epelpad

Salud, dinero o amor...

Tres cosas hay en la vida, decía la copla... Y va a ser que es verdad!...
Porque, si nos ponemos a pensar, ¿qué más hay, que no esté englobado en alguna de estas tres palabras?. Y la gracia es que JAMÁS se tienen las tres cosas a la vez... Pensad y veréis que, cuando tienes dos, la otra te falta. SIEMPRE!

Analicémoslas... (vaya palabra, existirá?... bueno, si la RAE admite la palabra reggaeton, todo lo demás está permitido).

1- Salud:
De joven, ni eres consciente de que existe.
Te hartas de comer fritos pa comer o hamburguesas pa cenar, crepes con nata y sirope pa merendar, bebes cerveza en vasos de 5 litros con un chupito de tequila dentro a las 3 de la mañana, cocacola en vez de agua, comes chucherías a pasto, no te echas crema protectora en verano, ni te preocupa nada que no sea pasártelo bien.

Sales de clase, te vas de cañas, cuando te quieres dar cuenta son las 8 de la tarde, y ya es hora de más cañas, y al final, te lían y terminas a las 8 de la mañana, y claro, ya vas directo a la facultad. Y ni sueño, ni dolores de ná.

Ni se te pasa por la cabeza comer fruta ni verdura, ni beber agua, ni hacer ejercicio... Porque no te duele ná, porque comiendo lo que comes, bebiendo lo que bebes, durmiendo poco, y sin hacer nada saludable, te sientes divinamente.
Porque lo de la salud, es cosa de viejos.

Pero un buen día, sin darte cuenta ni saber cómo, ya tienes 40 años, y empiezas a darte cuenta de que, todas las barbaridades que has hecho de joven, antes o después, empiezan a pasarte factura.
Te duele el estómago aunque te comas una magdalena aburrida. Te duele la espalda si pasas dos horas de pié. Te duele la cabeza si no duermes al menos 8 horas. Te duelen los pies de andar del coche al supermercado... y las cervicales por estar un rato en el ordenador... Y básicamente, lo único que te atrae de verdad, es estar en casa en pijama y zapatillas... por encima de todas las cosas.

Y es entonces cuando, ¡coño!, claro... si de joven me hubiera cuidado un poco, ahora no tendría este dolor de espalda, o este ardor que me está matando, por haberle dao un bocao a una Maritoñi...
Y es que maltratamos al cuerpo hasta límites insospechados, pero no somos conscientes de que, quien la hace, la paga. Y algunos ya lo estamos pagando.
El que más y el que menos, tenemos o hemos tenido alguna gotera chunga o semichunga que nos limita la movilidad o la alimentación, o nos han extirpado uno o más órganos vitales (que no serían tan vitales, cuando nos los han quitado y seguimos andando...), o hemos tenido que dejar de hacer cosas que nos gustan, porque ya no nos sientan como antes. Lo mismo comer chorizo, que pasar toda la noche de bar en bar. Ya no podemos. Ni tenemos ganas. Vamos, que ahora ni cobrando hacemos lo que podíamos hacer antes. Yo por lo menos, NO.


Y si tienes salud, te puedes preocupar del dinero y del amor. Pero si no la tienes, te importa tres pitos tener amor y ser millonario, porque no puedes pensar en otra cosa que no sean los dolores que te amargan la existencia, o los resultados de las pruebas que te has hecho... aunque estés en el hotel más lujoso del planeta con la persona que más desees estar. No tienes ganas de NÁ.

Tener salud parece ser la opción más necesaria para poder ser feliz.

2- Dinero:

Eso de colorines, tan asqueroso, que dirige el mundo y al que tantísima importancia se le da. Eso por lo que nos levantamos temprano, nos metemos en un atasco día tras día, para ir a un sitio donde casi nadie te cae bien, donde tienes que estar 8 horas haciendo lo que te digan, te guste o no, de lunes a viernes o incluso a domingo, para a final de mes cobrar una miseria y poder comer, pagar hipoteca, comprar lo necesario y poco más. Y eso todos los días de tu vida. No tienes tiempo para casi nada más, pero hay que hacerlo.

Es eso por lo que las familias se pelean, por lo que la gente roba y mata, por lo que los matrimonios se convierten en desconocidos, por lo que los bancos son capaces de dejar a gente en la calle...
Porque si no tienes dinero, no puedes comer, ni pagar hipoteca, ni comprarte ropa, ni nada de nada. No puedes salir de cañas, ni ir a un concierto, ni viajar, ni disfrutar de los placeres de la vida. Y entonces el humor cambia, ya no sonríes, ni tienes ganas de vivir, porque si estás encerrao y encima te falta para pagar, no tienes muchos motivos para estar contento, la verdad...
A no ser que tengas salud y amor, y vivas del aire, o de alguien, claro...

Pero si tienes dinero, si que puedes ir a sitios, viajar y comprar cosas, siempre que el trabajo te deje tiempo libre como para ello. Pero claro, tiene que no dolerte nada!!, porque si estás jodido, ya puedes tener todo el dinero del mundo, que de casa no quieres salir. O sea, en este caso, el dinero no te sirve para mucho.

