epespad

solidaridad por africa

EL PROBLEMA

El problema de la tierra empeora por el aumento de la población y el debilitamiento natural de la misma. Esencialmente, la hambruna en África es producto de una serie de factores interrelacionados. El continente es enorme y ningún factor se le puede aplicar a un país en específico, pero existen cuatro aspectos críticos:

Décadas de falta de inversión en áreas rurales que tienen poca influencia política. Las élites africanas responden a presiones políticas, las cuales están ubicadas principalmente en pueblos y ciudades.

A esta situación se le suma la corrupción y el mal manejo de fondos, lo que los donantes denominan una falta de gobierno responsable. "Problemas como corrupción, colusión y nepotismo pueden inhibir significativamente la capacidad de los gobiernos para promover los esfuerzos en pro del desarrollo", señala un comunicado del Instituto de Investigación sobre Políticas Internacionales de Alimentación. Guerras y conflicto político, cuyo resultado es refugiados e inestabilidad. En Etiopía y Eritrea la tierra se ha deteriorado tanto que quizás jamás tendrá una buena cosecha.

En 2004, el director de la Comisión de la Unión africana, Alpha Oumar Konare, le recordó a los participantes de una cumbre de la Unión africana, que el continente ha padecido 186 golpes de Estado y 26 grandes guerras en los últimos 50 años.

Los granjeros necesitan estabilidad y certeza antes de que puedan producir lo que necesitan para alimentar a sus familias y sus comunidades. VIH/SIDA, que priva a las familias de su mano de obra más productiva. Éste es un problema particularmente grave en el sur de África, donde más del 30% de los adultos sexualmente activos son portadores del virus del VIH.

Según la agencia británica para el desarrollo Oxfam, cuando un miembro de una familia es infectado, la producción de alimentos puede reducirse en un 60%. No tiene por qué ser así. Asociados, tenemos la oportunidad de hacer frente a estos obstáculos al desarrollo en África y otros lugares. No podemos olvidar que el hambre es la sierva voraz de la pobreza. Si no destruimos a una, nunca arrojaremos a la otra al cubo de la basura de la Historia.

A quienes más afecta la pobreza, es a los niños y niñas. Aunque la privación grave de bienes y servicios perjudica a todos los seres humanos, resulta más amenazante para los derechos de la infancia: a la supervivencia, la salud y la nutrición, la educación, la participación y la protección contra el peligro y la explotación. Establece un entorno que perjudica el desarrollo infantil de muchas maneras: mental, física, emocional y espiritual.

Más de 1000 millones de niños y niñas sufren una grave carencia de por lo menos uno de los bienes y servicios necesarios para sobrevivir, crecer y desarrollarse. En algunas regiones del mundo la situación es peor que en otras, pero incluso dentro de un mismo país puede haber amplias disparidades: entre la población infantil de las ciudades y los medios rurales, por ejemplo, o entre los niños y las niñas. Un influjo turístico en una zona puede mejorar las estadísticas generales sobre la pobreza de un país, mientras la mayoría sigue siendo pobre y desprotegida.

Cada una de las privaciones incide en el efecto que tienen las otras. Por ello, cuando coinciden dos o más, las repercusiones para los niños y niñas pueden ser catastróficas. Por ejemplo, las mujeres que deben caminar largas distancias a fin de conseguir el agua necesaria para el hogar no suelen poder prestar asistencia plena a sus hijos, lo que podría afectar su salud y su desarrollo. Y los propios niños y niñas que deben caminar largas distancias para obtener agua tienen menos tiempo para acudir a la escuela, un problema que afecta especialmente a las niñas. Los niños y niñas que no están inmunizados o que se encuentran desnutridos son mucho más susceptibles de contraer enfermedades que se propagan a través de las malas condiciones de saneamiento.

La pobreza agrava los efectos del VIH/SIDA y de los conflictos armados, recrudece las disparidades sociales, económicas y entre los géneros y socava los entornos protectores de las familias. La pobreza contribuye a la desnutrición, que a su vez es un factor importante en más de la mitad de las muertes de menores de cinco años en los países en desarrollo. Alrededor de 300 millones de niños y niñas se van hambrientos a la cama de todos los días. De esta cifra, solamente un 8% son víctimas del hambre o de otras situaciones de emergencia. Más de un 90% sufren desnutrición a largo plazo y carencia de micronutrientes.

El mejor comienzo en la vida es fundamental para los primeros años del niño, no solamente para su supervivencia sino también para su desarrollo físico, intelectual y emocional. Por ello, estas privaciones ponen enormemente en peligro la capacidad del niño para alcanzar su pleno potencial, un factor que contribuye a potenciar el ciclo de pobreza y hambruna sin fin que vive la sociedad.

