epespad

Cyborgs en la realidad y la ficción

Cyborgs en la realidad y la ficción


Los cyborgs son una combinación de organismo evolucionado y máquina; una persona con capacidades mejoradas y cuyo cuerpo tiene piezas mecánicas. Son diferentes de los robots y los androides.

El término cyborg deriva de cybernetic y organism —cibernético y organismo— y según el Diccionario Webster se refiere una persona cuyo cuerpo contiene partes mecánicas o dispositivos eléctricos, y cuyas capacidades son superiores a las de los humanos normales.


realidad


Este vocablo fue acuñado en 1960 por Manfred E. Clynes, quien junto con Nathan S. Kline trataba de definir a un hombre «mejorado» que podría sobrevivir en una atmósfera extraterrestre. Clynes y Kline identificaron una serie de problemas fisiológicos y psicológicos que afectarían a los astronautas, y para ellos idearon posibles soluciones «cyborguianas».

En la década de los 60, el desafío tecnológico de la humanidad parecía ser la inminente conquista del espacio y, con tal objetivo en mente, Clynes y Kline concibieron el cyborg. No obstante, llama la atención que las características que pensaban para el cyborg también parecían destinadas a la creación de seres que pudieran sobrevivir a una guerra nuclear y al posterior invierno atómico. En cualquier caso, hasta ahora los cyborgs por fortuna no han sido protagonistas ni de los delirios cósmicos ni de los sueños de exterminar al enemigo comunista.

ficcion


En cambio, el término cyborg pasó al lenguaje y a la cultura popular. En vez de colonizar galaxias, el cyborg conquistó el espacio doméstico, se volvió héroe y villano de toda clase de aventuras futuristas e influyó en numerosos científicos militares y civiles, quienes comenzaron a moldear un futuro postindustrial y transhumano. Pero el cyborg no es únicamente un hombre con accesorios tecnológicos incrustados en la carne y en los huesos: cyborgs podemos ser todos los que hemos sido moldeados y conformados por la cultura tecnológica.

Tipos de cyborgs

El cyborg, que se caracteriza por ser una combinación de organismo evolucionado y máquina, es una entidad distinta de sus predecesores humanos y maquinales, como el robot —que es un aparato electromecánico, relativamente autónomo que puede tener cualquier forma en función de su uso— y el androide —que puede ser un robot antropomórfico carente de elementos orgánicos o, bien, un humanoide manufacturado tecnológicamente a partir de diversos elementos, entre ellos sustancias orgánicas.

cyborgs


Lo que varía entre el cyborg y el androide es la cantidad de partes que es tecnológica y la que es orgánica y, en determinados casos, humana. Mientras que el t-1000 de Terminator 2: Judgment Day (1991), de James Cameron, es máquina en su totalidad, el primer Terminator —The Terminator (1984)— era básicamente un robot forrado de piel. En cambio, el Robocop de la cinta homónima de Paul Verhoeven (1987), aún tiene varios órganos humanos sobre los que se han adaptado poderosas extremidades metálicas.

"Un androide puede ser un robot con forma humana, pero sin elementos orgánicos, o un humanoide fabricado con tecnología que incluye partes mecánicas y sustancias orgánicas."


Es un error confundir a estas tres entidades —cyborgs, robots y androides—, pues aunque los tres son creaciones artificiales, difieren en esencia. De ellos, el único que pertenece exclusivamente al terreno de la especulación científica es el androide, el cual, en sus versiones más refinadas, puede considerarse la mejor metáfora de las posibilidades que algún día ofrecerán la biotecnología, la ingeniería de materiales y la inteligencia artificial —campo creado por John McCarthy y que se dio a conocer en la Conferencia de Dartmouth College en 1956—.


andoides


Por otro lado, desde hace décadas existen robots en la industria, en las fuerzas policiacas, en el ejército, en 
la exploración submarina y, más recientemente, en la espacial, entre otros dominios. Por último, una persona con marcapasos, auxiliares auditivos, corazón artificial o prótesis cibernéticas es ya un cyborg. ...

Cyborgs, robots y androides famosos

Cyborgs. Iron Man (1963); Dr. Octopus —Spider-man (1963)—; Steve Austin
—El hombre nuclear (1974)—; Jaime Sommers —La mujer biónica (1976)—; Darth Vader —Star Wars (1977)—; Inspector Gadget (1983); The Borg —Star Trek: The Next Generation (1987)—; Android 19 y 20 —Dragon Ball Z (1989)—; Robocop (1989).

Cyborgs en la realidad y la ficción

realidad

ficcion

cyborgs


Robots. Maria —Metropolis (1927)—; Robbie, Speedy, Cutie y otros —Yo, robot (1940)—; Gort —El día que la Tierra se detuvo (1951)—; El robot —Perdidos en el espacio (1965)—; R2D2 y C3PO —Star Wars (1977)—; kitt —El auto increíble (1982)—; Autobots y Decepticons —Transformers (1986)—; los centinelas —Matrix (1999)—; El gigante de hierro (1999); Rodney Copperbottom —Robots (2005).


andoides

Cyborgs en la realidad y la ficción

realidad


Androides. Astroboy (1963); Andrew Martin —El hombre bicentenario (1976)—; los replicantes Rachel, Leon Kowalsky, Roy Batty, Pris y Zora —Blade Runner (1982), basada en Do Androids Dream of Electric Sheep? (1968)—; Android 17 y 18 —Dragon Ball Z (1989)—; The Terminator (1984); David y Gigolo Joe —I. A. Inteligencia artificial

ficcion

cyborgs

andoides


Organismos y tecnología

El cyborg es una mezcla de lo orgánico, lo mitológico y lo tecnológico; es un ser que nos incorpora y que llevamos dentro. Es decir, robots, androides y seres humanos pueden ser y estar contenidos en el cyborg. Un buen ejemplo de lo que representa el cyborg es el Borg de Viaje a las estrellas: la siguiente generación, un ser que es al mismo tiempo una comunidad de individuos interconectados que forman una gran conciencia voraz que crece integrando y asimilando todo a su paso, incorporando la diversidad biológica y tecnológica para enriquecerse y fortalecerse. ...

Cyborgs en la realidad y la ficción


Aunque muchos cyborgs pesadillescos pueblan el mundo de la ciencia ficción, este ser es también un sueño de armonía y comunicación idealizada entre máquinas
 y hombres, una extraña utopía de polinización entre diversas especies, la feliz fusión de lo maquinal, lo evolucionado y lo manufacturado. En numerosas obras de ficción, como en las cintas Akira (1990), de Katsuhiro Otomo, o Tetsuo, the Iron Man (1992),
 de Shinya Tsukamoto, el cyborg representa el cuerpo mortal rescatado de sí mismo por la tecnología.


La conciencia del cyborg ha sobrevivido al trauma quirúrgico y, al encontrarse en un cuerpo extraño, se interroga constantemente respecto de su naturaleza. Aunque a menudo su condición de híbrido lo atormenta, en general —como en el caso de Robocop— se beneficia de sus dos herencias.

El cyborg en el fondo es aún «uno de nosotros». En cambio, el androide es una máquina humanizada que representa la otredad, a la que Philip K. Dick1 consideraba un peligroso simulacro: un ser idéntico a nosotros en aspecto, pero internamente distinto, y cuyo principal objetivo, independientemente de sus motivaciones, es engañarnos con su apariencia.

0 comentarios - Cyborgs en la realidad y la ficción