O si tienes dinero, y tu pareja no tiene los mismos gustos que tu, y en vez de ir a hacer escalada libre contigo, prefiere pasarse el día viendo la tele...
O te vas sola, o ajo y agua. Y pa irte sola a tos laos, no necesitas tener pareja.

Entonces, el dinero es importante, pero no es lo MÁS importante.

3- Amor:
Eso tan abstracto que todos creemos saber qué es, pero que, quien más y quien menos, después de varios intentos, a cual más fallido, no le encontramos la gracia.


Estar to la vida atado a una persona (o a varias), que quizá al principio te hacía sentir maripositas (menuda cursilada oye), pero que pasados los años, es un bute o buta con quien compartes piso e hijos, y no sabes muy bien si te hace feliz o no, pero que como está escrito en algún lado que nadie sabe, hay que aguantar.
O si has tenido la GRAN suerte de dar con alguien que te complementa y te hace la vida más agradable, si no tienes salud ni dinero, ya me dirás qué pintas to tu vida con tanto amor, si no puedes hacer nada que te guste o apetezca.
Un error lo de asociar el "amor" a la "felicidad" y viceversa.
Al fin y al cabo, el tener pareja en la mayoría de las ocasiones, consiste en estar siempre luchando, o cediendo, o aguantando. Y lo sabéis.
Más importante es el amor familiar, que ese sí que es amor de verdad, porque ni te pone los cuernos, ni ronca por las noches, ni tienes que ejercerlo las 24 horas. Bueno, el de los hijos si, pero eso es algo que se hace con gusto y sin otro remedio posible. Y el amor de los amigos, que en realidad, es la familia que tú eliges... Estos dos amores si son importantes y si pueden ayudar a que seas feliz.
Tener o no tener amor (parejil), en definitiva, es de importancia media, tirando pa ninguna.

En resumen:
Si tienes DINERO y AMOR, pero no tienes SALUD, estás todo el día de mala hostia, por los dolores o por los impedimentos pa hacer una vida normal. El dinero no te arreglará mucho, y el amor menos, porque más que nada, te estará calentando la cabeza porque no tienes ganas de ná. Opción no válida.

Si tienes AMOR y SALUD, pero no tienes DINERO, el amor poco a poco se irá a la mierda, o saldrá por la ventana, porque las peleas y los malos rollos serán constantes, y eso no hay amor que lo aguante. Lo de "contigo pan y cebolla" era cosa de otros tiempos, cuando no había tantas cosas pa divertirse, tantos bares pa ir, tiendas pa comprar o países que visitar. Lo de la cebolla ahora, ya no nos convence. Opción no válida.


Si tienes DINERO y SALUD, pero no tienes AMOR, puede que seas la persona más afortunada del planeta!!!!, si, si, porque si hay que prescindir de algo, que sea del amor, ya que teniendo dinero y salud, no necesitas a nadie al lao que te de el coñazo, ya te lo das tu sola haciendo lo que te de la gana, viajando a donde quieras, comprando lo que te apetezca, y durmiendo a pierna suelta. Que el amor estará muy bien mientras sea de verdad, y te aporte lo que estando solo no tienes. Pero esto, amigos míos, existe en contadísimas ocasiones.

La conclusión que se saca de este estudio científico que me acabo de inventar, es que, aparte del amor familiar y amistoso (que ya hemos quedado que si es imprescindible), el amor parejil no nos da la felicidad, o mejor dicho, es totalmente prescindible. Por algo, lo pusieron en último lugar en la famosa copla.

Poneos en cualquiera de las tres opciones arriba descritas, y con la mano en el pecho, decidme con cuál os quedáis... ¿A cuántos de vosotros, si os quitaran los dolores de tó y os dieran 4 millones de euros, no mandaríais al enemigo a freir espárragos???... Sed sinceros!!

Yo, después de haber probado ampliamente las tres opciones a lo largo de mi tortuosa vida, y con el mal ojo y la mala suerte que me ha tocado en el terreno lúdico-festivo, lo tengo clarinete...
Si tengo que elegir, me quedo con la opción SALUD+DINERO, que os puedo asegurar que ya me las apaño yo divinamente pa no necesitar a ningún tío que me desespere ni desequilibre mi balanza de la felicidad. Tiras de tu carro y de el de nadie más. Que pa cuidar niños y que te hagan la vida imposible, ya tienes a tus propios hijos.

Espero y deseo, que en los años que me queden, no tenga la mala suerte de volver a caer en eso de las maripositas de los cojones, que ya tengo más que comprobado que al final, además de salir muy caro emocional y económicamente, es un coñazoooooo!, y no merece la pena lo mires por donde lo mires. Al menos, a mi no. O al menos, con el sector masculino que el destino ha tenido a bien mandarme.

Y para los que sí creéis que tenéis las tres cosas, os doy mi más cordial enhorabuena, y no olvidéis darle gracias a dios, que lo dice también la copla...
---------------------------------------------------------------------------
Sígueme en Facebook https://www.facebook.com/masolaquelaluna

0 comentarios - Salud, dinero o amor...