epelpad

Falso contacto extraterrestre para crear un nuevo orden?

Se aproxima el evento que centrará el interés público mundial durante décadas…??

El acontecimiento que seria calificado como “la mayor noticia de la historia”.

Quizás ahora te parezca una fantasía…pero por lo visto, pronto “contactaremos con extraterrestres”.

Y cuando eso suceda, ya nada volverá a ser igual. El mundo cambiará para siempre.

Los indicios de que ese momento se aproxima los tienes a tu alrededor.


Pero no te confundas.




El objetivo de este artículo no es convencerte de la existencia de civilizaciones alienígenas, ni tampoco convencerte de lo contrario.
No hablaremos ni de ovnis, ni de abducidos, ni de bases militares secretas.

Eso entra dentro de las creencias y el criterio de cada uno.

El objetivo de este artículo es alertar de una posible manipulación a gran escala relacionada con este presunto “acontecimiento histórico”.

Y es que, aunque mucha gente piense lo contrario, a las élites que gobiernan el mundo les interesaría sobremanera dar una noticia como ésta; el descubrimiento de una civilización extraterrestre representaría el espaldarazo definitivo para sus planes de dominación planetaria.




Sería su jugada maestra, su jaque mate, el mayor engaño de la historia de la humanidad.

Tengamos en cuenta que para llevar a cabo una manipulación de tal magnitud, solo hace falta sembrar adecuadamente la mente de la población para que el engaño arraigue…y como indicamos en un anterior artículo titulado EXTRATERRESTRES Y MANIPULACIÓN SOCIAL, ese condicionamiento mental ya se ha producido en las últimas décadas.


La cultura popular ya tiene plenamente integrados los conceptos necesarios: solo hace falta vehicularlos de la forma más conveniente.

Así pues, las fichas ya están sobre el tablero…solo queda decidir cómo y cuándo ejecutar el movimiento definitivo.




CÓMO ESCENIFICAR EL CONTACTO EXTRATERRESTRE

Para llevar a cabo una maniobra de este calado, es necesario alcanzar un perfecto equilibrio entre el impacto que cause la noticia, la credibilidad que se le otorgue y los efectos que provoque.

Tengamos en cuenta que estamos hablando de la escenificación pública y orquestada de un falso contacto extraterrestre y por lo tanto, de una operación tipo “falsa bandera”.




Pero basar un engaño en este tipo de artificios visuales sería un grave error, por múltiples razones.
La razón principal es que requeriría un presupuesto enorme, un equipo de personas encargadas de llevarlo a cabo demasiado amplio y una excesiva complejidad. Y como todos sabemos, como más complejo es un plan, más variables deben controlarse, más cabos sueltos pueden quedar y consecuentemente, más probabilidades hay de que se produzca un error que eche al traste todo lo planificado.

Por lo tanto, para que un plan de este tipo funcione, debe ser simple y efectivo.

Y ante todo, plausible y realista.




Si las cosas se hacen de la “forma correcta”, la verdad es que no veremos ni a un solo extraterrestre. Ni una sola nave espacial. Ni tan solo una luz misteriosa surcando los cielos.

No serán necesarios.

Porque la dirección de una maniobra como ésta no debe recaer en manos de un director de cine y un grupo de especialistas en efectos especiales.

Debe recaer en manos de un “guionista”, es decir, de un narrador.

Y es que en este caso, sorprendentemente, el mayor efecto se conseguiría con la opción más simple y barata.

Lo único necesario sería…una señal de radio y una buena historia.

Tan simple como eso.


LA SEÑAL



La mejor forma de iniciar una maniobra de esta índole consistiría en simular la recepción de una “señal sutil” en un radiotelescopio, como pueden ser el famoso radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico o el ALMA (Atacama Large Millimeter Array), por poner un par de ejemplos.

Esa señal sería debidamente construida en su origen; los datos serían “fabricados” con el fin de que pareciera que proceden, inequívocamente, de una fuente inteligente y compleja, es decir, de una civilización extraterrestre avanzada.

Una vez fabricados, esos datos serían suministrados a las redes de análisis correspondientes en los organismos científicos encargados de ello, como pueden ser universidades, centros de investigación o las redes del proyecto SETI.

Pero el gran descubrimiento no se haría público de forma inmediata…




OCULTACIÓN Y NEGACIÓN


La clave para otorgarle credibilidad, residiría, precisamente, en ocultarlo inicialmente a la opinión pública.

Al principio, convirtiéndolo en un rumor basado en informaciones parciales y contradictorias, publicado en alguna revista o web especializada en ciencia y tecnología, que rápidamente sería negado por fuentes “científicas oficiales”, calificando las conclusiones de “apresuradas y basadas en una mala interpretación de los datos”.

Esa negación oficial sería la clave.




