epespad

La Argentina de Kirchner & Kirchner

La Argentina de Kirchner & Kirchner

Escribe Armando de la Torre

sobre esa peculiar

Argentina de Kirchner & Kirchner…


Kirchner




Argentina




Con anterioridad me he referido a esa brillante firma del periodismo en lengua española que es, sin género de dudas, el doctor Armando de la Torre. Y ha sido precisamente en estos días que Armando me ha enviado un artículo de inminente publicación en la prensa de Guatemala, el cual se titula «¿Un gobierno argentino… “atípico”?». Tras leerlo detenidamente, me ha parecido que el texto tendría un interés superlativo para los lectores habituales de «Informe Uruguay», debido a que fue escrito pocos días después de que Armando regresara de un viaje por esa Argentina que ya conocemos: la de los esposos Kirchner, la de los piqueteros, la de la intolerancia populista, la de la demagogia sin frenos ni medida, la de la violencia contra quienes disienten… Pero, al mismo tiempo, encontramos la tenebrosa realidad del país vecino y hermano analizada bajo la lente de un intelectual de primera línea, un hombre que tiene las ideas más que claras y que durante toda su vida ha defendido la ideología de la libertad a capa y espada. Veamos, en consecuencia, de qué manera pudo percibir y analizar Armando de la Torre el drama actual de nuestros vecinos rioplatenses.

«…A mi paso por la Argentina esta última vez oí decir que el gobierno presidido por Cristina Kirchner era““atípico”.

Quise averiguar hasta qué punto. Y me llevé sorpresas. En la superficie, todo parece calmo; pero se siente que en lo profundo se gesta una gran tempestad. Las decisiones importantes son tomadas en la cama de la señora Presidente. Ninguna novedad en esto, dado que el gobierno anterior de Néstor Kirchner hacía exactamente lo mismo. Al fin y al cabo, son marido y mujer.

Curiosamente, la tónica del ambiente público en Argentina me recuerda más que a cualquiera otra coyuntura de nuestros tiempos a aquella de la Roma imperial, durante aquel período ominoso de bancarrota moral y jurídica desde los últimos años de Tiberio hasta el suicidio de Nerón: el inescrupuloso abuso de cualquier poder que se ofreciera a la mano de cualquiera en una sociedad rica y refinada.

La gobernanta argentina no da conferencias de prensa, no dialoga con la oposición, apenas celebra sesiones de gabinete, y se cuida mucho de hacer declaraciones espontáneas. Es el suyo el más opaco y menos transparente de los gobiernos.

Se acoraza en su villa, a dos kilómetros de la Casa Rosada, a la que llega por helicóptero hacia las dos de la tarde, después de haber consagrado la mañana a su arreglo personal, del que se preocupa en exceso: tiene prohibida a la prensa fotografiarle de rodillas para abajo por no hallarse satisfecha con sus formas.

Las riendas ocultas de la coacción las maneja su esposo Néstor, desde su lujosa oficina en Puerto Madero, siempre suspicaz, rencoroso y muy dado a acumular fortuna. Su habilidad consiste precisamente en el manejo táctico de sus hilos extralegales con los sindicatos peronistas (cosa nada nueva en ese país) y de sus “fuerzas de choque”: los “piqueteros”, grupos de holgazanes a sueldo del Estado.

Ambos son embusteros natos, lo que significa en absoluto creíbles. Pero enhebran sus acciones alrededor de sus prioritarios intereses rentistas, no de sus principios ideológicos, cosa, por otra parte, nada rara en esa “democracia” altamente emocional y, por lo tanto, susceptibles a los cantos de sirena de la demagogia.

Su astuta rapacidad reconoce límites pero, es de advertirlo, con fines más de acarreo de poder que de dinero.

