epelpad

Los cadáveres de corazón latiente

Los cadáveres de corazón latiente

La delgada línea que separa la vida de la muerte puede tornarse verdaderamente difusa, incluso si contemplamos sólo el aspecto biológico. El proceso de la muerte puede resultar en ocasiones complejo, y es extremadamente difícil determinar si se ha producido o no un deceso.

El primer concepto de “muerte clínica” implicaba que el corazón de la persona no latía al menos por dos minutos, y entonces podía considerársela fallecida. Sin embargo, la ciencia ha modificado por completo este paradigma.

Muerte

Actualmente, un cuerpo puede no descomponerse, tener un corazón que late, heridas que sanan y capacidad para digerir alimentos; y sin embargo estar muerto, de acuerdo a la mayoría de las definiciones legales y médicas.

Es el caso de los cadáveres con corazones que laten: personas con un cerebro que ya no registra actividad, pero funciones corporales intactas. Algunos cuerpos pueden sobrevivir más de una semana luego de declararse la muerte cerebral. Incluso en ocasiones, los corazones siguieron latiendo y los órganos funcionando por más de 14 años.

corazon

Hoy, los cadáveres de corazón latiente han generado una curiosa especialidad médica, que consiste en hacer creer a esos cuerpos que continúan vivos, con el único objetivo de conservar los órganos en las mejores condiciones posibles para su trasplante a un paciente en lista de espera.

el corazon

El morir no consiste en un único acto, sino en el cese de un conjunto de procesos: varias pequeñas muertes concatenadas, (o no). La falta de latidos, la muerte cerebral, la pérdida de la personalidad, la capacidad de generar pensamientos conscientes, de respirar en forma independiente, entre otros factores; elegir cuál de ellos representa la muerte definitiva puede resultar una cuestión más bien filosófica o religiosa. Luego de miles de años, continuamos buscando una respuesta.

0 comentarios - Los cadáveres de corazón latiente