SOLUCIONES

El Problema de Desnutrición en el África es conocido en todo el mundo por ser uno de los continentes mas pobres y mas castigados por la naturaleza es por ello que La Campaña Make Poverty History (Hagamos de la pobreza, historia) y la Comisión para África, deberíamos recordar que el hambre y la desnutrición siguen matando más gente que la malaria, la tuberculosis y el VIH/sida juntos.

También el presidente de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África, ha solicitado la colaboración del Programa Mundial de Alimentos para fortalecer la agricultura y la investigación y compartir las mejores prácticas con el fin de aumentar drásticamente la productividad. Además, los ahorros de la deuda y el servicio de la deuda pueden canalizarse a estos sectores que benefician al pueblo directa e inmediatamente.

El Programa ha puesto un precio a lo que costaría erradicar el hambre entre los 300 millones de niños de África y otros lugares que viven con los síntomas destructivos y debilitantes del hambre: US$ 5.000 millones, si se apuntaran cuidadosamente a mejorar la nutrición para los 100 millones de niños más necesitados, podrían causar un impacto sísmico.

El plan prevé una asociación entre países ricos y pobres. Aumentar la provisión de alimentos y reducir el hambre es una meta en toda África, de modo que se alentaría a los países en desarrollo a jugar un papel importante, aportando alimentos por el valor de US$ 2.000 millones para satisfacer las necesidades de mujeres y niños, especialmente a través de los programas de alimentación escolar. Se supone que el mundo desarrollado, por su parte, aportaría el saldo de US$ 3.000 millones.

Cuando pienso en África en este momento, me recuerda a Oliver Twist. Igual que él, África está luchando por salir dignamente de la pobreza y del desdén. Es inaceptable que África se vea obligada a sentarse a la mesa de los poderosos para decir: "Por favor, señor, quiero más."

HIPÓTESIS

El agua es la vida, pues su ausencia significa la muerte para toda forma de vida. En África se encuentra el desierto más grande del mundo, el Sáhara, en cuyos límites se encuentra la franja del Sahel, una extensión de territorio que abarca ocho de los países más pobres de la Tierra. Al Sur del Sahel la vida comienza a ser posible, pero es todavía frágil y vulnerable, pues el agua es escasa y cualquier retraso en la llegada de las lluvias puede arruinar las cosechas de mijo, judías o cacahuetes con las que la población trata de sobrevivir, causando una más de las periódicas hambrunas que caracterizan esta zona del mundo. Los hombres, mujeres y niños que allí viven están sometidos a unas condiciones climáticas extremas, en las que tormentas de arena engullen los pequeños poblados durante días o semanas, o los someten a temperaturas de más 45º a la sombra.

OBJETIVOS

Dar a conocer que la comida es el alimento de la vida. Sin ella, el libre comercio, la reparación por la deuda y la ayuda para la pobreza significarán muy poco para los millones de agricultores africanos que trabajan el suelo y alimentan sus cabras lejos de la mirada benévola del mundo desarrollado. No deberíamos olvidar que el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU es que haya un firme compromiso, por parte de los gobiernos, de "erradicar las condiciones abyectas y deshumanizadoras de pobreza extrema y hambre a las cuales se ven sometidas en la actualidad centenares de millones de personas".

La triste realidad que enfrentamos hoy es que si bien la pobreza global bajó un 20% durante la década de 1990, el número de personas hambrientas aumentó.

Los esfuerzos tendientes a aliviar la pobreza han resultado altamente exitosos en poblaciones que tienen cierto acceso a servicios sociales y a la economía de mercado. El hambre mundial forma parte en cambio de una subclase cada vez más numerosa que no tiene acceso a nada. En la última mitad de la década, cada año fueron casi 5 millones más las personas hambrientas.

Hoy, en el mundo entero, el número de los que saben lo que es irse a dormir con hambre alcanza 852 millones de individuos. Si bien hay pruebas de un progreso lento hacia el objetivo de que la pobreza pertenezca al pasado, esa subclase crece y el mundo pierde terreno en su propuesta de reducir a la mitad la proporción de quienes sufren hambre para 2015.

UN PAR DE FOTOS DE LOS NIÑOS DESNUTRIDOS:

solidaridad por africa

desarrollo

africa

Mundo

USTEDES CREEN QUE TIENEN UN FELIZ DIA DEL NIÑO, PARA REFLECCIONAR

3 comentarios - solidaridad por africa

luisdsa
Es mucho texto
ponle imagenes y sera bueno
pero lo que importa es la intension
buen post
Xazey -3
http://www.taringa.net/posts/offtopic/12214824/Si-te-gusta-T_-AT-NIGHT-entra-ya_.html

Si te gusta esas noches que ves post medios raros y algunos te llevan a poringa, entra YA A MI POST
nesta1305 +2
Xazey dijo:http://www.taringa.net/posts/offtopic/12214824/Si-te-gusta-T_-AT-NIGHT-entra-ya_.html Si te gusta esas noches que ves post medios raros y algunos te llevan a poringa, entra YA A MI POST

podrias mirar el post pelotudo!!!