epelpad

El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive

QUE FUE EL HOGAR OBRERO EN LA ARGENTINA?

DESDE SUS INICIOS HASTA SU DECLIVE

El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive

El Hogar Obrero Cooperativa de Consumo, Edificación y Crédito Ltda es una cooperativa de Argentina que tuvo una gran importancia económica y social entre su fundación en 1905 y su situación de insolvencia en 1991. Fundada por iniciativa del socialista Juan B. Justo, posee la Matrícula Nº 1 del Registro Oficial de Cooperativas del país y se caracterizó por ser la entidad decana del movimiento cooperativo argentino. Además, el 8 de septiembre de 1910, tuvo el orgullo de ser la primera cooperativa "no europea" admitida en la Alianza Cooperativa Internacional.
Entre 1989 y 1990 era la sexta empresa más importante del país en el sector servicios y la más grande entre las privadas, con un capital de 650 millones de dólares.
Alcanzó a tener casi 2 millones de asociados, una red de supermercados (Supercoop) con 300 sucursales en todo el país y 13.500 empleados. Hasta ese entonces, a través de sus propios recursos y con sus propios equipos técnicos, había construido directamente alrededor de 5.000 viviendas familiares y otorgado más de 35.000 créditos hipotecarios a sus asociados destinados a la construcción, refacción o compra de unidades de vivienda. Por su invaluable aporte a la comunidad fue reconocida con una Mención Especial de los Premios Konex en 1988.
En 1990, durante la presidencia de Carlos Menem, la cooperativa se vio seriamente afectada por el llamado Plan Bonex, una serie de disposiciones del gobierno que llevó a la cooperativa a perder más del 70% de su capital, lo que provocó una situación de insolvencia pocos meses después. Debido a ello, en marzo de 1991 El Hogar Obrero llamó a concurso de acreedores, para salvarse de la quiebra. En dicho concurso se estableció un plan de pago de sus deudas mediante títulos llamados Tip-Hogar, respaldados con los bienes de la propia cooperativa.1
Desde entonces El Hogar Obrero continuó sobreviviendo, aunque con gravísimos problemas financieros, bajo supervisión judicial, llegando incluso a estar intervenido. Recién en 2005 el control fue retomado por sus autoridades, iniciando el proceso de normalización. Inmediatamente se retomó la labor cooperativa con la construcción de 150 viviendas en la localidad de Paso del Rey, la entrega de préstamos personales y la realización de actividades recreativas conjuntamente con el Centro Cultural Sánchez Viamonte. Sin embargo, esta actividad resulta ínfima en relación con su lejano poderío.

