epespad

Japón Medieval: Periodo Heian y Kamakura (794-1333)







Primeros samuráis




Al principio, el gobierno de Heian estableció un sistema militar basado en las milicias locales compuestas de jinetes montados. Estos soldados profesionales se extienden por todo el país y debían su lealtad al emperador. Ellos eran “los que sirven“, o samurai. Se ha producido un cambio importante, sin embargo, en la mitad del período Heian. Originalmente los samuráis eran siervos del Emperador; se convirtieron gradualmente en ejércitos privados vinculados a la aristocracia local. Desde el período Heian medio en adelante, los militares japoneses eran soldados profesionales en innumerables ejércitos privados que daban su lealtad a la aristocracia y señores de la guerra locales. El samurai temprano y se extraía de las clases bajas. Hicieron su medio de vida como agricultores; su única función como samurái era matar a los samuráis de ejércitos enemigos. Eran generalmente analfabetos y eran despreciados por la aristocracia.
A finales del período Heian, familias privadas comenzaron a acumular grandes cantidades de bienes o shoen y comenzaron a apoyar grandes ejércitos permanentes, sobre todo porque el gobierno Heian comenzó a confiar más en estos ejércitos privados que en sus débiles propias fuerzas.
Taira no Masakado es considerado en algunas fuentes como el primer samurái. Los primeros samuráis fueron esencialmente guerreros (bushi) mercenarios privadamente armados y contratados por los señores locales para hacer frente a otros señores. Con el tiempo los señores locales para sobrevivir se fueron agrupando en clanes, dada vez más importantes.
Estos clanes eran conocidos como ie o casas. Originalmente, estos ie o casas eran simplemente una formalización de relaciones de negocios uno-a-uno. Un señor de una ie o casa, ofrecería su vivienda al samurái contratado a cambio de sus servicios exclusivos. Esta oferta de vivienda también se extendía a las familias del samurái, que a veces contaba con sus propios escuderos. Con el tiempo, se desarrolló un fuerte sentido de lealtad entre el señor y su samurái contratado. Finalmente, el samurái se incorporaba en el hogar del señor y su linaje se convertiría en una parte de su clan, uniéndose de manera efectiva a la familia del señor, a veces recibiendo tierras a cambio.
El resultado fue un crecimiento exponencial en el poder de los dos grandes clanes guerreros, los Taira (o Heike) y los Minamoto (o Genji). Los Minamoto controlaban la mayor parte del este de Japón; mientras que los Taira tenían poder, tanto en el este y el oeste de Japón.


Los sohei o monjes guerreros

Los monasterios budistas fueron también eran grandes terratenientes, y se estaban expandiendo tanto en el terreno como en el número de templos aumentado sus riquezas, y despertando la envidia y el recelo de otros. Para defenderse los templos budistas crearon sus propios ejércitos, los sohei o monjes guerreros fueron los encargados de la defensa de forma similar a las órdenes militares. El nombre de sohei viene de la palabra budista so que significa monje y hei que significa soldado o guerrero. Normalmente los monjes tenían dos trajes uno para la oración y otro para la guerra. El de oración es el tradicional budista de color azafrán, el de guerra se componía de un kimono, una preñada blanca para cubrir la cabeza, o en su defecto un hachimaki o cinta blanca, la armadura tradicional japonesa o du-maru, normalmente no llevaban hombreras. Entre sus habilidades estaban el manejo del arco y la naginata o alabarda que era su arma preferida, también llevaban el tachi o sable curvo.


historia

Sohei o monje guerrero de Nara 1.100: 1 Prenda de cabeza blanca; 2 hachimaki o cinta blanca de cabeza; 3 rosario Budista; 4 getas o sandalias de madera; 5 tachi o sable curvo; 6 naginatas o alabardas, a la derecha una de hoja ancha tipo chino, en el centro una shobizini naginata la hoja tiene la misma longitud que el mango, la de la derecha tiene la hoja corta


Los monjes no empleaban la violencia para conseguir sus objetivos, normalmente sacaban en procesión el micoshi o reliquia sagrada sobre andas, y era llevado en procesión por las ciudades principalmente la capital. Y los dejaban en la calles para asustar a los ciudadanos y conseguir sus pretensiones. En 1.146 Taira Kiyomari fue el primero en enfrentarse a los monjes, disparando flechas contra el micoshi, cuando iban en procesión por las calles de Kyoto. Esto fue declarado un sacrilegio y 7.000 monjes descendieron a la capital reclamando la sangre de Kiyimori. La corte finalmente le impuso una multa.


japon

Los sohei o monjes guerreros del Monte Hiei 1146. Están desfilando con sus mikoshi (reliquias sagradas) por las calles de Kyoto. Autor Wayne Reynolds para Osprey
Tácticas



