epespad

10 leyendas de Hollywood completamente falsas

10 leyendas de Hollywood completamente falsas

¿Qué sería de nosotros sin otra versión de Robin Hood, una de las leyendas más adaptadas al cine de toda la historia? Eso debió pensar Ridley Scott, y esta semana veremos el fruto de su preocupación. Así que el TOP10 DE CINEOL se ha propuesto abrir los ojos al mundo cinéfilo sobre la verdadera historia detrás de los mitos.

O sea, todas esas historias del cine que muchos creen ciertas, por muy estúpidas que sean. Se han excluido las que no tienen que ver en concreto con la gran pantalla, como la de que Marilyn Manson era el niño de Aquellos Maravillosos Años (en realidad, Josh Saviano es un exitoso abogado corporativo). Tampoco están las maniobras comerciales o artísticas que se han tomado por ciertas, como que Fargo y El Proyecto de la Bruja de Blair están basadas en historias reales, cuando en realidad son ficción al 100%. Por supuesto, aún así hay más leyendas falsas de las que caben en este artículo.

Menciones especiales:
- Ben-Hur: Hay quien dice que un especialista murió durante la carrera de cuádrigas. En realidad, no hubo ningún problema durante el rodaje. Los momentos más peligrosos, habitualmente señalados como posible accidente fatal, fueron rodados con muñecos.
- 2001: Una Odisea del Espacio: Los conspiranoicos dicen que el acrónimo HAL es un sustitutivo de IBM, sólo que con las letras anteriores en el alfabeto. Sin embargo, el propio Arthur C. Clarke, autor del libro y co-guionista, afirma que sólo es una desafortunada casualidad.
- El Cuervo: Brandon Lee murió durante el rodaje por un trágico accidente, y hay quien cree que la escena en cuestión, en la que su personaje es asesinado, es la que vemos en el film. En realidad, dicho material fue confiscado por la policía y destruido tras cerrarse la correspondiente demanda civil. La escena fue rodada de nuevo con un doble.

hollywood
10. UNA MUERTE DORADA

Leyenda: La actriz que hacía de secretaria en James Bond contra Goldfinger, que moría cubierta por oro, murió realmente por la pintura dorada que cubría su cuerpo.
Pruebas a favor: Si James Bond dice que la gente se puede morir por cubrir su piel de oro, y la actriz estaba cubierta de oro, entonces tiene que haberse muerto, ¿no?
Pruebas en contra: La actriz en cuestión es Shirley Eaton, y después de esta película rodó otras ocho antes de retirarse del cine, en 1969. Pero la fallecida podría haber sido una doble, ¿no? Error, fue ella la que rodó la escena.

Pero dejemos eso a un lado. La ‘muerte’ de la actriz viene de una creencia incorrecta de esa época: que el cuerpo ‘respira’ a través de la piel, y que si se tapan todos los poros se puede uno asfixiar. Pues no. Puede haber problemas derivados de pintarse la piel, por la toxicidad de la pintura o por un fallo en la regulación térmica (que es para lo que sirven los poros), pero no por asfixia.

Y de todas formas, como creían que esto era posible, tuvieron la precaución de dejarle el abdomen sin pintar. Y llevaba un tanga dorado, así que tampoco el trasero estaba totalmente pintado. Y tenían médicos en la sala por si acaso. Así que ni siquiera de esta forma habría podido morir. Aún es más, ¿cuál es la probabilidad de que la muchacha se muriese sin un solo quejido, de forma que nadie de todo el equipo se diese cuenta de que tiene un problema y corriese a ayudarla? ¿Y la de que sigan rodando con un cadáver? ¿Y la de que, a sabiendas de que han hecho una escena con un muerto, incluyan lo rodado en la película final sin que nadie (ni siquiera la familia de la muchacha) ponga el grito en el cielo?

