epelpad

Cocinas integrales y ergonómicas

Cocinas integrales y ergonómicas

La variedad de modelos de cocinas integrales es tan amplia hoy en día que lo que se tiene son opciones para elegir la que mejor se adapte a nuestro gusto y necesidades. Antes de comprar, la principal tarea es estudiar la distribución, tomar medidas, seleccionar el equipamiento y considerar los puntos donde se pondrá iluminación. La ergonomía no viene solo de fábrica, nosotros también intervenimos en este proceso al considerar medidas y estudiar qué es lo que necesitamos para armar la cocina. Aun que un profesional te puede asesorar, siempre te preguntará qué es lo que tienes en mente y te podrá aconsejar sobre lo último en cocinas y decoración, sin embargo la última decisión es tuya.

Recuerda siempre que el secreto de ergonómica de las cocinas integrales es que éstas se adapten tí, pues la cocinas deben ser prácticas y cómodas para trabajar.

• La distribución.
El diseño lo es todo para la distribución ideal, siendo la planta de la estancia la que marque la ubicación de las distintas áreas de trabajo (preparación, cocción, y almacenaje) esto con el fin de que los desplazamientos sean lo más fluido y corto posible.

• Distancias.
Es preciso que cada una de las zonas esté separada del resto entre 1,20 a 2,10m. Asimismo, conviene trazar un triángulo imaginario entre ellas en el que no existan obstáculos que pueden llegar a entorpecer el tránsito.

• Medidas.
Es importante tener en cuenta que la cocina integral y ergonómica debe adaptarse siempre a la persona. La altura estándar de una encimera es de 86 cm, la profundidad mínima para que sea práctica es de 60 cm, la misma a la que deben situarse los armarios altos de la encimera. Si es necesario se pueden adaptar a la medida del o los usuarios s. La mayoría de los muebles bajos, permiten modificar la altura del módulo a la medida del usuario por medio de un práctico sistema de patas regulables.

• El plano de trabajo.
Las distintas labores de la cocina pueden requerir diferentes alturas del plano de trabajo para facilitar la ergonomía. La altura de la encimera, por ejemplo, puede definirse entre ésta y el codo flexionado, debe ser entre 15 cm y 25 cm, dependiendo del tipo de trabajo que debe realizarse. De igual modo, colocar un fregadero más alto o una placa vitrocerámica a menor altura puede suponer un gran descanso para la espalda. El grifo extensible facilita la limpieza de los rincones y la loza.

• Altura.
Emplazamiento para reducir el esfuerzo del usuario, el cual cada día es más frecuente en las cocinas.

• Que sean extraíbles.
Para evitar que el usuario usuarios se agache menos y adopte una posición incómoda. Para favorecer la ergonomía, nada mejor que recurrir a los módulos y cajones extraíbles, que permiten ver cómoda e íntegramente su contenido y optimizar su interior.

Toma en cuenta estos puntos para que tu cocina integral y los muebles para cocina y closets sean ergonómicos haciendo de este un lugar confortable y agradable en todo momento.

http://www.cocinasolimpic.com/

0 comentarios - Cocinas integrales y ergonómicas

Los comentarios se encuentran cerrados