Durante el período Heian, los guerreros samurái eran combatientes en gran medida independientes, aunque algunos tenían escuderos. A pesar de que servían juntos en el ejército de su señor, cada samurái se centraba principalmente en tácticas en solitario que destacasen entre la multitud, y atraer la atención del señor y lograr una promoción. Dado que cada guerrero samurái se esforzaba por la perfección en su táctica personalizada, cuando eran agrupados constituían una fuerza imparable frente a ejércitos inexpertos y fácilmente intimidables que constituían las fuerzas reclutadas que servían en los ejércitos de la época. Sin embargo, la aspiración del samurái era derrotar a otros samuráis en una lucha singular, y las batallas acababan siendo duelos individuales.
Los samuráis se convirtieron en expertos jinetes, que primero luchaban disparando flechas con su arco, después dirigía su pequeño ejército hacia el enemigo. Un samurái podía dirigir desde un par escuderos hasta cientos y posteriormente miles. Utilizaban las espadas de cerca en la lucha y para decapitar a sus enemigos. Normalmente durante la lucha retaban a otros samuráis a un duelo singular, en el que previamente se presentaban, diciendo su nombre y hazañas.

Las batallas con los mongoles en el siglo XII llevó a un cambio en el estilo de lucha de los samuráis, comenzaron a usar su espada más y también hacer un mayor uso de lanzas y naginatas. Los samuráis cambiaron lentamente de luchar a caballo a la lucha a pie.





Armaduras
Las armaduras en este periodo eran el haramaki y el do-maru para los sirvientes y o-yoroi para los samuráis.
El haramaki que estaba fabricado en cuero y solo protegía el pecho y se ataba a la espalda mediante cintas.
medioevo

Armadura haramaki, estaba fabricada en cuero y la empleaban los sirvientes y los infantes


El do-maru que era una armadura de escamas, el nombre do-maru significa “todo el cuerpo“, se une con una bisagra en el lado derecho, se aseguraba con dos cordones, uno a nivel del pecho y el segundo alrededor de la cintura. Se componía del do o coraza, y el kusazuri o falda de alrededor para proteger las piernas.
Los guerreros que llevaban do-maru generalmente caminaban o corrían cerca del caballo de su señor. Con el fin de dar libertad a las piernas y mejorar la capacidad de caminar, el kusazuri se dividió en siete u ocho secciones.
Los do-maru no tenía protección de los hombros u o-sode. En cambio, dos pequeñas placas, llamados gyoyo, eran atados a los watagami o correas, protegían sólo los hombros, y no dan ningún tipo de protección a los brazos.


historia universal

Armadura do-maru estaba fabricada en escamas de hierro y la empleaban los sirvientes y los infantes
Los o-yoroi o “gran armadura” aparecieron en el comienzo del siglo X y se mantuvieron en uso hasta el siglo XIV, a partir del cual quedó solo para actos ceremoniales. Fue especialmente diseñado para el tiro con arco montado y durante varios siglos se consideró la única armadura adecuada para los guerreros de alto rango o samuráis, que en ese momento estaban obligados a servir como soldados de caballería y arqueros.
La característica más distintiva de los o-yoroi tenía cuatro lados: frontal, lateral izquierdo y la parte trasera estaban unidos, el lateral derecho llamado waidate estaba separado y unido al resto con dos cuerdas de sed, una en al nivel de la cintura y la otra diagonal a través del pecho y sobre el hombro izquierdo. Cada una de las partes estaba compuesta por el do o coraza y las faldas o kusazuri.
Las piezas de coraza o do y algunas partes de la armadura se cubrían con un cuero impreso llamado egawa, su objeto era impedir que la primera fila de escamas pudiera bloquear o dañar la cuerda del arco. Las axilas se protegieron con dos secciones móviles conectadas a las watagami o correas del hombro. La sección de la derecha era de construcción de escamas y se llamaba sendan-no-ita, mientras que la sección de la izquierda, llamado kyubi-no-ita, era estaba cubierta de cuero.
Los hombros y la parte superior de los brazos estaban protegidos con dos hombreras rectangulares grandes llamados o-sode, que actuaban como escudos móviles, proporcionando libertad de acción a los brazos al mismo tiempo.


Periodo Heian y Kamakura 7941333

Armadura o-yoroi o gran armadura. A la izquierda partes de la misma a la derecha puesta sobre un armazón de madera como en tiempos de los samurai


El tipo básico de escama era el llamado o-arame. Estaba hecho de cuero o de acero, y durante el período Heian tenía un tamaño de 5-7cm x 4 cm. Tenía forma rectangular con la parte superior ligeramente cortado, y tenía 13 agujeros, troquelados en dos filas. Con el fin de evitar que el “estiramiento” de la armadura con el tiempo, se empezó a usar la escama shikime-zane, con 19 agujeros en tres filas.
En el siglo XII, el tamaño de las escamas disminuyó y se hizo más en forma trapezoidal. Las escamas de este tipo fueron llamados kozane, y cuando se ataban, se superponían entre sí en aproximadamente la mitad de su anchura. Cada armadura requería varios miles de escamas de distinto tamaño.