Creación

desarrollo

El Hogar Obrero fue creado como cooperativa el 30 de julio de 1905, a iniciativa de los dirigentes socialistas Juan B. Justo y Nicolás Repetto.
La idea de fundar esta cooperativa apareció en un momento en que el problema de la vivienda era públicamente notorio, situación que culminaría con la “huelga de inquilinos” de 1907. El propio Justo escribió en 1912: "Ni los trabajadores españoles, que son los de exigencia más modestas que yo he conocido en Europa, podrían avenirse a la idea de venir a meterse con toda su familia en una sola pieza, sin cocina, letrina, ni baño propio, y sin más anejo que un pedacito de patio o galería".
El Hogar Obrero fue fundada como cooperativa de edificación y crédito. Era una sociedad por acciones que captaría ahorro popular y lo aplicaría a la construcción de viviendas o a la adjudicación de créditos individuales a sus asociados. Su modelo eran las “building societies” americanas, y, en tanto se planteaba como una empresa económica, se diferenciaba claramente de las cooperativas de autoconstrucción y de ayuda mutua.
En sus inicios la entidad no contaría ni con grandes capitales ni grandes estatutos, sino con el indispensable amor de los primeros asociados por la empresa y su enérgica voluntad de llevarla a buen término.
Como la Cooperativa no disponía de oficinas propias, el Círculo Artístico de Buenos Aires le facilitó una modesta sala en la calle Talcahuano Nº 59, a los efectos de realizar la primera asamblea donde se reunieron 19 personas, bajo la presidencia de Nicolás Repetto, actuando como secretario Angel J. Hermida.
Hasta aquel entonces no existía ningún tipo de legislación determinante sobre las características que debía tener una cooperativa. Por eso es que los fundadores de El Hogar Obrero la crean de una manera ortodoxa, tratando de emular experiencias extranjeras, como las ocurridas en los Estados Unidos, donde la mayoría de los Estados habían dictado leyes destinadas a facilitar su fundación y funcionamiento. La nueva Cooperativa argentina se constituía siguiendo especialmente el modelo de la cooperativa edificadora de la ciudad de Dayton (Ohio).
Los socios presentes en esta primera Asamblea suscribieron entre todos ellos 367 acciones de un valor nominal de 300 pesos cada una, pagando en el acto su correspondiente cuota de ingreso de 50 centavos por acción. Se procedió enseguida a designar el directorio.
El flamante directorio, presidido por el doctor Justo, se entregó con ardor a la tarea. A las pocas semanas de la fundación el número de asociados ascendía a 203 y el capital realizado se elevaba a $ 7.194,33. Cuando la Cooperativa se disponía a iniciar las primeras operaciones, se descubrió en el proyecto de Ley de Patentes para 1906, sancionado por la Cámara de Diputados, un serio obstáculo que estuvo a punto de provocar el desistimiento de la empresa. Según dicho proyecto, las sociedades anónimas por acciones, incluso las cooperativas, quedaban sujetas a una patente cuyo monto anual oscilaba entre 1.000 y 7.000 pesos. Fracasadas las gestiones que se efectuaron para que el Senado no ratificase la sanción de diputados, la Cooperativa convocó a una asamblea extraordinaria para plantear el caso.
Reunidos los socios el día 14 de diciembre de 1905, el Directorio sometió a su consideración estas dos soluciones: disolver la sociedad devolviendo los fondos a sus dueños o continuar recibiendo adhesiones y fondos hasta que tuvieran término las gestiones que se habían encomendado al diputado nacional Alfredo L. Palacios, para obtener la derogación de la patente sancionada para las sociedades cooperativas. La asamblea decidió continuar con las actividades sociales.
Recién en febrero de 1907 la sociedad pudo reunir otra asamblea extraordinaria en la que el presidente, doctor Justo, comunicó que gracias a las gestiones realizadas por espacio de más de un año por el diputado Palacios, se había conseguido del Congreso la supresión de la patente. Desaparecido el obstáculo que impedía el funcionamiento de la sociedad, se renovaron el impulso y el empeño de los primeros momentos, resolviéndose gestionar la personería jurídica, al tiempo que se elegía un nuevo directorio.
Una vez superados los escollos iniciales y obtenida la personería jurídica gracias a las gestiones realizadas por el doctor Mario Bravo, El Hogar Obrero debe inscribirse y dar un domicilio comercial. Es entonces cuando se alquila una pieza escritorio de la casa ubicada en Perú 321, lugar donde más tarde llegaría a tener dos piezas.
Las actividades en este nuevo sitio comienzan el 5 de junio de 1907 teniendo como gerente y único empleado al contador Isaac Chertcoff, con una remuneración mensual de 150 pesos. Por el alquiler de la casa se pagaban 80 pesos, más 11 de luz y limpieza. Total de gastos: 241 pesos mensuales.

Viviendas, crédito y consumo
 
El primer préstamo hipotecario es otorgado en 1907; pocos años después ya se registraban 130 casitas construidas. Dentro de las obras realizadas, cabe destacar aquellas que responden a la iniciativa de la Cooperativa. Durante este período, la casa individual marca la pauta de construcción.
 