Porque una vez realizada esta primera negación oficial, solo haría falta poner en marcha la maquinaria de los medios ufológicos alternativos, que se encargarían de convertirla en una teoría de la conspiración.

Entonces, el anzuelo ya estaría echado.

Miles de voluntarios, apasionados de la ufología y deseosos de destapar “conspiraciones extraterrestres”, se encargarían de realizar el trabajo sucio, difundiendo el rumor de forma gratuita y aportando sus propias interpretaciones sobre los hechos.

No importarían en absoluto las invenciones y los disparates que éstos pudieran inventarse o elucubrar, pues todos ellos, contribuirían involuntariamente a la creación del caldo de cultivo necesario.




EL HÉROE
Sería entonces, una vez se hubiera generado el ambiente idóneo en los círculos conspirativos más entusiastas, cuando aparecería la figura del “héroe filtrador”, el “paladín de la verdad”, al más puro estilo Edward Snowden o Julian Assange.

Un heroico científico o astrónomo que, saltándose las instrucciones de sus superiores o el secretismo impuesto por las autoridades, haría público el descubrimiento en algún periódico o medio oficial.

Su mensaje sería: “Es la noticia más grande de la historia de la humanidad ¡No podemos ocultarla! ¡La población debe saberlo!”




LA GRAN REPRESENTACIÓN
Llegados a este punto, los hechos se precipitarían.

Al principio, un manto de silencio oficial lo cubriría todo.

Los jefes de estado y los altos mandatarios se negarían a hablar del tema en las ruedas de prensa, interrogados por los medios de comunicación, caldeando con su actitud aún más el ambiente.


Su respuesta ante esas preguntas impertinentes sería una sonrisilla nerviosa acompañada del típico “no comment” o “éste no es el tema que debemos tratar aquí”.

De hecho, muchos de ellos no tendrían ni por qué saber lo que está sucediendo en realidad…

Se publicarían entonces noticias sobre reuniones secretas a alto nivel, procedentes de prestigiosos periodistas de investigación de la prensa escrita a los cuales se les filtraría adecuadamente la información necesaria para que la difundieran.




Los rumores se multiplicarían y todo ello contribuiría, durante días o semanas, a crear un creciente clima de incógnita y expectación, generando un debate abierto en los medios alternativos y un cierto descolocamiento en los medios generalistas, necesitados de una confirmación oficial.

Esa falta de sintonía entre lo “oficial” y lo “alternativo”, contribuiría aún más a generar la sensación de “que se oculta algo”.

Y sería en ese momento, en el que la tensión mediática acumulada alcanzara el grado necesario, cuando los grandes mandatarios escenificarían el “momento histórico”, el impacto emocional definitivo.


Tras unas horas de incertidumbre, enmedio de noticias contradictorias y rumores sobre viajes no programados de los grandes mandatarios, se produciría una comparecencia conjunta en la sede de las Naciones Unidas, tras una convocatoria urgente de la Asamblea General, en la que, públicamente, darían la noticia al mundo: la detección de una compleja señal de inequívoco origen extraterrestre, que confirmaría, definitivamente, que no estamos solos en el universo.

Todo ello vendría acompañado, evidentemente, de una serie de históricos discursos de los grandes líderes mundiales, especialmente del presidente de EEUU, de Rusia y de China.




Un evento histórico culminante, trufado de imágenes emblemáticas para la posteridad y vendido con todo lujo de detalles, ahora sí, por los grandes medios de comunicación.

Y dependiendo de las circunstancias políticas en que se produjeran los acontecimientos, el efecto podría ser aún mucho mayor.

Por ejemplo, si todo esto sucediera enmedio de un ambiente de tensión entre las grandes superpotencias, se conseguiría un efecto multiplicador sin precedentes.

¿Como vería el mundo, en el caso de que los EEUU y Rusia estuvieran inmersos en una grave escalada de tensión diplomática próxima a un enfrentamiento bélico, que de repente, sus máximos mandatarios aparecieran juntos para dar una noticia de esta magnitud y calado?


¿Cuál seria el efecto extraordinario que un hecho como éste tendría sobre la opinión pública?

¿Esa señal extraterrestre no sería considerada casi como una señal providencial de los cielos, aún para los más recalcitrantes ateos?

¿Alguien se atrevería a poner en duda la autenticidad de una señal que salvara al mundo de una posible Tercera Guerra Mundial?

Con esta maniobra, la señal se vería revestida de un cierto halo de “luminosidad”, de un espíritu “bondadoso de unión planetaria”, mediante el cual, negarla representara identificarse con los aspectos mas negativos del ser humano.

Además, esa primera señal debería recibir un nombre emblemático y recordable, que pasara a formar parte del imaginario popular para siempre, como el cometa Halley o el planeta Saturno y a poder ser, asociarle algun tipo de imagen visual.

En definitiva, darle cara y nombre, para que viviera perpetuamente en el interior de nuestras mentes.