Lapon Medieval

Kozane o escamas de las armaduras japonesas, a la izquierda diversos tipo y tamaños, a la derecha dos formas de unirlas entre sí. 
Durante el período Heian temprano del cordón de atar (odoshige) era una tira de cuero. Pero cuero tenía algunas desventajas (número limitado de colores y longitud corta) y fue sustituido por el cordón de seda plano (ito-odoshige).
Los cascos o kabutos evolucionaron a partir del moko-hachigyo kabuto, de influencia chino-mongola, consistía en 8-12 placas rectangulares, que formaron el cuenco o hachi. Cada placa se orientaba verticalmente y se remachaba a sus vecinas con seis remaches con cabeza grande, en forma de cúpula llamado hoshi (“estrella”). Estos dieron al yelmo su nombre hoshi bashi kabuto, o “yelmo estrella“, en la parte superior había un agujero redondo grande otehen, sobre el que se colocaba una pieza de hierro o bronce llamado tama-buchi.
La visera o mabizashi y la protección del cuello o shikoro se remachaban al hachi. El shikoro era de la forma cónica y consta de cinco filas de cuero o de de escamas trapezoidales o kozane. Los cuatro filas superiores se curvaban formando la fukigaeshi, que protegía el rostro de flechas y sablazos desde los lados y la parte posterior.
En la segunda mitad del siglo XII se adornó el casco con una especie de cuernos llamado el kuwagata que se unían al hachi con una pieza llamada huraidate, cuanto más largos eran los cuernos, mayor era la categoría del samurái.
Al final del siglo XII, el yelmo hoshi bashi kabuto desarrolló una forma más semiesférica, el número de placas aumentó de 12 a 28, con seis remaches cada una.


Japón Medieval: Periodo Heian y Kamakura (794-1333)

Yelmo hoshi bachi kabuto durante el periodo Heian


Armamento

El arco japonés o yumi tiene una forma distintiva que es casi único en el mundo. Mientras que la mayoría de los arcos son simétricos en el del punto de disparo, de modo que haya una cantidad igual de la madera por encima de y por debajo de la zona donde se coloca la flecha, el arco japonés adoptó un enfoque diferente.
Debido a que el arco fue diseñado para ser utilizado desde el caballo, había un límite en el tamaño del arco para que pudiese ser utilizado efectivamente, pero la falta de maderas pesadas y fuertes como las que fueron utilizados por los arcos europeos, esto significaba que el arco tenía que ser grande para distribuir las fuerzas implicadas en precisión disparando una flecha para largas distancias. Por lo tanto, samuráis crearon arcos asimétricos, en los que la parte inferior se encontraba a 1/3 de su longitud, esto permitía el uso de arcos muy largos, alrededor de 2 metros, pero que podían ser utilizados desde el caballo, pero manteniendo la flecha por encima de la cabeza.
Para el combate medio, utilizaban una larga porra con pinchos llamada kanabo, tenía una forma similar a un bate de béisbol pero más largo, con el que golpeaban a sus enemigos.


historia

Armamento japonés durante el periodo Heian
Para el combate cuerpo a cuerpo usaban el sable curvo o tachi, que disponía de una curvatura que le proporcionaba una ventaja las hojas rectas para realizar cortes sobre todo cuando se combate a caballo, el tachi tenía una hoja curva de unos 85 cm de longitud, que acababa en punta y podía pinchar, que resultó dominante en combate montado.
Los soldados de infantería llevaban la lanza recta o yari, de las que había varios tipos como el fukuro yari que era muy parecida a la lanza occidental, el okimi yari que era igual que la anterior pero de hoja mucho más larga, y el kikuchi yary que tenía corte en un lado. También se empleó la naginata, que apareció cuya primera referencia data de 1.146, se cree que es de influencia del guan dao chino o bien una evolución de la lanza kikuchi yari, de cualquier forma fueron los sohei o monjes soldados los primeros en dominar la técnica de su manejo, su hoja curva, forjada de la misma manera que las espadas, poseía un largo de entre 30 a 60 cm. La hoja estaba unida a un asta hecha principalmente de roble, la cual tenía un largo de 120 a 240 cm. La culata del asta, llamada ishizuki, era una parte muy importante de la naginata, estaba hecha de metal y se usaba para golpear o aporrear a los enemigos. Las había de varios tamaños y formas e inclusa una para mujeres.
La infantería llevaba y una espada recta llamada chokuto, que servía para acometer, también utilizaban grandes escudos tipo pavés, principalmente cuando estaban en defensiva. También en este periodo apareció el tanto, que es una especie de puñal, tenía una hoja de 15 a 30 cm de largo y podía tener filo en uno o ambos lados y de usaba para apuñalar y también para dar tajos.




