epespad

Recordándote.

Recuerdo tu aroma, eso me embriaga, me obliga respirar;
vuelvo la mirada hacia aquellos lugares escondidos,
de pasión, de impulsos de aquellas almas jóvenes,
que preñaban el silencio con besos y mordidas.

Suspiro un perfume, dulce, sobrio, vivo y picante,
un olor que sacude mi alma, que fermenta;
son ecos de ternura añeja, de fantasías,
cuando la física y el arte se dibujan y hacen el amor.

De pronto callo, cierro los ojos, siento que lloro:
no consigo matar esas caricias de mi cuerpo, están aquí,
las siento en esta suavidad que intima a mi sexo,
es mas de lo que una realidad le hace al tiempo.

Hoy no existo, el recuerdo te extingue, el sinsabor mata;
me acostare en la sombra hasta que el insensible tiempo,
reviva mi alma con tu olvido y seas un bubónico recuerdo.

Recordarte es sublime, es descripción de lujuria,
es construir algo que parecía amor y tristeza.

Recordarte es callar y llorar por mil años,
es como lastimar un niño y besarle después,
es, abrazar el sufrimiento sólo para bien vivir.

No se si fuiste tu o tú amor o este vacío,
sólo se, que eres un mágico y diabólico recuerdo.

0 comentarios - Recordándote.