epespad

Vaticano nazi

Vaticano nazi

Patrón de conexiones entre el Vaticano y nazis

Debido a tantos rumores sobre la conexión entre el cardenalRatzinger y un pasado nazi, y los movimientos neoconservadores para nopermitir que el cardenal Jean-Marie Lustiger (de origen judío) sea Papase puede saber:


- Time: un memorandum reciente desclaficado del Departamento delTesoro de Estados Unidos afirma que el Vaticano millones de dólaresligados al oro confiscado por la nazis a judíos en la Segunda GuerraMundial.


judios

- Una demanda judicial contra el Banco del Vaticano en una Corte deSan Francisco en noviembre de 1999. Sobrevivientes del holocaustroacusan al Vaticano de tener sus propiedades confiscadas por nazis enCroacia entre 1941 y 1945.

info

- Las funestas consencuencias del concordato firmado entre Hitler y el Vaticano, y la complicidad del nuncio en Alemania.
- Expertos afirman en un artículo de The Guardian que lasinvestigaciones sobre el rol del Vaticano en el movimiento del orojudío confiscado por los nazis se detuvieron en 2001 por el "no" deRoma a dejar consultar sus archivos.

- Una terrible foto mostrando a la jerarquía católica haciéndo elsaludo nazi, juntos con oficiales del partido, incluído JosephGoebbels.


vaticano

- Pero no todos en la iglesia católica apoyaron a los nazis. Más de100 jesuitas murieron perseguidos por el III Reich. Algunas fuentesopinan que Himmler usó el modelo de la Compañia de Jesús para diseñarla SS, y por ello a su vez la persiguió tanto.

iglesia


UN POLEMICO LIBRO REVELA DOCUMENTOS DEL VATICANO SOBRE EL ANTISEMITISMO DE PIO XII

Nazis

El Papa de Hitler

imagenes

En los Estados Unidos acaba de aparecer El Papa de Hitler: lahistoria secreta de Pio XII, un libro donde el investigador JohnCornwell habla del antisemitismo y el silencio ante el Holocausto de unPapa al que el Vaticano está a punto de canonizar.


Por John Cornwell:
Siempre estuve convencido de que la evidente santidad de EugenioPacelli era una prueba de su buena fe. ¿Cómo prodría haber traicionadoa los judios un Papa tan Santo?. Pedí acceso a documentos cruciales,asegurándoles a sus custodios que estaba del lado de mi investigado: enun libro titulado Un ladrón en la Noche, yo había defendido al Vaticanocontra cargos del asesinato del Papa Juan Pablo I por sus pares.


Dos oficiales me permitieron acceder al material secreto:declaraciones bajo juramento que se juntaron hace treinta años paraavalar el proceso de canonización de Pacelli y el archivo de laSecretaría de Estado del Vaticano. También recurrí a fuentes alemanasen relación con las actividades de Pacelli en Alemania durante lasdécadas del ´20 y del ´30, incluídos sus contactos con Adolf Hitler.


A mediados de 1997 me encontré en un estado de shock moral. Elmaterial que había juntado no apuntaba a una exoneración sino a unaacusación aún más escandalosa.

La evidencia era explosiva, Mostraba por primera vez que Pacelli era abiertamente, y según sus propias palabras, antisemita.


Vaticano nazi

(El nuncio papal en Alemania, Eugenio Pacelli, (quien sería mástarde el Papa Pío XII), firmando el concordato con la Alemania deHitler) (1933)


Pacelli llegó al Vaticano en 1901, a la edad de 24 años, reclutadopara especializarse en cuestiones internacionales y derecho canónico.Colaboró con su superior, Pietro Gasparri, en la reformulación delCódigo de Derecho Canónico que se distribuyó en 1917 a los obisposcatólicos de todo el mundo.

A la edad de 41 años, ya arzobispo, Pacelli partió hacia Munichcomo nuncio papal para comenzar el proceso de eliminar los desafíoslegales a la nueva autocracia papal y procurar un tratado entre elpapado y Alemania como un todo, que reemplazará todos los arregloslocales y se convirtiera en un modelo de las relaciones entre laIglesia Católica y los Estados.