Periodo Kamakura (1192-1333)





Inicio del Shogunato

Yoritomo consideró que su hermano representaba una amenaza y un rival, por lo que sus hombres persiguieron a Yoshitsune hasta que lo vencieron durante la batalla de Koromogawa en 1.189, en donde éste último se suicidó. Tras su muerte, Yoritomo condujo sus fuerzas a Shirakawa no Seki (Shirakawa Barrera) en la provincia de Mutsu para destruir al clan Oshu-Fujiwara en 1.188.
En el norte de Fujiwara se había construido un vasto complejo defensivo con doble zanja y con una longitud de 3,4 km de largo entre la montaña Atsukashi y el río Atsukashi. A lo largo de la línea defensiva defensiva había empalizadas, torres para el tiro con arco y ballesta, y posiblemente un fuerte cerrado. Con esto se pretendía detener el enorme ejército de Yoritomo Minamoto en la campaña el clan Oshu de 1.189. La crónica dice que durante el ataque a un punto fuerte, las fuerzas de Yorimoto obtuvieron 18 cabezas a pesar de las mortales flechas de los oyumi (grandes ballestas), finalmente consiguieron hacerse con la fortaleza.


japon

Asedio de Atsukashi 1189. samurái empleando ballestas (oyumi) y arrojando piedras. Autor Wayne Reynolds para Osprey
 
medioevo

Defensas en Atsukashi 1189. Triple zanja y terraplenes. Diorama en el museo Prefectural de Fukusima


Después de haber sometido a sus rivales, en 1.192 Minamoto no Yoritomo se autoproclamó shogun. La palabra shogun significa literalmente “comandante del ejército”, una versión acortada del título “daishogun” o “gran comandante del ejército” y en este caso, además, es una versión acortada del título completo de “seiitaishogun”, algo así como “gran comandante apaciguador de bárbaros”. Este había sido hasta entonces un cargo temporal concedido al general encargado de combatir a los pueblos bárbaros del norte del país, los emishi, y usado por poco más de media docena de generales desde el siglo VIII al X.
Yoritomo reclamó ese título, que debía ser concedido por el emperador, para utilizarlo de forma permanente y hereditaria, y no para combatir a los bárbaros del norte sino para gobernar sobre todo el país, inaugurando así un concepto completamente novedoso. De nuevo, a menudo se ha buscado para este término una traducción fácil de comprender, intentando hacer encajar un concepto más cercano a la tradición occidental, con lo que muchas veces nos encontramos con que shogun se traduce como “dictador militar”, “caudillo” e incluso como “generalísimo”, aunque ninguno de estos conceptos sea exactamente correcto. A su vez, al gobierno del shogun se llamaría “shogunato”, dejando así claro que se trata de un gobierno de carácter militar. A diferencia de los otros dos shogunatos que hubo en la historia Japonesa (el Ashikaga y el Tokugawa), este no recibió el nombre del clan de su fundador sino el de la ciudad en la que se instaló, Kamakura.
En un plano teórico, Yoritomo actuaba en representación del emperador, aunque de facto se tratase de una figura completamente autónoma. Gobernaba directamente en la zona de Kanto, al este del país, y de forma diferida en el resto, ostentando tanto el poder político como el militar, encargándose también de tareas policiales, funciones que a la corte tampoco parecían interesar demasiado mientras que alguien asumiese la tediosa tarea de mantener la paz, así como de recaudar impuestos. Como principal ayudante tenía el “bakufu”, palabra que significa “gobierno de la maku, siendo ésta una especie de cortina o tienda de campaña en la que los generales se situaban durante las batallas para dirigir a las tropas desde alguna colina cercana, en una palabra su jefe de estado mayor.
Poseía un gran número de shoen (grandes extensiones de tierra), aunque la mayoría de shoen del país seguía aún en manos de miembros de la corte y de grandes monasterios, e incluso era propietario de nueve provincias en la zona de Kanto y siete más en otras regiones.
Yoritomo contaba, ya desde antes de hacerse con el poder, con la ayuda y la lealtad de un grupo de vasallos de confianza, los llamados go-kenin(hombres de la casa), que eran en un principio miembros de su clan, el Minamoto, aunque esto iría cambiando paulatinamente, incorporando a este selecto grupo a samuráis de otros clanes, dándose la irónica circunstancia de llegar a incluir a numerosos miembros del clan Taira.
Algunos de estos go-kenin eran enviados a provincias fuera del ámbito de influencia directa de Yoritomo, donde le representaban; en otros lugares, firmaban alianzas con los clanes de una determinada provincia, antiguos enemigos en muchos casos, convirtiéndolos en vasallos. Para controlar y administrar cada provincia creó dos nuevos cargos, designados por el mismo shogun: el de jito, una especie de lugarteniente encargado de administrar un shoen, que recaudaba los impuestos y mantenía la paz en dicho territorio; y el de shugo, de carácter superior, algo así como un gobernador militar, que supervisaba toda una provincia. Con el tiempo, ambos cargos pasarían a ser hereditarios. La Corte por su parte nombraba los kokushi nombrados que eran una especie de gobernadores civiles que dependían de Kyoto, pero que perdieron poder durante este periodo, quedando reducido casi a un título honorifico.
Colocando a vasallos leales en estos puestos de responsabilidad, Yoritomo tejió una red de confianza en cuyo centro se situaba Kamakura.
Esta relación de vasallaje era recompensada con tierras de las que se había conquistado a los Taira en las guerras Genpei así como con un porcentaje de los impuestos que cada jito y shugo recaudaban en la zona que administraban. El sistema del gobierno de Kamakura demostró ser más eficiente que el anterior sistema imperial, haciendo que la productividad de los shoen aumentase y los beneficios agrícolas fuesen mayores de lo que eran hasta entonces, algo que colaboró en la tranquilidad de la corte de Kyoto, puesto que sus cortesanos eran propietarios de un gran número de territorios que ahora les procuraban sus riquezas.
El shogunato trajo consigo un período de paz. Las únicas batallas libradas entre japoneses en este periodo, fueron para sofocar rebeliones, contra las invasiones mongolas y la caída del shogunato.