leyendas
9. SIEMPRE NOS QUEDARÁ REAGAN

Leyenda: Ronald Reagan fue el actor inicialmente escogido para el papel de Rick Blaine en Casablanca.
Pruebas a favor: Una nota de prensa de Warner Bros., fechada el 5 de enero de 1942 y publicada en The Hollywood Reporter, que dice textualmente: “Ann Sheridan y Ronald Reagan coincidirán por tercera vez juntos al frente de Casablanca, en la que Dennis Morgan será co-protagonista”.
Pruebas en contra: Resulta que la Warner no era la productora del film, sino sólo la distribuidora. La verdadera responsable era Hal Wallis Productions, que tenía un acuerdo con Warner para rodar películas sólo para ellos, a cambio del control completo de la producción. Por tanto, el gran estudio no tenía derecho a imponer ningún actor para el reparto, lo que convierte a la nota de prensa en papel mojado. Por entonces era costumbre en los estudios hacer este tipo de declaraciones para que el nombre de sus actores saliese en la prensa, y así mantener su popularidad (algo que ahora hacen los agentes). Prueba de ello es que, en los dos meses siguientes, Reagan apareció vinculado a otras tres películas distintas, de las cuales sólo rodó una.
Además, en la fecha del comunicado todavía no se había escrito una palabra del guión, por lo que aún no se había comenzado con la elección de reparto. La primera noticia que se tiene de los actores que Hal B. Wallis quería fue una nota del 14 de febrero que envió a la Warner, solicitando a… Humphrey Bogart.
De todas formas, Reagan no hubiese podido hacer la película, ya que pertenecía al ejército de reserva. Desde diciembre se sabía que iba a partir al frente junto con el resto de tropas. Y de hecho lo hizo en abril, poco antes del comienzo del rodaje.
falsas leyendas
8. PROHIBIDO SONREÍR

Leyenda: Una de las cláusulas del contrato de Buster Keaton le prohibía sonreír en la gran pantalla.
Pruebas a favor: Que nunca sonreía.
Pruebas en contra: Ninguno de los contratos que se conservan tiene ninguna cláusula parecida. El más antiguo data de 1924, ¿puede que alguno de los anteriores contuviese dicha prohibición? Es casi imposible. Keaton comenzó como secundario en los cortos de Roscoe ‘Fatty’ Arbuckle. Por entonces sí actuaba de forma expresiva. Poco a poco se fue haciendo un nombre y consiguiendo papeles protagonistas hasta que en 1920 creó su propia productora, Buster Keaton Comedies, bajo acuerdo con Joseph M. Schenck. Un acuerdo similar al de Wallis-Warner: Keaton gozaba de total control creativo sobre las películas a cambio de que la mayor parte de los beneficios fuesen para Schenck. Y este control se extendía también a los personajes y a su labor como actor. De hecho, fue entonces y no antes cuando llevó al cine al famoso ‘cara de palo’, porque ya le había funcionado de maravilla en el vodevil.
Aparte de eso, empleemos la lógica. Antes de hacerse famoso no iba a tener la dichosa cláusula, como tampoco la iba a tener hasta que su personaje hubiese sido probado con éxito. Y lo último que necesita un cómico que ha conseguido crear un personaje que el público adora, es que le obliguen a mantenerlo con vida. Sería como poner en el contrato de Charles Chaplin que debe llevar zapatos enormes, o en el de Groucho Marx que debe pintarse un bigote.

hollywood falsas leyendas
7. ¡ESTA NO ES MI PELÍCULA!

Leyenda: Stanley Kubrick murió antes de terminar Eyes Wide Shut (unos dicen que antes de terminar el montaje, otros afirman que ni siquiera la terminó de rodar él mismo), así que el estudio se encargó de terminarla. Y la fastidiaron.
Pruebas a favor: Kubrick murió antes de estrenarse la película. Los ejecutivos de Hollywood son una pandilla de mangurrianes destrozaplatos. Según algunos, la película no está al nivel del resto de la obra del director.
Pruebas en contra: Kubrick murió el 7 de marzo de 1999. Fue un ataque al corazón. O sea, que pudo trabajar perfectamente hasta el día antes de su muerte. Y el rodaje tuvo lugar entre el 4 de noviembre de 1996 y el 2 de junio de 1998, es decir, que no cabe duda de que rodó toda la película él mismo.
¿Y el montaje? También. Está registrado. El 3 de marzo, cuatro días antes de morir, Kubrick mostró por primera vez la película finalizada, en un pase privado, para Nicole Kidman, Tom Cruise, varios ejecutivos de la Warner y, lo más importante, su propia familia. Resulta que Kubrick era uno de los pocos directores que exigía por contrato tener derecho al montaje final de sus películas. No es de extrañar, dado su carácter perfeccionista. Y como la ley obliga a cumplir los contratos, podemos estar seguros de que lo que se estrenó es exactamente lo que montó Kubrick. De lo contrario, su familia hubiese demandado al estudio, algo a lo que eran bastante aficionados.
La única forma en la que el estudio hubiese podido meter mano en el film es si Kubrick hubiese muerto antes de terminar el montaje. Entonces habrían podido contratar a otra persona para que lo acabase y, escudándose en que nadie puede saber cuál era la visión completa del director, forzar algún retoque de su gusto… asumiendo que quisiesen hacer algún cambio sobre el film, algo que tampoco ha demostrado nadie.