En mayo de 1917 recorrió Alemania, destruída por la guerra,ofreciéndo su caridad a gente de todas las religiones. Sin embargo, enuna carta al Vaticano, reveló tener menos amor por los judíos. El 4 deseptiembre le informó a Gasparri, que era cardenal secretario de estadoen el Vaticano, que un doctor Werner, el rabino jefe de Munich, sehabía acercado a la nunciatura para rogar un favor. Con el fin decelebrar Succoth, los judíos necesitaban hojas de palmeras, quenormalmente llegaban de Italia. Pero el gobierno italiano habíaprohibido la exportación, vía Suiza, de unas palmeras que los judíoshabían comprado y que estaban retenidas en Como. “La comunidadisraelita – continuaba Pacelli – busca la intervención del Papa con laesperanza de que abogue a favor de los miles de judíos alemanes”.

Pacelli le dijo a Gasparri que no le parecía apropiado que elVaticano “los ayudara en la práctica de su culto judío”. Gasparrirespondió que confiaba completamente en la “astucia” de Pacelli,coincidiendo con que no sería apropiado ayudar al rabino Werner.

Dieciocho meses mas tarde reveló su antipatía por los judíos de unamanera más abiertamente antisemita, cuando estuvo en el centro de unarevuelta bolchevique en Munich. En una carta a Gasparri, Pacellidescribió a los revolucionarios y a su líder, Eugenio Levien: “Unejército de trabajadores corría de un lado a otro, dándo órdenes, y enel medio, una pandilla de mujeres jóvenes, de dudosa apariencia, judíascomo todos los demás”, daba vueltas por las salas con sonrisasprovocativas, degradantes y sugestivas.

La jefa de esa pandilla de mujeres era la amante de Levien, unajóven mujer rusa, judía y divorciada. (…..) Este Levien es un hombrejóven, de unos 30 o 35 años, también ruso y judío. Pálido sucio, conojos vacíos, voz ronca, vulgar repulsivo, con una cara a la vezinteligente y taimada”.

Hitler que había logrado su primer gran triunfo en las eleccionesde 1930, quería un trato con el Vaticano porque estaba convencido deque su movimiento sólo podía tener éxito si se eliminaba al catolicismopolítico y sus redes democráticas. Luego de su ascenso al poder enenero de 1933, Hitler hizo una prioridad de su negociación con Pacelli.

El Concordato del reich le garantizó a Pacelli el derecho a imponerun nuevo Código de Leyes Canónicas sobre los católicos de Alemania. Acambio, Pacelli colaboró en el retiro de los católicos de la actividadpolítica y social. Luego Hitler insistió en la disolución “voluntaria”del Partido Central Católico Alemán”.

Los judios fueron las primeras víctimas del Concordato: luego de sufirma , el 14 de julio de 1933, Hitler dijo a su gabinete que eltratado había creado una atmósfera de confianza “especialmentesignificativa en la lucha urgente contra el judaísmo internacional”.Aseguraba que la Iglesia Católica le había dado su bendición pública,en el país y afuera, al nacional – socialismo, incluída su posiciónantisemita.

Durante los años ´30, a medida que el antisemitismo nazi crecía enAlemania, Pacelli no se quejó ni siquiera en nombre de los judiosconvertidos al catolicismo: para él, era cuestión de política interna.

En enero de 1937, tres cardenales y dos obispos alemanes viajaronal Vaticano para pedir una vigorosa protesta contra la persecución nazide la Iglesia Católica, a la que se le habían suprimido todas lasformas de actividad con excepción de los servicios religiosos.Finalmente, Pío XII decidió lanzar una encíclica, escrita bajo ladirección de Pacelli, donde no había ninguna condena explícita alantisemitismo.