Por ejemplo, la crisis reciente en el campo por el alza súbita y arbitraria a las “retenciones” a las exportaciones de soya y de otros granos básicos –la gallina argentina de los huevos de oro- no tenía tanto por meta debilitar a los grandes agricultores (que odian) como a engrosar las arcas del gobierno central, con desmedro de las provinciales. Eso obliga a estas últimas a acudir, sombrero en mano, a la Presidencia de la Nación para cubrir sus respectivos déficit y quedarles atadas a sus antojos. De tal artilugio se valen Cristina y Néstor porque la recaudación fiscal a través de los impuestos ordinarios, por ley constitucional, habría de compartirla el gobierno central con los provinciales, esas retenciones, en cambio, no.

Con una abultada burocracia a sus órdenes, los Kirchner compran y sobornan a discreción, y ejercen un sutil control sobre los medios masivos de comunicación. A los diarios más críticos se les rehúsan los jugosos avisos del Estado. Ni es rara la cancelación de licencias para programas de radio o televisión que no se les someten. “Una dictadura”, declaró Armando Ribas en Rosario. “Un estilo muy personalista”, lo atenúa Antonio Tafiero, que les es próximo.

Por ahora los argentinos se resignan. La enorme voracidad importadora de sus clientes en el extranjero, en particular la China y la India, mantiene los precios de las “commodities” por las nubes.

¿Por cuánto tiempo? Agudas mentes de economistas prevén una crisis tan severa como en los años 2001 al 2003 para un futuro lejano. De llegar a eso, las argucias de los Kirchner habrán terminado por tropezar con la horma de sus zapatos…».




Es una lástima que ciertas enfermedades terminales no permitan ni curas inmediatas ni mejorías radicales. En la práctica, una de las enfermedades más letales y, por ende, difíciles de erradicar, es el desenfreno de la estupidez. Y Argentina vive, ya de muchos años a esta parte, una escalada en el desenfreno de la estupidez. Ello no significa que los argentinos con mente e ideas claras hayan desaparecido, si bien hay que reconocer que ellos son, por desgracia, cada día menos en comparación con los otros… De manera tal que, aunque la situación económica pueda ir en declive —gracias al idiotismo institucionalizado del Gobierno argentino—, muy difícilmente las turbas enfebrecidas apliquen marcha atrás en su amor suicida por los esposos Kirchner y la partida de canallas, canallitas y canalloides que les rodean en tiempo completo. Como consecuencia de todo ello, Argentina corre el riesgo de ser cada vez menos Argentina, y cada vez más América Latina. Pero, cuidado, porque ese proceso de latinoamericanización podría ser rápidamente superado y ceder paso, fatalmente, a otro todavía peor: el de africanización.



Esta es la Fuente

7 comentarios - La Argentina de Kirchner & Kirchner

Killbitchs
muy bueno loco, concuerdo con todo, pero te lo van a borrar pq hablaste mucho
andythrashcore
prefiero este gobierno que fue votado en elecciones libres y no otro comouesto por oligarcas de derecha y melancolicos de otros tiempos como los oligarcas del campo ,que paguen retenciones .
leosere
prefiero este gobierno que fue votado en elecciones libres y no otro comouesto por oligarcas de derecha y melancolicos de otros tiempos como los oligarcas del campo ,que paguen retenciones .





# Rango: Novato

# T! Rank: No rankeado

# Genero: Masculino

# Nombre andres avellino

# Email [email protected]

# Nacionalidad Argentina

# Edad 38

# Fecha de Nacimiento 1969-08-01

# Ciudad quilmes







otro caso mas de personas que hablan sin tener ni idea de nada
lucasd2003
leosere, no entiendo, por ser novato no puede hablar o no tiene idea de nada???, creo que sos un gil
Gringo_10
prefiero este gobierno que fue votado en elecciones libres y no otro comouesto por oligarcas de derecha y melancolicos de otros tiempos como los oligarcas del campo ,que paguen retenciones .
leandro12041983
Gringo_10 dijo:
prefiero este gobierno que fue votado en elecciones libres y no otro comouesto por oligarcas de derecha y melancolicos de otros tiempos como los oligarcas del campo ,que paguen retenciones .