En 1907 se inicia la construcción de las cuatro primeras casas: 3 unidades de 3 ambientes y 1 unidad de 4 ambientes, en Escalada entre Rivadavia y Unión (actualmente, Ramón L. Falcón), Capital Federal.
 
info
 
En 1908 continúa el proceso de edificación en Ramos Mejía, con 5 unidades más, del mismo tipo.
 
En 1911 se inaugura el primer Barrio Obrero, también en Ramos Mejía, con 21 unidades tipo chalet, en 2 plantas de 3 ambientes.
 
empresa
 
Después de 1911, ingresa la vivienda colectiva -"modelo hoff europeo", según precisa la Arq. Renée Dunowicz1- como alternativa a las construcciones desarrolladas hasta el momento.
Para poder crecer aún más, se incorporan los ahorros de los asociados. Se alcanza, de este modo, un objetivo ideológico: ubicar los ahorros del pueblo en un proyecto para beneficio popular y sin fines de lucro ni criterio capitalista.
 
comercio              Argentina
 
En 1913 aparece la Primera Gran Vivienda Colectiva en Martín García y Bolívar, un edificio de siete plantas: sótano, planta baja, entrepiso y cuatro pisos altos, integrado por 32 departamentos de 2 y 3 ambientes. Con ella, se vislumbra una nueva orientación en la construcción que procura la reducción de los costos de la vivienda obrera, con lugares en común, y almacén en planta baja. Además, junto con la mencionada obra, la Cooperativa dio comienzo a su servicio de consumo que comprendía: distribución de alimentos, tienda, mercería, zapatería, librería, carbón y sastrería.
 
historia             industria
 
En 1914 se inauguran 6 casas individuales cerca de la estación de Turdera.
 
Cooperativa
 
Luego, en 1927, se estrena la Segunda Vivienda Colectiva en Cangallo 2070/8 (hoy, Perón 2070/2072/2074). Con una superficie de 1.700 mts2, cuenta con 24 departamentos de 4 ambientes en 3 plantas.
 
el hogar obrero
 
En 1932, se inaugura un complejo habitacional que se desarrollará en tres etapas. Integrado por la Tercera Vivienda Colectiva (1932), ubicada en Álvarez Thomas 1320-1330; la Cuarta Vivienda Colectiva (1940), en Giriborne 1325 y la Sexta Vivienda Colectiva (1944), en Elcano 3665, su superficie cubierta es de aproximadamente 13.000 mts2., cuenta con 187 departamentos y, además, con locales comerciales.
 
El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive
 
desarrollo             info
 
empresa             comercio
 
En 1938 se realiza una ampliación en la Primera Gran Vivienda Colectiva, incorporándose 15 departamentos y 2 casas individuales.
 
Argentina
 
En 1944 se finaliza la construcción de la Quinta Vivienda Colectiva, "Edificio Rochdale", ubicada en Owen 2931/7 y Rochdale 1134/38.
 
En 1945 concluye la edificación del Barrio Villa Lugano, en Larrazábal 3450. La superficie construida aproximada es de 3800 mts2, con 54 casas individuales tipo chalet y un centro comercial.
 
Una Nueva Vivienda Colectiva, el "Edificio Nicolás Repetto", aparece en 1955. Ubicada en Rivadavia 5108/26/32/34 y Rosario 607/11/19, y con una superficie de aproximadamente 26.156 mts2, consta de una torre de 22 pisos con 263 departamentos, y un centro comercial.
 
historia
 
Desde 1960, el Conjunto Habitacional es representativo de la decisión constructiva.
 
El Conjunto Villa del Parque, en Álvarez Jonte, Emilio Lamarca y Lascano, se inaugura por etapas entre 1962 y 1968. Con una superficie de aproximadamente 60.000 mts2, cuenta con 836 departamentos y un centro comercial.
 
industria
 
Un edificio se construye en 1969, en Av. Brasil 3023/25, con el nombre Edificio "Julio A. del Río", anunciando la tipología que seguiría en el siguiente período.
 
