epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Guía práctica para el no-estudiante: cómo hacerse chuleta

Guía práctica para el no-estudiante: cómo hacerse chuletas en los exámenes

he venido a intentar hacer que pases lo mejor posible este mes de febrero, lleno de exámenes y de hincar los codos. ¿Cómo? Pues como mal becario que soy os voy a ayudar a hacer trampas (a ver si puedo enfadar a cuanta más gente mejor), a conseguir las cosas con un esfuerzo diferente y a llegar tan lejos como yo (…): sí, amigos de lo ajeno, hoy el post es una clase práctica de chuletas.

¿Y quién eres tú para contarnos nada, becariucho? Diría Trolly. Pues bueno, nadie en especial, solo el tipo que se ha molestado en recopilar ideas y consejos. ¡Ah, bueno! También tengo una experiencia personal: algo que no debéis hacer en un examen.
Guía práctica para el no-estudiante: cómo hacerse chuleta
Estaba en 2º de Bachillerato y me hice chuletas por temas para un examen de historia. Cada chuleta eran pequeños cuadrados de papel grapados y escritos por una cara, de modo que se podían pasar simplemente con el pulgar. Guardé cada tema en un bolsillo: uno en cada uno de la chaqueta, otro en cada uno del abrigo y otro en cada uno del pantalón. Cuando acabó el examen se me cayó una de las chuletas (sin que yo me diera cuenta) y el profesor la recogió cuando yo había salido. Me pillaron, sí, y aunque al final me escapé vivo os doy el primer consejo: LAS CHULETAS, CON VOSOTROS HASTA EL FINAL.

Ahora sí, gracias a todos vosotros que habéis colaborado en Twitter y Facebook os presento la Guía práctica para hacerte chuletas en los exámenes.

1. Niveles de profesionalidad

Aficionado

Aquí entran las ideas básicas, ésas de andar por casa. Son las típicas que casi todo el mundo ha usado alguna vez, pero que no está de más recordar, como usar la tapa de la calculadora o el estuche (@WhatttheDuck), escribir algo en la mano que es “útil y muy fácil de borrar luego si estás en un apuro” (@IsaFoundNemo), “llevar falda y escribirte en la pierna o pegarte la chuleta por dentro de una sudadera de cremallera” (@raizpun), pegar papeles en una regla (@Masreyia), usar un estuche con bolsillos para esconder otros (@pequeniag), llevarte un folio escrito como si fuera el examen y sacarlo a la mitad como si fuera otra hoja de la prueba…

Examenes

Nivel medio

Estas requiere algo más de trabajo o, en su defecto, algo más de riesgo. Aquí encontraremos las chuletas escritas “en las plantillas de los zapatos, basta con llevar un zapato sin cordones” (@Alhajita), guardadas “en el escote: nunca te revisarán ahí” (@Sara_MonteroM), hechas “poniendo un folio encima de otro, apretando el boli mucho mientras escribes y dejando el folio de abajo marcado y listo para llevártelo al examen” (MC), metiendo los apuntes debajo de la torre del PC (si eres informático como @Kevinn_SV y puedes) o, como hacía yo, complicándote la vida. En lugar de memorizar años en historia escribía a lápiz nombres de futbolistas en la mesa. ¿Que había una crisis del pan en 1927? Pues ponía PANUCCI, Casillas, Benzema, Carvalho y Ronaldo. Cada dorsal, un número del año, y a ver quién relaciona una cosa con la otra.


link: http://www.youtube.com/watch?v=-f77CspxuYs&feature=player_embedded


Nivel profesional

Este nivel requiere que tengas muy muy claro que no quieres estudiar, que quieres hacerte chuletas porque no te queda más opción. Hace falta trabajo, a veces tanto que hace que merezca la pena estudiar pero oye, aquí hemos venido a no estudiar, de modo que vamos a por ello. ¿Quieres ser un profesional de las chuletas? Pues puedes…

Usar un bolígrafo enrollable o un programa para crear chuletas, escanear una botella de medio litro, cambiar sus ingredientes e imprimirla (@WhatttheDuck), hacer lo mismo pero con tu líquido corrector (@carmenlozano), hacerlo en equipo: “hacer tú las tuyas, un amigo las suyas y a mitad del examen cambiarlas para completar información (@saulsb12), imprimirla a tamaño seis y plastificarla…


link: http://www.youtube.com/watch?v=IhHsQCwfA0g&feature=player_embedded


Si no te vale nada de esto, siempre puedes consultar a los expertos. ¡Hay hasta webs dedicadas a no estudiar! (Llenaremos el futuro de personas como yo… ¿esos es lo que queréis?).

2. Problemas y soluciones
¿Y si te pillan? Es evidente que eso puede ocurrir, como me pasó a mí. Lógicamente, lo último que puedes hacer es reconocer que has copiado. Cuando me cazaron yo dije que las hacía para estudiar, una forma de resumir para aprender (como decía @PajaritosXaqui) y coló. Esto depende de la reputación que tengas entre el profesorado. También es fundamental dar el examen con la mano que no llevas escrita (@jvcalvo) e informarte de si hay inhibidores de frecuencia en el caso de que vayas a usar pinganillo o móvil (Elisa). Comerte la chuleta tiene que ser tu última opción (@moniqina) y algo que suena desesperado pero que a veces funciona es hacerte el sorprendido, en plan: “¿Quién ha puesto eso ahí? ¡Sabotaje!” (Manu). También depende mucho de tu reputación.

PD: Y hasta aquí nuestra lección de hoy. Seguro que tú puedes enriquecer todo esto a través de los comentarios, en Facebook o en Twitter. No te cortes, los no-estudiantes somos el futuro del Mundo… Además, ¡¡¡los listos están huyendo, es nuestro momento!!

2 comentarios - Guía práctica para el no-estudiante: cómo hacerse chuleta

deriko31 +1
+ 5 por lo del boli enrrollable