epespad

Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole

Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole


Este año llevate bien con tu profesor...



maestros



consejo


No olvides que su trabajo, al que ha dedicado su vida, es el hacerte saber mas, no solo datos, sino que ademas se preocupa porque seas el dia de mañana una persona capaz, que haya encontrado lo mejor de si mismo, que te adaptes a las normas de la sociedad.
En otras palabras la palabra de tu profesor, te preparara para la realidad, para que puedas adaptarte a ella y que no te derrumbes en el intento.

Este año, se original y en vez de burlarte, ESCUCHALO. Tiene mucho que decir que te servira a ser un "vos mismo mucho mejor"



Profesores



amistad

Es innegable, llevarte bien con tu profesor o profesora es una buena cosa porque hace que el tiempo que pasas en clase te resulte más agradable.

Y sí, también está bien llevarse bien con los profesores porque, en general, es bueno aprender a relacionarse con los distintos tipos de personas con que nos toparemos a lo largo de nuestras vidas.

Pero todavía hay una razón más, superimportante, para que te lleves bien con tu profesor. Cuando uno se lleva bien con su profesor, "el aprendizaje resulta mucho más fácil" dice Evelyn Vuko, una profesora con una larga experiencia docente que escribe una columna sobre educación titulada "El profesor dice" en el Washington Post.


respeto


De hecho, los niños que se llevan bien con sus profesores no solo aprenden con más facilidad, sino que se sienten más cómodos a la hora de hacer preguntas en clase y pedir ayuda. Esto les facilita la compresión de los contenidos de las distintas asignaturas y les permite obtener mejores resultados en los exámenes. Cuando uno tiene una buena relación con su profesor, este último se puede convertir en alguien a quien acudir cuando se tengan problemas, se trate de problemas estrictamente académicos o de otras cuestiones relacionadas con el centro de enseñanza, como el acoso escolar.

Independientemente de que ahora estés cursando primaria o secundaria, estás en una etapa maravillosa de la vida. Eres una especie de esponja, capaz de absorber multitud de información nueva e interesante. Además, puedes reflexionar sobre toda esa información de formas nuevas. Tu profesor lo sabe y lo más probable es que le encante ser la persona encargada de presentarte todos esos conocimientos y ayudarte a darles sentido. No olvides que los profesores también son personas y disfrutan cuando sus alumnos están abiertos y son receptivos a sus enseñanzas. Por eso eligieron ser profesores -¡para enseñar!

Colegio



Algunos niños no tienen ningún problema en asimilar los contenidos independientemente del contexto de aprendizaje e independientemente de que les guste o no el profesor que los imparte. Pero a la mayoría de los niños les afecta cómo se llevan con sus profesores y, si no se acaban de entender con ellos, no aprenden tan bien y no disfrutan en las clases.



escuela


¿Qué significa “llevarse bien” con un profesor?

"Llevarte bien" con tu profesor significa tener una forma de comunicaros que os funciona a ambos y que os permite obtener lo que necesitáis de la relación. Desde el punto de vista de tu profesor, él querrá estar seguro de que tú le prestas atención, eres educado y respetuoso con él y te esfuerzas por aprenderte lo que te enseña. Desde tu punto de vista, tú quieres que tu profesor te respete, responda a tus dudas y preguntas e intente ayudarte en tu proceso de aprendizaje. Puedes llevarte bien con tu profesor y aprender mucho de él sin que tengáis que ser “colegas”, aunque esto ultimo también puede ser gratificante cuando ocurre.

En todos los colegios y centros de enseñanza los niños dicen que determinados profesores son muy malhumorados o muy duros, pero no juzgues a un profesor hasta que estés en su clase y veas cómo se comporta con tus propios ojos. La mayoría de las veces, tus profesores estarán de tu lado. Y un profesor que tiene fama de duro puede ser sencillamente una persona que se toma muy en serio su profesión -enseñarte la asignatura que se supone has de aprender. También es importante recordar que cometer errores forma parte del proceso de aprendizaje. Identificando tus errores y ayudándote a corregirlos, tu profesor te está enseñando.



Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole


maestros

consejo


¿Y si no nos llevamos bien?


Tus profesores quieren llevarse bien contigo y disfrutan cuando te ven aprender cosas nuevas. Pero los profesotes a veces tienen conflictos con sus alumnos porque sus personalidades no acaban de encajar, algo que puede ocurrir entre cualquier par de personas. Si le demuestras a tu profesor que quieres mejorar las cosas, probablemente él hará todo lo posible para que eso ocurra. Intentando solucionar este tipo de problemas, aprenderás mucho sobre cómo llevarte bien con personas que son distintas a ti.

Si el problema parece difícil de solucionar, sigue estos pasos:

- Habla con un adulto de confianza, como uno de tus padres, el psicólogo de tu centro de enseñanza, tu tutor o todos ellos.

- Date tiempo. Es posible que, de entrada, tu profesor no te caiga bien o no te dé buenas vibraciones, pero las cosas podrían cambiar cuando os conozcáis más.


Si te das un tiempo y las cosas no mejoran, habla con tus padres sobre qué podrías hacer a continuación. Muchas veces va bien organizar una entrevista o reunión para hablar sobre el problema. Esto tal vez ayude a aclarar las cosas y a mejorar la situación. "El objetivo de ambas partes debería ser lograr la confianza y el entendimiento mutuos" dice la Sra. Vuko.
Tu relación con tu profesor probablemente será tu primera oportunidad para desarrollar una relación que podríamos denominar laboral o comercial. Del mismo modo que tus padres establecen relaciones laborales o comerciales con las personas con quienes trabajan o con el cartero que les lleva el correo a casa, los niños también pueden establecer este tipo de relaciones. Son distintas a las relaciones familiares y a las relaciones de amistad, que se basan en el afecto mutuo. En una relación laboral o comercial, ambas partes obtienen un beneficio de la relación, pero no necesitan ser buenos amigos, gustarse o apreciarse mutuamente. Solamente necesitan respetarse mutuamente, ser educados y centrarse en la tarea que tienen entre manos. En otras palabras, necesitan “ir al grano".

Profesores


Cuando actúes de ese modo y tengas en mente que no eres el único alumno de la clase, ayudarás a tu profesor. Lo más probable es que él se dé cuenta de ello y lo valore. A los profesores también les agrada que sus alumnos les hagan caso, se apliquen y respeten las normas de la clase. Por ejemplo, puede haber normas como prestar atención cuando hable otro alumno, respetar los turnos o levantar el dedo cuando se quieras decir algo o hacer una pregunta.


amistad


¿Cuáles son las responsabilidades del alumno?


A pesar de que haya un profesor que no sea precisamente tu preferido, aún y todo podrás tener una relación satisfactoria con él, sobre todo si asumes tus principales responsabilidades como alumno. He aquí algunas de esas responsabilidades:

Ir a clase dispuesto a aprender cosas nuevas.

Asistir a clase con el material adecuado: lápiz, bolígrafo, libros, cuadernos..., y con los deberes y trabajos hechos.


Escuchar y prestar atención cuando hable el profesor.

Dar lo máximo de ti mismo, sea en clase, en los trabajos o deberes que te manden hacer en casa o a la hora de los exámenes.



respeto


Hemos hablado sobre las dificultades que pueden surgir cuando uno no se lleva bien con un profesor. Ahora ha llegado el momento de hablar sobre cosas buenas. Algunos profesores dejan tanta huella en sus alumnos que estos nunca los olvidan. Algunos ex alumnos incluso vuelven a visitar a sus antiguos profesores mucho tiempo después de cursar estudios superiores o cambiarse de centro de enseñanza. Tal vez hayas visto a ex alumnos visitando a sus antiguos profesores en tu colegio. Eso es todo un cumplido y un motivo de satisfacción para un profesor -saber que ha sido tan especial para un alumno que este quiere seguir manteniendo el contacto. Y puedes hacerle un cumplido todavía mejor a tu profesor preferido: ¡crecer y estudiar para que, de mayor, puedas convertirte en el profesor preferido de tus futuros alumnos!