Rebelión Jokyu o shokyu

En 1.198 el emperador Go-Toba (1.180-1.239) fue obligado a abdicar por orden de Yoritomo, ascendiendo al trono su hijo mayor y haciendo que mostrase una fuerte oposición al gobierno de Kamakura desde su nuevo puesto como emperador retirado, cargo éste que había perdido poder notablemente desde la existencia del shogunato, algo que, obviamente, también contribuía a acrecentar su descontento. Una serie de disputas en torno a los procesos sucesorios, tanto de la Familia Imperial como del shogunato, hicieron que el emperador retirado acabase perdiendo la paciencia.
En el 1.201 se produjo la rebelión de Kennin, la familia Jo del clan Taira, se sublevaron, refugiándose el castillo de Toriska, Tomoe Gozen, que era una mujer samurái, ayudó a su sobrino Sukemori a defender el castillo, destacando por su bravura. Finalmente Fueron derrotados.
historia universal

Asedio del castillo Torisaka 1201. La samurai Hangaku Gozen sale de la fortaleza y carga contra los sitiadores blandiendo una naginata, mientras los arqueros protegen su salida. Autor Guiseppe Rava para Osprey
En 1.221, Go-Toba inició una rebelión en contra Hojo Yoshitoki shogun de Kamakura, declarándole traidor del estado, iniciando la rebelión Jokyu o guerra Shokyu, respaldado por una mezcla poco homogénea de opositores al shogun, como familias del clan Taira, otros clanes de la zona oeste, enemistados con el gobierno por diferentes motivos, o los monasterios cercanos a la capital, pertenecientes a las sectas tradicionales, deseosos de acabar con la influencia creciente de las nuevas sectas budistas, localizadas principalmente en la zona de Kamakura.


Periodo Heian y Kamakura 7941333

Rebelión de Jokyu o guerra Shokyu (Shokyu no Ran): 1 Samuraí Hojo, lleva una armadura do-maru; 2 Hojo Yasutoki de 38 años, lleva una armadura o-yoroi; 3 auxiliar de Hojo, lleva un traje hitatare típico de los militares de la época. Autor Angus Mcbride para Osprey
Una semana después de la declaración de guerra de Go-Toba, Hojo Yoshitoki tenía ya listo un ejército de casi 200.000 guerreros, dirigidos por el shikken, hijo de Tokimasa, que emprendieron la marcha inmediatamente hacia la capital, reclutando a más soldados a su paso.
Hojo Yoshitoki decidió lanzar una ofensiva contra las fuerzas de Go-Toba en Kioto, utilizando la misma estrategia en tres frentes que se había empleado unas décadas antes. Un grupo fue desde las montañas, otro desde el norte, y el tercero, comandado por el hijo de Yoshitoki Yasutoki, se acercó vía el camino de Tokaido.
Las fuerzas del emperador, junto a los sohei o monjes guerreros del monte Hiei, intentaron detener el avance hacía Kyoto defendiéndose en las orillas de los ríos Uji y Seta como en las ocasiones anteriores. Las fuerzas del shogun atacaron toda la línea del río Uji y Seta, buscando los puntos débiles, las fuerzas imperiales se mantuvieron firmes durante muchas horas. Sin embargo, con el tiempo los atacantes consiguieron cruzar el río y dispersar a los defensores, y abriendo el camino a la ciudad para el resto de sus fuerzas rebeldes. Esta fue conocida como la Tercera Batalla de Uji.


