epespad

Jueves Negro

Empleo en Negro en el Ministerio de Trabajo


Si hay un dicho popular que grafica la situación en el Ministerio de Trabajo es el famoso “en casa de herrero, cuchillo de palo”. En el organismo con jurisdicción nacional, dos tercios de los trabajadores se encuentran contratados de forma irregular, según lo denunció a Críticadigital Carlos Peuchot, delegado general de la Junta Interna del Ministerio por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Por ejemplo, los mismos inspectores laborales que van a controlar el trabajo en negro en las empresas del país son contratados o monotributistas.

Ante esta situación, los empleados decidieron, en una asamblea general realizada el 3 de junio, llevar a cabo este jueves un “paro activo” con presencia en las oficinas pero sin atención al público, en reclamo de aumento salarial y en contra del empleo en negro.

La protesta denominada “Jueves Negro” –en alusión al modo de contratación- contará además con una concentración con corte de calle desde las 13 horas en la Avenida Leandro N. Alem 650 de la Ciudad de Buenos Aires y en otras localidades del país, adonde los empleados concurrirán vestidos de negro, realizarán un “papelazo” y sueltas de globos.

Bajo la consigna “El trabajo decente empieza por casa”, la medida se enmarca en un plan de lucha que cuenta con el respaldo de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Entre los reclamos planteados se encuentra un pedido de “recomposición salarial del 35% a trabajadores de todas las modalidades hasta alcanzar la canasta familiar calculada hoy en aproximadamente 3500 pesos y el pase a planta permanente de todos los contratados”, según indica el comunicado de la Asamblea de Trabajadores del Ministerio de Trabajo.

En el documento, se señala que “el gobierno nacional y el sindicato UPCN firmaron en el mes de mayo un acuerdo salarial del 19.5% para los trabajadores de la administración pública, desdoblado en dos cuotas. Los trabajadores rechazan la medida por ser insuficiente en comparación al incesante aumento del costo de vida que sobrepasa el porcentaje y por no incluir en el debate a los trabajadores contratados”.

Consultado por Críticadigital, un vocero del Ministerio justificó: “No se puede aumentar el sueldo de golpe a 3300 personas, el ministerio es el que mas ha blanqueado a mas trabajadores, no hay contratos en negro”.

La legalización de la precarización
En el ministerio de Trabajo, “hay 3500 empleados aproximadamente, en total en el país, de los cuales el 70 % (1750) está contratado mediante el Artículo 9, que son los de planta transitoria. Por ley, bajo esa modalidad solo puede estar un máximo del 15 % de todo del personal, pero acá se sobrepasa el porcentaje de forma escandalosa y se alcanza el 70 % de la planta”, aseguró a este medio uno de los delegados de la Dirección Nacional de Orientación y Formación Profesional de la cartera.

Quienes están en planta transitoria reclaman el pago de viáticos y adicionales, dado que la modalidad no contempla el plus por título, capacitación, zona desfavorable, movilidad fija, entre otros puntos. “Esto significa un claro caso de discriminación porque para quienes trabajan en el interior los alquileres y la comida está tan cara como para los de planta permanente” expresó Peuchot.

Muchos de los inspectores, por ejemplo, entraron por el artículo 9. “En el ministerio de Trabajo que habla del trabajo basura tiene trabajadores contratados desde hace 10 años”, dijo el representante de ATE.

Además de la planta transitoria, “hay otro 15 % (500 empleados aproximadamente) que están contratados mediante la locación de servicios, que son los llamados monotributistas. Y el resto, solo el 15 o 20 % es de planta es permanente” aseguró el delegado de Formación Profesional.

Los números indican que sobre un total de 3500 empleados, aproximadamente hay 2250 contratados de forma irregular, es decir, precarizados.

El mismo representante gremial, que conversó con Criticadigital, aseveró que también está precarizado porque su empleador directo no es el Estado nacional, sino las Naciones Unidas. Él es uno más de los 500 monotributistas que todos los meses presenta una factura y que, en donde dice “empleador”, debe especificar “P.N.U.D” (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo). Su contrato dura seis meses, y se renueva de forma automática. “De este modo hay contratados desde hace 15 años, en general cobran entre 1900 a 2400 pesos” expresa el delegado.

El monotributo cubre la jubilación pero no contempla las vacaciones y para obtenerlas “se hace un acuerdo tácito con los jefes, que es motivo de tironeo todos los años. Se acuerda de palabra el tomarse dos semanas y se factura como un mes común”, dijo el representante gremial.

“En un momento se abrieron cupos para poder pasar de monotributista a planta transitoria pero si bien se está más “estable” se cobra menos”. Esto significó una baja salarial para los estatales trasladados.

Según concluye el delegado, “es tal la desregulación en el Ministerio de Trabajo que puede haber personas haciendo las mismas tareas y con el mismo tipo de contratación, pero con distinta categoría, es decir, cobrando sueldos distintos. La lógica es que sea irracional para lograr mayor fragmentación. Es la legalización de la precarización”.


Fuente.

Mira todos mis Posts...


Gracias por tu Comentario...

2 comentarios - Jueves Negro

ledher
ahhh buenoooo!!

q verguenza! increible!