En el verano de 1938, mientras agonizaba, Pio XII se preocupó porel antisemitismo en Europa y encargó la redacción de otra encíclicadedicada al tema. El texto que nunca vió la luz del día, se descubrióhace poco. Lo escribieron tres jesuitas, pero presumiblemente Pacelliestuvo a cargo del proyecto. Se iba a llamar Humani Generis Unitas (Launión de las raza humana) y, a pesar de sus buenas intenciones, estálleno de una antisemitismo que Pacelli había mostrado en su primerestadía en Alemania. Los Judios, dice el texto, eran responsables de sudestino, Dios los había elegido, pero ellos negaron y mataron a Cristo.Y “cegados por su sueño de triunfo mundial y éxito materialista” semerecían “la ruina material y espiritual” que se habían echado sobre símismos.

El documento advierte que defender a los judíos como exígen “losprincipios de humanidad cristianos” podría conllevar el riesgoinaceptable de caer en la trampa de la política secular. La encíclicallegó a los jesuitas de Roma a fines de 1938; hasta el día de hoy, nose sabe por qué no fue elevada a Pío XII, Pacelli, convertido en Papael 12 de marzo de 1939, sepultó el documento en los archivos secretos yles dijo a los cardenales alemanes que iba a mantener relacionesdiplomáticas normales con Hitler.

Pacelli conoció los planes nazis para exterminar a los judíos deEuropa en enero de 1942. Las deportaciones a campos de exterminiohabían comenzado en diciembre de 1941. A lo largo de 1942, Pacellirecibió información confiable sobre los detalles de la solución finalprovista por los británicos, franceses y norteamericanos en elVaticano.

El 17 de marzo de 1942, representantes de las organizaciones judíasreunidos en Suiza le enviaron un memorándum a través del nuncio papalen Berna, donde detallaban las violentas medidas antisemitas enAlemania, en sus territorios aliados y en zonas conquistadas. El memofue excluído de los documentos de la época de la guerra que el Vaticanopublicó entre 1965 y 1981.

En septiembre de 1942, el presidente norteamericano FranklinRoosevelt envió a su representante personal, Mylon Taylor, a que lepediera a Pacelli una declaración contra el exterminio de los judíos.Pacelli se negó a hablar porque debía elevarse sobre las partesbeligerantes.

El 24 de diciembre de 1942, finalmente, Pacelli habló de “aquelloscientos de miles que, sin culpa propia, a veces sólo por sunacionalidad o raza, reciben la marca de la muerte o la extincióngradual”. Esa fue su denuncia pública mas fuerte de la solución final.

Pero hay algo peor. Luego de la liberación de Roma, Pio XIIpronunció su superioridad moral retrospectiva por haber hablado yactuado a favor de los judíos. Ante un grupo de palestinos, dijo el 3de agosto de 1946:

“Desaprobamos todo uso de fuerza (….) como en el pasado condenamosen varias ocasiones las persecuciones que el fanatismo antisemitainfligió al pueblo hebreo”. Su autoexculpación grandilocuente un añodespués del fin de la guerra demostró que no sólo fue Papa ideal parala solución final nazi, sino que también un hipócrita.



QUE DICEN LOS NUEVOS DOCUMENTOS

judios

La nueva evidencia muestra que:

La asombrosa antipatía de Pacelli por los judíos venía de 1917, locual contradice que sus omisiones fueron hechas de buena fe y que“amaba” a los judíos y respetaba su religión.

Pacelli le reconoció al Tercer Reich que sus políticas antisemítaseran asuntos internos de Alemania. El Concordato entre Hitler y elVaticano creó un clima ideal para la persecución de los judíos.

Pacelli no avaló la protesta de los obispos católicos alemanes contra el antisemitismo.

Pacelli intentó mitigar el efecto de las encíclicas de Pío XII aldarle garantías diplomáticas privadas a Berlín, a pesar de conocer laabierta persecución de los judíos.