Colegio


Los hijos aprenden los valores en casa, y en la escuela, habrán de demostrarlo frente a sus profesores, quienes tienen la autoridad en el aula
Cuando un maestro reprende a un estudiante, los padres de familia deben conocer la causa del problema por ambas partes.
A diferencia de hace algunos años, hoy vemos más casos de alumnos que cometen alguna falta de respeto hacia las autoridades de la escuela.


Antes, esto era impensable, porque aun cuando no aguantaran al profesor, sí lo respetaban.
Pero el problema no radica exclusivamente en las escuelas, sino que el respeto hacia los demás se enseña en casa.



El primer sitio donde los hijos aprenden lo que es el respeto es en el propio hogar.
Desde pequeños se les debe enseñar a respetar a sus padres: No permitir contestaciones, pedir siempre perdón cuando su comportamiento lo requiera, saber que sus actos negativos tienen como consecuencia un castigo adecuado, etc.
Así, deben tratar con respeto a sus hermanos, a los abuelos, a los tíos, a la persona que nos ayude en casa, al vigilante de colonia, a la cajera del supermercado, etcétera.
Los hijos deben interiorizar desde la infancia que a todas las personas se les debe un respeto por su dignidad como seres humanos, diferente a la autoridad que cada uno emane por el cargo que ocupe dentro de la comunidad.




De este modo, al llegar a la adolescencia, sabrán tratar a quienes les rodean con la educación que merecen, incluidos los profesores.
Ser y tener autoridad
De esta manera les inculcamos que existe una jerarquía de valores en el trato que dispensamos a los demás, y diferenciamos el modo de comportarnos con un amigo, con la cajera del supermercado, con el policía de tránsito, con el profesor en el aula, con el director del colegio o con una autoridad de Gobierno.
Aunque debemos ser respetuosos con todas las personas, el cargo que cada quien ocupa dentro de la sociedad le otorga una autoridad diferente que debemos conocer, reconocer y valorar.
Por todo ello, en nuestra tarea de apoyar la labor del colegio, los padres nunca debemos hablar mal de los profesores a nuestros hijos.

escuela


La actitud proteccionista que en ocasiones, quizá de manera inconsciente, tenemos con nuestros hijos, los convierte en seres inseguros y poco objetivos a la hora de afrontar sus responsabilidades.
Y al contrario, una buena base educativa en la familia les ayuda a integrarse mejor en la vida escolar: Saber autocontrolarse y tener una disciplina en la que el respeto hacia los demás les ayude a ser niños más maduros.
Debemos explicar a los hijos, que en primer lugar, deben respetar al profesor por ser autoridad en el aula, independientemente de que éste sepa ganársela o no.
Castigos adecuados
En casa los hijos deben vivir el respeto por los demás y faltar a éste siempre debe traer consigo una consecuencia negativa para quien lo vulnere.
Por supuesto, el castigo debe conocerse de antemano, no debe sancionarse sin previo aviso.
Esta serie de medidas deben ser educativas, pues no se trata de que nuestros hijos se comporten de una determinada manera por temor al castigo exclusivamente, sino que comprendan la razón por la que les exigimos un modo de comportarse.
Una primera acción, que no es castigo, es saber pedir perdón a la persona a quien se ha faltado, incluso ante situaciones donde uno crea que ha sido injustamente tratado. Nos cuesta más pedir perdón que perdonar.
Si en casa saben lo que es el respeto y que no vivirlo conlleva consecuencias negativas, no les resultará extraño aplicar este comportamiento en la escuela.
Si un hijo nuestro es castigado en el aula debemos apoyar la sanción de la escuela e incluso darle continuidad en casa y, si es posible, ponernos en contacto con el profesor para acordar las medidas oportunas.
El castigo siempre debe adecuarse a las circunstancias concretas. Por ejemplo, si falta al respeto ante un amigo, podemos castigarle no acudiendo a determinados planes previstos durante un tiempo; si se produce mientras practica un deporte, podemos acordar con el entrenador que en el próximo partido acudirá pero estará en la “banca” -si esto no perjudica al equipo-; o si se produce en casa, le podemos negar algunas actividades, de acuerdo con la gravedad de la acción, etc.
Comportamiento en clase
Debemos explicar a nuestros hijos que cuando surjan risitas en clase entre los compañeros, no sigan este juego. Supone una falta de respeto hacia el profesor, aunque directamente no se estén burlando de éste.
Un modo de mostrar respeto hacia los profesores es procurar estar en silencio cuando entra al aula y animar a callarse al resto de compañeros.
No debemos seguir la corriente a los hijos cuando nos hablen de malos modos de algún profesor: Es diferente que, de manera objetiva, podamos reconocer que hay unos profesores más competentes que otros, pero siempre evitando descalificaciones.
Puede ocurrir que nuestro hijo no encaje con un profesor determinado. Esta circunstancia podemos volverla a nuestro favor, explicando al hijo que es muy bueno aprender en la vida a convivir con personas de caracteres distintos o incompatibles con los nuestros.
Hoy será en la escuela y en el futuro en un trabajo profesional.
Debemos enseñar a nuestros hijos que, aunque perciban que tienen razón ante una actitud injusta de su profesor hacia ellos, por la autoridad que éste tiene dentro del aula no se le debe contestar en público. Más tarde que procuren aclararlo en privado.