Lapon Medieval

Tercera batalla de Uji 1.221
 
Japón Medieval: Periodo Heian y Kamakura (794-1333)

Tercera batalla de Uji 1.221
 
historia

Rebelión Jokyu 1221. La caballería de Isawa Nobumitsu cruza el río Kiso, liderando la vanguardia de las fuerzas gubernamentales (leales al shogunato Kamakura) en el ataque contra las fuerzas “rebeldes” leales al emperador retirado Go-Toba. Autor Anders K. Rue
Acabaron fácilmente con la oposición que fueron encontrando por el camino y tomaron Kyoto desde tres flancos distintos, aplastando completamente a las tropas de los aliados de Go-Toba.
Cuenta la leyenda que Saito Musashibo Benkei, un sohei o menje guerrero, salió del monasterio se situó en el puente Gojo (Goyobashi) en Kyoto, donde venció a 999 guerreros y coleccionó 999 espadas, hasta que fue derrotado por Minamoto no Yoshitsune en su duelo número 1.000. Benkei después acompañó a Yoshitsune, luchando a su lado por el resto de su vida.


japon

Benkei defendiendo el puente de Gojo en Kyoto 1189. La leyenda de Benkei, un sohei o monje guerrero japonés se situó en el puente y retó a todos los que pasaban, mató a 999 samurais defendiendo el puente, quedándose con sus espadas, el samurai número 1.000 Minamoto no Yoshitsune le venció y se unió a él.
Tras años de luchas juntos, el hermano de Yoshitsune se volvió en su contra y se vieron obligados a huir como fugitivos. Siendo rodeados en el castillo del puente Koromo (Koromogawa). Mientras su compañero Yoshitsune se adentraba en el castillo para suicidarse, Benkei resistió en la puerta principal para protegerlo, venciendo a más de 300 samurais. Los soldados temían atravesar el puente para enfrentarlo porque era letal, de modo que decidieron atacarle con flechas a distancia. Cubierto de flechas siguió de pie desafiando a sus enemigos. Al no moverse se atrevieron a cruzar el puente, el gigante cayó finalmente dando lugar a la leyenda conocida como la “muerte de pie de Benkei”.


medioevo

Muerte de Benkei. Murió defendiendo el puente del castillo de castillo del puente Koromo (Koromogawa). Yoshitsune se había adentrado en el castillo para suicidarse, Benkei resistió en la puerta principal para protegerlo, venció a más de 300 samurais. Los soldados temían atravesar el puente para enfrentarlo porque era letal, de modo que decidieron atacarle con flechas a distancia. Cubierto de flechas murió de pie desafiando a sus enemigos.
El conflicto se había resuelto en menos de un mes y acabó con el destierro a diferentes lugares del emperador retirado y sus dos hijos, habiendo sido uno de ellos también emperador y siendo el otro el emperador en ese mismo momento; ascendió así al trono un nuevo emperador, hijo del anterior, nieto por lo tanto de Go-Toba.
La aplastante victoria de Kamakura sirvió además al bakufu para afianzar su autoridad en todo el país con una serie de medidas políticas y administrativas. Primero, estableció una especie de sucursal del gobierno de Kamakura en la ciudad de Kyoto, llamada Rokuhara Tandai, desde donde poder controlar más estrechamente todo lo que sucedía en la capital. Además, el gobierno se reservó el derecho de participar muy activamente en decisiones que hasta entonces habían sido tomadas exclusivamente la corte, como asuntos relativos a la sucesión al trono o a la regencia imperial. Por último, se confiscó una gran cantidad de shoen pertenecientes tanto a la Familia Imperial como a todos aquellos que habían apoyado la rebelión de Go-Toba, y en estos shoen se colocaron de forma estratégica una serie de jito cercanos al gobierno de Kamakura, muchos de ellos miembros del mismo clan Hojo. Tras afianzarse así el poder del shogun, sofocando esta rebelión y pasando a controlar de cerca la capital, el siguiente medio siglo se caracterizó por ser pacífico y estable, gracias también a un eficiente gobierno por parte de los Hojo. Pacificado así el país.


