a la conclusión de que el ácido acetilsalicílico mejora el sistema inmunitario de las plantas con lo que se defiende mejor de los ataques microbianos y fúngicos que pueden afectar a su crecimiento.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos se pueden tratar las plantas con una solución de aspirina para combatir las enfermedades fúngicas provocadas por verticillium y fusarium. También sirve para tratar el tizón. Especialmente eficaz resulta este tratamiento cuando es aplicado a las solanáceas como los tomates y las patatas. Al parecer todas las plantas tienen en su composición una pequeña proporción de ácido acetilsalicílico que aumenta en situaciones de estrés. Al pulverizar aspirina sobre la planta aumentamos su proporción de este principio activo con lo que mejoramos su resistencia a las agresiones externas. También se pueden remojar las semillas en una solución de aspirina antes de usarlas en la siembra.

flores

Tal vez sea este uso el más conocido y además desde hace mucho tiempo. Yo al menos recuerdo que mi madre ya lo usaba y consiste en disolver una aspirina en el agua del florero cuando colocamos en él flores cortadas. Aumentan considerablemente su duración antes de marchitarse. El ácido acetilsalicílico reduce la producción de etileno y retrasa así el marchitamiento de las flores cortadas. Y además las propiedades antifúngicas de la aspirina retrasan así mismo la aparición de mohos que obstruyen el tejido vascular de la flor.

jardin

La aspirina también nos puede servir para mejorar el enraizamiento de los esquejes. Diluímos una aspirina en agua destilada y mojamos aquí los esquejes durante unas horas antes de proceder al cultivo. Actúa como desinfectante y como hormona del crecimiento. Como hemos visto la aspirina puede servirnos muy bien en el jardín pero como todo en exceso puede ser dañino. La dosis recomendable para cualquier uso es diluir un comprimido de aspirina en un litro de agua. Una concentración mayor puede quemar las hojas de la planta al pulverizarlas. También es aconsejable practicar el tratamiento en las primeras horas del día para dar tiempo a que se sequen las hojas y no molestar a las abejas y otros polinizadores.

0 comentarios - Usos de la aspirina en el jardín