El Conjunto Habitacional Barrio Autopista, se inaugura entre 1968 y 1970. Ubicado en Autopista Ricchieri, Partido de La Matanza, tiene construidos aproximadamente 76.000 mts2 en 81 Ha. Incluye 9 edificios de 4 plantas, 4 torres de 12 pisos, 14 torres de 12 pisos, un total de 1032 departamentos, un centro comercial, jardín de infantes y una estación de servicios.
 
Cooperativa
 
el hogar obrero
 
Iniciada la experiencia comercializadora durante la década del 60, en la década del 70 se difundió la modalidad de autoservicio que con el tiempo dará lugar a los supermercados, cuyas técnicas operativas revolucionaron el sector comercial.
 
Entre 1970 y 1971, finaliza la obra, en Remedios de Escalada, de los edificios “Mario Bravo” -en Arrascaete y Melo, con 48 departamentos en 9 plantas-, y “Rómulo Bogliolo” -en Urquiza y M. Castro, con 112 departamentos-.
 
El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive             desarrollo
 
En la misma época, también se edifica un edificio en Ituzaingó (Ombú-Laprida-Videla y Trole), con 38 casas individuales. Y otro barrio en Adrogué, con 28 viviendas, denominado “Mariano Liberti”.
 
Desde 1970, son los Edificios, quienes mejor se adaptan a la conveniencia de vivienda y actividad de consumo de la Cooperativa.
Casi todas las obras (salvo un Barrio en Bella Vista, en Maestra Monzón-Tacuarí-O'Higgins, desarrollado en 1976), hasta 1989, son Edificios de Departamentos con Supermercado en Planta Baja: alrededor de 26 construcciones, la mayor parte en Capital Federal, y otros grandes centros urbanos en el Conurbano (Lanús, Quilmes, Avellaneda, entre otros), y uno en Rosario.
 
Algunos de los Edificios construidos por EHO, en Capital Federal, son:
 
    - Edificio "Manuel T. López", Humberto Primo 2318/2324/2326.
 
info
 
    - Edificio en Bolívar 1856a., 1971.
 
    - Edificio "Máximo Schulze", Estados Unidos 826/828/30, 1972.
 
empresa
 
    - Edificio "José Bogliolo", Mármol 838/840/842, 1971.
 
    - Edificio "Rochdale", Av. La Plata 541/543/551/555/557, 1973.
Actualmente, las oficinas de El Hogar Obrero, se encuentran  en este edificio.
 
comercio
 
    - Edificio en Nazca 1679/81/83, 1972/73.
 
    - Edificio "Arturo L. Ravina", Av. Independencia 456/66/72, 1977.
 
Argentina
 
    - Edificio "Bernardo B. Delom", Cullen 5085/87/89/91/93 esquina Av.Triunvirato, 1977.
 
    - Edificio en Teodoro García 2902/2906, esquina calle Conesa 780/9.
 
    - Edificio "Enrique Urbano Corona Martínez", Salta 1359/63/71/75, 1978.
 
    - Edificio "José Baliño González", Salta 2065/67/71,1978.
 
    - Edificio "Eugenio Lafón", Av. Corrientes 4340/42/46, 1978.
 
    - Edificio "Elisardo Besada", Helguera 3612 formando esquina a Navarro 3109-13-15, 1979.
 
    - Edificio "José Luis Pena", con frente a la calle Hidalgo 559/559a/561/561a/563/563a/ 565, 1979.
 
    - Edificio "Juan José Díaz Arana", Av. Rivadavia 9840/44/58/62 y Escalada 54, 1981.
 
    - Edificio en Cramer 2412, 1980.
 
    - Edificio "Marcelino Folgar", Dr. Gregorio Aráoz Alfaro (ex Roberto Arlt) 454, Capital Federal, 1982.
 
    - Edificio "Dr. Enrique Dickmann", Sanabria 3194 esq. Simbrón 4304/12, Capital Federal, 1981.
 