Invasión de los mongoles

Los mongoles, que controlaban China en ese tiempo bajo la dinastía Yuan, intentaron invadir Japón dos veces, marcando los acontecimientos militares más importantes del periodo Kamakura. A principios de octubre de 1.274, una flota mongola con unos 15.000 efectivos chinos y mongoles, junto con unos 8.000 coreanos en 400 barcos grandes y otros 400 pequeños, se dirigió a Japón y desembarcaron en la bahía de Hakata, enfrentándose con unos 10.000 efectivos japonesa en la Primera batalla de Hakata o batalla de Bunei. Tras una semana de enfrentamientos los japoneses cedieron terreno y se refugiaron el interior al castillo de Dazaifu El 19 de octubre, los mongoles perdieron muchas naves de batalla debido a un tifón, en el que perdieron la mitad de sus fuerzas y las tropas restantes se retiraron.


historia universal

Primera Batalla de Hakata o batalla de Bunei 1.274. Los de Mongoles desembarcan en la bahía de Hakata y se encuentran con un muro formado por los samurais. Autor Richard Hook


Anticipándose a un segundo asalto, el shogunato organizó la construcción de muros y fortalezas a lo largo de la costa, y reunió fuerzas para defenderse de futuras invasiones. Un segundo intento de invasión se hizo en 1.281, los mongoles enviaron dos flotas una desde Korea con unos 60.000 efectivos en 900 barcos y otra desde China con 100.000 efectivos y 3.500 barcos, ambas flotas se juntarían en la isla Iki, los Coreanos llegaron primero y en vez de esperar, se dirigieron a la bahía de Hakata, donde se enfrentaron a unos los japoneses, en lo que ha llegado a ser conocido como la Segunda batalla de Hakata o batalla de Koan; retirándose de nuevo a la isla Iki.


Periodo Heian y Kamakura 7941333

Segunda batalla de Hakata o batalla de Koan 1281. Samurais atacando a los mongoles


Un mes más tarde ambas flotas se dirigieron a la bahía de Imari, donde desembarcaron y esperaban envolver Hakata por tierra. Los japoneses que disponían de unos 40.000 efectivos los estaban esperando, durante dos semanas la situación estuvo en tablas. Finalmente el 15 y 16 de agosto un potente tifón al que los japoneses llamaron Kamikaze (Viento Divino)v  asoló por completo la zona, destrozando casi todos los barcos que componían la flota mongola, perdiendo la mayoría de las naves.


Lapon Medieval

Secuelas del Kamikaze 1281, a la mañana siguiente los mongoles recuperan los restos y se retiran. Autor Richard Hook


El equipo, tácticas y actitud militar de los samuráis y sus oponentes, los mongoles, eran muy diferentes, y aunque ambas invasiones fracasaron miserablemente, su impacto en la evolución y los cambios en la técnica de batalla samurái fueron muy importantes. El samurái se mantuvo unido a las ideas de un combate singular, el de la batalla entre guerreros honorables individuales, y algunos elementos rituales de la batalla, como una serie de intercambios de tiro con arco a cabo antes de entrar en lucha cuerpo a cuerpo, en el que empleaban principalmente la espada. Los mongoles, por supuesto, no sabían nada de las convenciones japonesas, y eran sin duda mucho más organizados en sus tácticas de ataque.
Los mongoles no seleccionaban oponentes individuales con quién tener duelos honorables, más bien, avanzaban cabalgando, con varias armas de fuego y el famoso arco mongol, atacando líneas enemigas y matando a la mayor cantidad de enemigos que podían sin importarles los protocolos de batalla japoneses. Aunque la arquería y el combate montado eran piezas centrales de las tácticas de guerra japonesa en aquellos momentos, los mongoles eran y son famosos hasta el día de hoy por su excepcional habilidad en esas áreas. La forma en que las técnicas y actitudes de los samurái fueron afectadas en forma directa por estas experiencias, empezando a dar más importancia a la lanza y a la lucha en el suelo.


Inicio de la crisis

Pese a haber evitado la conquista de Japón, los intentos de invasión mongol provocaron al bakufu una enorme crisis financiera y social que, en sólo medio siglo, acabaría desembocando en su caída. Por un lado, el gobierno había tenido que hacer frente a grandes gastos para la defensa del país, que no se habían compensado al vencer con ninguna nueva tierra conquistada ni ningún botín económico. Además, la posibilidad de un tercer intento de invasión hizo que se mantuvieran las costosas medidas de seguridad durante décadas. Tampoco pudo recompensar a los samuráis que habían ayudado en la defensa del país, por el mismo motivo, esta vez no se había vencido a un clan enemigo, al que se desposeía tras la victoria de sus tierras para repartirlas entre los generales aliados; así, por primera vez se rompía la norma de “recompensa por servicios” sobre la que se asentaba gran parte del sistema “feudal”, con lo que la autoridad del shogunato se empezó a poner en duda.
Agravando aún más el problema, algunos monasterios budistas se atribuyeron el mérito de la victoria doble ante los mongoles, curioso hecho provocado por la aún más curiosa forma en la que transcurrieron los hechos durante las batallas; incluso el monje Nichiren proclamó haber predicho los intentos de invasión mongol, como una especie de castigo divino a los líderes del país. Curiosamente, sí se recompensó a algunos monasterios por su supuesta ayuda en la batalla, algo que aún contribuyó más al descontento de los samuráis. Entre la clase guerrera crecía un sentimiento de desconfianza hacia un shogunato títere en manos del clan Hojo, atrás había quedado el tiempo en el que jurasen lealtad a Yoritomo. Los Hojo empezaban incluso a perder las simpatías de miembros del mismo gobierno y de la aristocracia samurái pertenecientes a otras familias, puesto que, cada vez más, los puestos de responsabilidad de todo el país eran ocupados por miembros del clan Hojo de forma casi exclusiva.