Pacelli estaba convencido de que los judíos se habían procurado susuerte: intervenir a su favor sólo podía llevar a la Iglesia háciaalianzas con fuerzas hostiles al catolicismo.





infovaticanoiglesia

29 comentarios - Vaticano nazi

PEPERIN0
ajajaj pero see ya se sabe y aca tambien apoyo a todas las dictaduras militares, son de lo peor que hay
Yobelcito
esos vagos del vaticano estan de cualquier lado que le den dinero

los catolicos cada dia que avanza se quedan vien atras con respecto a los cristianos y demas
elsantodelalem
me mato tu avatar jajaja la \"ormiga\" negra xD
ithildor
nooooooooo....nunca me imagine que la iglesia catolica estuviese con los nazis!!1... y que han apoyado a los militares de aca...menos me imagine eso... me dejaste helado.....




(POR CIERTO ES PUUUURO SARCASMO!!)

Idem con los coments 1 y 2
midnerely
esta buena la info, bastante obvia eso si
Hans_Grubber
Y la gente sigue yendo a misa. La culpa no es del chancho, sino de quien le da de comer. Mientras la gente siga siendo ignorante de la historia, la religión seguirá existiendo.
platense
Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.
Juancho2112
platense dijo:Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.



eeesooooo es tooodoo verso vitheeee....Vaticano nazi je!!
PastizalQuemado
Juancho2112 dijo:
platense dijo:Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.



eeesooooo es tooodoo verso vitheeee....judios je!!



ajjajajaja



http://taringa.net/posts/arte/2110973/Botones-Descriptivos-Png-para-tus-posts-echos-por-mi!.html


me ayudas en este post??

desde ya te lo agradesco
famtaringa
maldito poder! donde sea q exista concentradoooooo!!
afi336
platense dijo:Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.



ja! lo decis joediendo eso a lo de gracias a dios no? y de donde sacaste que la ciencia y las matematicas han demostrado la existencia de dios??? con tu comentario estas tratando a todos los ates de cabesa dura! informte mas pibe
GeForce89
jajajaja el vaticano siempre fue una farsa .. siempre se tiro al lado que les convenia ... yo en lo personal no creo en la iglesia ni en jesucristo ( el solo fue una hombre cualquiera , que hiso algo bueno ) .. solo creo en Dios ... y nose por que carajo toman al cruz com osimbolo religioso si al igual que la guillotina fue una de las peores maquinar de torturar ala gente ... y esta clase de gente ignorante lo toma como un simbolo regioso ... pero que pelotudos son !!!
resabio
platense dijo:Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.


te compraste un libro usado, le falta la hoja que dice que NO se ha podido probar
soiifede
info

SANDECES GRAFICAS

NO CREO EN PATRAÑAS
andresuribarre
Pío XII salvó más vidas de judíos que Oskar Schindler

Entrevista con el rabino de Estados Unidos, David Dalin
¿Pío XII? «Durante el siglo XX el pueblo judío no tuvo un amigo más grande». Esta es la opinión del rabino de Nueva York, David Dalin.

Según este historiador de profesión, que intervino el pasado 22 de agosto en el Meeting organizado por el Movimiento católico Comunión y Liberación en la localidad costera de Rimini (norte de Italia), «Durante la segunda guerra mundial, Pío XII salvó más vidas de judíos que cualquier otra persona, incluso más que Raoul Wallenberg o Oskar Schindler».

--Usted ha calificado de revisionistas a los historiadores que han criticado al Papa Pío XII, ¿por qué?

--David Dalin: Hoy día existe una nueva generación de periodistas y expertos empeñada desacreditar los documentados esfuerzos de Pío XII por salvar a los judíos durante el Holocausto. Esta generación se ha inspirado en la obra teatral «El Vicario», de Rolf Hochhuth, que no tiene valor histórico, pero que lanza polémicas acusaciones contra este Papa. Sin embargo, los detractores de Eugenio Pacelli ignoran o eliminan el estudio iluminador de Pinchas Lapide, quien fu cónsul general de Israel en Milán y que había se había encontrado con muchos judíos italianos que sobrevivieron al Holocausto. En esa obra, Lapide documenta cómo Pío XII favoreció la salvación de al menos 700 mil judíos de manos de los nazis. Ahora bien, según otro cálculo, esta cifra se eleva a 860 mil.

--¿Por qué entonces este cambio de apreciación?