Es aconsejable que examinemos los comentarios acerca de los jefes o compañeros de trabajo, podemos faltar al respeto, siendo incongruentes entre lo que decimos y hacemos ante nuestros hijos.
Y actuar. Aun cuando pensemos que se ha cometido una injusticia con nuestro hijo, no podemos ser irrespetuosos con el profesor. Lo primero es no dramatizar ni sobreprotegerlo. Debemos animarle a que solucione él mismo el problema. Si a pesar de esto el profesor no “da su brazo a torcer”, será bueno que indaguemos para tener las dos versiones y actuar en consecuencia, siempre con buenos modales.
Reglas para inculcar respeto
- El respeto es una norma cívica.
- En todo trabajo, hay alguien superior a quien por su posición se debe un respeto por cargo. En el caso del estudiante su superior es el profesor.
- Como ocurre en toda relación social, no toda persona será de nuestro agrado, como comúnmente se dice “me cae mal”. Pero esto no es motivo para faltar al respeto como persona al profesor “que no cae bien” y tampoco para dejar de lado la materia que éste imparte.
- Como toda persona, el profesor puede equivocarse. Es conveniente que sea el propio alumno quien solucione cualquier discrepancia; eso sí, con la educación y respeto debido.
- Como padres no debemos manifestar ante nuestros hijos errores que observemos en el profesor. Lo mejor es decir al hijo que es necesario conocer las dos versiones. Por eso, procuraremos hablar con dicho profesor, antes de defender “a capa y espada” a nuestro hijo, e incluso, aun si tiene razón el hijo, le indicaremos que lo solucione con el profesor.
- Ante un castigo determinado por un profesor, estemos de acuerdo o no con él, nuestro hijo debe cumplirlo, siempre que no atente contra su dignidad. Esto se extiende a cualquier determinación normativa de carácter escolar. Deben aceptarse las normativas existentes en la Los padres, en casa, debemos inculcar una serie de ideas base para que nuestros hijos sepan lo que significa el respeto a sus profesores: escuela de nuestros hijos, siempre que no afecten a principios básicos.
- En la edad escolar el ejercicio educativo debe basarse en la reflexión por parte del hijo, para que interiorice y haga suyo lo que se le indica.
- Nuestro ejemplo siempre es importante. Nuestros hijos deben ver que luchamos y nos esforzamos por ser respetuosos con todos: No criticar, respetar las diferentes opiniones, etc.


Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole




maestros


Tal vez, nos encontramos en una época difícil para los docentes que no siempre se sienten valorados y respetados por sus alumnos, y a veces, lo que es peor, tampoco se sienten respaldados por los padres de sus alumnos. Sin duda, la adolescencia es una etapa muy crítica en este sentido. Sin embargo, los padres deben enseñar a sus hijos a respetar siempre a los profesores y también, entneder que los hijos no siempre se comportan en el colegio del mismo modo que lo hacen en casa.