    - Edificio en Emilio Lamarca 3384/88 esquina Av. F. Beiró 3602, 1981.
 
    - Edificio "Ing. Andrés Justo", Avenida Estado de Israel 4344/46, Capital Federal, 1982.
 
    - Edificio "Luis Ponti", Don Bosco 3818/20, Capital Federal, 1982.
 
    - Edificio en Av. Rivadavia 6099/101/3/5/7, Capital Federal, 1985.
 
    - Edificio "Manuel Palacín", Av. San Pedrito 72/78/80/90/92, Capital Federal, 1989.
 
    - Edificio "Amadeo de Mattos", Guatemala 5630/32, Capital Federal, 1989.
 
A partir de los años '80, el crecimiento de los supermercados da un salto cuantitativo: en 1973 había 1.595 autoservicios y supermercados; en 1980, eran 4.031; y, en 1991, llegaban a 10.634.
Esta época es la de la gran expansión de El Hogar Obrero, que adoptó la nueva modalidad a través de los Supercoops.
 
Además de los edificios, acomodándose a las nuevas tendencias globales en comercialización, se incorpora en esta última etapa el Shopping Spinetto y se adquiere la mayor parte del paquete accionario del Abasto.

Marcas propias

historia
 
Pionera en la producción de artículos con su propia marca en la República Argentina, la Cooperativa El Hogar Obrero, en el marco del despliegue de la sección de consumo y siempre orientada por el principio de brindar el mejor servicio a sus asociados, inicialmente, importaba una variedad de productos para su posterior fraccionamiento, preparación y envasado con infraestructura de la Cooperativa y bajo el sello distintivo de sus propias marcas.
 
En un principio, las mercaderías adquiridas eran provistas por Cooperativas Mayoristas de diversas procedencias, tales como la Coop. por Mayor Inglesa (C.W.S.) y otras entidades de origen francés, alemán, belga, entre otros.
 
El producto final reunía, en este sentido, la pureza del origen y la máxima seguridad, higiene y el carácter genuino de los sucesivos procedimientos, así como también la garantía de precios accesibles.  
Luego, también afianzada en los mismos principios de pureza, seguridad, autenticidad, higiene y accesibilidad, la Cooperativa importaba directamente el producto final, siempre bajo el nombre de las marcas propiedad de EHO.
 
Pueden mencionarse, entonces, como representativos de una primera instancia de importación de mercaderías para su posterior procesamiento junto con la importación del producto final ya elaborado, el té Ceylán, el aceite de oliva puro refinado, el café mezcla, el vinagre y la yerba mate, todos ellos marca “El Hogar Obrero”; como así también el té Ceylán marca “Cooperativa”,  el té Ceylán y la yerba mate marca “H.O.”, y el café mezcla especial y el jabón inglés marca “Coop.”.
 
Por su parte, la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo Ltda. (FACC), en tanto entidad representativa del movimiento cooperativo de consumo en la República Argentina, se encargaba de la venta y distribución de algunos de los productos mencionados entre sus entidades asociadas.
Con el tiempo, algunos artículos importados fueron sustituidos por otros de origen nacional. Posteriormente, la Cooperativa diversificó  sus actividades, y la comercialización de productos importados y de origen nacional, bajo el sello de las mismas marcas, fue complementada con la fabricación de variedad de bienes mediante empresas industriales propiedad de EHO, tales como PENTA S.A., FRIDEVI S.A., HUINCA RENANCÓ S.A., MINGUILLÓN S.A., SAPRA S.A., CRAINSA S.A., ROCHDALE S.A., PROCECOOP S.A., LÁCTEOS DEL PLATA S.A., HASINDAL S.A., PROCESADORA RÍO NEGRO S.A., PLANTAS DE EMPAQUES DE FRUTAS, y empresas industriales de terceros.                    
 
 industria Cooperativa el hogar obrero  
 
La heterogeneidad de bienes ofrecidos al asociado puede vislumbrarse en los productos marca Coop que incluían desde líneas de artículos del hogar –como lavarropas, heladeras, cocinas, calefones, termotanques, planchas y calefactores fabricados por convenios realizados con distintas empresas industriales– hasta polenta, café, yerba mate, variedad de panificados, espinaca, fiambres, fideos, hamburguesas, leche, entre otros.
 