--David Dalin: Llamo revisionistas a estos críticos de hoy porque trastocan el juicio de la historia, es decir, el reconocimiento dado a Pío XII por sus contemporáneos, entre los que se encuentra el Premio Nobel Albert Einstein, el rabino jefe de Israel Isaac Herzog, los primeros ministros Golda Meir y Moshe Sharett, y en Italia personas como Raffaele Cantoni, que en aquella época era presidente de la Unión de las comunidades judías italianas. Pero se pueden hojear también muchos artículos publicados en el «Jewish Advocate» de Boston, en el «London Times» y, en varias ocasiones, en el «New York Times».

--¿Qué es lo que hizo el Papa Pacelli a favor de los judíos?

--David Dalin: Tenemos mucha documentación que demuestra que no se quedó ni mucho menos en silencio, es más, habló en voz alta contra Hitler y casi todos vieron en él a un opositor del régimen nazi. Durante la ocupación alemana de Roma, Pío XII dio secretamente instrucción al clero católico para que salvara a todas las vidas humanas posibles, con todos los medios. De este modo, salvó a miles de judíos italianos de la deportación. Mientras el 80% de los judíos europeos murieron en aquellos años, el 80% de los judíos italianos fueron salvados. Sólo en Roma, 155 conventos y monasterios ofrecieron refugio a unos 5 mil judíos. En un cierto momento, al menos 3 mil se salvaron en la residencia papal de Castel Gandolfol, librándose así de la deportación en los campos de concentración alemanes. Sesenta judíos vivieron durante nueve meses con los jesuitas de la Universidad Pontificia Gregoriana, y muchos otros fueron escondidos en los sótanos del Instituto Bíblico. Siguiendo las directas instrucciones de Pío XII, muchos sacerdotes y monjes favorecieron la salvación de centenares de vidas de judíos, poniendo en peligro su misma vida.

--Pero el Papa nunca denunció en público las leyes antisemitas y la persecución de los judíos...

--David Dalin: Su silencio fue una eficaz estrategia orientada a proteger al mayor número posible de judíos de la deportación. Una denuncia explícita y dura contra los nazis por parte del Papa hubiera sido una invitación a la represalia, y hubiera empeorado las disposiciones hacia los judíos en toda Europa. Ciertamente podría preguntarse: ¿qué podía ser peor que el exterminio de seis millones de judíos? La respuesta es sencilla y terriblemente honesta: el asesinato de otros centenares de miles de judíos. Los críticos revisionistas de Pío XII saben que tanto líderes judíos como los obispos católicos que procedían de los países ocupados aconsejaron a Pacelli que no protestara públicamente contras las atrocidades cometidas por los nazis. Tenemos pruebas de que, cuando el obispo de Münster quiso pronunciarse en contra de la persecución de los judíos en Alemania, los responsables de las comunidades judías de su diócesis le suplicaron que no lo hiciera, pues hubiera provocado una represión más dura contra ellos».

--¿No cree que una excomunión papal de los nazis hubiera sido de ayuda?

--David Dalin: Sí, quisiera creerlo y en el fondo creo que al menos habría que haber intentado pronunciar una excomunión papal. Pero, independientemente de estos sentimientos, los documentos sugieren que una excomunión de Hitler se hubiera quedado en un gesto meramente simbólico.

--¿No hubiera sido mejor que el silencio?

--David Dalin: Al contrario, la historia enseña que una excomunión formal hubiera podido alcanzar el resultado opuesto. El padre Luigi Sturzo y el ex rabino jefe de Dinamarca, por ejemplo, tenían miedo precisamente de esto. Los mismo nazis interpretaron el famoso discurso de Pío XII de la Navidad de 1942 como una clara condena de su régimen y una instancia a favor de los judíos de Europa. La rabia entre los nazis hubiera podido suscitar reaciones catastróficas para la seguridad y el destino del mismo papado en los años sucesisvos a la guerra. Una condena papal contra los nazis comportaba la sospecha fundada, difundida en aquella época, de que Hiter se hubiera vengado en la persona del mismo Papa, atacando el Vaticano. El embajador nazi en Roma, Rudolf Rahn, confirmó la existencia de estos proyectos, que él mismo contribuyó a prevenir.