10 leyendas de Hollywood completamente falsas
6. EL RATÓN TRAVIESO

Leyenda: Un hombre acude a la sala de urgencias de un hospital. Al parecer ha estado practicando una peculiar perversión: meterse por el culo un roedor, atado a un hilo para sacarlo. Pero el hilo se había roto, y el animalito se había quedado dentro. Ante la sorpresa de los médicos, se trata de Richard Gere.
Pruebas a favor: Que Gere es un galán bastante blandito. Que Hollywood es un nido de perversiones y gente rara.
Pruebas en contra: Para empezar, nadie ha encontrado nunca ninguna prueba a favor. Ni siquiera de que esta práctica exista, pues no hay ni un caso documentado. Ni siquiera entre desconocidos. Además, la leyenda urbana de ‘persona que se mete un objeto disparatado por un agujero de su cuerpo, no lo puede sacar, tiene que pedir ayuda y se convierte en el hazmerreír público’ lleva circulando desde tiempos inmemoriales, con diversas variaciones en mecánica y objeto. De hecho, hay bastantes casos anteriores de famosos (locales, nacionales, internacionales) que se han visto sujetos a un rumor de este tipo en algún momento. De hecho, allá por los años 90 surgió uno en España con Alejandro Sanz y una botella de Coca Cola que hizo vacío.
¿No basta con eso? Entonces, recurramos al sentido común: ¿para qué iba a ir un actor famoso y con montañas de dinero a un hospital? Es decir, si no va por un simple catarro, sino que utiliza médicos privados para atenderle, con compromisos de confidencialidad blindados, ¿por qué iba a usar otro servicio médico en una situación tan dañina para su reputación? El dinero puede pagar una atención sanitaria excelente y personalizada, incluso a nivel quirúrgico. Y a nadie se le ocurriría acudir a un doctor que no conoce por un problema de este estilo. Al menos si puede elegir, como es el caso. Se mire como se mire, la historia no se sostiene por ningún lado.

hollywood
5. TRES HOMBRES Y UN FANTASMA

Leyenda: En una escena de la película Tres Hombres y un Bebé, se puede ver asomado a una ventana el fantasma de un niño, que murió asesinado (otras versiones dicen que se suicidó con una escopeta) en la casa en la que estaban rodando.
Pruebas a favor: Que, de hecho, hay una figura extraña en la ventana. Y sobre todo, que hay mucha gente crédula que se moja los pantalones cuando ve Cuarto Milenio.
Pruebas en contra: Supongamos que existen los fantasmas, que ya es suponer: no hay ninguna prueba de nada de lo que dicen las mil versiones de la historia, y eso que son tan imprecisas que ni siquiera mencionan en qué estado sucedieron los hechos. Pero más importante que eso, es que la silueta sólo es una figura de cartón de Ted Danson con esmoquin, que ya había aparecido en una escena anterior. Vista en la distancia, desde otro ángulo, detrás de unas cortinas que ocultan los brazos, y sobre todo con la calidad penosa de un VHS, la figura puede parecer un niño. Los más imaginativos ven en algún frame la silueta de un rifle. Sin embargo, a poco que uno se fije y compare, se ve que el sombrero, el corte de la ropa y la postura son las mismas que las del figurín. Sólo haría falta una captura en HD para acabar de una vez por todas con este mito… aunque siempre quedará algún ingenuo que quiera seguir creyendo que un espíritu rondaba el bigote de Tom Selleck.
Pero aceptemos que no se trata de esa figura, ¿se sostiene la historia? Tampoco. La causa principal, y que delata que quien comenzó a correr la voz ni siquiera sabía cómo funcionaba el cine, es que la escena no se rodó en una casa, sino en un decorado. De hecho, antes del film ni siquiera existía el propio escenario, se construyó expresamente en una nave industrial de Toronto.

leyendas
4. ¿EPISODIO QUÉ?

