epelpad

Autoestima baja? Entra!

¿Qué es el autoestima?

La autoestima constituye la base de confianza que todos necesitamos para vivir cada día. Es una actitud interior que consiste en conocerse y amarse como uno es con sus defectos y cualidades. Es entender que el simple hecho de ocupar un lugar en este mundo es suficiente para ser valioso, único e importante.

La cosa funciona así: si tu autoestima es equilibrada -o, mejor aún, tirando a alta- sabés que contás con el nivel de confianza imprescindible para que todas tus experiencias en la vida te resulten enriquecedoras.

Para tener un nivel adecuado de autoestima es importante haber sido criado en un contexto amoroso donde se respetó y se validó la subjetividad. Pero la buena noticia es en los casos en que no fue así, no todo está dicho: siempre, en cualquier momento de la vida, es posible construir, consolidar y elevar la autoestima. En este caso el desafío consiste en encarar algún trabajo de autoconocimiento que esté orientado a potenciarla.

¿El premio? Un reservorio de confianza infinita al que podes recurrir cada vez que lo necesitas para disfrutar de los buenos y afrontar los malos momentos de tu vida.


Autoestima baja? Entra!

El cuerpo habla

Cuando tenemos una valoración exacerbada de nosotros mismos, no hay límite que nos importe, nos sentimos omnipotentes y tal vez miremos a los demás como "desde arriba", con pocas posibilidades de establecer con ellos un mínimo contacto emocional. Por eso es tan necesario equilibrar el nivel de nuestra autopercepción.

Desde la mirada del coaching en movimiento (una técnica para desarrollar el potencial personal), la autoestima no es sólo una sensación subjetiva sino una información concreta que nos atraviesa el cuerpo. El grado de nuestra autoestima se manifiesta en nuestros gestos, en cómo nos paramos, como estamos quietos, y cómo nos movemos en la vida cotidiana. Nuestro cuerpo es el contenedor de nuestro ser y como tal, es el primer lugar donde se juega nuestra autopercepción. A través del movimiento, un coach buscará facilitar que te conectes con aquello que te hace brillar y sentirte vital, descubrir qué es lo que te sale bien y te hace sentir a gusto con vos misma, para acompañarte en el logro de tus metas y tus sueños.


autoestima

¿Qué más podes hacer?

Podés entrenar tu autoestima cada día con cambios de actitud y aprendizajes que te aporten una visión más amorosa y más poderosa de vos misma. Veamos algunos:

1. Buenas compañías. Encontrate con esas personas y amigos que admiran tus logros, quienes te devuelven una mirada aprobadora y aquellas que son capaces de mimarte.

2. Discerní. En algunos dominios de nuestra vida funcionamos mejor que en otros. Separá los tantos y date cuenta de cuáles son las áreas de la vida en que te manejás mejor y en cuáles venís rezagada: trabajo, pareja, familia, espiritualidad, amistad, profesión (que no es sinónimo de trabajo), relaciones sociales. Podés asignar un puntaje de 1 a 5 y comparar.

3. Admití no saber. Dejá de buscar la perfección. Animate a decir "no sé" cuando así es.

4. Experimentá el amor maternal. Tratate a vos misma, como si fueses esa persona a la que tanto querés y valorás. Cuidate como si fueras una niña chiquita necesitada de mimos, elogios, amor y reiterados "¡Muy bien!".

5. Descubrí tus potencialidades. Imaginate a vos misma como un caleidoscopio que, al girar, muestra nuevos mosaicos de luces y brillos. ¿Qué cualidad poseés que todavía no pusiste en juego en tu vida? Desarrollalas.

6. Prestá atención a las señales de alarma. ¿Qué disparadores te bajan la autoestima? Una crítica, un insulto, un llamado que no llega, una persona que no te elige. Hacé una lista, y cuando ocurran, simplemente respirá profundo y dejalos pasar. No los resistas, no los combatas, pero tampoco los amplifiques.

7. Date lo que necesitás. ¿Qué estímulos sencillos y de bajo costo elevan tu autoestima? Una clase de baile, una salida con tus amigas, una tarde sola, un baño calentito, una comida especial. No postergues hacer lo que te hace bien.

8. Tené un botiquín de emergencia emocional. Rápidamente cuando detectás que tu autoestima está en su punto de descenso, echá mano de alguna de estas técnicas: ponete en movimiento: escuchá esa canción que te levanta el ánimo; movete a su ritmo; respirá durante tres minutos con inhalaciones cortas por la nariz y exhalaciones cortas por la boca; hacé ejercicios físicos cortos con un inicio y un final claro y preciso, una serie de abdominales, flexiones de rodillas con la planta de los pies completamente apoyadas en el piso.

9. Disfrutá. Cuando tenés que enfrentar una situación estresante, por ejemplo, un diálogo con alguien difícil y que siempre lleva las de ganar, en lugar de padecerla, disfrutala. Encarala como un desafío. Esta vez, en lugar de aparecerte con el rabo entre las patas con actitud perdedora, prepará todos tus sentidos para tramitar airosamente la cuestión. Un par de horas antes de la situación que te asusta, hacé algo que te salga muy bien o que disfrutes mucho: cocinar, bailar, pintar, lookearte. Que la sensación de disfrute se traslade a tu cuerpo y transforme ese malestar anticipatorio en una emoción placentera.

10. Inspirate. Con recursos de crecimiento personal en distintos formatos, como libros, vídeos, películas, canciones, etc.

autoestima baja

subi tu autoestima

No dejes de ser feliz

6 comentarios - Autoestima baja? Entra!

GhostAdm +1
Lindo Post te dejo algo
También quiero dar un punto de vista en cuanto al idioma/escritura y opino que algo como esto debería estar en español internacional, así será más fluido para hermanos Chilenos, Paraguayos, Mexicanos, etc. No es molesto, repito es una crítica constructiva. Al fin, !Esto es inteligencia colectiva!
CLAUDIO2585
TU POST ME SACO LO POCO QUE ME QUEDABA DE AUTOESTIMA, ME VOY A SUICIDAR Y VUELVO
Cuosi
Por qué ?
MacPapa
Simplemente espectacular, anda mucho mas rapido q el idento jaja