Resulta pertinente destacar, en este sentido, el alcance y la creciente presencia que tuvo la marca Coop. Propiedad de EHO en la República Argentina e internacionalmente reconocida, supo estar respaldada por la responsabilidad de las organizaciones cooperativas que produjeron, transformaron o envasaron artículos con su nombre; productos que sintetizaban la conjunción de buena calidad y precio justo. 


La Debacle

El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive

Como consecuencia del contexto hiperinflacionario que asoló a la Argentina a fines de la década del 80, El Hogar Obrero fue incrementando sus pasivos, financiándose principalmente con los depósitos a término de sus asociados. Para aquel entonces, el conjunto económico de la entidad pagaba mensualmente en el orden de U$S 5.000.000 en concepto de remuneraciones y cargas sociales.
Era realmente un gran emporio socioeconómico, financiado íntegramente con los ahorros de sus asociados, con las ventas de los productos y con la prestación de servicios ofrecidos por sus diferentes empresas.
Pero su gigantismo le impediría adecuarse con rapidez a las condiciones altamente dinámicas creadas por la hiperinflación y el contexto socio-económico. Por un lado, El Hogar Obrero debía lidiar con la inflexibilidad de la política laboral imperante en esas épocas, la falta de crédito comercial de sus proveedores a causa de la inflación, y principalmente por las altas tasas de interés que debía pagar a cambio de obtener un crédito del sistema bancario. Lamentablemente la Cooperativa no logró reducir a tiempo ni su inmovilismo financiero en bienes físicos, ni su excesivo nivel de gastos improductivos, particularmente en los sectores administrativo y de consumo.
Para mediados de 1989 la situación de la cooperativa era aún aceptable. Había quedado atrás la hiperinflación del gobierno radical y un informe interno daba cuenta de “una relativa normalización de precios y abastecimiento”. Por entonces El Hogar Obrero tenía invertidos en depósitos bancarios, con vencimiento a diciembre de ese año, unos 10 millones de dólares. Pero la situación del país volvió a empeorar rápidamente y a fines de 1989 el gobierno nacional, cuyo Ministro de Economía era el Dr. Erman González, decidió confiscar los depósitos bancarios a plazo fijo de los particulares, entregando a cambio los denominados "BONEX 89" a 10 años de plazo. Esto hizo que los depositantes de los bancos y entidades financieras vieran convertido su dinero en títulos, cuyo valor inicial de cotización era inferior al 30 por ciento. Por el contrario, la cooperativa efectuó el reembolso en efectivo a sus asociados del 100 por ciento del capital más sus intereses. El pánico ganó a los ahorristas y la mitad de ellos acudió a retirar sus depósitos.
El Hogar Obrero se encontró así sometido a una pronunciada iliquidez financiera originada por la excesiva extracción de fondos de sus depositantes y la confiscación por el gobierno de sus propios fondos depositados en los bancos. Sin embargo, la entidad decidió sacrificar su tenencia de 10 millones de dólares en BONEX, malvendiéndolos al 27 % para disponer de dinero efectivo y así satisfacer los apremiantes requerimientos de extracción de fondos exigidos por los depositantes de ahorro a término.
Como el Titanic, al que según los entendidos ni Dios podía hundir, la Cooperativa El Hogar Obrero aparentaba ser una institución a prueba de cualquier desastre. Con casi un siglo de historia, bastaba repasar sus números de finales de 1990 para ratificar ese pensamiento: contaba con 1.900.000 asociados, 220.000 ahorristas, facturaba bienes y servicios por 500 millones de dólares, ocupaba el sexto lugar en el ranking de las empresas de comercio y servicios después de cinco empresas públicas que luego fueron privatizadas (YPF, ENTEL, SEGBA, Gas del Estado y Ferrocarriles Argentinos), daba trabajo a más de 13.500 personas, tenía la mayor cadena de comercialización de productos para el consumo familiar (con más de 300 locales) y a través de sus propios recursos y con sus propios equipos técnicos, había construido directamente alrededor de 5.000 viviendas familiares y otorgado más de 35.000 créditos hipotecarios a sus asociados destinados a la construcción, refacción o compra de unidades de vivienda. Este era un inmenso emporio socioeconómico que atendía las necesidades de casi dos millones de asociados.