Leyenda: Desde el principio de los tiempos, George Lucas tenía pensado hacer nueve películas de La Guerra de las Galaxias, divididas en tres trilogías: las tres originales, más tres precuelas (sobre Darth Vader) y tres secuelas.
Pruebas a favor: En el estreno de La Guerra de las Galaxias, la gente se quedó flipada de que apareciese en las letras del comienzo el rótulo “Episodio IV: Una Nueva Esperanza”. Además, el propio Lucas ha declarado lo de las nueve películas.
Pruebas en contra: En realidad, el rótulo no salía en la película estrenada en 1977. La primera vez que apareció fue en 1979, en un libro oficial que incluía una transcripción en forma de guión de la película finalizada. Y es que el guión de rodaje ni siquiera tenía el título de Star Wars. La primera vez que se utilizaron los episodios fue con El Imperio Contraataca en 1980, y más tarde con el reestreno de la primera entrega en 1981.
¿Y las declaraciones de Lucas? Su versión de los hechos ha variado docenas de veces, incluidas las mentiras más burdas. Está claro que quería hacer más de una película, ya que una de sus inspiraciones fueron los seriales de Flash Gordon. Sin embargo, al principio se planteó hacer sólo un film. Más tarde se envalentonó y dijo “¡secuelas a mi!”. Pero ni siquiera entonces sabía cómo hacerlas, y como prueba están sus múltiples declaraciones en los últimos treinta años: que van a ser diez continuaciones; que es sólo una trilogía, porque el guión de la primera era muy largo y tuvo que dividirlo en tres (se conservan los guiones que escribió y sabemos que era un bulo); que son nueve películas divididas en tres trilogías; etcétera. Lo último: que sólo existen las seis que conocemos, y que él siempre ha dicho eso. Lo cual convierte al rancho Skywalker en la sede del Ministerio de la Verdad, ya que hay centenares de pruebas de que no es así.
La guinda del pastel: hasta poco antes de hacer las respectivas películas en donde se descubre, ni siquiera había pensado que Darth Vader fuese el padre de Luke, ni que Leia fuese su hermana. Conclusión: que la saga se la ha ido inventando sobre la marcha.

falsas leyendas
3. DISNEY EN EL CONGELADOR

Leyenda: El cadáver de Walt Disney se conserva criogenizado, a la espera de que la ciencia avance lo suficiente para resucitarlo y darle la vida eterna. Según algunos, su cuerpo está almacenado debajo de Disneyland.
Pruebas a favor: Que en los sesenta, la criogenización estaba de moda en Estados Unidos. Y que Walt era la leche cuando estaba vivo, ¿por qué no lo iba a ser también muerto?
Pruebas en contra: No hay ninguna prueba, documental o de otro tipo, de que este rumor sea cierto. De hecho, sólo dos biografías del director se hacen eco de este rumor, y ambas han sido ampliamente criticadas por su falta de fuentes, sus numerosos errores, su sensacionalismo y su intento de hacer pasar cotilleos como realidad. En cambio, sí que hay pruebas de lo contrario. Se conserva su certificado de defunción, en el que se especifica que fue incinerado dos días después de su muerte por un profesional real, con número de colegiado y todo. También se sabe dónde están depositadas sus cenizas, ya que es la tumba familiar en Glendale. Incluso se conserva su testamento, en el que no hay mención alguna de la congelación. Más aún, los familiares de Walt han confirmado fehacientemente que fue incinerado, que esa fue su última voluntad, que no tenía interés alguno en ser criogenizado y que posiblemente ni siquiera había oído hablar de ello.
De haber sido congelado se habría convertido en el primer hombre en someterse a este proceso, ya que la técnica aún se hallaba en fase experimental. De hecho todavía lo está. Los científicos aún no saben cómo contrarrestar problemas como los cristales de hielo, que deterioran los tejidos de forma irreversible, por lo que cualquier resurrección sería a muy largo plazo. Y estamos hablando de milenios, posiblemente. Por no hablar de los impedimentos legales de resucitar a una persona. Vamos, que hoy en día es un timo, cuando menos en aquella época. Y Walt tenía demasiado ojo para dejarse engañar.

