epelpad

USA? no, la URSS papa

De cuando la URSS hizo historia


La mayoría de la gente, al menos en occidente, cree que el primer vehículo que llegó a la Luna fue el Apolo XI con los tres astronautas estadounidenses a bordo, en julio de 1969. Sin embargo, antes de que el hombre pisase nuestro satélite varios vehículos robóticos recorrieron los 384 mil kilómetros que nos separan de la Luna, para que los científicos de la época pudiesen poner a punto las misiones tripuladas posteriores. Fueron los rusos quienes dieron los primeros pasos: el primer robot en estrellarse contra la Luna fue el soviético “Luna 2”, el “Luna 3” fue el primero en enviar imágenes de su superficie (en 1959) y el “Luna 9” fue el primero en alunizar de una pieza, en 1966. Poco después, el “Luna 10” se convirtió en el primer satélite artificial de nuestro satélite natural. Los rusos, evidentemente, llevaban la delantera en lo que a sondas lunares robóticas se refiere. El alunizaje de Neil Armstrong y Edwin Aldrin opacaron completamente los logros soviéticos, y el éxito de sus ingenios -en gran parte por conveniencia política- pasó desapercibido en nuestros países. Esa es una de las razones por las cuales un robot impresionante como el Lunokhod 1,

USA? no, la  URSS  papa


Durante 16 meses desde principio de 1970, los ingenieros rusos utilizaron un sistema de control remoto desde la Tierra para dirigir dos pequeños robots en la Luna, recorriendo casi 50 Kilómetros sobre la superficie lunar. Esta hazaña que permaneció en secreto durante más de 20 años, fue uno de los mayores éxitos en ingeniería de la Unión Soviética en aquella época. Diseñados bajo el máximo secreto en los laboratorios rusos y superados por el éxito norteamericano en la misión Apolo, la aventura del programa Lunojod sigue siendo prácticamente desconocida por el público en general.

La desclasificación de los archivos secretos espaciales soviéticos, ha permitido conocer más sobre esta hazaña. Como resultado de ella, Lunojod-1 se convirtió en el primer astromóvil de la historia en realizar una misión de exploración de la superficie de la Luna. Su misión consistió en estudiar el relieve y analizar la composición química del suelo, así como realizar mediciones radioactivas y rayos X del único satélite natural con el que cuenta la Tierra.

URSS

El primer Lunojod 1 alunizó el 17 de noviembre de 1970, donde exploró el Mare Imbrium (Mar de las Lluvias), recorriendo en casi un año más de 10 km y transmitiendo a la Tierra más de 20.000 imágenes y 200 vistas panorámicas de una zona de más de 80.000 metros cuadrados.


luna

La segunda sonda se posó el 15 de enero en el cráter Le Monnier del Mar de la Serenidad, a tan sólo 172 kilómetros de donde había alunizado el Apolo 17 tres meses antes. Durante los cuatro meses de trabajo recorrió 39 kilómetros (distancia récord hasta 2015, cuando fue superado por el rover Opportunity).

Se desplazaba sobre 8 ruedas metálicas, y pesaba unos 750 kilogramos. A lo largo de todo un año recorrido unos 10 kilómetros de la región lunar llamada “Mar de las Lluvias” (Mare Imbrium). Durante este trayecto tomó unas 200 imágenes panorámicas de más de 80 mil metros cuadrados, que fueron transmitidas a la Tierra junto a 20 mil imágenes televisivas. Una de las tareas más importantes realizadas por este robot fueron las pruebas efectuadas -más de 500- sobre el suelo y polvo lunar. Gracias a Lunokhod 1, los científicos rusos dispusieron de un detallado análisis físico de 500 sitios diferentes de la superficie de la Luna, y de datos de las propiedades químicas de otros 25. Todo ello sin mover sus soviéticos traseros de la silla. El robot también había sido dotado de un sistema láser -capaz de “responder” con un pulso cuando se lo iluminaba desde la Tierra- que sirvió para conocer la distancia que nos separa de nuestro satélite con una exactitud 100 veces superior a la disponible en esa época.

sonda
Maqueta del robot espacial más longevo

Lunokhod 1 había sido diseñada para “vivir” durante unos tres meses. Pero su robustez permitió a los técnicos rusos operar el vehículo durante casi un año, hasta septiembre de 1971. En ese momento se agotó la pila isotópica encargada de proporcionar el calor indispensable para que sus instrumentos no se congelaran con el frío lunar, y se lo hizo desplazar hasta una región de terreno lo suficientemente llana como para que pudiese utilizarse, desde la Tierra, el reflector láser mencionado. El 14 de septiembre de 1971, a las 13:05 horas, se perdió contacto con el robot y la sonda se dio por perdida. Pero Lunokhod 1 todavía nos daría una sorpresa.

lunojod
Sello conmemorativo

En 1993, y pesar de permanecer en la Luna, el vehículo robótico fue vendido en subasta por 68.500 dólares. Su dueño seguramente nunca imaginó que el Lunokhod 1 -o al menos parte de él- aún funcionaba. En abril de este año, un equipo de la NASA liderado por Tom Murphy, de la Universidad de California en San Diego, “iluminó” el equipo láser del robot utilizando el telescopio de 3.5 metros “APOLLO” del Punto Observatorio Apache, en Nuevo México. Increíblemente, el Lunokhod 1 les respondió la señal, con una potencia inusitada. “La mejor señal que habíamos recibido del Lunokhod 2, hace muchos años, poseía unos 750 fotones, pero esta vez recibimos más de 2.000 fotones desde el Lunokhod 1”, relató Murphy. “ Nos está hablando en voz alta y con claridad”, agregó. Si bien el artefacto es incapaz de desplazarse, tomar fotografías o responder a las señales de radio, parte de su equipo aún es capaz de funcionar. Cuatro décadas han pasado desde que ese robot con forma de tina de baño llegó a la Luna, y aún sigue respondiendo a nuestros mensajes.

4 comentarios - USA? no, la URSS papa

wargasm
Todos esos vehículos enviados a la luna y mas recientemente a marte estarán ahí todavía o se habrán destruído? En una peli yanqui ellos encontraban un vehículo ruso en la luna como 40 años después.
nipsarm
puras figuritas, nadie ha podido salir del planeta
pynsolo
hay un antes y un despues en mi vida de internet con respecto a las rusas.

Creo que estoy en condiciones de afirmar que son las minas mas lindas del mundo.