Japón Medieval: Periodo Heian y Kamakura (794-1333)

Mansión fortaleza de un samurai de alto rango en 1200. Está protegida por una empalizada de madera rodeada por un foso con dos puentes para acceso, y una torres de vigilancia junto a la entrada. Se aprecia el shinden o zona de vivienda. Autor peter Dennis


Toda esta situación coincidió con una subida totalmente desproporcionada del precio del arroz y del auge de actividades como el comercio, la manufactura o las transacciones de tipo monetario. Todos estos factores contribuyeron a que parte de la clase samurái, que al fin y al cabo vivía de la agricultura aunque no la practicasen directamente, empezase a empobrecerse de forma rápida. Para hacer frente a esta situación, muchos de ellos, los de rango más bajo e incluso algunos jito, no tuvieron más remedio que empezar a vender o, sobre todo, empeñar propiedades, endeudándose. Por supuesto, esta crisis no afectó a los samuráis más poderosos y privilegiados, clase que acabaría evolucionando a los daimyos de periodos posteriores. El preocupante endeudamiento de gran parte de los samuráis hizo que el bakufu tomase una decisión de emergencia en 1.297, declarando una amnistía que anulaba todas las deudas contraídas por la clase guerrera. Obviamente, esta medida únicamente solucionó el problema a corto plazo para agravarlo a la larga, ya que ahora los samuráis, pese a estar libres de sus deudas, seguían siendo igual de pobres que lo eran antes, por lo que tuvieron que volver a recurrir a los servicios de los prestamistas, y éstos, temiendo una posible nueva amnistía del gobierno, endurecieron enormemente las condiciones de sus préstamos, con unos intereses tan altos que empobrecieron aún más a la clase samurái. A principios del siglo XIV el descontento de gran parte de los samuráis, casi todos excepto los Hojo y pocos más, estaba llegando a un punto casi incontenible.


********************************




POST`S RECIENTES QUE TE PUEDEN INTERESAR




********************************



Japón Medieval: Guerras Gempei (1180-85)

historia


https://www.taringa.net/posts/imagenes/20230197/Japon-Medieval-Guerras-Gempei-1180-85.html





********************************




Japón Medieval: Periodo Heian (794-1185)



japon










                                          ******************************** 






Japón Medieval: Periodo Hakuho y Nara (621- 794)





medioevo


















********************************




La era Mongol (ultima parte) División del imperio



historia universal








********************************





  PASA POR MIS OTROS POST´S



 

********************************





Periodo Heian y Kamakura 7941333











Lapon Medieval

16 comentarios - Japón Medieval: Periodo Heian y Kamakura (794-1333)

MatildaO +1
Buen aporte,recomendada
el_infierno_de_dante +1
Muchas gracias... por lo menos un user de los 17 entra a este tipo de post
MatildaO +1
@el_infierno_de_dante Ellos se pierden un post interesante,un poco de aire fresco entre tanta politica
Arkantos74 +1
Muy buenos posts viejo van +10
alegus2017 +3
Menos politinga y mas post de cultura como este, en donde se nota el esfuerzo de armar un post para que sepamos un poco mas, interesante la info!
metaliveforever +1
+10 bien ganados, Sos de los pocos que quedan que hacen Inteligencia Colectiva
xmalditobillyx +1
Excelente post.
Siempre me gusto toda la cultura e historia Japonesa, voy a tirar +10 despues de años.
NightPrincess
Muy buen post, gracias por compartir........combo completo..
abrahamfabio666 +2
Tremendo post. +10 fav y reco. Siempre me llamó la atención la armadura de arquero. Medio garcas los monjes. Tremendo el numero de tropas y barcos enviados para invadir Japón.
el_infierno_de_dante
se agradece,,,,
SebaElite7

link: https://www.youtube.com/watch?v=gdN4XDLa64o
mirenlo, los mongoles vs japon
JohnnyChimpo +1
Como deben haber agradecido los japoneses por ese tifón.
Tome sus +10 por el post.
el_infierno_de_dante
muchas gracias