--En sus escritos, usted propone una nueva historiografía realizada por judíos sobre el «caso Pío XII». ¿A qué se refiere?

--Creo que ha llegado la hora, por parte judía, de echar mano a una nueva reconstrucción de la relación entre Pío XII y el Holocausto. Esta reconstrucción, más cercana a los hechos, es decir, de lo que hizo realmente Pío XII por los judíos, llegaría a conclusiones diametralmente opuestas a las gratuitas del libro de John Cornwell, «El Papa de Hitler». Pío XII no fue el Papa de Hitler, sino el defensor más grande que nunca hemos tenido los judíos, y precisamente en el momento en el que lo necesitábamos. Esta nueva obra de historiografía debería basarse en el juicio que sus contemporáneos ofrecieron de los esfuerzos de Pío XII, de sus éxitos y fracasos; así como en la manera en que los judíos que sobrevivieron al Holocausto evaluaron (o reevaluaron) su vida e influencia en las décadas sucesivas. El Papa Pacelli fue un justo entre las naciones a quien hay que reconocer el haber protegido y salvado a centenares de miles de judíos. Es difícil imaginar que tantos líderes mundiales del judaísmo, en continentes tan diferentes, se hayan equivocado o confundido a la hora de alabar la conducta del Papa durante la guerra. Su gratitud a Pío XII duró durante mucho tiempo, y era genuina y profunda.
andresuribarre
Al menos 800 judíos fueron salvados de la persecución nazi entre los años 1943 y 1944 en las ciudades italianas de Livorno, Lucca y Pisa, por la movilización pedida por el Papa Pío XII entre los diferentes componentes de la Iglesia católica, según revelan nuevos hallazgos históricos. La red de asistencia estaba compuesta por Sacerdotes Oblatos de Lucca, por el arzobispo de Génova, por frailes franciscanos y por religiosas de clausura. En la iniciativa colaboró uno de los ciclistas más grandes de Italia, Bartali, quien escondía en su bicicleta documentos falsos para salvar a refugiados.

Estos hechos han salido a la luz gracias a las cartas y a un testimonio escritos por Giorgio Nissim, judío de la ciudad de Pisa, encontrados ahora por sus hijos, Piero y Simona, y examinados por las historiadoras Silvia Angelini y Paola Lemmi (con la supervisión de Liliana Picciotto de la Fundación de Documentación Judía de Milán).

Después de que los miembros de la red «Delasem» de Toscana (organización de asistencia a judíos constituida tras las leyes raciales) fueran encarcelados en 1943, Nissim continuó su actividad gracias a la colaboración de los Sacerdotes Oblatos de Lucca: los padres Paoli, Staderini, y Niccolai
sebascangri
vaticano
uno dormido el otro re drogado,jajaja
NekoReco87
platense dijo:Gracias a Dios soy ateo. Se que la ciencia y las matemáticas han demostrado la existencia de Dios, pero aún así, yo no creo!!.


emmm nunca crei qe en una frase se puedan decir tan catastroficas idioteces
(aclaremos qe soy creyente, mas no practicante de ni una religion)
1ero: \"gracias a dios soy ateo\"... para mi qe te vendieron un libro vencido sobre ateismo
2do: los ateos existen porqe no se probo la existencia de dios...

IGNARO!
Swagger10
elsantodelalem dijo:me mato tu avatar jajaja la \"ormiga\" negra xD

Welcome to the TADINGA!
The_ikkitousen
ithildor dijo:nooooooooo....nunca me imagine que la iglesia catolica estuviese con los nazis!!1... y que han apoyado a los militares de aca...menos me imagine eso... me dejaste helado.....




(POR CIERTO ES PUUUURO SARCASMO!!)

Idem con los coments 1 y 2



sebascangri dijo:iglesia
uno dormido el otro re drogado,jajaja


MUY drogado!