desarrollo

En este sentido, muchos de los proyectos emprendidos aparentaban una sobre expansión. Lo que estaba fallando era el terreno de sustentación de las actividades económicas en general, y por ello se presentaban como afectados en forma contundente y visible la cadena de supermercados Supercoop y, más acentuadamente, el "Centro Integral de Compras" (Shopping Center) articulado sobre las estructuras remozadas del ex mercado Spinetto.
Los proveedores se volvieron reticentes a seguir entregando mercancías ante la situación financiera de la Cooperativa. Las góndolas semivacías de los Supercoop eran un signo impactante de una crisis que, más allá de El Hogar Obrero, era reflejo de un fracaso general a nivel país.

info

La reestructuración del Mercado de Abasto para transformarlo en un centro cultural y comercial multifacético era otra de las iniciativas que se hallaba frenada y que muy difícilmente podría retomarse en el corto plazo.
La venta de los BONEX 89 no resultó suficiente y El Hogar Obrero decidió recurrir a un préstamo bancario. Así, a mediados de mayo de 1990, la entidad obtuvo el auxilio del Banco de la Nación Argentina contra la garantía hipotecaria de sus principales activos valuados en 75 MU$S. En número gruesos, EHO recibió del BNA aproximadamente 7,5 millones de dólares (MU$S) y logró devolver aproximadamente 3,2 MU$S en los meses subsiguientes.
Con las devaluaciones de fines de enero y principios de febrero de 1991 se entorpeció el abastecimiento de los locales, se creó una ola de rumores y nuevamente se produjo una fuerte demanda de reembolsos por parte de los asociados. En esos difíciles momentos, en los que estaban en juego la supervivencia de El Hogar Obrero y los depósitos de sus asociados, sus directivos gestionaron, ante las entidades bancarias y ante las autoridades económicas nacionales un préstamo puente de 20 millones de dólares que sería garantizado con importantes activos societarios, con el cual se pretendía regularizar toda la situación financiera. Mientras tanto, la entidad decidió posponer provisoriamente el retiro y recepción de depósitos por el término de 35 días, contados a partir del 25 de febrero de 1991. Más allá de esto, la suspensión no solucionaría el problema ya que los intentos de obtener un préstamo habían fracasado.
El Banco Central podría haber ayudado a la entidad, pero decidió dejarla caer pese al impacto que sufrirían sus 227.000 acreedores. El Ministro de Economía, Domingo Cavallo, tenía que dar una señal fuerte al mercado de que no habría una nueva expansión monetaria.

empresa

El flamante ministro se había instalado en el Palacio de Hacienda a fines de enero y rápidamente había impuesto el sistema de bandas cambiarias. Para que ese modelo funcionara, el Central tenía que mostrar fortaleza, de modo que el mercado no pudiera torcerle el brazo y así forzar devaluaciones, como en otras ocasiones.
Por entonces, los activos físicos de El Hogar Obrero eran de aproximadamente 550 millones de pesos y sus pasivos de corto plazo no superaban los 50 millones, suma equivalente al nivel mensual de ventas del conjunto de los locales de la cadena Supercoop.
 