hollywood falsas leyendas
2. EL AHORCADO DE OZ

Leyenda: Uno de los enanos de El Mago de Oz se suicidó en el plató colgándose de un árbol. Su muerte fue grabada durante una escena y permanece en la película. Unos dicen que el motivo fue una infidelidad, otros que había sido despedido.
Pruebas a favor: En la escena en la que Dorothy, el Espantapájaros y el Hombre de Hojalata se van por el camino de baldosas amarillas cantando “We’re Going to See the Wizard”, se ve un movimiento raro y una sombra al fondo.
Pruebas en contra: Una sombra que no se parece absolutamente en nada a la de una persona ahorcándose. A no ser, claro, que cuando uno se cuelga del cuello se quede extendido de forma horizontal y luego se repliegue sobre sí mismo. De hecho, la figura parece lo que realmente es: una especie de grulla que se puede ver en otros momentos del film y que habían traído junto a otros pájaros para dar más ambiente a los escenarios. El pájaro está al fondo, detrás de un árbol, y lo único que hace es mover la cabeza y extender las alas. En DVD se aprecia sin problemas. ¡Maldita generación del VHS y las drogas alucinógenas!
Por otro lado, el presunto suicida tampoco podría haber sido uno de los enanos del principio, ya que esa escena se rodó dos semanas después. Es decir, que esos actores no habían pisado siquiera el plató, cuando menos tener conflictos que desembocasen en su suicidio. Es otro ejemplo de que quien divulgó el rumor no sabía mucho de cine, ya que desconocía que las películas no se graban secuencialmente.
También es altamente improbable que, con la cantidad de gente que trabajó en el film, ni uno solo se diese cuenta de que alguien se había suicidado. En algún momento lo verían, pero entonces no sólo no llamaron a nadie, sino que dejaron la escena tal cual para que millones de personas la viesen. Por supuesto, de acuerdo con todos los actores y miembros del equipo que trabajaron en el film, nada ni remotamente parecido sucedió.

10 leyendas de Hollywood completamente falsas
1. EL OSCAR FRAUDULENTO

Leyenda: Marisa Tomei se llevó por sorpresa el Oscar a mejor actriz secundaria en 1993 porque Jack Palance, que entregaba el premio, estaba tan borracho que en vez de leer el nombre de la ganadora del sobre (Vanessa Redgrave), simplemente nombró a la última nominada que había leído. Otras versiones dicen que no estaba borracho, sino que dijo su nombre intencionadamente porque era la única americana nominada.
Pruebas a favor: Que nadie apostaba por Tomei, una actriz poco experimentada en una comedia intrascendente, frente a cuatro gigantes de la interpretación en dramas ‘de Oscar’: Redgrave, Joan Plowright, Judy Davis y Miranda Richardson. Y sobre todo, el extraño comportamiento de Jack Palance, al que incluso parecía costarle trabajo hablar.
Pruebas en contra: Desde 1953, dos notarios de Price Waterhouse (empresa encargada del recuento y verificación de los votos a efectos legales) se sitúan durante la ceremonia a pie de escenario para prevenir posibles errores como este. Los notarios conocen el nombre de los ganadores, y en caso de que el presentador cometa un error (intencionado o no), sus órdenes son salir al escenario y nombrar al ganador correcto.
De hecho, sabemos incluso quién difundió el rumor. Fue el crítico Rex Reed, a quien no le gustó nada ni la película ni la victoria de Tomei, y decidió montar toda esta historia sin prueba alguna, aduciendo que la Academia estaba liderando una conspiración de altos vuelos para encubrir el error y mantener su reputación intacta. Lo que no tiene en cuenta es que, de haber subido los notarios a rectificar el supuesto error como es su cometido, la reputación de la Academia hubiese subido como la espuma. Sería una prueba fehaciente del control exhaustivo que realizan sobre las votaciones.
Además de esto, todas las personas involucradas directa o indirectamente en el asunto han declarado que la historia es falsa, incluido el difunto Jack Palance. Y el prestigioso crítico Roger Ebert ha declarado al respecto: “No sólo el rumor es falso, sino que es injusto con Marisa Tomei, y Rex Reed le debe una disculpa”. Ciertamente, el daño que le hizo a la carrera de la actriz es irreparable. Y prueba de ello es que, pese a que está claro que todo es un bulo de un crítico resentido, haya gente que todavía se lo cree.

¿Cuáles de estas historias os habéis tragado como ciertas? ¿Y cuáles, pese a que todo indique lo contrario, seguís empeñados en afirmar como verdaderas? ¿Conocéis otras que creáis ciertas o que dudéis de su veracidad? Porque aviso que no han cabido todas las falsas en el artículo, así que no está asegurado que por no estar aquí sean ciertas.

2 comentarios - 10 leyendas de Hollywood completamente falsas

_Blayne_
Muy bueno chee +10, pero y la fuente??