Es decir, si un día un profesor te informa sobre un conflicto que ha tenido con tu hijo, lejos de responder con incredulidad o escepticismo, lo que debes hacer, sencillamente, es creerle y poner de tu parte para que no vuelva a repetirse. El respeto al profesor es tan esencial como el respeto a los padres o a los mayores. Es decir, forma parte de la educación en valores que nos ayuda a vivir en plenitud y también en sociedad. De lo contrario, si no hubiese respeto, cada persona podría hacer lo que quisiera sin ser responsable de las consecuencias de sus actos.

El trabajo de profesor es profundamente vocacional. Pero además, algunos profesores también son maestros de vida. Es decir, personas coherentes con aquello que piensan que se convierten en un estímulo educativo para los más pequeños de la casa. Todos recordamos en nuestra etapa adulta a algún profesor de nuestra infancia que nos dejó una huella especial por su modo de impartir clase.

Ahora que estamos a punto de empezar de nuevo el próximo curso académico es buen momento para reflexionar sobre la importancia del respeto al profesor al entrar en el aula y también, fuera de ella.


consejo


Profesores


amistad


respeto


Colegio


A hora que con tanta insistencia se habla de la necesidad de cambiar determinadas conductas que desde el pasado nos han podido llevar a la situación actual, podríamos empezar por la educación. Más concretamente por el respeto, casi sagrado, que los alumnos deben de tener hacia sus profesores, en la gran importancia que tiene la preparación de hoy para el día de mañana, y los buenos o malos comportamientos en que podamos incurrir. Se lo relato como me lo cuentan: 'una profesora llamaba la atención a una joven estudiante ante su mal comportamiento y ella, con rostro y voz amenazantes, le espetó en presencia del resto de alumnos, ¡joder, no te pases que no ha sido para tanto!'. Mira que tengo anécdotas que contar de mi época estudiantil, pero ni consultados los universitarios más cachorros atienden a explicarte la falta de respeto que hoy impera por parte de muchos alumnos hacia sus profesores. Tengo claro que la raíz del problema está en los padres, en la propia familia. Porque lo que no enseñas en casa, las reglas que aquí no impones, difícilmente brotan por sí solas en el colegio que está intentando formar a una bruta como la citada. La consistencia de un país está en la educación. Incluso cuando vienen mal dadas, se apela lo primero a la educación, a fortalecerla y a cambiarla en lo que sea necesario. El que se forma no es amigo del profesor, es su discípulo, a quien el primero trata de enseñar de la mejor manera posible, dentro de un sistema educativo tan cambiante , y eso es malo, en el deseo de que ese joven tenga las mejores oportunidades personales y profesionales cuando llegue al final de su formación. Cada cual puede elegir. Siempre he pensado que el respeto con el que tratas a todos está en la esencia exigible para la tolerancia que debe imperar en tantos asuntos. Nuestros colegios asisten con preocupación a la explosión de la mala educación, la falta de respeto y el acoso a quienes se considera injustamente los más débiles de la clase. Antes de que el problema vaya a más, debemos pensarlo, empezando por los padres y nuestra falta de vigilancia ante lo que debe ser una conducta social de nuestros hijos en el respeto hacia todos los demás. A los profesores, los primeros.

escuela





Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole


maestros


consejo


Profesores


amistad



respeto

4 comentarios - Un post para que los jovenes T!ritos empiecen mejor el cole

Mr_Rebel +2
Ojala seria asi de facil, pero el año pasado tuve que dejar el colegio xq los profesores faltaban casi todos los dias de la semana y cuando iban solamente hablaba y no enseñaba una mierda. Este año voy a ir a una privada si o sí.
Pericles2010 +2
@Mr_Rebelde la plata no compra el comportamiento de los profesores es mas quizas te enseñan mas en las publicas,solamente tenes que saber buscar la esc. como por ejemplo la tecnica 12 es una gran escuela (salio segundo lugar nivel mundial es feria de ciencia) y es publica como el otto krause o manuel belgrano.
RideHorce
No seré sujeto de abuso criminal.