Comentarios Destacados

gabifdb +17
Mis viejos perdieron los ahorros de media vida con el hogar obrero, una locura, el turco del o*to como le cago la vida a la gente.
gabifdb +1
@lucas_079 mis viejos no volvieron a ver un peso, sabes donde averiguar que pasa con ahorristas viejos? saludos!
lucas_079 +2
@gabifdb cuando los vea les pregunto. espero que se acuerden de algo jaja
gabifdb
@lucas_079 Muchas gracias!!

24 comentarios - El Hogar Obrero: Sus inicios y su declive

daniel_vodoo +2
El primer inmueble que compró mi viejo fue acá (Bº Autopista, Tapiales) sobre la AU Richieri . Por ahí en face hay un post de los que todavía viven en Tapiales . En esos pagos termine primaria e hice secundaria. Tierra de tenistas y futboleros ... Buen post, muchos recuerdos ... +10
AlexFierro +2
Lo que hicieron con el Hogar Obrero no tiene nombre. Gracias por la información y el post.
crispascua2387
Turbina: interesante post. Va a fav para leerlo tranka y
WorkingLince -9
que vuelvan lotz noventa, mi familia tze fue a uduguay, tze trajo tzapatillas y tenia como 1000 doladetz
AyaxMochila +2
Aca en bahia blanca (y la zona) esta la cooperativa obrera, son los mas grandísimos hijos de puta, chorros, mala leche de la historia, al ser una cooperativa están excentos de pagar impuestos sin embargo en sus supermercados vas a comprar y las cosas valen lo mismo o mas caro que en otros lugares, se aprovechan por que son un puto monopolio. ojala se vayan a la bancarrota lo antes posible
takeandshake +2
muy buen post loco.
Lo veia de chico al supercoop pero no tenia idea de lo que era.
Me entere de grande, pero no sabia que contruian. Si existiera una cooperativa asi en estos dias, con el problema habitacional que tenemos, seria una gran solución.
d1ego22
Excelente post, hay que divulgarlo!!! muchos recuerdos....+10
pablitene
Aguante el capitalismo, no me importa nada!!!!

Buen post (ni sueñes que sea top)
DrRocco +1
El supercoop de Temperley era super!!


abajo coto beneficiado por caballo y menem!
OtroOscar2
Menem lo Hizo !

No.... PARA !!

MENEM LO DES-HIZO !!!
gurubito +1
un emprendimiento socialista que se lo devoro la economia capitalista neocolonial, una lastima !
KhRyS_Nirvana
che, zarpada data , no sabia e la existencia del hogar obrero, ojala que vuelva algun movimiento asi le haria tanto bien a la clase trabajadora de buenos aires/arg
santiagop08
todo lo autenticamente nacional, no lo ''nacional'', empezo a derrumbarse en los ochenta para desaparecer en los noventa
DrBultor +1
Leiste los ultimos 4 parrafos? bueno, ese es el plan de gobierno de M&M de ser presidente... no digas que no estas advertido.
angelito247
yo trabajaba en seguridad en SAPRA la procesadora de pollos en Ezeiza que era del Hogar Obrero, igualito a los barrios que construyeron las viejas ladronas cómplices de cristina y los hermanitos parricidas
bocamaiden
Voten a Macri que sigue el modelo y la idea de Me*em y Cavallo y van a ver varios "Supercoop" mas caer...
PEZgordon515
Menem y Cavallo los mayores choros de los '90 vaciaron la patria. Deberían estar en cana de por vida. CHORROS !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!![/i][/u]
aohanessian
tremendo post capo ..mis mas calidas felicitaciones ...mas 10
aohanessian
Pensar que ha había gente que lo quiere votar todavía así pueden conseguir dólares baratos e irse a mía mi para comprarse las cosas por 24 mangos . ....manga de bananero .....y la industria argentina???...bien gracias...
Valeryc
+10 en donde vivo había un Supercoop y enfrente otro supermercado, creo se hacían competencia, yo me acuerdo era chica y el Supercoop no me gustaba ir porque era feo, una vez sortearon juguetes para el día del niño y mi hermano ganó algo.