EL VALOR DE LA INCERTIDUMBRE
Como vemos, con una buena narración no es necesario mostrar ni una sola nave extraterrestre.

De hecho, en estas circunstancias, se aplicaría la máxima de “menos es más”.

La gestión adecuada de muy poca información y gran cantidad de incógnitas pueden servir para generar altas cotas de tensión narrativa, mucho más útiles y efectivas que mostrar explícitamente enormes platillos volantes surcando los cielos.


La ciencia oficial
Pero en última instancia, la credibilidad y el prestigio recaería en un reducido círculo de científicos oficiales, los máximos representantes del paradigma tecnocrático hacia el que se encamina el mundo.




Con el respaldo de la ciencia, de los medios de comunicación y de los gobiernos, una insinuación suya sería mil veces más terrorífica que el griterío enfervorizado del ufólogo más apocalíptico.

Gracias a sus datos fríos y asépticos y a sus teorías bien fundamentadas, sentiríamos el aliento de esa espectral civilización alienígena cada vez que levantáramos la vista hacia el cielo y no podríamos evitar sentirnos observados y amenazados por un fantasma desconocido cada vez que miráramos las estrellas.




Ese sería su gran papel: con voz tranquila y sosegada, nos venderían la sombra de la amenaza latente y la necesidad imperiosa de establecer un mando fuerte y centralizado a escala planetaria.

Un gobierno global que supere las viejas e ineficientes diferencias del pasado, con el fin de preparar a la humanidad ante los nuevos retos que se ciernen sobre ella.


El nuevo paradigma social, económico y político.

El viejo sueño de las élites.

Comentarios Destacados

kosteleta +32


Vendo plato volador modelo 56, en buen estado. Joya. Nunca taxi, nunca patrulla.
No acepto permutas.
OsquiMaidana +2
aceptas una zanelita 110 y la diferencia?
trollacio3007 +1
esta disponible en venezuela?...cuanto pides...
fascek
No has chocado en planetas?

18 comentarios - Falso contacto extraterrestre para crear un nuevo orden?

l0s_0tr0s +3
con en cuento de dios, se sucediron las guerras religiosas
ahora sin ver un solo et, q carajo ira a pasar
Ia_muerte +3
si quieren venir que vengan les presentaremos batalla
RecibidoDeVago +1
Nos hacen el hoyo
capitanglobal +3
El ser humano tiende a unificarse por si solo. Es un efecto de la globalizacion. Mas alla de que existan los paises gracias a diferentes tratados (economicos, sociales) el mundo se unifica.
napalmlive +1
van a llegar a la inaguracion del mundial
EldemonioRojo +1
"Si las cosas se hacen de la “forma correcta”, la verdad es que no veremos ni a un solo extraterrestre. Ni una sola nave espacial. Ni tan solo una luz misteriosa surcando los cielos."

Naturalmente, ningún ser humano común y corriente estará en contacto con ninguna inteligencia intergaláctica ni superior. Eso hay que sacárselo de la cabeza, sobre todo los ilusos que creen lo contrario. Nunca va haber una comunicación masiva, salvo que sea falsa.
capitanglobal
La comunicacion que se esta utilizando actualmente es con ondas de radio. Solo necesitar encontrar la frecuencia que usa el SETI y podrias escuchar lo que reciben. (cuando pase obvio)
EldemonioRojo +4
@capitanglobal
Pongámonos en marcha entonces
plan

Sacando la joda. No es tan simple y no solo se trata de ondas de radio.
capitanglobal +2
@EldemonioRojo Jajaja no soy conspirador ni nada, pero me parecio correcto aportar con un poco de info jajajaja
camel +1
Ya dejé de darle bola a las huevadas que se escriben en internet... cada nabo lo hace, como yo, asi que lo que pueda llegar a aparecer en cualquier web me chupa bien la pija.
sandia-mortal +1
locas teorías conspiranoicas de yankis anti gubernamentales, armados hasta los dientes, prepers, con bunkeres antibombas y que viven en el sudoeste del país
andrew_36
dejo esto por acá, ahí se ven!


link: https://www.youtube.com/watch?v=zDFXYbqms_M&list=PLyhA0s_xLqAPbDwnNBs3A3_29CzzkJdWF&index=37
LasarC
Me gusto, es un nuevo punto de vista, y es para tener en cuenta te dejo 10!
lunaticoblanco +2
no me extrañaria, como tampoco que muchos, muchisimos, miles se lo creyeran
candiyuqui +1
Por un lado suena muy loco, como toda conspiracion, por otro lado suena tan posible, porque solo se trata de una simple señal
IckyPersona +1
+10. No se porque ..pero son tuyos
chichito2020 +3

este es espia de EEUU que rusus tan pendejos
libredetemor
que buen, debe ser re ineresnte su raza
Omongul
Exelente teoria, mas seria que muchas de las estupideces que anda dando vuelta